La Guía Completa para el Análisis de la Ruta Crítica

Los gestores de proyectos suelen emplear el análisis del camino crítico para planificar y ejecutar grandes proyectos. El análisis del camino crítico permite a los grupos planificar y supervisar los proyectos identificando sus tareas, costes y plazos. Si usted está trabajando en un proyecto, el análisis del camino crítico puede ayudarle a comprender la importancia de sus responsabilidades y a completarlas adecuadamente.

En este artículo, describimos cómo funciona el análisis del camino crítico y cómo utilizar sus resultados.

¿Cómo funciona el análisis del camino crítico?

Los gestores de proyectos pueden determinar la importancia y la secuencia de las tareas del proyecto mediante un análisis del camino crítico.

  • La duración mínima del proyecto
  • Las tareas más importantes
  • Las tareas menos importantes
  • El tiempo y los recursos que requiere cada actividad

El objetivo del gestor es terminar el proyecto lo antes posible sin dejar de producir un trabajo de calidad. El análisis del camino crítico le permite hacerlo identificando qué actividades son más críticas y requieren más tiempo y atención.

Los empleados deben realizar cada paso en el orden correcto para completar el proyecto con éxito. Por ejemplo, para construir una casa, hay que poner los cimientos antes de construir las paredes, y hay que construir las paredes antes de añadir el tejado.

Relacionado: ¿Qué es el análisis del camino crítico?

Partes de un análisis de vías críticas

Un análisis del camino crítico incluye seis partes diseñadas para dividir un proyecto en múltiples tareas, determinar la duración de cada una y organizarlas en un cuadro fácil de seguir. A continuación se explica en qué consiste cada parte:

Enumerar todas las actividades

Cada paso o tarea en un análisis del camino crítico se considera una «actividad». Forme una lista o tabla de las principales actividades de un proyecto para crear su «estructura de desglose del trabajo». Debajo de cada tarea clave de la lista, puede haber subtareas.

Determinar la secuencia de actividades

Identifique qué tareas dependen de la finalización de otra' antes de que puedan comenzar. Para cada actividad de su lista, pregúntese:

  • ¿Qué actividad debe ocurrir antes que ésta?
  • ¿Qué actividades puedo completar al mismo tiempo que ésta?
  • ¿Qué actividad debe realizarse inmediatamente después de ésta?

Cada tarea es «dependiente», lo que significa que sólo puede comenzar una vez que se ha completado otra tarea, o «concurrente», lo que significa que puede hacerse al mismo tiempo («paralelo») que otras tareas. Organice las tareas dependientes en grupos o columnas según su secuencia en el proyecto. Esta es su secuencia de actividades, que le ayuda a determinar la ruta crítica del proyecto— la cantidad mínima de tiempo que tarda en completarse.

Estimar la duración

Determine ahora, basándose en los cálculos y en la experiencia previa, el tiempo que tarda en completarse cada actividad. Para cada tarea, estime su:

  • A: La duración más corta posible, también conocida como el mejor de los casos
  • B: Duración más probable
  • C: La mayor duración posible, también conocida como el peor escenario posible

A continuación, coloque estos valores en la siguiente ecuación para obtener la duración estimada de cada actividad, o «media ponderada»:

[A + (4 x B) + C] / 6 = Duración estimada

Ponga el número resultante junto a cada actividad.

Dibujar un diagrama

Cree un gráfico de análisis del camino crítico, también conocido como diagrama de red, que ilustre la secuencia de actividades del proyecto y su dependencia mutua. Los dos tipos de gráficos más comunes para este diagrama son:

  • El diagrama de Gantt, un gráfico de barras horizontales que muestra el cronograma del proyecto en la parte superior y enumera debajo cada tarea y su duración en el lugar apropiado de ese cronograma.
  • El gráfico PERT (técnica de evaluación y revisión de programas), un gráfico en el que se coloca cada actividad en su propia caja o círculo y se conectan esas tareas con flechas en función de sus dependencias.

Cada diagrama le permite visualizar fácilmente la secuencia del proyecto y las tareas paralelas. Puede dibujar su diagrama a mano o introducir la información en un programa informático que cree el diagrama por usted.

Relacionado: Cómo hacer un diagrama de Gantt en 5 minutos o menos

Identificar la ruta crítica

La ruta crítica es el camino más largo a través del diagrama de su proyecto. Representa el tiempo más corto para completar el proyecto.

Para determinar el camino crítico utilizando un gráfico PERT, anote cuántos caminos puede tomar para llegar desde el inicio del proyecto hasta el final. Para cada camino, sume la duración de cada actividad para obtener la duración total. El camino con la mayor duración es el camino crítico.

Si utilizas un programa informático para crear un diagrama de Gantt, ajusta la vista en su configuración para que muestre la ruta crítica. El programa resalta las actividades del camino crítico, lo que facilita su visualización y comprensión.

Relacionado: Gestión de proyectos de ruta crítica: Definición y ejemplos

5. Seguir el progreso y hacer cambios

Utilice su gráfico de análisis de la ruta crítica para supervisar el progreso del proyecto y realizar cambios a medida que se produzcan. A medida que vaya terminando cada actividad, actualice el diagrama con su tiempo de finalización para obtener una ruta crítica más precisa. Esta información le muestra dónde está haciendo un excelente progreso y dónde está experimentando contratiempos. El tiempo de duración del proyecto se ajusta en consecuencia.

Si determinas que necesitas acortar ciertas tareas para cumplir el plazo de tu proyecto, sigue uno de estos pasos:

  • El seguimiento rápido: Decide qué tareas secuenciales pueden convertirse en paralelas. Realízalas al mismo tiempo en lugar de en un orden determinado.
  • Choque: Añade más recursos (por ejemplo, personas, dinero) a las actividades para que tu equipo pueda completarlas en el menor tiempo posible.

Al supervisar el progreso de su proyecto, es posible que tenga que cambiar las horas de inicio y finalización de las actividades debido a las limitaciones de recursos. Por ejemplo, puede encontrar retrasos si un recurso necesario no está disponible en el momento en que lo necesita para una actividad del proyecto. El ajuste de las duraciones en función de la oferta y la demanda de recursos se denomina nivelación de recursos.

Si descubres que necesitas redistribuir o conservar recursos en algún momento del proyecto, calcula la «flotación», que es el tiempo que puedes retrasar una tarea sin retrasar el proyecto. Ponga en pausa las actividades que pueda dejar en suspenso hasta que disponga de los recursos necesarios para retomarlas.

Relacionado: Guía completa de gestión de proyectos

Cómo utilizar los resultados del análisis del camino crítico

Los directores de proyecto y los miembros del equipo pueden utilizar los resultados del análisis de la vía crítica para

  1. Programar los proyectos: Prepare un calendario realista para completar un proyecto basado en la duración mínima, prevista y máxima de cada tarea.
  2. Presupuesto: Determina los recursos necesarios para completar el proyecto a tiempo.
  3. Establezca prioridades: Un análisis del camino crítico identifica las tareas más importantes de un proyecto. Son las actividades a las que los gestores de proyectos deben prestar más atención, ya que si empiezan o terminan más tarde de lo previsto, afectan a todo el proyecto. También son las actividades que el equipo debe completar antes de comenzar las tareas no críticas.
  4. Evitar los retrasos: Evita los contratiempos y las interrupciones siguiendo una ruta crítica que priorice la secuencia de actividades más importante. Seguir esta secuencia ayuda a mantener el calendario y reduce las incertidumbres.
  5. Mantenerse organizado: Cuando se trabaja en un proyecto complejo, el análisis del camino crítico puede ayudarle a organizar cada tarea en pasos y secuencias claras. Le permite visualizar qué actividades dependen de otras para tener éxito.
  6. Cumple con los plazos: Si necesitas acelerar un proyecto, el análisis de la ruta crítica puede ayudarte a identificar las tareas que puedes omitir, realizar al mismo tiempo o completar en menos tiempo. A medida que tu equipo vaya completando cada tarea, actualiza el cronograma en función del tiempo que haya necesitado para obtener una nueva fecha estimada de finalización.
  7. Controla los objetivos del proyecto: Utiliza los resultados del análisis de la ruta crítica para seguir el progreso y ajustar los recursos según sea necesario para alcanzar tus objetivos. Compare la duración real de las actividades con la duración estimada o planificada para determinar dónde puede hacer cambios en este proyecto o en proyectos futuros.