10 áreas clave de desarrollo para los empleados (con ejemplos y consejos)

Incluso cuando te sientes apreciado en el trabajo, hay áreas clave para el desarrollo profesional que pueden ayudarte a mejorar tu productividad personal y a conseguir valiosas habilidades que pueden beneficiarte en todos los aspectos de tu carrera. Dedicar tiempo a la superación personal puede ayudarle a sentirse más seguro de sus contribuciones en el trabajo. Aunque se necesita cierto esfuerzo para identificar las áreas en las que podría trabajar, el desarrollo puede ser una actividad que merece la pena. En este artículo, analizamos las principales áreas de desarrollo de los empleados que pueden ayudar a aumentar la productividad y mejorar la moral de la oficina.

¿Cuáles son las áreas clave de desarrollo para los empleados?

Un área de desarrollo es una habilidad o atributo que beneficia a tu vida profesional. Como empleado, centrarse en la mejora de estas áreas de desarrollo puede ayudarle a convertirse en un miembro del equipo más productivo, empático y cooperativo. Los directivos y empleadores pueden ofrecer apoyo para el desarrollo de los empleados más allá de las habilidades técnicas y académicas, creando una cultura que valore la auto-mejora y permita el crecimiento personal y profesional en áreas clave.

Ejemplos de áreas de desarrollo para los empleados

Al analizar su comportamiento profesional, considere si alguna de estas 10 áreas clave de desarrollo le ayudará a adquirir habilidades valiosas. Ofrecemos ejemplos y consejos para demostrar que la superación personal consiste a menudo en realizar pequeños cambios que conducen a grandes resultados.

  1. Fijación de objetivos
  2. Comunicación
  3. Colaboración
  4. Escuchar
  5. Resolución de conflictos
  6. Adaptabilidad
  7. Organización
  8. Aceptar comentarios constructivos
  9. Integridad
  10. Productividad

1. Fijación de objetivos

Si busca una mayor dirección en su carrera profesional, establecer objetivos puede ser un buen primer paso para mejorar la concentración y el rendimiento laboral. Los proyectos de equipo suelen tener objetivos e hitos amplios y próximos que alcanzar, pero tu propio desarrollo personal es igualmente importante para ayudarte a sentir satisfacción y orgullo por tu trabajo.

Tanto si prefieres utilizar una aplicación online como si te gusta escribir en un cuaderno, marcarte objetivos es vital para avanzar en tu desarrollo.

Las prácticas de fijación de objetivos varían, pero puedes probar estos consejos para ayudarte a alcanzar tus objetivos:

  • Dividir los objetivos a largo plazo en partes más pequeñas y alcanzables.

  • Anote sus objetivos en un diario, como una lista de verificación, en una hoja de cálculo o en un documento electrónico en su teléfono que pueda consultar con frecuencia.

  • Crear un tablero de visión con una representación visual de sus objetivos.

2. Comunicación

Las oficinas y los equipos están formados por grupos de personas de diferentes orígenes y experiencias. Esa diversidad puede ayudar a aportar nuevas perspectivas a un proyecto, pero también puede poner de relieve que tu estilo de comunicación puede ser diferente al de un compañero de trabajo. Reconocer las preferencias de comunicación de los demás y trabajar con ellas es una buena forma de establecer relaciones positivas.

Pruebe estos consejos para mejorar la comunicación en equipo:

  • Cree un equilibrio entre las reuniones, las conferencias individuales y la comunicación electrónica para adaptarse a las preferencias.

  • Establezca una cita fija o una rutina que le ayude a facilitar una conversación oportuna.

  • Asigne un líder de debate rotatorio para las reuniones presenciales, de modo que todos los miembros del equipo tengan la oportunidad de dirigir y facilitar el debate.

Relacionado: Cuatro tipos de comunicación con ejemplos

3. Colaboración

La colaboración es una habilidad que se aprende a una edad temprana cuando se denomina cooperación o compartir. En el lugar de trabajo, la colaboración implica trabajar con otras personas de diferentes orígenes para lograr un objetivo común. La colaboración puede inspirar más productividad que cuando una persona trabaja sola.

Aquí tienes algunos consejos para desarrollar relaciones de colaboración:

  • Construye la camaradería a través de sesiones de brainstorming, prestando la misma atención a todos los miembros’ ideas y aportaciones.

  • Participar en actividades de creación de equipos o retiros de trabajo para conocer los puntos fuertes y débiles de cada uno y construir una cultura de apoyo mutuo.

  • Antes de un proyecto más involucrado, trabaja con varios compañeros de trabajo en tareas más pequeñas para determinar qué asociaciones serán eficaces para el éxito a largo plazo.

4. Escuchar

Las cualidades de un buen oyente son muchas, y pueden enseñarse y desarrollarse con la práctica. En el lugar de trabajo, los buenos oyentes son valiosos para los que buscan orientación o consejo profesional, para compartir ideas sobre cómo llevar a cabo los proyectos y para conocer personalmente a los compañeros de trabajo con el fin de mejorar la colaboración.

He aquí algunas formas de ser un buen oyente:

  • Mantén el contacto visual y evita mirar las distracciones, como los ordenadores o los teléfonos móviles.

  • Permita que la otra persona tenga tiempo para pensar, no hablando ni interrumpiendo durante los momentos de silencio.

  • Expresar la emoción adecuada a la situación, como la empatía, la felicidad, las felicitaciones o el ánimo.

  • Haz preguntas de seguimiento bien pensadas para aclarar o dar a la otra persona la oportunidad de dar más detalles.

Relacionado: La escucha activa: Definición y ejemplos

5. Resolución de conflictos

Cuando surgen desacuerdos entre usted y un compañero de trabajo, puede ser difícil encontrar soluciones fáciles. Si no has podido resolver las diferencias, es posible que tengas que buscar asesoramiento para la resolución de conflictos o una mediación que te ayude a superar el problema.

Estos son algunos consejos para ayudar a resolver los conflictos:

  • Participar en una formación organizada de resolución de conflictos en un entorno neutral antes de que surjan los problemas.

  • Aléjate del conflicto si te sientes demasiado emocionado—y espera hasta que te sientas más tranquilo para discutir tus preocupaciones.

  • Evite acusarse mutuamente. En su lugar, intente la siguiente frase: “Cuando [perder la reunión de la mañana], Me siento [falta de respeto].”

6. Adaptabilidad

Incluso la lluvia de ideas y la planificación más exhaustivas pueden no anticipar los escenarios que cambian el alcance de un proyecto a medida que avanza. Un cambio de liderazgo, la reestructuración de la visión de un cliente, un contratiempo financiero o la reestructuración del personal pueden afectar a los plazos y los resultados de un proyecto. Los empleados que puedan adaptarse fácilmente a los cambios de alcance serán más productivos y estarán más contentos incluso con las tareas y circunstancias fluctuantes.

He aquí algunos consejos para ser más adaptable en un entorno de trabajo cambiante:

  • Antes de comenzar un proyecto, reconozca y acepte que probablemente habrá ajustes.

  • Si un proyecto cambia de rumbo, tómate el tiempo necesario con tu equipo para reevaluar y redefinir el alcance de la misma manera que lo harías al principio de un proyecto, solicitando la opinión y las aportaciones de todos los miembros del equipo.

  • Utiliza mantras o lee citas inspiradoras que te mantengan tranquilo y centrado en los resultados, aunque cambien muchos aspectos de tu trabajo.

7. Organización

La buena organización es un hábito que puede afectar positivamente a todos los aspectos de tu trabajo. Cuando tu papeleo, tus archivos electrónicos o tu entrada en una base de datos o un programa de seguimiento de tareas están en orden, probablemente estarás preparado para responder a cualquier pregunta que pueda surgir y te ayudará a mantenerte en la tarea.

Estos son algunos consejos para mantener su trabajo organizado:

  • Dedicar algún tiempo cada día de trabajo a la organización, como archivar el papeleo durante 30 minutos después del almuerzo o introducir los avances en una hoja de cálculo.
  • Crear un sistema de organización funcional—con carpetas de archivos físicos y copias de seguridad en un disco duro externo o almacenamiento en la nube—donde los documentos y archivos estén etiquetados de forma clara y coherente.
  • Mantenga las tareas de alta prioridad al frente de su sistema de organización, ya sea una bandeja de entrada de papel en su escritorio o un sistema electrónico de gestión de tareas que le ayude con recordatorios y alertas.

8. Aceptar la retroalimentación constructiva

Puede ser difícil escuchar comentarios constructivos sobre tu trabajo o comportamiento. Sin embargo, la retroalimentación constructiva puede ayudar a corregir comportamientos y promover el buen trabajo, ya sea entre compañeros de trabajo para resolver conflictos o de un gerente a un empleado.

Estos son algunos consejos para estar abierto a los comentarios constructivos:

  • Anima a tu empresa a fomentar una cultura en la que tanto los comentarios positivos como las sugerencias de mejora sean parte habitual de la comunicación en la oficina.

  • Participar en una formación que enseñe las mejores prácticas para una retroalimentación constructiva.

  • Cuando reciba comentarios constructivos en los que se justifique una corrección, trate de ser humilde y evalúe cómo puede aplicar incluso un pequeño cambio.

9. Integridad

La mejor manera de ganarse y mantener la confianza de sus compañeros de trabajo, directivos y clientes a los que sirve es mostrarse honesto y ético en todos sus tratos comerciales, incluso cuando pueda resultar difícil decir la verdad o admitir un error.

Estas son algunas formas de demostrar su integridad personal:

  • Sé abierto y transparente cuando realices transacciones financieras como la caja chica, las tarjetas de crédito de la empresa o la entrega de recibos para su reembolso. Utilice únicamente los fondos de la empresa para las compras permitidas.

  • Utiliza el tiempo de la empresa de forma inteligente trabajando intensamente en las tareas asignadas durante las horas que se espera que estés allí.

  • Realiza el seguimiento de las respuestas que ha prometido a los demás, cumple los plazos sin excusas y se responsabiliza de los resultados de su trabajo.

10. Productividad

Al final de un día de trabajo, puede ser satisfactorio mirar atrás y ver lo que se ha conseguido. Algunos días le permiten seguir su lista de tareas con eficiencia y mínimas distracciones, y otros pueden estar llenos de problemas inesperados que desvían su atención de su plan original. Desarrollar la capacidad de ser productivo independientemente de lo que ocurra durante el día es una habilidad muy valiosa.

Aquí tienes algunos consejos para aumentar tu productividad personal:

  • Intenta concentrarte en una sola tarea en lugar de hacer varias. Puedes probar a cerrar la puerta de tu oficina, silenciar el teléfono o apagar el ordenador durante un periodo de tiempo para cumplir un plazo. Cada vez que apartes la vista de la tarea, puede disminuir tu concentración y aumentar el tiempo total que tardas en terminarla.
  • Crea un sistema que puedas seguir cada día. Puede ser hacer una lista todas las mañanas, consultar el correo electrónico sólo en determinados momentos del día o rendir cuentas a un compañero de trabajo para motivarse. Encuentra algo que sepas que será sostenible para tu forma de trabajar.
  • Tómate pequeños descansos cuando te sientas especialmente desafiado o cansado. Un breve paseo, un poco de yoga en el escritorio o un tentempié pueden ayudarte a sentirte revitalizado y más capaz de volver a centrarte en la tarea.

Te recomendamos

¿Cuáles son los 4 tipos de análisis de datos? (con consejos)

¿Qué es la gestión de proyectos en marketing? (Con beneficios y herramientas)

Los beneficios de trabajar 40 horas a la semana (y otros horarios)

Tiendas físicas vs. Tiendas online: ¿Cuál es la diferencia?

Cómo crear una firma de correo electrónico empresarial con 10 ejemplos

¿Qué es un Paralegal y qué hacen los Paralegales?