Autoevaluación: Definición y ejemplos

Las autoevaluaciones son una excelente manera de analizar su rendimiento laboral y las mejoras individuales que debe realizar. Este tipo de evaluaciones pueden formar nuevos objetivos que incluso podrían ayudarle a ascender a un puesto superior. Es importante que se tome un tiempo para reflexionar sobre sus puntos fuertes, sus debilidades, sus valores y sus logros para determinar los objetivos en los que está trabajando.

En este artículo, definimos qué es una autoevaluación, por qué debe realizarla, qué debe incluir y algunos consejos para llevar a cabo su propia evaluación.

¿Qué es una autoevaluación?

Una autoevaluación es un tipo de evaluación del rendimiento que le permite reflexionar sobre lo que hace bien en su puesto y lo que debería mejorar. En la mayoría de los entornos laborales, su empleador puede pedirle que realice una evaluación de sí mismo después de un determinado periodo de tiempo. Los centros de trabajo pueden realizar estas autoevaluaciones trimestral, mensual o anualmente.

Los empleadores suelen pedirle que se autoevalúe, y luego completan una evaluación sobre su rendimiento laboral para que la compare con su propia evaluación. Ambos documentos suelen archivarse juntos para que usted, su jefe o un empleado de recursos humanos puedan consultarlos posteriormente. Estos documentos pueden ser revisados posteriormente por su supervisor para determinar si debe recibir un ascenso o un aumento de sueldo.

¿Por qué debería realizar una autoevaluación?

Es importante llevar a cabo una autoevaluación porque es una forma estupenda de comprender mejor el rendimiento de tu función y los elementos en los que debes trabajar. Esto te permite crear objetivos para ti mismo y formar estrategias para alcanzar nuevos hitos y mejorar en tu carrera. Cuando reconoces qué partes de tu trabajo necesitan mejorar, puedes esforzarte por desarrollar y mejorar estas habilidades. Tu jefe puede notar que te esfuerzas por convertir tus puntos débiles en fuertes, lo que puede dar lugar a un reconocimiento del equipo o incluso a un aumento de sueldo o un ascenso.

Los supervisores también prefieren que los empleados realicen autoevaluaciones porque les anima a fijarse objetivos. Los jefes suelen disfrutar al ver que los miembros del equipo se superan a sí mismos y trabajan para alcanzar los objetivos que se han fijado para avanzar en sus carreras. Este compromiso con sus objetivos demuestra su automotivación y autodisciplina, que son fuertes cualidades que impresionan a los empresarios.

Relacionado: 33 preguntas de autoevaluación (y cómo hacer que su autoevaluación tenga sentido)

Qué incluir en las autoevaluaciones

Su autoevaluación debe destacar sus puntos fuertes, las habilidades que le gustaría mejorar y los objetivos que quiere alcanzar. Los elementos más comunes que deben incluirse en las autoevaluaciones son:

  • Puntos fuertes: Responsabilidades, habilidades y otras tareas del puesto que está desempeñando bien.
  • Áreas de mejora: Tareas o habilidades que cree que puede mejorar y en las que centrará sus esfuerzos.
  • Valores: Indique las áreas de su función o de la empresa que considere importantes y cualquier creencia profesional que se esfuerce por mantener.
  • Logros: Logros o metas previamente establecidas que haya alcanzado durante su tiempo en la empresa.
  • Objetivos: Mejoras y desarrollos que te gustaría conseguir en el próximo mes, trimestre o año que te ayuden a crecer en tu carrera.

Relacionadas: Cómo escribir una autoevaluación

Consejos para realizar una autoevaluación

La realización de autoevaluaciones puede dar resultados positivos al ayudarle a cumplir sus objetivos y a mejorar usted mismo, lo que esencialmente mejora también el rendimiento general de la empresa. Siga estos consejos para crear una autoevaluación eficaz:

Reflexione sobre los logros de los que se siente orgulloso

Cuando te sientes a realizar tu autoevaluación, empieza por lo positivo. Piensa en los avances personales que hayas conseguido y que creas que te han ayudado a desarrollarte profesionalmente. Si tu jefe te ha fijado objetivos, describe cuáles has alcanzado. Destaca cualquier tarea o responsabilidad que hayas completado y de la que te sientas orgulloso. También puedes mencionar las habilidades que has desarrollado y que crees que te hacen un empleado más fuerte.

Considere cómo sus logros personales han repercutido también en toda la empresa. Esto le permite comprender los beneficios de la consecución de sus objetivos, lo que puede ayudarle a motivarse para seguir cumpliendo y superando más hitos.

Sea honesto en su evaluación

Cuando se evalúe a sí mismo, trate de ser honesto. Recuerde que su empleador revisará sus respuestas y evaluará su progreso, por lo que es importante que le demuestre que es capaz de proporcionar información veraz. Ser honesto consigo mismo y darse cuenta de las áreas en las que necesita trabajar también demuestra su voluntad de aprender y crecer a partir de los retos pasados, lo que puede impresionar a los responsables de la contratación.

Relacionado: Ejemplos y consejos de autoevaluación de empleados

Encuentra formas de crecer y mejorar

A lo largo de su evaluación, busque secciones y puntos que pueda mejorar y de los que pueda aprender. Es posible que haya momentos difíciles en los que no hayas podido alcanzar los objetivos que te habías marcado. Es importante tomar estas situaciones y encontrar formas de mejorarlas. Los directivos suelen entender cuando los empleados no alcanzan sus objetivos, muchos de ellos examinan la forma en que reaccionas a estos contratiempos. Aprovecha estos momentos para seguir esforzándote y para crear estrategias que te permitan alcanzar tus objetivos la próxima vez.

Utilizar métricas para hacer un seguimiento de sus objetivos y logros

Es más fácil demostrar lo que has conseguido en el pasado si utilizas métricas y números. A lo largo del año, intenta guardar archivos que demuestren que has cumplido un objetivo o que has realizado una tarea compleja. También puedes apuntarlos en un cuaderno para consultarlos en el futuro. Cuando llegue el momento de la autoevaluación, saca estos archivos y documentos para registrar fácilmente tus logros utilizando números, métricas y otros detalles específicos.

Mantenga la profesionalidad de su evaluación

Lo más probable es que tu jefe o el director de recursos humanos revisen esta evaluación, así que es mejor que sea profesional y positiva. Si se producen acontecimientos en el trabajo que crees que están afectando a tu rendimiento laboral, es mejor que los comentes en persona con tu supervisor o con un responsable de recursos humanos. Manténgase cortés y educado durante toda la revisión.

Relacionado: Cómo escribir un plan de desarrollo profesional (con ejemplos)

Sea lo más específico posible

Al revisar su rendimiento laboral, siga siendo específico en muchos de los elementos que cubre. Ser claro y directo en tus evaluaciones ayuda a tu jefe a entender mejor los aspectos en los que crees que te desenvuelves bien y las áreas en las que estás trabajando para mejorar. También hace que sea más escaneable y fácil de leer para el supervisor antes de volver a sus otros temas de trabajo.

Ejemplo de autoevaluación

Utilice este ejemplo para ayudarle a elaborar una valiosa autoevaluación:

Fortalezas:

  • Soy una persona que aprende rápido y que ha adquirido conocimientos y experiencia en el uso de la plataforma CMS de nuestra empresa, e incluso he formado a otras personas en su uso.
  • Tengo una gran capacidad de resolución de problemas y de pensamiento crítico y la he utilizado para idear nuevas estrategias de marketing que han superado las expectativas de los clientes.

Áreas de mejora:

  • Me resulta difícil priorizar adecuadamente las numerosas tareas que me han asignado y he estado investigando aplicaciones comunes de gestión de tareas para ayudarme a organizarlas adecuadamente.
  • Hay algunas reuniones en las que me cuesta hablar durante las reuniones porque temo que mis ideas no sean muy útiles o lógicas. Tengo que trabajar para ser más vocal durante las reuniones y expresar mis opiniones, cuando sea posible.

Valores:

  • Valoro el respeto por los demás miembros de mi equipo y el refuerzo positivo.
  • Creo en tratar a mi equipo como a una familia, encontrando la manera de ayudarles cuando lo necesitan.
  • Trabajo para cumplir constantemente mis objetivos y cuotas y solicito ayuda cuando me resulta difícil alcanzar estos hitos.

Logros:

  • Creé las páginas de nuestra empresa en las redes sociales, que ganaron un total de 200 seguidores en los últimos 3 meses.
  • He publicado tres entradas de blog cada semana durante los últimos 3 meses, lo que ha aumentado las tasas de conversión de nuestro sitio en un 20%.

Objetivos:

  • Me descargaré una nueva aplicación de gestión de tareas y organizaré mis tareas de forma más eficiente para ayudarme a mantenerme al día con mis asuntos de trabajo y presentar todas mis tareas en sus plazos.
  • Tengo previsto mejorar mi capacidad de hablar en público y mis habilidades interpersonales hablando más durante las reuniones y comunicando claramente mis ideas y opiniones en los temas de conversación.