15 reglas para las amistades en el trabajo

Si tiene un trabajo a tiempo completo, es probable que pase la mayor parte de sus horas de vigilia con sus compañeros de trabajo. También es probable que desarrolle una amistad con al menos algunos de ellos. Esto es bueno tanto para tu disfrute en el trabajo como para tu salud mental, pero hay reglas para las amistades en el trabajo que debes tener en cuenta. En este artículo, veremos algunas de esas reglas y por qué son importantes.

¿Por qué es importante tener reglas para las amistades en el trabajo?

Relacionado: La guía definitiva para la conciliación de la vida laboral y familiar

Las amistades en el lugar de trabajo pueden tener un impacto positivo tanto en tu bienestar personal como en tu carrera. Teniendo esto en cuenta, hay buenas razones por las que hay que gestionar con cuidado las amistades en el trabajo, entre otras:

  • Mantener los límites adecuados: Es más probable que digas cosas a tus amigos que no dirías a otro compañero de trabajo. Las normas le ayudan a gestionar sus conversaciones con los amigos para asegurarse de que habla positivamente de los demás y mantiene la discreción adecuada con la información confidencial.
  • Ser considerado con los demás: Es natural que quiera asociarse con sus amigos en los proyectos con más frecuencia que con otras personas de su equipo. Tener reglas te ayuda a gestionar tu tiempo con tus amigos y tus compañeros de trabajo y a mantener buenas relaciones con todos.
  • Mantener un buen ambiente en la oficina: Las amistades a veces pueden ser un reto. Las reglas para las amistades en el trabajo te ayudan a mantener relaciones cordiales y a mantener una actitud profesional en la oficina durante esos momentos.

15 reglas a seguir para las amistades en el trabajo

Las siguientes reglas pueden ayudarle a disfrutar de las amistades en el lugar de trabajo y a evitar muchos de los riesgos inherentes.

1. Muestra respeto cuando tu amigo es también tu jefe

Tener una buena relación con tu jefe puede contribuir a que tu lugar de trabajo sea un entorno agradable. No obstante, asegúrate de respetar la distinción entre empleado y empleador. Limita tu conversación a las cosas de las que tu jefe no tendría que informar. Además, mantén el respeto por tu jefe, especialmente durante las horas de oficina.

2. Vigilar el reloj

Uno de los aspectos más agradables de tener amigos en el trabajo es poder pasar unos minutos o una pausa para comer hablando de otras cosas. Sin embargo, es fácil dejar que esas conversaciones se alarguen demasiado y que te resten tiempo de trabajo. Vigila el reloj y respeta el hecho de que tanto tú como tus amigos tenéis trabajo que hacer. Si eres un directivo, tampoco quieres que parezca que estás mostrando favoritismo hacia uno o dos empleados por pasar más tiempo con ellos.

Relacionado: La guía definitiva de la profesionalidad

3. Sea reflexivo

A la hora de cultivar las amistades en el trabajo, tenga en cuenta los gustos y preferencias de sus amigos. Elige un lugar para comer que tenga en cuenta sus gustos o restricciones alimentarias. Si planeas una actividad después del trabajo, ten en cuenta las responsabilidades familiares o de otro tipo que puedan tener. Es saludable tener amigos con intereses diversos, así que asegúrate de tenerlos en cuenta.

4. Ser inclusivo

Es posible que desarrolles una amistad más estrecha con algunos compañeros de trabajo que con otros. Puede que haya compañeros de trabajo a los que apenas conozcas. Eso no tiene nada de malo, pero asegúrate de que tus amistades no influyan en tus decisiones laborales. Procure trabajar con personas que no conoce tan bien e incluya a otros compañeros en sus conversaciones. Esto no sólo les ayuda a sentirse parte del equipo, sino que significa que tendrás ideas y opiniones diversas.

Además, considere la posibilidad de invitar a personas ajenas a su grupo de amigos a comer y a otros eventos sociales. Esto le ayudará a establecer relaciones con otros miembros de su equipo y a evitar la percepción de que sólo hace cosas con sus amigos.

5. Mantenga una conversación positiva

Hable siempre de forma positiva de sus compañeros y evite los comentarios negativos, sobre todo en el trabajo. Esto es aún más importante entre tus amigos del trabajo, donde las conversaciones pueden ser más relajadas y puedes ser menos precavido con las cosas que dices. Si tienes un problema con un compañero de trabajo, háblalo con él en persona, y anima a tus amigos a hacer lo mismo.

6. Trate a todos los miembros de su equipo por igual

Tanto si eres el director de un equipo como uno de sus miembros, asegúrate de prestar atención a cada persona del equipo, no sólo a tus amigos. Haz que los demás compartan sus puntos de vista. Escuche a cada uno de ellos tanto como a sus amigos.

7. Sea usted mismo

Si todavía estás intentando hacer amigos en el trabajo, puede que sientas la necesidad de cambiar tu forma de hablar y de comportarte para encajar en la cultura de la empresa. Al final, es mejor ser tú mismo y dejar que la gente te conozca por lo que eres. Esto te permite desarrollar relaciones más honestas, en las que te comportas de la misma manera tanto en el trabajo como fuera de la oficina. Además, establecerás una relación de confianza entre tú y tus amigos, lo que es importante tanto a nivel profesional como personal.

Relacionado: Cómo hacer amigos en el trabajo: 15 ideas que funcionan

8. No se olvide de ser amigo

Mantén una relación profesional con tus amigos del trabajo mientras estés en la oficina. Esto significa que puedes continuar tu relación de amistad cuando la jornada laboral haya terminado, planificando actividades no relacionadas con el trabajo.

A fin de cuentas, recuerde que tiene que colaborar. Tenga cuidado de que todo lo que pueda decir o hacer cuando esté en un ambiente más relajado favorezca sus relaciones laborales o el ambiente de la oficina al día siguiente.

9. Ser paciente

A veces, las amistades en el trabajo se forman rápidamente. Se conoce a un nuevo compañero de trabajo y se descubre que se comparten intereses, un sentido del humor similar o amigos comunes. Más a menudo, se necesita tiempo para conocer a la gente y formar amistades. Es bueno que tus compañeros vean tu profesionalidad constante en el trabajo durante un periodo de tiempo antes de que vean el lado más relajado de tu personalidad. Si te tomas el tiempo necesario para entablar amistades, la gente entenderá mejor quién eres.

Relacionado: Relacionado: 5 consejos para establecer relaciones en el trabajo

10. Estar disponible

Si llevas más de unos meses en tu lugar de trabajo y todavía no has conseguido hacer amigos, puede que haya cosas que tengas que hacer. Si te pasas la mayor parte del día en tu escritorio con los auriculares puestos, quizá puedas tomarte periódicamente un café con un compañero de trabajo. Procure asistir a eventos sociales relacionados con el trabajo o aceptar invitaciones a comer. Además, asegúrate de que tu actitud hacia tus compañeros de trabajo es abierta y amistosa para que entiendan que estás dispuesto a establecer amistades.

11. Distinga entre los negocios y lo personal

Como norma general, deja el trabajo en la oficina y aprovecha el tiempo fuera del horario de trabajo para hablar de otras cosas. Esto te ayuda a evitar los cotilleos y puede hacer que el tiempo que pases con tus amigos sea más relajado y agradable. Hay excepciones, por ejemplo, si tu amigo del trabajo está pasando por un momento difícil en el trabajo y necesita tu consejo o asesoramiento. Puede ser mejor concertar una hora para hablar después de las horas de trabajo en lugar de pasar el tiempo durante la jornada laboral.

12. Hablar de los problemas

Es inevitable que surjan conflictos en el trabajo, incluso con los amigos. Cuando esto ocurra, es importante que discutáis estos temas e intentéis resolverlos. Aunque los conflictos pueden dañar las amistades y provocar tensiones en el trabajo, también pueden ser una forma de crear entendimiento y mejorar las ideas y los procesos. En lugar de ignorar los problemas, gestionar los conflictos con tus amigos del trabajo puede crear amistades más fuertes y un mejor ambiente de trabajo.

13. Seguir siempre las normas

Es comprensible que confíes en tus amigos del trabajo y quizás hagas concesiones o seas más indulgente con ellos de lo que las reglas normalmente permitirían. Sin embargo, si sigue siempre las normas, puede evitar la percepción de favoritismo entre sus compañeros de trabajo. Seguir las reglas también asegura que tú y tus amigos mantengan una buena reputación con tus jefes.

14. Recuerde sus propios logros

Uno de los aspectos positivos de las amistades en la oficina es el hecho de que uno se preocupa por el éxito de sus amigos y puede celebrar con ellos sus logros. Sin embargo, es importante que no descuides tu propia carrera mientras ayudas a tus amigos con la suya. Puedes ser un jugador de equipo y un buen amigo a la vez que destacas por tu cuenta.

15. Comuníquese con cuidado

Es bueno tener amistades en la oficina en las que te sientas cómodo para hablar de tu vida y de tus retos tanto personales como laborales. Sin embargo, ten cuidado de no compartir información con tus amigos del trabajo que pueda causarles conflictos. Por ejemplo, puedes hablar adecuadamente de tu familia, tus aficiones y otros intereses con tus amigos del trabajo.

Te recomendamos

Cómo responder a las críticas de los clientes

8 estrategias para comer más sano en el trabajo

6 Fortalezas de enfermería para destacar durante la búsqueda de empleo

FAQ: ¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN EL TRABAJO? ¿Qué son los medios digitales?

GPU vs. CPU: ¿Cuál es la diferencia? (y otras preguntas frecuentes)

Cómo renunciar a tu trabajo en 10 pasos