6 beneficios de trabajar al aire libre (con consejos)

Tanto si trabajas desde casa como en la oficina, realizar algunas tareas al aire libre puede aumentar tu felicidad, tus niveles de energía y tu memoria. Si su supervisor se lo permite, considere la posibilidad de llevar su ordenador portátil y otros elementos de trabajo al exterior para respirar aire fresco y reponer su vitamina D.

En este artículo, cubrimos los beneficios de trabajar al aire libre y los consejos para seguir siendo productivo mientras completa las tareas en el exterior.

Beneficios de trabajar a distancia

Cambiar de escenario y de entorno puede ser un descanso refrescante de tu oficina o edificio en casa. Si pasas unos días a la semana trabajando al aire libre con buen tiempo, puedes experimentar cambios significativos en tu estado de ánimo y en tu salud. Los beneficios más comunes de trabajar al aire libre son:

2. Aumenta la felicidad y el estado de ánimo

Pasar tiempo al aire libre, bajo el sol y el aire fresco, puede influir en tus niveles de ánimo. Las diferentes formas de naturaleza suelen reducir también los niveles de ansiedad. En los días en los que te sientas negativo o abrumado, dar un paseo o sentarte a trabajar al aire libre puede hacerte sentir más feliz. Intenta respirar hondo y dejar que el aire fresco y los aromas de la naturaleza te hagan sentir mejor. Esto te permitirá mejorar tu estado de ánimo antes de volver a la oficina.

Relacionado: Relacionado: 50 de los mejores trabajos al aire libre

Mejora tus niveles de energía

El aire fresco que se respira al aire libre puede quemar el combustible de sus células para crear energía, lo que le permite sentirse más concentrado y productivo a lo largo del día. Salir al exterior puede aumentar tu consumo de oxígeno y darte un respiro del aire artificial que se encuentra en el interior. Una vez que hayas mejorado tus niveles de energía, podrás trabajar en las tareas más exigentes con una mente más clara y energía extra.

Relacionado: 15 ejemplos de cómo aumentar la productividad en el trabajo

Alivia los niveles de estrés

Otro beneficio de respirar aire fresco y mucho oxígeno al aire libre es que reduce los niveles de estrés. Respirar aire fresco suele reducir el cortisol y otras hormonas que inducen al estrés, lo que puede dar lugar a una actitud más positiva y menos abrumadora. Si te sientes estresado o desanimado por el trabajo y no tienes tiempo de salir al exterior, considera la posibilidad de abrir la ventana para que entre el aire fresco. También puedes pasar tus descansos o las primeras mañanas fuera meditando o realizando posturas de yoga.

5. Descansa los ojos y el cerebro

Normalmente, puedes aumentar tu productividad y concentración si te tomas descansos regulares para dejar de mirar la pantalla del ordenador y mirar otros objetos a tu alrededor durante unos segundos. Mientras trabajas al aire libre, puedes mirar diferentes objetos de la naturaleza a distancia para relajar los músculos de los ojos. Esto también le da a tu cerebro un descanso de concentrarse en tu trabajo. El exterior tiene muchos objetos visualmente atractivos en la naturaleza, lo que te anima a hacer más pausas para mirar a tu alrededor, ayudando a descansar tu cerebro y tus ojos.

Le mantiene saludable

Pasar tiempo al aire libre puede ofrecer varias ventajas para tu salud mental y física. El sol puede crear vitamina D en tu cuerpo, lo que puede ayudar a combatir una gran variedad de enfermedades y afecciones. Esto puede evitar que enfermes. Abandonar la silla de la oficina y trabajar o hacer descansos al aire libre también puede dar un respiro a tu espalda y reducir los dolores corporales que se producen por estar sentado en un escritorio durante todo el día.

7. Mejora la memoria

Si tu cuerpo se llena de energía y se relaja con la luz del sol y el aire fresco, tus capacidades cognitivas pueden mejorar al mismo tiempo. Pasar tiempo con la naturaleza puede mejorar tus funciones de memoria, especialmente la de corto plazo. Si tienes una presentación próximamente y quieres recordar datos importantes o puntos de discusión, pasa tiempo al aire libre estudiándolos para aumentar la probabilidad de que recuerdes la información esencial.

Consejos para trabajar fuera de casa

Si tu función requiere que pases la mayor parte del tiempo en la oficina, intenta encontrar formas de pasar tiempo al aire libre a lo largo del día, ya sea durante el almuerzo o los descansos. También hay muchas maneras de recoger sus artículos de trabajo y completar ciertas tareas al aire libre. Utiliza estos consejos cuando completes los elementos de trabajo o te tomes descansos al aire libre:

1. Organizar reuniones o sesiones de brainstorming en el exterior

Dado que el aire libre suele mejorar sus habilidades cognitivas, considere la posibilidad de pedir a su jefe que organice las reuniones al aire libre en los días de clima agradable. Exponerse a entornos menos familiares también puede potenciar la creatividad de tu cerebro, lo que lo convierte en un lugar idóneo para la lluvia de ideas para proyectos o campañas. Si tienes reuniones individuales con alguien, pregunta si puedes llevarlas a cabo en el exterior, ya sea sentado en una mesa o caminando y hablando. Esto puede mejorar el estado de ánimo y los niveles de energía de las discusiones.

Relacionado: Relacionado: 25 técnicas de brainstorming para resolver problemas y planificar

2. Realiza descansos al aire libre

Si tiene dificultades con una tarea, tómese un descanso saliendo al exterior. También puedes dedicar tiempo a pasear al aire libre y pensar en el proyecto. El aire fresco puede ayudar a despertar tu imaginación y aumentar tu capacidad para resolver problemas. Si vives lo suficientemente cerca, considera la posibilidad de ir al trabajo en bicicleta o a pie. Esto puede ayudar a dar energía a tu cerebro y prepararlo para el comienzo del día.

Lleva el ordenador portátil fuera de casa

Si trabajas desde casa o tienes permiso de tu supervisor, sal a trabajar en tus tareas. Llévate un portátil y siéntate en una zona que sea cómoda y productiva. Considera la posibilidad de ir a un parque y trabajar en zonas con un mínimo de ruido o distracciones. Planifica con antelación la carga de tu portátil y otros equipos para asegurarte de que puedes permanecer en el lugar durante un periodo prolongado.

Si trabajas desde casa, considera la posibilidad de comprar muebles de patio para sentarte en una mesa y sillas en el exterior durante el día para imitar un escritorio de trabajo. Algunas oficinas también tienen mesas y sillas al aire libre en las que puedes sentarte y trabajar con el permiso de tus supervisores'.

Relacionado: 25 consejos para trabajar desde casa

Comer al aire libre

Puedes refrescar tu cerebro y tu energía pasando la comida fuera. Esto puede ser especialmente beneficioso si no puedes trabajar fuera durante el día. Comer al aire libre durante unos 20 ó 30 minutos cada día puede aumentar tu energía para prepararte mejor para las tareas de la tarde. Puede disminuir la probabilidad de que pierdas la motivación para trabajar a media tarde.

Poner plantas en tu oficina

Puedes exponerte a la naturaleza en todo momento del día comprando plantas para ponerlas en tu oficina o en tu escritorio. Puede ser una gran pieza de vegetación para mirar cuando se toma un descanso rápido del trabajo para descansar los ojos y el cerebro. Dado que el dióxido de carbono y la luz juntos pueden producir energía, las plantas en tu oficina pueden ayudar a limpiar el aire y hacer que tú y los demás a tu alrededor os sintáis más repuestos y productivos.