Guía para el liderazgo del cambio: Usos y elementos clave

El proceso de implantación del cambio en una empresa es complicado, por lo que requiere un enfoque de liderazgo que fomente la colaboración entre directivos y empleados. Es importante entender cómo liderar el cambio si eres directivo.

En este artículo, explicamos qué es el liderazgo del cambio, por qué es importante, cuándo pueden utilizarlo las empresas y las principales diferencias entre el liderazgo del cambio y la gestión del cambio.

¿Qué es el liderazgo del cambio?

Los empleados pueden crecer y evolucionar en el trabajo si la dirección fomenta el liderazgo del cambio. El liderazgo del cambio consiste en mantener un entorno de trabajo seguro solicitando la opinión de los empleados, comprendiendo los ajustes que benefician al trabajo e identificando las áreas de mejora. Un directivo que fomenta el liderazgo del cambio puede lograr lo siguiente:

  • Liderar con el ejemplo, creciendo y adaptándose en su propio entorno para inspirar a otros a hacer lo mismo
  • Comunicarse abiertamente con los empleados
  • Identificar los obstáculos y encontrar soluciones
  • Motivarse a sí mismo y a los empleados para adaptarse a los cambios en el lugar de trabajo
  • Asumir riesgos en un esfuerzo por ser innovador

¿Por qué es importante el liderazgo del cambio?

He aquí varias razones por las que el liderazgo del cambio es importante en un lugar de trabajo:

  • Inspira a los miembros del equipo: El liderazgo del cambio crea objetivos para una organización que pueden inspirar a otros a acoger el cambio.

  • Esboza un plan: Los líderes pueden esbozar un plan de cambio que repercuta positivamente en los individuos de su lugar de trabajo. Los planes de cambio pueden incluir detalles sobre qué es el cambio y a quién afecta directamente.

  • Proporciona apoyo: Los empleados pueden sentirse más apoyados si el liderazgo realiza cambios que mejoren su bienestar.

  • Resuelve problemas El liderazgo del cambio es un método eficaz para identificar los problemas de un lugar de trabajo y aportar soluciones creativas para mejorar.

Relacionado: Liderazgo de apoyo: Qué es y cómo desarrollarlo

Cuándo utilizar el liderazgo del cambio

El liderazgo del cambio es muy eficaz para los cambios estratégicos a gran escala. Ayuda a las empresas a seguir siendo competitivas en su sector y a innovar como la tecnología y otros factores externos que pueden afectar a una empresa. Estos son ejemplos de cuándo una empresa puede utilizar el liderazgo del cambio:

Transiciones digitales

Para muchas empresas es importante desarrollar su presencia en línea porque es fácil llegar a los consumidores a través de las plataformas de los medios sociales e Internet. El desarrollo de una presencia en línea incluye el desarrollo de un sitio web, la gestión de los medios sociales, la creación y el mantenimiento de contenidos digitales en el sitio de la empresa, la tienda, los anuncios y las cuentas de los medios sociales.

Dado que la transición a las plataformas digitales es una iniciativa de gran envergadura, el liderazgo del cambio es crucial para garantizar un cambio eficaz. Durante este proceso de cambio, un líder del cambio comunica a los empleados los objetivos de la empresa al crear una presencia en línea y explica los beneficios y la importancia de realizar este cambio. Por ejemplo, el líder del cambio puede afirmar que los competidores tienen presencia en línea y que, al crear un sitio web y utilizar las plataformas de los medios sociales, la empresa puede llegar a más consumidores y aumentar sus ingresos.

Relacionado: ¿Qué es un consultor digital?

Planes de respuesta a la crisis

En el caso de una catástrofe natural o una crisis sanitaria, es importante contar con líderes que guíen a los empleados a través de los cambios en el entorno laboral. Los líderes del cambio planifican las respuestas a la crisis con antelación y educan a los empleados sobre cómo reaccionar en situaciones como un incendio, incluyendo prácticas seguras y estrategias de salida del edificio. Durante una crisis sanitaria, el liderazgo del cambio es útil para ayudar a implantar programas de bienestar, educación y protocolo que promuevan el bienestar de los empleados, como la baja por enfermedad y las opciones para trabajar desde casa, por ejemplo.

Relacionado: Cultura de la seguridad en el trabajo: Definición y rasgos

Programas de formación

Las empresas pueden utilizar el liderazgo del cambio para mejorar los métodos de formación y crear recursos para mejorar o ayudar a desarrollar las habilidades de los empleados. Para realizar este tipo de cambio en los métodos de formación, un líder del cambio puede educar a los empleados veteranos y proporcionarles recursos para preparar a los nuevos contratados para el trabajo.

Relacionado: Cómo formar y desarrollar eficazmente a los empleados

Las tres C del liderazgo del cambio

Las tres C del liderazgo del cambio son las habilidades más necesarias que debe poseer un líder del cambio para guiar el proceso de cambio en un lugar de trabajo. Estas son las 3 C's del liderazgo del cambio:

Comunicar

Como miembro de la dirección, puede utilizar el liderazgo del cambio para comunicarse abiertamente con los empleados, explicándoles qué cambios está realizando la empresa y por qué son necesarias estas mejoras. Esto puede ayudar a que los empleados se sientan más cómodos y cooperen en la realización de sus tareas para contribuir a la innovación. Por ejemplo, si una empresa está actualizando sus sistemas tecnológicos, un líder del cambio puede explicar que los empleados deben aprender a utilizar las nuevas aplicaciones para ayudar a que el flujo de trabajo sea más eficiente y a que la empresa siga siendo competitiva.

Colaborar

Los líderes del cambio exitosos involucran a los empleados en los procesos de toma de decisiones que les afectan. Esto facilita la colaboración y es muy importante cuando se realizan cambios en el lugar de trabajo. Cuando los empleados sienten que forman parte de un proyecto o movimiento, es más probable que se comprometan con él. Los líderes deben animar a todos los empleados de todos los departamentos a colaborar en el proceso de cambio.

Relacionado: Cómo ser un líder colaborativo en el trabajo

Comprométase

Los líderes hacen que el proceso de cambio sea más eficaz cuando dedican su tiempo y esfuerzos a apoyar el cambio. Son responsables de motivar y gestionar a su equipo mientras la empresa intenta los cambios, y el éxito de la innovación depende de su compromiso y capacidad de adaptación. Cambiar puede ser un reto, pero los líderes pueden ayudar a innovar el lugar de trabajo aceptando positivamente las nuevas ideas.

Liderazgo del cambio frente a la gestión del cambio

El liderazgo del cambio es la visión, la motivación y el proceso que hace posible el cambio, mientras que la gestión del cambio se centra en los procesos y estructuras que ayudan a supervisar y facilitar un movimiento de cambio. Estas son las principales diferencias entre el liderazgo del cambio y la gestión del cambio:

Duración de los procesos

La gestión del cambio es cuando los miembros de la dirección promueven el cambio a través de un proyecto único. Normalmente, identifican un problema y crean un proyecto para resolverlo. Durante la gestión del cambio, hay un principio, un medio y un final definidos para un proyecto de cambio. Por ejemplo, si una empresa está utilizando un software que les causa problemas, pueden crear un proyecto que implemente un nuevo sistema de software en toda la oficina.

El liderazgo del cambio puede implicar una iniciativa de mayor envergadura, que incluye múltiples proyectos. El proceso de cambio es más colaborativo y creativo, lo que da a los proyectos una mayor flexibilidad sin un resultado finito. Un ejemplo es una panadería que añade nuevos productos a su menú. Este proyecto de cambio puede implicar procesos de investigación de mercado, experimentación de nuevas recetas, enseñanza a los empleados de cómo educar a los clientes sobre los nuevos artículos del menú y cómo atenderlos, y la panadería puede contratar más empleados para gestionar el crecimiento.

Relacionado: Cómo gestionar el cambio: Una guía para el cambio organizativo

Escala del cambio

El liderazgo del cambio puede apoyar grandes cambios, como la adición de una nueva línea de productos y la conversión a un mercado digital. Pueden utilizar los procesos de gestión del cambio a través del liderazgo del cambio, pero para realizar cambios a gran escala, es crucial contar con líderes dedicados y utilizar los principios del liderazgo del cambio para alcanzar el éxito.

La gestión del cambio funciona bien con cambios más pequeños, como un enfoque alternativo del marketing, por ejemplo, una campaña para establecer la marca de la empresa en lugar de una campaña para un producto específico. Este tipo de cambio requiere un líder fuerte, pero los empleados pueden lograr el objetivo sobre todo a través de procesos que los directivos supervisan.

Relacionado: Relacionado: 6 pasos para un proceso exitoso de gestión del cambio

Partes interesadas

Las partes interesadas son todas las personas a las que afecta el cambio. Normalmente, el liderazgo del cambio incluye más partes interesadas porque los proyectos de cambio son más grandes y pueden afectar a todos los departamentos, inversores, sistemas de trabajo y consumidores. Se trata de cambios innovadores que requieren la adaptación de toda la empresa. A menudo, la gestión del cambio implica a los empleados de una empresa más que a los propietarios o consumidores. La gestión del cambio se centra en las estructuras y los cambios de diseño.

Planteamiento y enfoque

Una de las principales diferencias entre el liderazgo del cambio y la gestión del cambio es la forma en que cada uno aborda el cambio. El liderazgo del cambio se centra en las personas e implica que los líderes colaboren y se comuniquen con los empleados para explicarles los cambios y recoger sus opiniones sobre cómo mejorar el proceso. Sin embargo, la gestión del cambio se centra en la estructura y los procesos que facilitan el cambio, como los flujos de trabajo y los gestores de tareas.