Guía para el aprendizaje visual

La forma en que se aprende un nuevo material puede ser única de una persona a otra. Algunas personas aprenden mejor escuchando u oyendo, por ejemplo, mientras que a otras les gusta aprender usando las manos o visualmente con los ojos. Si entiendes los diferentes estilos de aprendizaje, podrás mejorar tu forma de aprender cosas nuevas y presentar la información a los demás de forma más eficaz.

En este artículo, explicamos qué es un alumno visual y sus puntos fuertes, estrategias para que los alumnos visuales aprendan nueva información y consejos para trabajar con alguien que prefiere el aprendizaje visual.

¿Qué es un estudiante visual?

Un alumno visual es alguien que aprende mejor por medios visuales. Prefiere mirar las cosas para absorber la información en lugar de escucharlas (auditivo) o usar las manos (kinestésico). Por ejemplo, un alumno visual aprendería mejor a arreglar un coche si viera un vídeo instructivo en lugar de escuchar a un experto explicar el proceso.

Puntos fuertes del estudiante visual

Un alumno visual se beneficia de un entorno de clase típico. Las aulas están repletas de elementos visuales, desde pizarras blancas hasta proyecciones y carteles en las paredes. Algunos de los puntos fuertes que suelen tener los alumnos visuales son:

  • Capacidad para leer, comprender y recordar los mapas
  • Capacidades de organización sólidas
  • Habilidades para tomar notas
  • Recordar pasajes de un texto y su ubicación dentro del mismo
  • Habilidades de diseño, especialmente cuando se trata de colores

Estrategias para estudiantes visuales

Si usted' es un estudiante visual, utilice estas estrategias para aprender nueva información:

  • Anote cualquier información que escuche
  • Resaltar y tomar notas utilizando diferentes colores
  • Utilizar gráficos y diagramas
  • Utiliza diagramas para conectar diferentes cosas que has aprendido
  • Anotar la agenda
  • Crea tu propio sistema de organización

Anote cualquier información que escuche

Si la información se le presenta de forma auditiva, aproveche su estilo de aprendizaje visual escribiendo la información. Escribir la información con tus propias palabras ayuda a que se quede mejor en tu memoria, y puedes volver a leer tus notas más tarde. Si no puedes escribir lo suficientemente rápido como para seguir el ritmo, considera la posibilidad de llevar un ordenador portátil para poder escribir las notas, o grabar el audio para poder escribir las notas en otro momento.

Relacionado: Cómo tomar notas

Subraya y toma notas utilizando diferentes colores

Los alumnos visuales pueden beneficiarse del uso de diferentes colores para separar las ideas. Por ejemplo, si está estudiando un libro de texto de medicina, puede utilizar diferentes rotuladores para separar las frases según la parte del cuerpo humano a la que se refieran o el tipo de enfermedad. También podrías utilizar bolígrafos de diferentes colores y desarrollar tu propio sistema a la hora de tomar notas a mano.

Relacionadas: Cómo redactar y entregar actas de reuniones

Utilice gráficos y diagramas

Si se te presenta un conjunto de números, considera la posibilidad de convertirlos en un gráfico o una tabla. Los gráficos y diagramas pueden ayudar a los alumnos visuales a visualizar los conceptos para facilitar el aprendizaje. Muchas opciones de software gratuito facilitan la introducción de un conjunto de números y la rápida salida de un gráfico en varios colores o estilos.

Relacionado: Tipos de gráficos y diagramas

Utiliza diagramas para conectar las diferentes cosas que has aprendido

Cuando tengas diferentes conceptos que necesites entender, intenta trazarlos visualmente. Enumera las ideas del tema y trata de encontrar conexiones entre ellas. El simple hecho de escribir los diferentes conceptos y luego buscar cómo se entrecruzan, puede ser una gran manera para que los estudiantes visuales obtengan una comprensión más profunda de los conceptos difíciles.

Anotar su agenda

Tener una lista de tareas por escrito es muy beneficioso para los estudiantes visuales. Escribir las cosas que tienes que hacer te ayuda a procesar el orden en que debes hacerlas. También puedes codificar tu agenda por colores para ayudarte a organizarla aún más, agrupando las distintas tareas con colores diferentes.

Crear su propio sistema organizativo

Un buen sistema de organización le ayudará a encontrar la información que busca. Los estudiantes visuales trabajan mejor cuando pueden crear su propio sistema de organización que se adapte a sus necesidades. Por ejemplo, puede guardar los documentos en carpetas de diferentes colores en función de su contenido. De este modo, asociará diferentes categorías con diferentes colores y podrá recordar esa información más fácilmente.

Relacionado: Relacionado: 7 pasos para organizar tu papeleo y desordenar tu escritorio

Consejos para trabajar con un alumno visual

Si trabaja con un alumno visual, aquí tiene algunos consejos que puede utilizar para mejorar la eficacia y la comunicación:

  • Presentar la información de forma visual
  • Utiliza la comunicación escrita
  • Dales tiempo extra
  • Proporcionarles un espacio propio

Presentar la información de forma visual

Siempre que sea posible, hay que intentar presentar la información importante de forma visual. Por ejemplo, si quieres repasar las cifras de ventas con el alumno visual, intenta convertir los datos en diferentes gráficos o diagramas. Celebre reuniones en persona o videoconferencias, en lugar de reuniones por teléfono.

Utilizar la comunicación escrita

Los alumnos visuales trabajan mejor cuando pueden ver la información delante de ellos. Para ello, intente comunicarse por escrito, en lugar de hacerlo oralmente. Al enviar correos electrónicos o cartas escritas, en lugar de hablar por teléfono, ayudas al alumno visual a procesar mejor la información. Tener un registro de la información les permite repasarla si es necesario.

Dedícales más tiempo

Los alumnos visuales necesitan un poco más de tiempo para procesar la información y convertirla en imágenes en su mente. En lugar de exigir una respuesta rápida a un alumno visual, dale un poco de tiempo para que dé la mejor respuesta posible. Esto no significa que los alumnos visuales no puedan trabajar bien en situaciones de alta presión o velocidad. Simplemente significa que trabajan mejor cuando tienen un momento extra para procesar la información visualmente y traducirla en algo que puedan entender mejor.

Proporcionarles un espacio propio

A los alumnos visuales les gusta organizar las cosas de una manera determinada, por lo que hay que darles su propio espacio siempre que sea posible. Permita que los alumnos visuales decoren y organicen su espacio de oficina de la forma que más les convenga. Por ejemplo, un alumno visual puede preferir apilar los documentos importantes en su escritorio en lugar de guardarlos en un archivador.

Te recomendamos

Cómo utilizar la fórmula de la tasa de apertura (con métodos y ejemplos)

11 Estrategias de aprendizaje cinestésico para el desarrollo profesional

Cómo responder a 5 preguntas habituales en las entrevistas

Recompensas Intrínsecas: Qué son y por qué son importantes

7 Tipos de clasificación de empleados y su comparación

80 Mensajes para escribir en una tarjeta de jubilación para un compañero de trabajo