Guía sobre el beneficio neto: Definición, Fórmula y Ejemplo de Cálculo

Para que una empresa tenga éxito, es importante conocer su situación financiera. Cuando los propietarios de las empresas o los profesionales de la contabilidad conocen los ingresos totales de la empresa, los gastos, los costes y otros factores financieros, pueden tomar decisiones empresariales estratégicas respaldadas por los datos y el conocimiento de la salud financiera de la empresa. El beneficio neto es sólo una de las cifras que los interesados en la empresa deben conocer para estar al tanto de la marcha del negocio.

Total de ingresos por ventas – total de gastos = beneficio neto

En este artículo, definimos qué es el beneficio neto y explicamos por qué es importante, compartimos la fórmula del beneficio neto, discutimos qué es el margen de beneficio neto y compartimos en qué se diferencia el beneficio neto del beneficio bruto.

¿Qué es el beneficio neto?

También se puede denominar beneficio neto a la línea de fondo o a los ingresos netos, y es la cantidad de dinero que tiene una empresa después de contabilizar todos los gastos. Estos gastos pueden incluir las nóminas, los costes de fabricación, el alquiler mensual de las oficinas, los impuestos, las prestaciones a los empleados y otros. El beneficio neto también tiene en cuenta los gastos sin base de caja, como la depreciación del valor de un activo, y los intereses, el coste de las mercancías vendidas y la amortización. El beneficio neto aparece en la última línea de la cuenta de resultados de la empresa para mostrar los ingresos totales de la organización.

Relacionado: Depreciación vs. Amortización: Definiciones, diferencias y ejemplos

¿Por qué es importante el beneficio neto?

El beneficio neto es importante por lo que representa. Proporciona a los empresarios una idea real de la situación de su empresa, ya que tiene en cuenta tanto los ingresos como los gastos de la misma. Es habitual que las empresas redacten una nueva cuenta de resultados cada trimestre financiero para que los accionistas y otras partes interesadas puedan ver el estado de la empresa. Con el dinero que queda después de que la empresa pague sus gastos, puede distribuir dinero a los propietarios y accionistas.

Cuando una empresa es capaz de pagar a los accionistas, suele significar que las operaciones son fuertes y que la empresa tiene una base sólida con la que seguirá creciendo y obteniendo mayores beneficios con el tiempo. Esto conduce a una mayor cotización de las acciones y a una mayor valoración de la empresa, por lo que el propietario tiene más probabilidades de tener éxito si se dirige a un grupo de inversores en busca de capital para hacer crecer el negocio o necesita obtener un préstamo para ampliar las operaciones.

Una empresa de éxito examina continuamente su beneficio neto para determinar cómo puede mejorar. Para ello, busca formas de reducir los gastos, por ejemplo, trasladándose a un espacio de oficinas más rentable o subcontratando algún trabajo, o explorando oportunidades para aumentar los ingresos, por ejemplo, mediante la ampliación de una línea de productos o la venta de existencias.

He aquí otras razones por las que el beneficio neto es importante:

  • Determina cuánto ganan los propietarios. La mayoría de los propietarios de empresas cobran un sueldo sólo cuando la empresa paga todos sus gastos. Si sobra dinero, como en el caso de tener unos ingresos totales que superen los gastos totales, entonces los propietarios de la empresa pueden recibir un sueldo.
  • El beneficio neto es una cifra necesaria en muchos documentos legales. Es importante conocer el beneficio neto de la empresa para documentos como la declaración de la renta. El IRS utiliza las cifras de su beneficio neto para determinar cuánto tiene la empresa en concepto de impuestos y cuánto debe el IRS a la empresa como reembolso.
  • Revela patrones. Si hace un seguimiento de los beneficios netos a lo largo del tiempo, podrá ver el rendimiento de la empresa. Podrá identificar mejor los patrones y las tendencias que indican que hay más o menos beneficios netos durante ciertas épocas del año. Esto puede ayudar a la estrategia empresarial y a la elaboración de presupuestos. Por ejemplo, los cálculos del beneficio neto durante varios años pueden mostrar que los gastos aumentan durante los meses de verano. Esto puede ayudar a los estrategas a decidir cómo combatir este aumento para que el beneficio neto se mantenga en una cifra saludable.

Aunque el beneficio neto es importante, también es importante que no utilices este total y lo compares con el beneficio neto de otra empresa. El beneficio neto puede variar mucho, incluso entre empresas del mismo sector. Además, el beneficio neto no proporciona ninguna información sobre la cantidad de efectivo que genera la empresa en un periodo de tiempo determinado. Para ello, se puede utilizar un estado de flujo de caja.

Relacionado: Lo que hay que saber sobre las cuentas de resultados

¿Cuál es la fórmula del beneficio neto?

Como el beneficio neto tiene en cuenta tanto los ingresos como los gastos totales, la fórmula del beneficio neto es

Ingresos totales por ventas – Gastos totales = Beneficio neto

Para calcular el beneficio neto de tu empresa y poder entender mejor su situación financiera, sigue estos pasos:

  1. Calcule sus ingresos totales. Entienda cómo la empresa gana dinero, pero no contabilice ninguna deducción o gasto en este paso. Asegúrese de tener en cuenta todos los flujos de ingresos.
  2. Calcule sus gastos totales. Esto incluye los costes de funcionamiento básicos y más avanzados, los suministros y cualquier otro pago que una empresa deba hacer para mantener sus operaciones. Considere los salarios de los empleados, las suscripciones, los costes mensuales de un equipo de limpieza después de las horas de trabajo y el coste que ha pagado para reparar una pieza de equipo.
  3. Reste los gastos totales de la empresa de sus ingresos totales. La diferencia entre los gastos y los ingresos de un negocio es el beneficio neto de la empresa. Si el importe total de los gastos es superior a los ingresos totales de la empresa, el beneficio neto es negativo, pero si los ingresos totales de la organización son superiores a los gastos, el beneficio neto es positivo.

Relacionado: Plantilla de Pérdidas y Ganancias: Definición y ejemplo

¿Qué es el margen de beneficio neto?

El margen de beneficio neto es un ratio que se expresa en forma de porcentaje. Muestra los beneficios de la empresa como porcentaje de los ingresos totales. El margen de beneficio neto mide la eficacia de las operaciones de una empresa, ya que muestra con qué frecuencia y en qué cantidades una empresa es capaz de obtener beneficios.

Por ejemplo, si una empresa tiene un margen de beneficio neto del 30%, significa que retiene 0,30 dólares por cada dólar de ingresos. También significa que la empresa pierde 0,70 dólares por cada 1 dólar de ingresos. Es habitual que los propietarios y estrategas exploren formas de aumentar el margen de beneficio neto.

La fórmula del margen de beneficio neto en porcentaje es:

Margen de beneficio neto = Beneficio neto / Ingresos totales x 100

Si expresas el margen de beneficio neto en forma de porcentaje, te resultará más fácil y provechoso comparar la rentabilidad de dos empresas, lo que difiere del beneficio neto. Si haces un seguimiento del margen de beneficio neto a lo largo de un determinado número de años, podrás identificar cualquier tendencia. Por ejemplo, puede ver que los costes de explotación aumentan constantemente cada mes, lo que contribuirá a que el margen de beneficio neto sea menor con el tiempo. Las partes interesadas pueden entonces identificar dónde está el problema o qué pueden hacer para combatir el movimiento a la baja.

Al igual que con el beneficio neto, los inversores prestan atención al margen de beneficio neto de una empresa. Buscan márgenes de beneficios netos que sigan aumentando entre meses o años fiscales. Esto también afecta al precio de las acciones de la empresa, ya que ésta puede demostrar su éxito a través de sus comunicados de resultados e informes anuales.

El inconveniente del margen de beneficio neto es que no es tan fiable si tiene una cifra de gastos o ingresos temporal que sesga los datos. Por ejemplo, si realiza una venta importante de su equipo de fabricación, puede notar una falsa sensación de beneficios elevados. Sin embargo, sólo sería por un corto periodo de tiempo. Es importante considerar el margen de beneficio neto junto con otras cifras para determinar la salud financiera de una empresa.

Relacionado: Guía de ratios de rentabilidad

¿En qué se diferencia el beneficio neto del beneficio bruto?

La principal diferencia entre el beneficio neto y el beneficio bruto es lo que se resta de los ingresos totales de la empresa. Mientras que los gastos totales se restan de los ingresos totales para obtener el beneficio neto de la empresa, el coste de los bienes vendidos (COGS) se resta de los ingresos totales para establecer el beneficio bruto de la empresa. El COGS es el coste en el que se incurre para producir los bienes que se venden como empresa, que puede incluir materiales, mano de obra y costes de distribución.

El beneficio bruto permite a una empresa conocer su nivel de éxito antes de incluir los gastos generales. Conecta la cifra del COGS con el éxito financiero de la empresa, ya que los empresarios pueden ver claramente dónde pueden cambiar su línea de productos o su proceso de fabricación, por ejemplo, para obtener un resultado final más saludable y una mayor rentabilidad. El beneficio bruto puede ser útil porque el coste de las mercancías vendidas es la parte del negocio que más se puede ajustar, mientras que los gastos de funcionamiento y los gastos generales son más propensos a permanecer igual porque el propietario del negocio tiene menos control sobre ellos.

Relacionado: Todo lo que debes saber sobre cómo ser contable

Ejemplo de cálculo del beneficio neto

Utilice este ejemplo de cálculo del beneficio neto para entender mejor cómo funciona el beneficio neto:

La empresa ABC vende productos de papel como blocs de notas, agendas y tarjetas de felicitación. También tienen un gran número de seguidores a los que les gustan los planificadores de papel, por lo que la empresa se ha hecho conocida por sus cursos en los que los expertos enseñan a otras personas a crear un planificador y a organizarlo según sus necesidades. Por último, hay otra parte del negocio que se dedica exclusivamente a la papelería de marca. Para calcular los ingresos totales de la empresa, hay que sumar los ingresos de todas las fuentes de ingresos, que pueden ser 150.000, 50.000 y 75.000 dólares, respectivamente. Los ingresos totales de la empresa ABC serían de 275.000 dólares.

La empresa ABC tendría entonces que calcular sus gastos totales, que podrían incluir 75.000 dólares en concepto de salarios de los empleados, 35.000 dólares en concepto de alquiler de equipos, 10.000 dólares en concepto de alquiler de oficinas, 5.000 dólares en concepto de equipos de oficina y 12.000 dólares en concepto de impuestos, para un total de 137.000 dólares en gastos.

Si utilizas la fórmula del beneficio neto para restar los gastos totales de los ingresos totales, el beneficio neto es de 138.000 dólares. Esto representa la cantidad de dinero que queda después de que el negocio pague todo lo que necesita. Esto significa que el propietario puede ganar un salario, la empresa puede pagar a sus accionistas o el beneficio neto irá a una cuenta de ahorros de la empresa o se reinvertirá de nuevo en el negocio.

Además, ahora puedes calcular el margen de beneficio neto. Siguiendo la fórmula, el margen de beneficio neto se calcula 138.000 $ (beneficio neto) / 275.000 $ (ingresos totales) = 0,50 x 100 (para expresar el margen de beneficio neto como porcentaje) = 50%. Esto significa que por cada dólar que la empresa ABC gana, retiene 0,50 dólares para sí misma.