17 Estrategias para aumentar la rentabilidad de un negocio

Los directivos de empresas suelen buscar métodos para aumentar la rentabilidad de las empresas que dirigen. Los ingresos y la reducción de gastos son dos de los indicadores más importantes para el éxito del negocio y para saber si la empresa seguirá creciendo. Si conoce los distintos métodos para aumentar la rentabilidad, podrá aplicar estrategias específicas en su equipo para aumentar los ingresos y reducir los gastos.

En este artículo, analizamos por qué es importante la rentabilidad y cómo aumentarla mediante 17 estrategias.

¿Qué es la rentabilidad?

La rentabilidad de una empresa viene determinada por el hecho de que genere más ingresos de los que gasta. Como resultado de la venta de productos o servicios a los consumidores, las empresas suelen generar ingresos. Las empresas incurren en gastos al emplear a trabajadores y producir sus productos y servicios. Las empresas que pagan a sus empleados directamente pagan los salarios de sus empleados, mientras que las que no lo hacen suelen tener gastos indirectos conocidos como gastos generales. Los gastos generales incluyen la depreciación, los impuestos sobre la propiedad y los costes indirectos de los materiales y los salarios de los empleados.

El margen de beneficios es la cantidad de dinero que una empresa obtiene por la venta de un producto o servicio. Para obtener el margen de beneficio de una unidad de un producto o servicio, hay que restar los costes indirectos y los costes directos del precio que los clientes pagan por el producto o servicio. Por ejemplo, si producir una pizza le cuesta 1 dólar, incluidos todos los costes directos e indirectos, y la vende a los clientes por 5 dólares, su margen de beneficio es de 4 dólares por cada pizza.

Relacionado: ¿Qué es el margen de beneficios?

¿Por qué es importante aumentar la rentabilidad?

Aumentar la rentabilidad es importante para muchas empresas, ya que la generación de beneficios permite a las empresas seguir creciendo y compitiendo dentro de sus sectores. Aumentar la rentabilidad también puede ayudar a las empresas a conseguir financiación de instituciones financieras, inversores y accionistas. Si una empresa actualmente no produce beneficios, aumentar la rentabilidad puede permitir la eventual generación de beneficios, lo que en última instancia permite que la empresa siga funcionando.

Relacionado: ¿Qué es el beneficio y por qué es importante?

Cómo aumentar la rentabilidad

Dependiendo del tipo de negocio y del sector, algunas estrategias para aumentar la rentabilidad pueden ser más eficaces que otras. A continuación te presentamos una lista de 17 estrategias que pueden ayudarte a aumentar la rentabilidad de los negocios que gestionas:

1. Facilitar las aportaciones del equipo

Una de las primeras estrategias para ayudar a aumentar la rentabilidad es reunirse con los miembros de su equipo para establecer objetivos comunes relacionados con el aumento de los beneficios. Si todos los miembros del equipo son conscientes de los objetivos de la organización, puede ayudarles a tomar decisiones que ayuden a la consecución de esos objetivos y a motivarles para aumentar su productividad. Por ejemplo, puede celebrar una reunión de toda la empresa en la que se discuta el objetivo de aumentar los márgenes de beneficio en un 10% durante el próximo año.

2. Realice un estudio de mercado

Llevar a cabo un estudio de mercado puede ayudarle a identificar el público objetivo y a comprender sus motivaciones para comprar su producto o servicios. La realización de esta investigación puede determinar la cantidad que los clientes pueden gastar en sus productos o servicios y ayudarle a comercializarlos mejor entre los consumidores. Por ejemplo, si los clientes gastan 10 dólares más en sus productos, puede aumentar el precio para que se ajuste a esa cantidad.

3. Analizar los estados financieros

Los estados financieros proporcionan datos cuantitativos sobre los ingresos y los gastos que puede analizar para determinar qué procesos puede ajustar para aumentar la rentabilidad. Los balances, las cuentas de resultados y los estados de flujo de caja son útiles para analizar cuando se busca aumentar la rentabilidad. Por ejemplo, puede determinar que los gastos en un área están aumentando a medida que el negocio crece, lo que permite a su equipo centrarse en esa área al hacer ajustes para mejorar la rentabilidad.

Relacionado: Cómo calcular los beneficios (con ejemplo)

4. Eliminar los procesos no esenciales

La eliminación de procesos no esenciales puede ayudar a aumentar la eficiencia de la cadena de suministro de una empresa, disminuyendo sus gastos. Los procesos no esenciales pueden ser tareas que su equipo no necesita realizar para ofrecer un producto o servicio de alta calidad a los clientes. Por ejemplo, si los productos pasan por un control de calidad antes de los envíos y los procesos de transporte garantizan la llegada segura de esos productos a las tiendas, puede que no sea necesario que pasen por un segundo control de calidad al llegar a las tiendas.

5. Disminuir los residuos

Las empresas pueden reducir los casos de despilfarro utilizando varias estrategias, como la identificación y resolución de los procesos que dan lugar a defectos, la disminución del exceso de producción, la limitación del tiempo de inactividad, el aumento de la eficiencia del transporte, la limitación del exceso de inventario y la limitación del exceso de procesamiento. Todas estas estrategias pueden aumentar el número de productos o servicios acabados que llegan a los clientes y producen ingresos para su organización. Por ejemplo, puede utilizar un software que haga un seguimiento de la demanda prevista de productos en determinadas regiones para poder producir la cantidad exacta necesaria y transportarla a las regiones adecuadas.

6. Reorganizar los espacios físicos

Muchas organizaciones analizan la forma en que sus empleados se mueven por sus espacios de trabajo para determinar dónde se producen más ineficiencias. Reorganizar los espacios físicos en los que trabajan los miembros del equipo puede ayudar a limitar los movimientos innecesarios y permitir procesos de producción más eficientes. Por ejemplo, puede colocar la sala de descanso más cerca de la planta de fabricación para ayudar a limitar el tiempo que los miembros del equipo tienen que caminar mientras trabajan. Los pequeños cambios en los espacios físicos pueden suponer una gran diferencia durante un periodo de tiempo más largo.

Relacionado: Rentabilidad del producto: Definición y métodos

7. Crear presupuestos

Elaborar presupuestos puede ayudar a establecer límites estrictos sobre la cantidad que una empresa puede gastar en determinadas áreas, disminuyendo los gastos generales de la empresa. La creación de topes salariales, la limitación de los costes puntuales y la disminución de los costes administrativos son formas de reducir los gastos utilizando los presupuestos. Por ejemplo, su equipo puede crear un tope salarial para los ejecutivos de 300.000 dólares para disminuir los gastos en los que incurre la empresa al pagar los salarios de los empleados.

8. 10. Llevar a cabo una amplia formación

La formación de los empleados, especialmente de los recién contratados, puede ayudar a las empresas a mejorar sus márgenes de beneficio al aumentar los ingresos y disminuir los gastos innecesarios. La formación de los empleados sobre las prácticas que garantizan la seguridad de todos los miembros del equipo, las estrategias para aumentar la cantidad que compran los clientes y las estrategias para reducir los residuos pueden ayudar a mejorar la rentabilidad. Por ejemplo, puede celebrar una reunión semanal sobre seguridad en la que se discutan los tipos de lesiones más comunes que se producen en la organización para ayudar a limitar los casos de ese tipo de lesiones.

9. Desarrollar relaciones con los proveedores

Los proveedores proporcionan a las empresas muchas materias primas que les ayudan a crear sus productos o servicios. Reducir los costes de estos artículos mediante relaciones establecidas puede ayudar a reducir los gastos generales de la organización y mejorar la rentabilidad. Por ejemplo, puede establecer una relación de fidelidad con un proveedor, acordando la compra de sus productos durante al menos los próximos 10 años a cambio de un precio más bajo en esos productos.

10. Desarrollar el marketing y la marca

Una marca fuerte puede permitir a una organización exigir precios más altos por sus productos o servicios. Los consumidores pueden asociar una marca con un nivel específico de calidad que puede motivarles a comprar productos o servicios de una organización, incluso si cuesta más. Por ejemplo, las organizaciones pueden comercializar sus productos como artículos de lujo para justificar un precio más elevado.

11. Aumentar los precios de venta

Aumentar el precio de venta de los productos o servicios es una de las formas más fáciles de incrementar la rentabilidad. Al realizar aumentos de precio, es importante comprender las expectativas de los consumidores sobre el precio para mantener los ingresos de la organización. Por ejemplo, si vende 5.000 productos por 5 dólares más cada uno, puede producir 25.000 dólares más de ingresos, mientras que los gastos siguen siendo los mismos.

12. Aumentar los dólares por transacción

Aumentar la cantidad que los consumidores gastan en una sola transacción puede mejorar la rentabilidad al facilitar la venta de productos o servicios que pueden tener un mejor margen de beneficio. Las empresas suelen intentar aumentar los dólares por transacción mediante la venta adicional, una estrategia que consiste en intentar vender a un cliente artículos adicionales o más caros mientras está planeando hacer una compra. Las organizaciones también pueden utilizar paquetes de productos para lograr estos objetivos, que son dos productos relacionados que venden juntos. Por ejemplo, un vendedor de zapatos puede intentar vender al cliente cordones de zapatos cuando éste está considerando comprar un par de zapatillas.

13. Mantenga a los miembros del equipo de alto rendimiento

Los miembros productivos de una organización pueden añadir valor a través de su trabajo que ayuda a aumentar la rentabilidad de su organización. Los miembros del equipo que sobresalen en las ventas, la fabricación, el transporte y otras áreas esenciales de una empresa pueden aumentar la eficiencia y aumentar los ingresos de una empresa. Por ejemplo, si un miembro del equipo es capaz de producir un 20% más de actividad de ventas que cualquier otro miembro de su equipo, puede aportar un inmenso valor a su organización.

14. Reducir los gastos generales fijos

Los gastos indirectos fijos pueden ser el coste del alquiler en una instalación de producción, el coste del seguro de la propiedad y los impuestos y los costes de los servicios públicos en una instalación de producción. Reducir estos costes limita los gastos indirectos, aumentando la rentabilidad. Por ejemplo, puede trabajar con su organización para reducir el tamaño de una instalación de producción para reducir el coste del alquiler y los servicios públicos, o trasladar la instalación a una región con impuestos sobre la propiedad más bajos.

15. Utilizar tarjetas de crédito comerciales con devolución de dinero

Algunas compañías de tarjetas de crédito ofrecen tarjetas que devuelven a las empresas algún porcentaje de sus compras en forma de cashback. Se trata de un dinero extra que las empresas pueden obtener al realizar sus compras habituales. Por ejemplo, si una tarjeta de crédito da un 1% de cashback en todas las compras y una empresa adquiere una nueva pieza de maquinaria por 50.000 dólares, puede recibir 500 dólares de cashback, aumentando su rentabilidad.

Relacionado: Beneficio Bruto vs. Beneficio Neto: ¿Cuál es la diferencia?

16. Centrarse en los clientes rentables

Algunos clientes pueden proporcionar ingresos constantes a través de la compra constante de productos o servicios que la empresa produce. Centrarse en estos clientes puede ayudar a las empresas a aumentar su actividad de ventas, mejorando la rentabilidad. Un cliente que actualmente compra un tipo de producto a una empresa a lo largo del año puede tener también interés en otro tipo de producto. Por ejemplo, una empresa que actualmente compra papel para impresora a una empresa puede querer también comprar cartuchos de tinta a esa organización. Además, el desarrollo de relaciones con clientes de alto valor puede ayudar a establecer la lealtad a los productos o servicios de su organización.

17. Ampliar su mercado

Expandir un negocio a un nuevo mercado, como una nueva región, puede ayudar a introducir sus productos y servicios a nuevos clientes que pueden producir ingresos para su organización. Las empresas suelen investigar las regiones en las que es probable que sus productos y servicios tengan éxito antes de intentar realizar dichas expansiones. Por ejemplo, una empresa de juguetes puede ampliar su negocio a Japón si descubre que sus juguetes son populares entre los niños de ese país.