Cómo desarrollar una actitud profesional

La mayoría de las personas modifican su forma de comportarse, también conocida como actitud, para adaptarse a la situación en la que se encuentran, ya sea personal o profesional. Por ejemplo, puedes comportarte de forma diferente con tu jefe que con tu hermano. Tener la actitud profesional adecuada puede permitirte maximizar tus contactos profesionales y causar una impresión positiva en el trabajo.

En este artículo, explicamos qué es una actitud profesional, describimos cómo desarrollar una actitud profesional y ofrecemos consejos para mejorar tu actitud profesional.

10 consejos para mantener una actitud positiva

¿Qué es una actitud profesional?

La actitud profesional de una persona es la forma en que se comporta en un entorno profesional. Las actitudes personales y profesionales se evalúan con el término «actitud». Una actitud profesional suele ser más formal que una personal en cuanto a apariencia, comportamiento e interacción. Una actitud profesional suele desarrollarse y modificarse para adaptarse al entorno, al lugar de trabajo o al grupo de personas con las que se interactúa, mientras que una actitud personal suele ser más natural.

Relacionado: 10 formas de tener una actitud más positiva en el trabajo

Cómo desarrollar una actitud profesional

Si quieres desarrollar tu propia actitud profesional para el trabajo u otros entornos profesionales, utiliza estos pasos como ayuda:

1. Actualice su vestuario

Una de las primeras cosas que puede hacer para mejorar su actitud profesional es invertir en un vestuario profesional. «La ropa profesional» puede variar drásticamente según el sector en el que trabaje y el código de vestimenta específico de su empresa. Si trabajas en un entorno formal, como un bufete de abogados, probablemente lo más apropiado sean los trajes o prendas equivalentes. Si trabajas en un lugar de trabajo informal o en un puesto de trabajo intensivo en el que necesitas libertad de movimientos y tejidos de protección, asegúrate de que la ropa que llevas está limpia y no tiene desperfectos, al tiempo que satisface las necesidades de tu trabajo.

2. Utilizar un discurso formal

En la mayoría de los lugares de trabajo, hablar de manera más formal de lo que lo haría con amigos y familiares es una de las mejores maneras de establecer su actitud profesional. Puede aumentar la profesionalidad de su discurso si:

  • Utilizar una gramática adecuada.
  • Evitar la jerga y las palabras malsonantes
  • Hablar de temas relacionados con el trabajo en lugar de temas personales.
  • Utilizar con regularidad gentilezas como «por favor» y «gracias» tanto con los compañeros como con los clientes.

3. Centrarse en el trabajo

Cuando estés en el trabajo, céntrate en él. Dedícate a tus tareas laborales y a ayudar a los demás miembros de tu equipo o departamento a cumplir sus objetivos. Mantén tu zona de trabajo limpia y ordenada y asegúrate de cumplir los plazos. Demostrar que tu trabajo es tu máxima prioridad mientras estás en el trabajo es una forma fantástica de desarrollar tu actitud profesional y construir tu reputación profesional.

4. Estar preparado

Acude preparado al trabajo o a otros compromisos profesionales. Dependiendo de tu función o de las expectativas del evento, esto probablemente signifique llevar un cuaderno y un bolígrafo como mínimo o tu portátil o tableta si necesitas más recursos. Con un pequeño conjunto de herramientas, puedes tomar notas, compartir ideas o producir ejemplos cuando sea necesario.

5. Toma la iniciativa

Tomar la iniciativa en el trabajo puede ayudar a establecer su actitud profesional. Pregunte a sus supervisores de qué manera puede ayudar a sus colegas o por tareas adicionales si termina su trabajo antes de tiempo. Busque oportunidades de desarrollo profesional y pida a sus supervisores formación adicional.

6. Pida que le den su opinión

Busca la opinión de tus supervisores y compañeros sobre tu rendimiento laboral y tu comportamiento profesional. Acepte los comentarios y utilícelos para mejorar su productividad y sus habilidades y para mejorar su comportamiento profesional en los entornos laborales.

7. Demostrar gratitud

Demuestra con tu actitud y tus acciones que estás contento de tener tu trabajo y que aprecias a tus compañeros. La gratitud es una gran herramienta para establecer una actitud profesional positiva.

Relacionado: 15 Características de los profesionales

Rasgos comunes asociados a una actitud profesional

Una actitud profesional es un conjunto de rasgos y elecciones. Revisa los rasgos comunes asociados a las personas profesionales:

  • Honestidad: Parte del mantenimiento de una actitud profesional es permanecer transparente y honesto en todo momento.
  • Respeto: Los profesionales reflexivos respetan a todos los miembros de su equipo y respetan a sus clientes.
  • Comunicación: Mantener una comunicación abierta y clara es un componente vital de una actitud profesional.
  • Integridad: La actitud profesional suele ir asociada a la integridad, haciendo lo correcto siempre que sea posible.
  • Atención: Tener una actitud profesional significa preocuparse por tu trabajo, tu empresa y tus compañeros.
  • Responsabilidad: Las personas con una actitud profesional se hacen responsables de sus errores o pasos en falso.
  • Compromiso: Una actitud profesional significa un compromiso con tu trabajo y tu desarrollo profesional.

Relacionado: 12 Cualidades profesionales importantes a desarrollar

Consejos para mejorar su actitud profesional

Utiliza estos consejos para mejorar tu actitud profesional mientras estás en la oficina o representando a tu empresa en un entorno profesional:

Conozca su lugar de trabajo

Cuando se trata de la cultura de la empresa, usted es quien mejor conoce su lugar de trabajo. Algunas organizaciones son más conservadoras en su estilo de vestir y prefieren que los empleados con tatuajes o piercings los cubran, mientras que otras empresas apoyan las modificaciones corporales de sus empleados. Siga las normas establecidas por su lugar de trabajo y, en caso de duda, hable con su jefe o representante de recursos humanos sobre las expectativas de apariencia.

Actúe como un líder

Aunque no tenga un papel de liderazgo, es probable que alguien de su equipo o de su departamento le pida consejo. Actúa como un líder en todo momento manteniendo la calma, la reflexión y la concentración en el trabajo. Además, actuar como un líder puede ayudar a tu supervisor a ver que eres un buen candidato para ascender a un puesto de liderazgo formal.

Gestione cualquier conflicto

El conflicto es una parte normal y saludable de cualquier relación, incluidas las relaciones profesionales entre colegas. Sin embargo, la forma de gestionar los conflictos puede tener un gran impacto en la forma en que se le percibe profesionalmente y en su capacidad para completar sus tareas. Aprenda a gestionar los conflictos de forma eficaz y respetuosa.

Ser fiable

Los profesionales son de confianza. Demuestra que eres un empleado fiable llegando al trabajo un poco antes todos los días, solicitando tiempo libre con antelación y cumpliendo regularmente tus plazos.

Considera tus respuestas

Muchas personas se comunican con sus colegas y clientes a través de distintas plataformas, como el correo electrónico, los mensajes de texto y las llamadas telefónicas. Aunque deberías esforzarte por responder a las consultas en un plazo de 24 horas, tómate el tiempo necesario para considerar y redactar cuidadosamente tu respuesta antes de enviarla. Así te asegurarás de que tu mensaje sea claro, con tacto y sin errores gramaticales.

Satisfacer tus necesidades corporativas

Come con regularidad y levántate del escritorio para estirar las piernas. Cuando cuidas tu cuerpo, puedes permanecer concentrado en tu trabajo y mantener una actitud positiva.