5 Áreas comunes de mejora para el avance de la carrera profesional

Muchos profesionales tienen áreas de mejora que podrían afectar a su forma de trabajar. Saber lo que puede mejorar puede ayudarle a desarrollar un plan de acción para trabajar en la solución de sus debilidades, lo que puede ayudarle a convertirse en un mejor empleado. Aquí tienes algunas sugerencias sobre cómo encontrar tus áreas de mejora, cuáles pueden ser algunas de ellas y cómo puedes mejorarlas.

¿Qué son las áreas de mejora?

Las áreas de mejora son habilidades, cualidades o capacidades que un empleado podría desarrollar o mejorar. Las áreas de mejora podrían incluir la gestión del tiempo, la delegación, la organización, la comunicación y el compromiso. Muchas de estas habilidades y capacidades son las que los empleados utilizan a diario en el trabajo.

Reforzar las áreas de debilidad y seguir construyendo sobre las áreas de fortaleza puede convertirte en un candidato más deseable para los ascensos o los aumentos de sueldo. Durante una entrevista, el responsable de la contratación puede preguntarle por sus puntos débiles o sus áreas de mejora. Ofrecer una respuesta que describa tus áreas de mejora y los pasos que estás dando para cambiar puede mostrar tu conciencia y dedicación al aprendizaje.

Relacionado: Cómo prepararse para una evaluación del rendimiento

Cómo identificar tus áreas de mejora

Tanto si eres un jefe de equipo como un miembro del mismo, siempre puedes mejorar tus habilidades. Aquí tienes algunos pasos que puedes dar para determinar cuáles son tus áreas de mejora y algunas sugerencias para mejorar esa área:

  1. Lee la descripción de tu puesto.
  2. Conozca los objetivos de su empresa.
  3. Comprenda sus propios objetivos.
  4. Obtenga información.

1. Lea la descripción de su puesto de trabajo

Es posible que no haya revisado la descripción de su puesto de trabajo desde el día en que le contrató su empresa, o que ésta le haya ascendido o cambiado de puesto desde que le contrató inicialmente. Recupere la descripción del puesto que ocupa actualmente y léala detenidamente para ver si la cumple. Por ejemplo, si está en un puesto de TI en una pequeña empresa, pero con el tiempo empieza a gestionar la presencia de la empresa en las redes sociales, es posible que quiera tomar una clase en línea sobre marketing en las redes sociales para asegurarse de que cumple con todos los requisitos del puesto.

2. Conozca los objetivos de su empresa

La mayoría de las empresas tienen una declaración de objetivos. Busque los objetivos de su empresa o de su departamento y compruebe si sus habilidades y funciones están en consonancia. Por ejemplo, si uno de los objetivos principales del departamento de relaciones públicas en el que trabajas es redactar comunicados de prensa, y tus habilidades de comunicación escrita no son tan buenas como las verbales, puedes hacer un curso que te enseñe a mejorar tu redacción. También puedes seguir practicando y pedir opiniones sobre tu redacción a tus compañeros de trabajo.

Relacionado: Pregunta de la entrevista: “¿Cuáles son sus puntos fuertes y débiles?”

3. Comprender sus propios objetivos

Haz una lista de objetivos profesionales para un año, tres años, cinco años y más. A continuación, fíjate en los aspectos en los que destacas y comprueba si esas habilidades te llevarán a tu objetivo. Si no es así, identifique las que le ayudarán a alcanzar su objetivo y trabaje en ellas. Por ejemplo, una empresa de diseño de moda puede haberte contratado por tu estilo personal y tu capacidad de diseño. Pero si tu objetivo es llegar a ser propietario de una empresa, podrías considerar la posibilidad de asistir a un curso de finanzas o pedir a un amigo que ejerza una profesión financiera que te ayude a reforzar tus conocimientos básicos. Aceptar más responsabilidades de liderazgo también podría ayudar en este objetivo.

4. Obtener información

Consulta con un compañero de trabajo de confianza, envía un correo electrónico a un antiguo jefe o busca puntos en común en tus evaluaciones de rendimiento. Identifica en qué destacas y en qué debes centrarte para perfeccionar tus habilidades. También puedes buscar la ayuda de un mentor. Un mentor en su campo puede ayudarle a identificar sus objetivos y los mejores pasos para alcanzarlos. También puede ayudarle a identificar y mejorar sus posibles puntos débiles.

Ejemplos de áreas de mejora

Estas son algunas áreas comunes que muchos profesionales pueden desarrollar:

  • Gestión del tiempo
  • Experiencia
  • Compromiso
  • Comunicación
  • Aceptar los comentarios

Gestión del tiempo

Programar tareas, crear calendarios y estimar la duración de las mismas son habilidades laborales cruciales que pueden afectar a la percepción que se tiene de ti como empleado fiable y organizado. Si la gestión del tiempo es un área que necesita mejorar, considere la posibilidad de descargar aplicaciones de programación, utilizar temporizadores en su teléfono para separar segmentos de su día para diferentes tareas y establecer momentos específicos en los que compruebe su teléfono.

Experiencia

Los empleadores suelen buscar a alguien que tenga los conocimientos y la experiencia necesarios para hacer bien su trabajo. Visualiza tu carrera ideal y busca puestos que te ayuden a desarrollar las habilidades que necesitas para destacar en ese papel. Si hay certificaciones que puedas adquirir para demostrar tus conocimientos, solicítalas, haz el curso requerido y aprueba el examen. Algunos puestos de voluntariado también te proporcionarán una experiencia útil.

Compromiso

Los empresarios valoran a los empleados que disfrutan de su lugar de trabajo, les gusta formar parte de su equipo y parecen entusiasmados con los proyectos. Incluso si eres tímido o introvertido por naturaleza, intenta participar en las conversaciones y aceptar de vez en cuando las invitaciones de grupo para salir o celebrar una ocasión con tus compañeros de trabajo. Una buena forma de cultivar el compromiso es ofrecerse como voluntario para un proyecto de toda la oficina, como una fiesta navideña o una carrera benéfica.

Comunicación

Ser capaz de expresar tus pensamientos con claridad y que te entiendan—ya sea de forma individual, en grupo o por escrito—es una habilidad crucial que se traslada a cualquier trabajo en cualquier sector. Encontrar un equilibrio entre la honestidad directa, la profesionalidad y la amabilidad es una habilidad delicada que, si se domina, puede dar frutos a lo largo de tu carrera. Ofrécete a hacer presentaciones para desarrollar tu capacidad de hablar en público y solicita la opinión de tus compañeros de confianza para mejorar. Las clases de redacción técnica o empresarial pueden ayudarte a mejorar tu comunicación escrita.

Aceptando los comentarios

A menudo, los empleadores tienen que dar a los empleados su opinión, tanto formal como informalmente. Para aceptar los comentarios de forma constructiva, hay que escuchar con atención y objetividad. Escuchar las críticas puede no ser fácil, pero cuando se perciben como una medida útil, pueden ayudarte a mejorar en tu trabajo. Una forma de mejorar en la recepción de comentarios es hacer preguntas después de escuchar. Pregunte, “¿Cómo puedo mejorar esto? ” o “¿Tiene alguna sugerencia sobre cómo puedo hacerlo mejor? ” Luego, siga sus sugerencias para ser más hábil y eficaz en su trabajo.