Cómo volver a la escuela como un adulto

Cuando la vida te lanza una bola curva, es posible que quieras cambiar de carrera, aumentar tus conocimientos o volver a matricularte en la universidad. Puedes elegir entre una serie de programas de educación en línea y adaptables para continuar tu educación. Sin embargo, cuando vas a la escuela como adulto o como «estudiante no tradicional», debes tener el compromiso adecuado y un plan detallado.

En este artículo, repasamos las razones más comunes por las que puede volver a estudiar, los pasos a seguir y los consejos para que su regreso sea un éxito.

¿Por qué debería considerar la posibilidad de volver a la escuela?

Las siguientes razones pueden impulsar el regreso a la escuela:

  • Para obtener un título que te ayude a ascender en tu actual trabajo o carrera
  • Para obtener una formación específica en un área relacionada con sus responsabilidades laborales actuales
  • Para obtener la educación o formación necesaria para hacer un cambio de carrera
  • Para cursar estudios que no estaban disponibles mientras estabas estudiando 
  • Para aprender algo que te apasiona, aunque no esté relacionado con tu carrera
  • Para prepararse para un nuevo papel en su organización

Relacionado: La guía para la búsqueda de empleo de los recién licenciados’.

Cómo volver a la escuela

Si usted está planeando volver a la escuela, considere los siguientes pasos:

  1. Identifica tus razones para volver a estudiar.
  2. Gestione su tiempo de forma eficaz.
  3. Determine el programa adecuado para sus necesidades.
  4. Decidir cuándo incorporarse.
  5. Elabora un plan para financiar tu formación.

1. Identifica tus razones para volver a estudiar

La vuelta a los estudios en la edad adulta suele requerir encontrar un equilibrio factible entre los estudios, el trabajo y la vida personal. Para asegurarse de que completa su educación con éxito, es importante desarrollar un plan práctico, teniendo en cuenta sus objetivos finales. En la medida de lo posible, establece plazos e hitos específicos para asegurarte de que alcanzas tus objetivos en el momento oportuno.

Tu decisión de volver a estudiar también conlleva algunas ventajas y sacrificios. Por ejemplo, puedes esperar una carrera más lucrativa y mejores perspectivas de trabajo, pero el proceso puede requerir que dejes temporalmente tu trabajo o que reduzcas tus horas. Asegúrate de considerar todos los aspectos de tu decisión y crea un plan que te ayude a garantizar que alcanzas tus objetivos a tiempo. Por ejemplo, puedes crear objetivos SMART para asegurarte de que los hitos que estableces son adecuados y manejables.

Relacionado: Objetivos SMART: Definición y ejemplos

2. Gestiona tu tiempo de forma eficaz

Si vuelves a estudiar, tendrás que invertir una cantidad importante de tiempo en tu formación. Considera de antemano todos los aspectos de un programa. Utiliza herramientas de gestión del tiempo como calendarios, hojas de seguimiento y recordatorios automáticos.

Apuntarse a un programa a tiempo completo te permite completarlo más rápidamente, pero optar por una matrícula a tiempo parcial puede facilitarte seguir ganando dinero mientras estudias. Considera el compromiso de tiempo y la carga de trabajo antes de determinar qué modalidad de enseñanza prefieres, teniendo en cuenta las exigencias actuales de tu vida personal.

Relacionado: Habilidades de gestión del tiempo: Definición y ejemplos

3. Determine el programa adecuado para sus necesidades

Las certificaciones profesionales te capacitan para puestos específicos en áreas técnicas, médicas y otras especializadas, especialmente las que requieren una licencia. Puede considerar la posibilidad de obtener una certificación en una subespecialidad de su campo, lo que podría mejorar sus oportunidades de empleo. Sin embargo, las certificaciones tienen criterios más estrictos y exigen un mayor compromiso que los programas de grado, que suelen impartir una formación más amplia sobre un trabajo o tema específico. Los títulos de grado se centran más en el trabajo y suelen durar unos dos años, mientras que los de licenciatura tienen un enfoque más amplio y duran unos cuatro años.

Las clases en línea te permiten obtener un título mientras continúas con un trabajo a tiempo completo, ya que no tienes que desplazarte a las clases. Los programas en el campus requieren que asistas a las clases físicamente, pero pueden proporcionar un mejor entorno de aprendizaje dependiendo de tu estilo de aprendizaje. Muchas escuelas también ofrecen un programa híbrido que incorpora los beneficios de los modos de instrucción en línea y en el campus.

4. Decidir cuándo incorporarse

No existe un momento adecuado aplicable a todo el mundo. Por el contrario, el momento adecuado para volver a estudiar depende de sus circunstancias personales. Sin embargo, hay dos factores importantes a tener en cuenta

  • Cuando comienzan las clases
  • Cómo pagarás tu educación

Una vez que hayas decidido ampliar tu formación, busca el programa educativo y la escuela que mejor se adapte a tu propósito. Investiga sobre la utilidad y la reputación del programa al que piensas apuntarte. Comprueba el historial de la escuela y de sus ex alumnos para hacerte una mejor idea de lo que recibirás por tu tiempo y dinero.

5. Elabore un plan para financiar su formación

Calcula el coste total de tu educación y averigua los medios para pagar las tasas de matrícula, los libros, los viajes y otros gastos. Dependiendo de la duración y el tipo de su formación continua, puede que le convenga buscar medios externos para financiarla. Por ejemplo, puedes pedir a tu empresa que patrocine tus estudios, solicitar un préstamo bancario o pedir una beca. Esto puede ayudarte a elaborar un plan de pagos viable mientras prosigues tu formación adicional.

Relacionado: ¿Qué es el trabajo-estudio y cómo puede beneficiarte?

Consejos para volver a estudiar

Estos son algunos consejos adicionales para tener en cuenta a la hora de volver a estudiar.

Investiga tu colegio

Investiga qué escuelas ofrecen programas en el campo que deseas y visita el sitio web de cada una de ellas para obtener más información sobre los cursos que ofrecen. Asegúrate de que conoces el proceso de admisión antes de presentar la solicitud. Reúne los certificados previos y los documentos justificativos necesarios para solicitar la admisión.

Compruebe los criterios de admisión requeridos

Es posible que tenga que presentarse a una prueba, evaluación o valoración para poder ser admitido. También es posible que tenga que pagar una tasa de solicitud.

Hacer arreglos financieros

Solicitar un préstamo educativo, una beca, un patrocinio o una subvención financiera si es necesario.

Inscríbase en las clases elegidas y obtenga el material del curso

Una vez que hayas conseguido la admisión, elige la modalidad que prefieras para realizar los cursos que hayas elegido. Es posible que tengas que pagar tasas adicionales por asistir a las clases en persona, como los pases de aparcamiento en el campus. Tanto si asiste a las clases en persona como si estudia por su cuenta, necesitará el material del curso para preparar los exámenes. Puede tomar prestados algunos libros de la biblioteca y comprar otros en el mercado.

Volver a estudiar puede aumentar tu potencial de ingresos y darte la satisfacción de perseguir tu pasión. Con un poco de investigación y planificación, puedes elegir el programa y la escuela adecuados para avanzar en tu carrera.