Cómo escribir una autoevaluación

Es una herramienta eficaz para evaluar su progreso y desarrollo profesional. Las evaluaciones de autoevaluación pueden ayudarle a documentar sus logros para su empleador y su empresa. Mediante la autoevaluación, puede ver cómo ha adquirido conocimientos y habilidades en el entorno laboral.

En este artículo, aprenderá cómo evaluarse a sí mismo y qué incluir en su autoevaluación.

¿Qué es una evaluación de autoevaluación?

Una autoevaluación puede ayudarle a reflexionar y hacer un seguimiento de su desarrollo profesional, sus habilidades y sus logros a lo largo de los años que lleva trabajando en una empresa. Este tipo de evaluación puede ser increíblemente valiosa, ya que le permite considerar qué habilidades y comportamientos ha desarrollado y qué necesita mejorar todavía. Además de ser un método eficaz para pedir la opinión de tu jefe y de tus compañeros de trabajo sobre tu rendimiento en el puesto, este tipo de evaluación es también una forma eficaz de pedir su opinión.

Además, la evaluación de la autoevaluación puede servir para hacer un seguimiento de los logros que su jefe pueda haber pasado por alto durante su propia evaluación de usted. Los jefes suelen tener muchos empleados bajo su supervisión y no siempre pueden evaluar y revisar todo lo que usted ha logrado.

También puede utilizar su autoevaluación como método para hacer un seguimiento de los proyectos que ha completado con éxito, así como de cualquier otro logro que haya tenido y que le gustaría que su empleador conociera. Si está pensando en pedir un ascenso, un aumento de sueldo u otra forma de reconocimiento en la empresa, una autoevaluación puede ser una herramienta eficaz para destacar los motivos de su petición.

Relacionado: Cómo redactar una carta de solicitud de ascenso

Cómo realizar una autoevaluación

Considere la posibilidad de realizar una autoevaluación periódica como parte de su plan de mejora personal, de modo que pueda mantener un registro actualizado de cómo se ha desempeñado en el lugar de trabajo, sus logros, la educación adicional que ha seguido durante su empleo y su crecimiento y desarrollo general durante su tiempo en la empresa. Además, puedes tener en cuenta los siguientes pasos para realizar tu autoevaluación.

  1. Incluir los elementos adecuados.
  2. Determine el plazo para su autoevaluación.
  3. Da una idea de tu éxito.
  4. Da ejemplos de tus puntos fuertes y débiles.
  5. Destacar su mentalidad de crecimiento.
  6. Dar su opinión sincera.
  7. Mantener la profesionalidad.
  8. Utilizar palabras de acción.
  9. Formatear y editar su autoevaluación.
  10. Pida opiniones.

1. Incluya los elementos adecuados

Las evaluaciones de autoevaluación tienen varios elementos importantes que te ayudarán a crear una declaración significativa de tus logros en la empresa. Una autoevaluación puede incluir elementos como tus éxitos y logros en tu puesto, cómo has conseguido tu éxito, críticas a tus hábitos de trabajo, tus puntos fuertes y débiles y aspectos de tu rendimiento que pueden necesitar ser mejorados. Del mismo modo, puede considerar la posibilidad de incluir una petición de opinión a su jefe o empleador.

2. Determine el calendario de su autoevaluación

Planifica tu calendario de eventos que quieres discutir en tu evaluación. Puedes hacer un seguimiento de tu progreso anual, mensual o incluso semanal. Considere la posibilidad de utilizar un cuaderno, un programa de hojas de cálculo u otro método de registro para hacer un seguimiento de sus logros a medida que los vaya consiguiendo. Además, lleve un registro de las fechas y horas de los proyectos que haya completado por encima de la norma o de las reuniones exitosas de la conferencia. Los ejemplos concretos de cuándo has logrado algo pueden ser una forma eficaz de respaldar los puntos que expones en tu autoevaluación.

3. 3. Dar una visión de su éxito

Uno de los propósitos de una evaluación de autoevaluación es mostrar tus logros y tu desarrollo profesional. Describa los proyectos que muestren su mejor trabajo, así como las tareas y proyectos que haya realizado y que estén en consonancia con la misión principal de la empresa. Destaca los proyectos que más valor han aportado a tu lugar de trabajo. Del mismo modo, si has participado en equipo con tus compañeros para completar un proyecto, asegúrate de destacarlo en tu evaluación.

4. Dé ejemplos de sus puntos fuertes y débiles

Cuando realices una evaluación de ti mismo, piensa en cuáles son tus puntos fuertes y en cómo esos puntos han contribuido a tu éxito. Intente ser lo más específico posible sobre lo que ha hecho como empleado. Por ejemplo, si ayudaste a lanzar un proyecto que de otro modo no habría tenido éxito, habla de ello en tu evaluación. Por ejemplo, tal vez hayas conseguido financiación o recursos adicionales para el proyecto que no se habrían proporcionado si no hubieras tomado la iniciativa de solicitarlos.

Además de tus puntos fuertes, considera la posibilidad de hablar de tus puntos débiles. Enumera tus puntos débiles de forma que destaques cómo piensas mejorarlos. Por ejemplo, si crees que tus habilidades de introducción de datos son un punto débil en tu desempeño, inclúyelo en tu autoevaluación, así como la forma en que planeas mejorar la habilidad.

Relacionado: Plan de Mejora Continua en el Trabajo: Definición, técnicas y ejemplos

5. Destaque su mentalidad de crecimiento

Un aspecto importante de la autoevaluación es demostrar que estás dispuesto a crecer y mejorar como empleado. Siempre puede haber algo que aprender de los demás que le ayude a seguir desarrollándose como un activo valioso para su equipo, para la dirección y para la empresa. Puede ser eficaz y beneficioso para tu carrera encontrar oportunidades de mejora y desarrollo profesional.

Considera la posibilidad de hablar de tus objetivos profesionales para el futuro, de tus objetivos para cumplir con los requisitos del trabajo y de tu plan para continuar tu desarrollo profesional. Mostrar a tu empleador una mentalidad de crecimiento en tu autoevaluación les permite ver cuánto quieres crecer con la empresa. Del mismo modo, una mentalidad de crecimiento puede ayudarte a afrontar los obstáculos en tu carrera con confianza para superarlos.

Relacionado: Establecer objetivos para mejorar su carrera

6. Haz una revisión honesta

Reconocer y documentar sus logros puede ser fundamental para su evaluación de autoevaluación, pero considere ser tan honesto consigo mismo como pueda. Su evaluación de autoevaluación debe centrarse en los hechos de lo que ha logrado en su carrera, así como en lo que puede necesitar mejorar. Del mismo modo, evite las exageraciones y sea consciente de cómo le perciben los demás y cómo interactúan con usted. Sea honesto con lo que escribe sobre usted y evite el lenguaje duro. Tu propia percepción interna puede afectar a cómo te perciben los demás en la evaluación.

7. Mantener la profesionalidad

Al completar su autoevaluación, tenga en cuenta su público. Si tiene previsto presentar su evaluación a su empleador, considere la posibilidad de utilizar un lenguaje profesional en lugar de un tono informal y conversacional. Céntrese en su rendimiento y ofrezca una revisión honesta de sí mismo. Tu autoevaluación está pensada para destacar tu desarrollo profesional, y si incluyes críticas o detalles sobre tus compañeros, los miembros de tu equipo o cualquier otro personal con el que trabajes, puedes arriesgarte a perder el foco de atención en tus propios objetivos de evaluación y parecer poco profesional al mismo tiempo.

8. Utilice palabras de acción

Una autoevaluación convincente utiliza palabras de acción para transmitir la fuerza de la evaluación. Palabras como “dedicated” o “focused” Dígale al lector de su evaluación que usted persigue la iniciativa como empleado. El siguiente ejemplo destaca algunas palabras de acción que podría considerar utilizar en su autoevaluación.

Liderar: “Dirigí a mi equipo de empleados para trabajar en un proyecto”

Gestionado: He gestionado con éxito un proyecto;

Con la ayuda de un mentor: “Fui mentor de otros durante una sesión de formación”

Propuestas: Proponga nuevas reglas para la oficina;

Recomendado: Recomendé soluciones a un problema;

Reducida: 9. He conseguido reducir los gastos de la empresa;

Supervisado: “Supervisé las reuniones del equipo”

Formación: Capacité a otros en un nuevo programa o procedimiento de software;

9. Formatea y edita tu autoevaluación

Formatea tu autoevaluación y edita tu trabajo para evitar errores gramaticales y ortográficos. Utiliza un tipo de letra profesional, como Times New Roman, Arial o Calibri. Formatea cada sección de tu autoevaluación como un subtítulo para aumentar la legibilidad. Además, intente evitar grandes bloques de texto dividiendo los párrafos cuando sea necesario. Puede enviar su autoevaluación electrónicamente en un archivo adjunto de correo electrónico, pero considere la posibilidad de imprimir una copia impresa para conservarla en sus archivos.

Relacionado: Cómo escribir un correo electrónico profesional

10. Pedir retroalimentación

Aproveche la oportunidad que le brinda su autoevaluación e incluya una sección para solicitar la opinión de su empleador o supervisor. Ya ha proporcionado los detalles de sus logros, puntos fuertes, puntos débiles y cualquier plan de mejora tal y como los percibe, pero pedir la opinión de su empleador puede ofrecerle una idea de cómo percibe también estos elementos de su rendimiento.

Ejemplo de evaluación de autoevaluación

El ejemplo siguiente destaca muchos de los elementos que puede considerar incluir en su autoevaluación.

Autoevaluación de Joy Green

Empleado de Cuentas por Pagar

Puntos fuertes:

Soy una trabajadora dedicada que entiende mi trabajo como empleada de cuentas por pagar y las responsabilidades que conlleva esa función de gestionar la confianza de esta empresa. También comprendo el alcance mayor de nuestro negocio al proporcionar un gran servicio al cliente. Considero que esto contribuye al éxito de la empresa. Un ejemplo de ello es la relación que mantengo con los proveedores y la conciliación de las facturas de empresas externas. Esto implica a menudo la comunicación telefónica, el correo electrónico o la reunión en persona con los clientes. Soy cortés y firme para conciliar la información, pero trato a cada proveedor por igual y con respeto.

Tengo una gran capacidad de comunicación con la gente y esto me ayuda a ser un buen miembro del equipo cuando surgen situaciones difíciles a la hora de cumplir un plazo o resolver un problema. El trabajo en equipo es valioso para mí porque agradezco las opiniones de mis compañeros en este tipo de retos. Durante el año, trabajé como miembro del equipo para financiar e instalar un nuevo software de contabilidad e impartir sesiones de formación fuera del horario laboral.

En general, soy un pensador innovador al que le gusta idear nuevas y mejores formas de hacer las cosas.

Puntos débiles:

Tiendo a no pedir ayuda cuando debería hacerlo. Aunque soy un gran miembro del equipo, necesito saber que hay momentos en los que no debería trabajar solo. Siempre estoy dispuesto a ayudar a los demás, pero tengo que reconocer mis limitaciones.

Tiendo a estar demasiado absorto en mi trabajo. Esto es parte de mi problema a la hora de pedir ayuda. Estoy trabajando para ser más consciente de la gestión del tiempo en este sentido.

Valores fundamentales:

Creo en el trabajo en equipo y en la cooperación con otros empleados en el lugar de trabajo. Lo demuestro escuchando las opiniones de los demás con respeto. Intento no ser un obstáculo cuando hay desacuerdos, sino que trato de solucionar las cosas en la medida de lo posible.

Valoro el respeto y la claridad entre compañeros. Creo en la comunicación transparente entre los empleados y la dirección y agradezco los comentarios sobre mi rendimiento laboral y el trabajo en equipo en la oficina.

Valoro la amistad con los miembros de mi equipo, y soy considerado con los demás, como me gustaría que ellos fueran considerados conmigo.

Intento ser útil a los compañeros de trabajo, a la dirección y a los clientes.

Logros:

Soy firme en mi capacidad de cumplir los plazos de mi trabajo, y soy consciente de la programación.

Me dedico a mi trabajo y a veces me quedo más allá del horario de oficina. Sin embargo, intento mantener mi trabajo en perspectiva y no dejo que afecte a mi vida personal. Intento mantener un equilibrio entre el trabajo y la vida personal porque esto me convierte en un miembro del equipo más eficaz y con más energía.

Estoy trabajando en la educación adicional en el campo de la contabilidad para convertirse en un miembro del equipo más productivo y bien informado para la empresa.

Objetivos:

Estoy trabajando para conseguir un papel en la gestión para avanzar en mis objetivos profesionales. Para ello, estoy tomando clases nocturnas para obtener una licenciatura en contabilidad. Idealmente, me gustaría quedarme en esta empresa porque me gusta trabajar con los miembros de mi equipo y en el entorno de la empresa. Como gerente, quiero seguir ayudando a la empresa a crecer animando a los miembros de mi equipo a dar lo mejor de sí mismos. Actualmente, me gustaría tener un papel más importante que me permita tomar decisiones dentro del equipo. Sin embargo, seguiré siendo respetuoso con la dirección y estaré dispuesto a aprender tanto de los miembros del equipo como de la dirección.

Comentarios sobre mi valoración de autoevaluación:

Agradecería cualquier comentario de mis compañeros de trabajo y de la dirección sobre mi autoevaluación. Siempre busco formas de aprender y crecer como empleado y como colega.