10 características de un mentor y por qué son importantes

Una persona con experiencia en un campo concreto puede ayudar a un novato enseñándole su posición en la empresa. Para ayudar a otros, un mentor debe tener las cualidades de paciencia y sabiduría. Estas características son importantes para ayudar a los empleados a comprender y entender plenamente su posición en la empresa. En concreto, no pueden adquirir formación en el puesto de trabajo ni educación previa.

En este artículo, analizaremos las principales características de un mentor y cómo pueden ayudarle en su carrera.

¿Por qué es importante trabajar con un mentor?

Un mentor va más allá de la relación profesor-alumno para ayudar a su pupilo a tener éxito en el trabajo, en la escuela o en otro lugar. Un mentor trabaja con un nuevo empleado en el lugar de trabajo para ayudarle a asentarse, entender las funciones de la empresa y encajar en la cultura corporativa. De este modo, el trabajador adquiere una valiosa perspectiva, aprende a convertirse en parte integrante de la empresa y tiene alguien con quien hablar cuando las cosas son inciertas.

Características importantes de un mentor

Un mentor tiene que tener las características adecuadas y la actitud necesaria para proporcionar orientación profesional a los demás. Aquí'tamos a ver 10 características importantes de un mentor:

  1. Saben escuchar.
  2. Dan un feedback constructivo.
  3. Se interesan personalmente por sus alumnos.
  4. Están entusiasmados con su función.
  5. Tratan a los demás con respeto.
  6. Es un maestro hábil.
  7. Demuestran responsabilidad por el empleado del que son mentores.
  8. No juzgan.
  9. Tienen experiencia en un campo determinado.
  10. Se enorgullecen de su trabajo.

1. Saben escuchar

Un mentor tiene que ser paciente y escuchar las preocupaciones y preguntas que el empleado tiene en relación con sus funciones laborales. Eso significa ser capaz de prestar atención a las preocupaciones del empleado y comprender la profundidad del asunto en cuestión.

Las resoluciones y soluciones tienden a ser más eficaces cuando el mentor comprende la totalidad de las preocupaciones del empleado. La plena comprensión de los problemas del empleado permite al mentor compartir su experiencia y mostrar al empleado cómo resolver con éxito el problema en cuestión.

2. Proporcionan comentarios constructivos

Un nuevo empleado que está aprendiendo a trabajar en una organización necesita la orientación de un mentor que le ayude a no cometer errores. La crítica es una parte necesaria del proceso de aprendizaje, pero un mentor hábil puede hacerla de manera que el empleado sepa que los comentarios son constructivos, no personales.

El objetivo es hacer saber al empleado que se está sometiendo a una evaluación para ayudarle a cambiar su metodología. Adoptar un tono constructivo y conversacional ayuda al empleado a entender que la crítica pretende destacar las áreas que necesitan mejorar, no señalar los fallos.

3. Se interesan personalmente por la persona asesorada

El papel de un mentor es interesarse personalmente por el empleado al que enseña. Eso significa ir más allá de las interacciones diarias en la oficina y aprender más sobre quién es el empleado como persona.

Saber más sobre el empleado ayuda al mentor a entender cómo piensa y actúa el empleado, cuáles son sus pasiones, sus objetivos profesionales y otros. Conocer esta información ayuda al mentor a proporcionar lecciones impactantes y a ser un profesor más eficaz porque tiene una mejor comprensión de la persona a la que mentorea.

4. Son entusiastas de su función

Un mentor quiere ayudar a los demás a tener éxito y conoce la importancia de contarle a alguien todo lo que sabe. Un mentor debe sentirse seguro en su posición para poder confiar en que los conocimientos que imparte ayudan al éxito del nuevo empleado. Demostrar una perspectiva positiva también puede inspirar a otros a trabajar más duro y ayudar a otros como el mentor les ha ayudado a ellos.

5. Tratan a las personas con respeto

Un mentor que trata a las personas con respeto está interesado en establecer relaciones de trabajo eficaces. Su papel consiste en formular críticas de forma constructiva, escuchar al empleado hablar de sus sentimientos y de su experiencia con la organización y educarlo. El respeto por el empleado como ser humano con necesidad de ayuda es una característica crucial de un mentor.

6. Son un profesor hábil

Un mentor muestra a un empleado cómo funciona la organización y cómo trabajar en cooperación con un equipo. El mentor también ayuda al empleado a aprender a hacer su trabajo de acuerdo con las normas y directrices de la empresa.

7. Demuestran responsabilidad por el empleado al que están tutelando

El mentor asume la responsabilidad de la formación, la educación continua y la orientación que proporciona al empleado. Si el empleado comete un error en un proceso, el mentor tiene que asumir parte de la culpa si ha enseñado al empleado a realizar un determinado proceso. El mentor puede seguir siendo responsable, ya que su trabajo consiste en formar y educar al empleado en todos los aspectos de sus funciones.

8. No hay juicios de valor

Es importante que el mentor utilice un tono no crítico cuando comparta sus críticas o comentarios con un empleado. Evitar el uso de juicios de valor ayuda al empleado a entender que no tiene que sentirse inseguro y que puede confiar en que el mentor le mostrará lo que debe hacer para corregir los errores y avanzar en su puesto.

9. Tienen experiencia en su campo

Para que un mentor sea eficaz en su función, debe poseer experiencia en su campo. Un mentor transmite sus conocimientos y comprensión de un trabajo a alguien que está empezando el proceso de aprendizaje sobre su nuevo puesto. Cuando un mentor está bien versado en su campo, su alumno puede tener más probabilidades de tener éxito también.

10. Se enorgullece de su trabajo

Dado que los mentores son los responsables de guiar a la nueva generación de empleados hacia el éxito, deben estar orgullosos de su trabajo. Ver cómo sus acciones y aportaciones han tenido un efecto positivo en los demás es una razón adecuada para que los mentores se sientan bien con su orientación. Los mentores orgullosos también pueden ser más propensos a invertir a fondo, ya que tienen estándares más altos para su propio comportamiento.