Las ventajas de utilizar un sistema de gestión del rendimiento

Reclutar el talento adecuado es lo más caro y lo que más tiempo lleva a una empresa, por lo que es importante invertir en el desarrollo de los empleados para mantener un retorno rentable de esa inversión. Invertir en herramientas de gestión del rendimiento es una inversión en las personas y en el futuro de la empresa.

En este artículo, explicamos qué es un sistema de gestión del rendimiento, las características del software de gestión del rendimiento, las ventajas de utilizarlo y cómo elegir el mejor software para su empresa.

Relacionado: Aprende a ser un generalista de RRHH

¿Qué es un sistema de gestión del rendimiento?

Un sistema de gestión del rendimiento (PMS) es un método de evaluación del rendimiento de los empleados. Este sistema puede ayudar a garantizar que los empleados de la empresa estén alineados con su misión y sus objetivos. El PMS también puede ayudar a identificar los problemas de la empresa. Utilizando un enfoque estructurado, puede identificar las deficiencias de competencias, conocimientos y habilidades y corregirlas.

El desarrollo de la tecnología ha hecho que la gestión del rendimiento y las evaluaciones de los empleados sean más fáciles y eficaces. La mayoría de los programas informáticos de gestión del rendimiento permiten a los directivos definir los perfiles, las expectativas y los objetivos de los empleados. Algunos programas informáticos incluso facilitan el compromiso de los empleados a través de la transparencia y la retroalimentación periódica.

Relacionado: Cómo ser un buen gestor

Ventajas del software de gestión del rendimiento

El mejor software de gestión del rendimiento beneficia a los empleados, a los directivos y a la empresa. Estos sistemas están diseñados para ayudar a los directivos a redactar esquemas de trabajo y expectativas precisas, crear objetivos que se alineen con las metas de la empresa, documentar el rendimiento y redactar evaluaciones. Sin embargo, también tienen un impacto positivo en el compromiso de los empleados al ofrecer y fomentar la transparencia, el reconocimiento y la retroalimentación. A continuación, se enumeran otras ventajas clave del uso de software de gestión del rendimiento:

Entrenamiento constante

La gestión del rendimiento suele utilizar un modelo centrado en la formación y el desarrollo continuos. Las empresas que ofrecen oportunidades de desarrollo y altos niveles de coaching experimentan una considerable reducción de la rotación voluntaria y un aumento de los ingresos por empleado. El software de gestión del rendimiento ayuda a facilitar este cambio proporcionando herramientas automatizadas de coaching, la capacidad de rastrear los esfuerzos de coaching y mentoring y la opción de asignar un coach dentro del sistema.

Datos y retroalimentación

Muchos sistemas de software de gestión del rendimiento proporcionan datos sobre cómo ciertos eventos, como las reuniones, afectan al rendimiento, el compromiso y la rotación de los empleados. La implantación de un sistema adecuado también puede ayudar a las empresas a conocer los puntos fuertes y el potencial de un miembro del personal mediante la elaboración de informes automáticos sobre el rendimiento de los empleados. Estos informes ofrecen información valiosa que permite a los empresarios comparar el rendimiento y el compromiso de un empleado de forma individual, por departamento o en toda la empresa. Los datos pueden ser fundamentales para reducir la rotación de personal, ya que ayudan a los directivos o a los representantes de RRHH a identificar a las personas de alto rendimiento que pueden sentirse infravaloradas y les ofrecen la oportunidad de tomar medidas.

5. Objetivos ágiles

Las empresas que hacen que sus empleados reevalúen sus objetivos al menos cada trimestre tienen más probabilidades de tener un rendimiento financiero superior a la media y de mantener los costes al nivel de los competidores o por debajo de ellos. La retroalimentación y el entrenamiento constantes dan lugar a un mayor rendimiento de los empleados. Elegir un sistema que fomente la retroalimentación, los controles intermitentes, las evaluaciones colaborativas, el desarrollo y el reconocimiento del equipo es vital para el crecimiento no sólo de los empleados, sino de toda la organización.

6. Gestión completa y exhaustiva del talento

Muchos sistemas de software de gestión del rendimiento están integrando todas las áreas de la gestión del talento. En ese caso, la contratación, la incorporación y la formación y la gestión del rendimiento se encuentran en una sola aplicación. Un sistema integrado puede proporcionar un análisis completo y un fácil acceso a los datos en todo el sistema.

Coherencia

Cuando se trabaja en empresas más grandes, puede ser un reto mantener ciertos sistemas y normas. Un sistema de gestión del rendimiento mantiene la coherencia entre los equipos de RRHH, los directivos e incluso las regiones.

Accesibilidad

La mayoría de las herramientas de gestión del rendimiento ofrecen una interfaz fácil de usar que fomenta el compromiso de los empleados y la dirección. Los miembros de la plantilla pueden acceder a las metas y objetivos de la empresa y se les proporciona información periódica. También tienen acceso a materiales tangibles que les ayudarán a mejorar su rendimiento.

Relacionado: Cómo realizar una evaluación de los empleados

Cómo elegir un sistema de software de gestión del rendimiento

La elección del sistema de software de gestión del rendimiento adecuado dependerá en gran medida del tamaño, los objetivos, las necesidades y el sector de la empresa. Sin embargo, hay dos formas principales en las que se puede dividir el mercado:

1. Considerar el tamaño de la empresa

El tamaño y las proyecciones de crecimiento de su empresa influirán en su decisión. El mercado se divide en software para dos tamaños de empresa:

Empresa

Las organizaciones más grandes deberían considerar un sistema de gestión del rendimiento que se integre con el sistema de recursos humanos existente. Cuando busque un nuevo software, intente encontrar un paquete integrado de un proveedor que se ajuste a sus necesidades. Si desea integrar el nuevo software con su antiguo sistema, asegúrese de que los dos sistemas se integren sin problemas.

De pequeño a mediano

Al elegir un software para una pequeña empresa en crecimiento, es importante centrarse en la escalabilidad. Es probable que quiera que el software crezca con su negocio. Querrá evitar quedarse pequeño y tener que cambiar de sistema pronto. A medida que su empresa crezca, tendrá que reevaluar constantemente los objetivos y las proyecciones de crecimiento de su organización para asegurarse de que su sistema sigue satisfaciendo las necesidades de la empresa.

2. Considerar el tipo de software

Hay que tener en cuenta las necesidades de su empresa, así como los sistemas que utiliza actualmente. Hay dos tipos de software de gestión del rendimiento:

Lo mejor de lo mejor

Si está contento con su actual sistema de RRHH, puede que sólo esté buscando un nuevo sistema de gestión de proyectos. En este caso, un software independiente más funcional debería satisfacer sus necesidades. Sólo asegúrese de que su plataforma actual se integre con su nuevo software de gestión del rendimiento.

Conjunto integrado

Si desea mejorar todo su proceso de gestión del talento, actualizar su sistema o crear un sistema completamente nuevo, la mejor opción es una suite integrada. Una suite integrada combinará la gestión del rendimiento y del talento, agilizando todos los sistemas y procesos.