Cómo sacar tiempo para el cuidado personal mientras se trabaja desde casa

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aconsejan que la gente se quede en casa en la medida de lo posible para evitar la propagación del COVID-19. Para atender estas peticiones, algunos empleadores han instituido restricciones al trabajo desde casa. Trabajar desde casa puede ser una experiencia nueva para muchas personas, lo que les obliga a modificar sus horarios, sus flujos de trabajo y la forma de utilizar su espacio doméstico.

Realizar estos cambios al mismo tiempo que intentamos priorizar nuestra salud y la de nuestros seres queridos puede crear nuevas fuentes de presión en nuestras vidas.

En este artículo, hablaremos de la importancia de tomarse un tiempo para cuidar de uno mismo y compartiremos ejemplos de prácticas de autocuidado que pueden ser útiles.

Relacionado: Todo lo que debe saber sobre el trabajo desde casa

¿Qué es el autoaprendizaje?

Cuidar de uno mismo para mejorar la salud y el bienestar se denomina autocuidado. La forma en que las personas practican el autocuidado depende de lo que les hace sentir renovados, relajados y rejuvenecidos para afrontar los retos actuales de nuestras cambiantes vidas.

La importancia del autocuidado durante la pandemia de coronavirus

Un reto para muchas personas que recientemente han pasado a trabajar desde casa es seguir practicando el autocuidado mientras gestionamos todo lo que requiere nuestra atención. Puede que estés acostumbrado a tener tu casa separada de tu espacio de trabajo, por ejemplo, y necesites hacer ajustes para equilibrar tu vida laboral y doméstica de manera que te sientas capaz de recargar y empezar el día siguiente renovado.

Según un estudio reciente de Indeed¹, más de la mitad de los encuestados dijeron que las mejores palabras para describir sus sentimientos hacia COVID-19 incluían “preocupado,” “cauteloso,” y “preocupado.” Junto con un cambio importante en su rutina de trabajo, tales sentimientos pueden conducir al agotamiento o a la disminución de la motivación. Tomar medidas para atender su salud mental y física puede ayudarle a superar el impacto de la COVID-19 en su trabajo.

Ejemplos de cuidado personal mientras se trabaja desde casa

He aquí algunas estrategias de autocuidado que puedes utilizar mientras trabajas desde casa durante el brote:

  • Establezca límites.
  • Crea una rutina.
  • Comunique sus inquietudes.
  • Mantenga su casa organizada.
  • Coma bocadillos saludables.
  • Encuentra un entrenamiento que te guste.
  • Duerma lo suficiente.
  • Tomar descansos a lo largo del día.
  • Conectar con los compañeros de trabajo.
  • Considerar las técnicas de meditación.

1. Establecer límites

Cuando trabajes desde casa, es importante crear nuevas rutinas y horarios que te ayuden a distinguir entre tu vida doméstica y tu vida laboral. Cuando esté fuera del horario de trabajo, apague todas las notificaciones del trabajo y espere hasta el siguiente día de trabajo para responder a los correos electrónicos relacionados con el trabajo. Esto puede ayudarte a sentir que estás fuera del trabajo.

Otro límite importante es asegurarse de que tienes un espacio de trabajo designado en tu casa. De esta manera, una vez que hayas terminado con el trabajo, podrás alejarte de tu área de trabajo y descomprimirte durante el resto de la tarde. Si es posible, busca un escritorio y una silla que te permitan estar cómodamente sentado durante horas.

Relacionado: Qué hacer cuando te sientes sobrecargado de trabajo

2. Crean una rutina

La repentina irrupción del COVID-19 ha cambiado las rutinas habituales de muchas personas. Por ejemplo, es posible que estés acostumbrado a prepararte para el trabajo haciendo una rutina de ejercicios matutinos, duchándote y desayunando. Mantener su rutina matutina habitual puede ayudarle a mantenerse motivado y preparado para comenzar su jornada laboral. También puede encontrar formas de mejorar o alargar su rutina matutina con el tiempo que suele dedicar a los desplazamientos al trabajo si eso formaba parte de su horario anterior.

Relacionado: 7 desafíos de trabajar a distancia y cómo superarlos

3. Comunicar sus preocupaciones

Trabajar desde casa en estas circunstancias requiere algunos ajustes. Si tienes alguna pregunta o preocupación sobre cómo tu trabajo se verá afectado por el coronavirus, comunícalo a tu empleador o gerente. Ellos pueden ayudarle a crear estrategias para seguir siendo productivo durante este tiempo sin precedentes.

4. Mantener su casa organizada

Un entorno de trabajo limpio puede ayudarte a sentirte más relajado mientras trabajas. Dedica algo de tiempo a mantener tu zona de trabajo y tu casa limpias y organizadas. Además de ayudarte a sentirte mejor, limpiar tu casa con regularidad también puede ayudar a prevenir la propagación del COVID-19. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades tienen una serie de recomendaciones para limpiar y desinfectar su casa.

5. Comer bocadillos saludables

Si está a tu alcance, invierte en tentempiés saludables que te gusten y te hagan sentir bien. Hacerlo puede ayudarte a mantener tu nivel de energía y a permanecer concentrado durante todo el día.

6. Encuentre un entrenamiento que le guste

El ejercicio tiene muchos beneficios para la salud, por lo que es una gran forma de autocuidado. Cuando elija un ejercicio, encuentre algo que le guste hacer. Dado que los CDC recomiendan permanecer en casa durante el brote de coronavirus, es importante encontrar ejercicios divertidos que pueda hacer en su hogar. Varios gimnasios, estudios de yoga y otras organizaciones de fitness de todo el país están ofreciendo clases de ejercicios virtuales gratuitas o de coste reducido a las que puedes acceder por Internet.

7. Duerma lo suficiente

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. afirma que la mayoría de los adultos necesitan dormir entre siete y ocho horas cada noche. Dormir te ayuda a mantener una mente y un cuerpo sanos, mejorando la concentración durante la jornada laboral. Un horario de sueño regular puede ayudarte a despertarte sintiéndote renovado y listo para un nuevo día.

8. Tomar descansos a lo largo del día

Tomar descansos regulares a lo largo de la jornada laboral es esencial para mantener la concentración y reducir el agotamiento. Aléjate de tu zona de trabajo para hacer una verdadera pausa para comer. También puedes considerar la posibilidad de probar el Método Pomodoro, programando un temporizador para 25 minutos productivos, seguidos de un breve descanso de cinco minutos. Los miniejercicios como los estiramientos, los saltos, la carrera en el lugar y la respiración profunda pueden ayudarte a mantener la motivación.

9. Conectar con los compañeros de trabajo

Ser intencional sobre el mantenimiento de las conexiones con sus compañeros de trabajo virtualmente puede ayudarle a relajarse mientras construye relaciones. Encuentre una forma de comunicación que le ayude a sentirse conectado con sus compañeros de trabajo. Puede ser beneficioso iniciar un grupo de chat en línea que se parezca a las conversaciones casuales que pueda tener en la oficina. También puede considerar la posibilidad de establecer una hora feliz virtual, un club de lectura, un club de comida o algún otro momento de encuentro en el que pueda conectarse semanal o quincenalmente para hablar de temas no relacionados con el trabajo.

Relacionado: Barreras de comunicación comunes (con ejemplos)

10. Considere las técnicas de meditación

La meditación es un gran método de autocuidado que puede ayudarte a adaptarte a trabajar desde casa al ofrecerte un ejercicio para relajarte y reajustarte. La organización de meditación en línea, Headspace, ha creado recientemente una colección de meditación llamada «Weathering the Storm» para ayudar a la gente a hacer frente al brote. Esta colección gratuita incluye ejercicios de meditación, sueño y movimiento. También tienen esta meditación de un minuto que puede ayudarte a encontrar una sensación de concentración relajada.


¹ Encuesta de Indeed, n=1.035