¿Qué es la arquitectura orientada al servicio en el diseño de software?

Los desarrolladores que intentan crear un software que sea sencillo para que muchas personas interactúen con él y que tenga poco mantenimiento suelen utilizar la arquitectura orientada a servicios (SOA). La SOA puede ayudar a los desarrolladores a crear una experiencia de usuario sin fisuras proporcionando una funcionalidad independiente que funcione.Puede utilizar estos conocimientos para evaluar si la SOA es la solución adecuada para sus empresas de diseño de software.

En este artículo, analizamos la definición de la arquitectura orientada a servicios, sus cualidades y beneficios, consejos para utilizarla y las diferencias entre SOA y el software como servicio (SaaS).

¿Qué es la arquitectura orientada al servicio?

Tanto desde el punto de vista del diseño como del consumidor, la arquitectura orientada a servicios es una opción de diseño fundamental para que los ingenieros de software creen un sistema de software que soporte muchos servicios. Un servicio es una pieza de software a la que los usuarios pueden acceder y utilizar de muchas maneras diferentes. Por ejemplo, un sitio web que permite a los usuarios pagar artículos con sus tarjetas de crédito proporciona un servicio. La arquitectura orientada a servicios facilita a los desarrolladores de software la inclusión de nuevos servicios en sus programas, y a menudo permite a los usuarios mezclar las funciones de muchos servicios para crear aplicaciones personalizadas.

Relacionado: Arquitectura de servicios: Definición y ejemplos

Cualidades de la arquitectura orientada al servicio

Hay muchas formas de implementar las ideas de la arquitectura orientada al servicio en el diseño de tu sistema de software, pero aquí tienes algunas cualidades que suelen asociarse a dicha arquitectura:

Servicios autónomos

Los servicios dentro de esta arquitectura suelen tener límites distintos que les permiten funcionar de forma independiente unos de otros. Los servicios pueden conocer la existencia de los demás, lo que permite combinar su funcionalidad, pero no dependen de ningún otro servicio para funcionar por sí mismos. En las arquitecturas orientadas al servicio, los servicios también incluyen el control de sus funcionalidades dentro de su propio código. Por ejemplo, un servicio que permite a los usuarios suscribirse a un boletín de noticias puede crear un cuadro de texto, permitir a los usuarios introducir su información personal y añadir usuarios a la base de datos del boletín mediante un código que' forma parte del mismo software.

Flexibilidad

Los usuarios de las arquitecturas orientadas a servicios pueden combinar los servicios de forma específica para satisfacer sus intereses y necesidades únicas. Para crear esta flexibilidad, los ingenieros de software permiten que los servicios dentro de esta arquitectura se comuniquen y colaboren sin problemas entre sí para crear experiencias individuales para los usuarios. Por ejemplo, una empresa de calzado que permite a los clientes diseñar sus propios zapatos y también comprar zapatos diseñados por la propia empresa puede utilizar la arquitectura orientada a servicios para permitir a los clientes explorar estas variadas funcionalidades.

Relacionado: Las diferencias entre un desarrollador de software y un ingeniero de software

1. Permisos de los usuarios

Los diseñadores de sistemas de software orientados al servicio ayudan a determinar la experiencia de los usuarios asignando permisos específicos a diferentes tipos de usuarios. Por ejemplo, si el usuario se conecta a determinados sitios web en lugar de simplemente visitarlos, podrá acceder a más funcionalidades proporcionadas por ese sitio web. Además, estos sistemas pueden crear entornos a los que sólo pueden acceder los administradores del sitio web, como una plataforma para listar y poner precio a los artículos disponibles en una tienda online. Los permisos de usuario específicos gestionan el nivel de acceso y las funcionalidades que usted proporciona a los usuarios dentro de la arquitectura.

Cajas negras de los usuarios

Los usuarios de este tipo de arquitecturas de software también pueden desconocer el funcionamiento interno del sistema de software, como la independencia de los servicios o los límites de sus permisos de usuario. Esto crea una caja negra, lo que significa que los usuarios sólo son conscientes de las entradas y salidas, pero no del cálculo interno que se produce entre ellas. Por ejemplo, los coches son un ejemplo de caja negra, en la que los usuarios pisan el pedal del gas para acelerar pero pueden no ser conscientes de los complejos procesos que ocurren para hacer avanzar el coche.

Relacionado: ¿Qué es el desarrollo de software?

Ventajas de la arquitectura orientada a servicios

Aquí hay algunos beneficios comunes del uso de la arquitectura orientada al servicio dentro de su diseño de software:

Personalización

El diseño de la arquitectura orientada a servicios atiende a las necesidades individuales de los consumidores gracias a su capacidad para combinar servicios según las acciones del usuario. Por ejemplo, un servicio de creación de personajes dentro de un videojuego de rol puede permitir a los usuarios crear personajes únicos utilizando cientos de características físicas. Las instancias de estos personajes únicos son entonces visibles para los jugadores cuando interactúan con otros en el juego. En este ejemplo, el servicio que crea el personaje del jugador es independiente del servicio que crea el entorno del personaje. Este es un uso avanzado de la personalización de servicios que los codificadores pueden lograr mediante el uso de arquitecturas orientadas a servicios.

Reutilización

Los desarrolladores de esta arquitectura suelen utilizar una lógica similar en varios servicios, lo que les permite reutilizar el código. Por ejemplo, los ingenieros de software pueden utilizar la misma lógica para definir los permisos de los usuarios para servicios similares. Esto permite a los programadores ahorrar tiempo y crear entornos funcionales más fácilmente. Además, los usuarios pueden reutilizar los servicios varias veces al crear experiencias personalizadas. Por ejemplo, un usuario puede utilizar una calculadora de interés compuesto varias veces en un sitio web con muchas calculadoras financieras, mientras que otro usuario puede utilizar cada tipo de calculadora sólo una vez.

Relacionados Empresas de ingeniería de software: 30 lugares para trabajar como ingeniero de software

Conectividad con terceros

Las arquitecturas orientadas a servicios suelen incluir sin problemas soluciones de software de muchas fuentes de terceros. Por ejemplo, un sitio web puede utilizar un servicio de terceros para verificar que usted es un ser humano al iniciar sesión y otro servicio de terceros para permitir las transacciones monetarias. Los programadores suelen limitar la separación de estos servicios para ofrecer una experiencia más unificada y fluida a los usuarios. Es posible que los usuarios no se den cuenta de que está utilizando a un tercero, aunque algunas arquitecturas orientadas a los servicios pueden indicar este hecho a los usuarios cuando proporcionan ciertos servicios utilizando entidades externas.

Optimización del rendimiento

Gracias a su estructura autosuficiente, los servicios de estas arquitecturas también pueden requerir menos potencia de cálculo para completarse, lo que mejora su rendimiento. Por ejemplo, limitar el uso de llamadas a procedimientos remotos o la traducción puede ayudar a reducir los retrasos y mejorar la eficiencia.

Relacionado: Cómo convertirse en gestor de desarrollo de software

Consejos para utilizar la arquitectura orientada al servicio

He aquí algunos consejos para utilizar eficazmente la arquitectura orientada al servicio en el diseño de su software:

Permitir la escala

A medida que continúe desarrollando su software, puede introducir funcionalidades que requieran la adición de nuevos servicios. Puedes diseñar tus sistemas orientados a servicios de manera que te permitan escalar tus entornos de software más fácilmente para incluir estas adiciones. Por ejemplo, puede crear un entorno de usuario que contenga varios iconos que representen claramente sus servicios actuales, como un calendario, un reloj o un cronómetro. A medida que vayas ampliando y añadiendo nuevos servicios, puedes crear nuevos iconos dentro de este entorno preexistente para que los usuarios puedan acceder a estas nuevas funcionalidades sin tener que aprender a navegar por un nuevo entorno de usuario.

Encontrar un socio de SOA

El diseño de sistemas de software orientados a servicios puede ser complejo y requerir una reestructuración fundamental del código existente. Por esta razón, la integración de la arquitectura orientada al servicio puede ser más fácil de lograr si se busca una empresa asociada que tenga experiencia en el diseño de sistemas similares. Además, invertir en este tipo de asociaciones puede ayudar a crear sistemas que pueden ser más rentables de actualizar en el futuro.

Utilizar muchos servicios de terceros

Para aumentar su uso, muchas empresas han creado software que puede integrarse fácilmente en arquitecturas orientadas a servicios. Por ejemplo, hay varias empresas que permiten integrar fácilmente tarjetas de crédito y otras opciones de pago para diferentes tipos de compras. El uso de entidades externas para generar servicios para el usuario puede disminuir los requisitos de diseño de su propio software, permitiéndole crear sistemas de software con mayor funcionalidad y versatilidad.

Empezar de a poco

En algunos casos, puede empezar a introducir esta arquitectura reestructurando componentes menores de su código dentro de funcionalidades específicas de su sistema de software existente. Por ejemplo, implementar una interacción fluida con el cliente en una parte esencial de su sistema de software, como la facilitación de los pagos con tarjeta de crédito, puede ser más prioritario que crear una experiencia administrativa fluida. Una vez que estos componentes esenciales estén más orientados al servicio, todo el sistema de software puede ser más fácil de reestructurar.

¿Cuál es la diferencia entre la arquitectura orientada al servicio y el SaaS?

SaaS, o software como servicio, es un tipo de software que proporciona funcionalidades específicas a los usuarios. Por ejemplo, se pueden clasificar como SaaS los programas informáticos que permiten consultar el correo electrónico, pagar la factura de la luz o invertir en bolsa. La diferencia entre esto y la arquitectura orientada a servicios es que SaaS no es una forma de diseñar sistemas de software, sino una forma de proporcionar funcionalidades específicas a los usuarios mediante el uso de soluciones de software. Simplemente, los diseñadores de software pueden implementar SaaS dentro de sus arquitecturas orientadas a servicios para crear las numerosas funcionalidades independientes a partir de las cuales los usuarios pueden crear experiencias personalizadas.