Chanel

Logotipo Chanel

Historia de Chanel, perfil y vídeo de la historia

Chanel es una empresa privada propiedad de Alain y Gerard Wertheimer, nietos de Pierre Wertheimer, que fue uno de los primeros socios de Coco Chanel. Sus productos abarcan ropa, fragancias, bolsos y relojes. La marca es más famosa por su «pequeño vestido negro», el perfume Chanel nº 5 y el traje Chanel. Karl Lagerfeld se incorporó a Chanel como director creativo en 1983. La empresa causó un gran revuelo en 2012 con una campaña publicitaria en la que el actor Brad Pitt lanzaba su perfume Chanel nº 5.

History

La época de Coco Chanel

Establecimiento y reconocimiento – 1909-1920

La Casa de Chanel (Chanel S.A.) tiene su origen en 1909, cuando Gabrielle Chanel abre una sombrerería en el número 160 del bulevar Malesherbes, en la planta baja del piso parisino del empresario textil y de la alta sociedad Étienne Balsan, del que era amante. Como el piso de Balsan también era un salón para la élite francesa de la caza y el deporte, Chanel tuvo la oportunidad de conocer a sus amantes demi-mondaine, que, como tales, eran mujeres de la moda, sobre las que los hombres ricos exhibían su riqueza, en forma de ropa adornada, joyas y sombreros.

Coco Chanel podía así venderles los sombreros que diseñaba y confeccionaba; se ganaba así la vida, independientemente de su patrocinadora financiera, la socialité Balsan. En el transcurso de esos salones, Coco Chanel entabló amistad con Arthur «Boy» Capel, un miembro de la alta sociedad inglesa y jugador de polo amigo de Étienne Balsan; según la costumbre social de la clase alta, Chanel también se convirtió en amante de Boy Capel. Sin embargo, a pesar de esa circunstancia social, Boy Capel percibió la mujer de negocios innata en Coco Chanel y, en 1910, financió su primera sombrerería independiente, Chanel Modes, en el número 21 de la rue Cambon de París. Como ese local ya albergaba una tienda de ropa, el contrato de arrendamiento limitaba a Chanel a vender únicamente productos de sombrerería, no de alta costura. Dos años más tarde, en 1913, las tiendas de alta costura de Deauville y Biarritz de Coco Chanel pusieron a la venta prêt-à-porter de ropa deportiva para mujeres, cuyos prácticos diseños permitían a la usuaria hacer deporte.

La Primera Guerra Mundial (1914-18) afectó a la moda europea por la escasez de materiales, y la movilización de las mujeres. Para entonces, Chanel había abierto una gran tienda de ropa en el número 31 de la rue Cambon, cerca del Hôtel Ritz, en París; entre las prendas a la venta había americanas de franela, faldas de línea recta de lino, blusas marineras, jerséis largos de tela de jersey y trajes de falda y chaqueta.

Coco Chanel utilizaba la tela de jersey por sus propiedades físicas como prenda, como su caída -cómo cae sobre el cuerpo de la mujer y cómo se desprende de él- y lo bien que se adaptaba a un diseño sencillo de la prenda. Desde el punto de vista sartorial, algunos de los diseños de Chanel se inspiraron en los uniformes militares que la guerra hizo prevalecer; y, en 1915, los diseños y las prendas producidas por la Casa Chanel eran conocidos en toda Francia.

En 1915 y en 1917, la revista Harper’s Bazaar informó de que las prendas de la Casa Chanel estaban «en la lista de todos los compradores» de las fábricas de ropa de Europa. La tienda de ropa de Chanel, situada en el número 31 de la rue Cambon, presentaba conjuntos de vestido y abrigo de diseño sencillo para el día, y vestidos de noche negros adornados con encaje; y vestidos de tela de tul decorados con azabache, un material de piedra preciosa menor.

Después de la Primera Guerra Mundial, la Casa Chanel, siguiendo las tendencias de la moda de los años 20, produjo vestidos con pedrería, popularizados especialmente por la mujer Flapper. [1] En 1920, Chanel diseñó y presentó un traje de mujer -compuesto por dos o tres prendas- que permitía a la mujer tener un aspecto moderno y femenino, a la vez que cómodo y práctico de mantener; defendido como el «nuevo uniforme para la tarde y la noche», se conoció como el Traje Chanel.

En 1921, para complementar el traje, Coco Chanel encargó al perfumista Ernest Beaux la creación de un perfume para la Casa Chanel, entre sus perfumes se encontraba el perfume nº 5, llamado así por el número de la muestra que más le gustaba a Chanel. Originalmente, un frasco del nº 5 de Chanel era un regalo para los clientes de Chanel. La popularidad del perfume hizo que la Casa de Chanel lo pusiera a la venta al por menor en 1922.

En 1923, para explicar el éxito de sus prendas, Coco Chanel declaró a la revista Harper’s Bazaar que el diseño «la simplicidad es la nota clave de toda verdadera elegancia»

.

Socios comerciales – finales de la década de 1920

El éxito del nº 5 animó a Coco Chanel a ampliar las ventas de perfumes más allá de Francia y Europa, y a desarrollar otros perfumes, para lo cual necesitaba capital de inversión, visión empresarial y acceso al mercado norteamericano. Para ello, el empresario Théophile Bader (fundador de las Galerías Lafayette) presentó a Coco Chanel al capitalista de riesgo Pierre Wertheimer. Su acuerdo comercial estableció la empresa Parfums Chanel, una parfumerie de la que Wertheimer poseía el 70 por ciento, Bader el 20 por ciento y Chanel el 10 por ciento; el éxito comercial de la empresa conjunta estaba asegurado por el nombre Chanel y por el caché de la «Maison Chanel», que seguía siendo competencia exclusiva de Coco Chanel.

No obstante, a pesar del éxito de la alta costura y de la parfumerie de Chanel, las relaciones personales entre Coco y su socio capitalista se deterioraron, ya que, según Coco, Pierre Wertheimer se aprovechaba de su talento como diseñadora de moda y como mujer de negocios. Wertheimer le recordó a Chanel que la había convertido en una mujer muy rica; y que su capital de riesgo había financiado la expansión productiva de la parfumerie de Chanel que creó la riqueza de la que disfrutaban, todo ello a partir del éxito del nº 5 de Chanel.

Sin embargo, insatisfecha, la empresaria Gabrielle Chanel contrató al abogado René de Chambrun para renegociar la sociedad del 10 por ciento que había establecido, en 1924, con la empresa Parfums Chanel; las negociaciones entre abogados fracasaron, y los porcentajes de la sociedad siguieron siendo los establecidos en el acuerdo comercial original entre Wertheimer, Badel y Chanel.

La elegancia y la guerra – años 30-1940

De la moda gamberra de los años veinte, Coco Chanel pasó a la moda femenina en los años treinta: los diseños de los trajes de noche se caracterizaban por un estilo femenino alargado, y los vestidos de verano presentaban contrastes como los ojales plateados y los tirantes decorados con pedrería– inspirándose en los estilos de la moda de la época del Renacimiento. En 1932, Chanel presentó una exposición de joyas dedicada al diamante como accesorio de moda; en ella se presentaron los collares de diamantes Comet y Fountain, de diseño tan original, que Chanel S.A. volvió a presentarlos en 1993. Además, en 1937, la Casa Chanel había ampliado la gama de sus prendas a más mujeres, y presentaba prendas prêt-à-porter diseñadas y cortadas para la mujer menuda. Entre los diseñadores de moda, sólo las prendas creadas por Elsa Schiaparelli podían competir con la ropa de Chanel.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-45), Coco Chanel cerró la tienda de la Maison Chanel -dejando sólo joyas y parfumerie a la venta- y se trasladó al Hôtel Ritz de París, donde vivió con su novio, Hans Günther von Dincklage, un oficial de inteligencia nazi. Al conquistar Francia en junio de 1940, los nazis establecieron un cuartel general de ocupación parisino en el Hôtel Meurice, en la rue de la Rivoli, frente al Museo del Louvre, y a la vuelta de la esquina de la elegante Maison Chanel S.A., en el 31 de la rue Cambon.

Mientras tanto, debido al antisemitismo oficial de la ocupación nazi, Pierre Wertheimer y su familia, habían huido de Francia a los Estados Unidos, a mediados de 1940. Más tarde, en 1941, Coco Chanel intentó asumir el control empresarial de Parfums Chanel, pero se vio frustrada por una delegación administrativa que le impedía disponer en exclusiva de la parfumerie. Habiendo previsto la política de ocupación nazi de confiscación y expropiación a Alemania de los negocios y activos judíos en Francia, Pierre Wertheimer, el socio mayoritario, había designado antes, en mayo de 1940, a Félix Amiot, un industrial francés cristiano, como el apoderado «ario» cuyo control legal del negocio de Parfums Chanel resultó políticamente aceptable para los nazis, que entonces permitieron que la compañía de perfumes continuara como negocio operativo.

En la Francia ocupada abundaban los rumores de que Coco Chanel era una colaboradora nazi; su identidad clandestina era la del agente secreto 7124 de la Abwehr, cuyo nombre en clave era «Westminster». Como tal, por orden del general Walter Schellenberg, del Sicherheitsdienst, Chanel fue enviada a Londres en una misión para comunicar al primer ministro británico Winston Churchill los detalles de un plan de «paz separada» propuesto por el Reichsführer-SS Heinrich Himmler, que pretendía evitar la rendición ante el Ejército Rojo de los rusos soviéticos.

Al final de la guerra, tras la liberación aliada de Francia, Chanel fue detenido por haber colaborado con los nazis. En septiembre de 1944, el Comité de Purga de la Francia Libre, la épuration, citó a Chanel para interrogarla sobre su colaboracionismo, pero, sin pruebas documentales ni testigos de su colaboración con los nazis, y debido a la intervención secreta de Churchill en su favor, la épuration liberó a Coco Chanel de su arresto como traidora a Francia. A pesar de haber sido liberada por la gracia política de Churchill, la fuerza de los rumores sobre la colaboración nazi de Chanel había hecho que no pudiera permanecer en Francia; así que Coco Chanel y su amante alemán, Hans Günther von Dincklage, se exiliaron durante ocho años a Suiza.

En la posguerra, durante el exilio suizo de Coco Chanel en Francia, Pierre Wertheimer regresó a París, y recuperó el control administrativo formal de las participaciones empresariales de su familia -incluyendo el control de Parfums Chanel, la parfumerie establecida con su capital de riesgo, y exitosa por el nombre Chanel.

En Suiza, la noticia reavivó el resentimiento de Coco Chanel por haber sido explotada por su socio comercial, por sólo el diez por ciento del dinero. Así que creó una parfumerie suiza rival para crear, producir y vender sus «perfumes Chanel». A su vez, Wertheimer, propietario mayoritario del capital social de Parfums Chanel, vio amenazados sus intereses comerciales y vulnerados sus derechos comerciales, al no poseer legalmente los derechos exclusivos del nombre Chanel. No obstante, Wertheimer evitó entablar una demanda por infracción de marca contra Coco Chanel, para no dañar la reputación comercial y la credibilidad artística de su marca Chanel, parfumerie.

De forma inteligente, Pierre Wertheimer resolvió su disputa comercial y de derechos con Chanel y, en mayo de 1947, renegociaron el contrato de 1924 que había establecido Parfums Chanel: se le pagaron 400.000 dólares en efectivo (los beneficios de la guerra por las ventas del perfume No. 5 de Chanel); se le asignó un 2,0 por ciento de derechos de autor de las ventas del nº 5 de parfumerie; se le asignaron derechos comerciales limitados para vender sus «perfumes Chanel» en Suiza; y se le concedió un estipendio mensual perpetuo que pagaba todos sus gastos. A cambio Gabrielle Chanel cerró su empresa parfumerie suiza, y vendió a Parfums Chanel los derechos completos del nombre «Coco Chanel».

Resurgimiento – años 50-1970

En 1953, a su regreso a Francia desde Suiza, Coco Chanel se encontró con que el negocio de la moda estaba enamorado del «New Look» (1947), de Christian Dior; la forma de la firma se caracterizaba por una falda completa por debajo de la mitad de la pantorrilla, una cintura estrecha y un busto grande (estilísticamente ausente desde 1912). Al ser una moda de posguerra que utilizaba unos 20 metros de tela, la costura de la Casa Dior renunciaba al racionamiento de telas para la ropa en tiempos de guerra.

En 1947 -tras los seis años de austeridad de la Segunda Guerra Mundial (1939-45)- el New Look fue acogido con satisfacción por el negocio de la moda de Europa Occidental, ya que las ventas de las prendas bonitas reactivarían el negocio y la economía.

Recuperar la primacía empresarial de la Casa Chanel, en los campos de la moda de alta costura, prêt-à-porter, bisutería, yparfumerie, sería costoso; por lo que Chanel se dirigió a Pierre Wertheimer en busca de asesoramiento empresarial y capital. Decidido a hacer negocios con Coco Chanel, las negociaciones de Wertheimer para financiar el resurgimiento de la Casa Chanel, le concedieron los derechos comerciales de todos los productos de la marca Chanel.

En 1953, Chanel colaboró con el joyero Robert Goossens, quien diseñó joyas (bisutería y piedras preciosas) para complementar la moda de la Casa Chanel; en particular, collares de largas tiras de perlas negras y de perlas blancas, cuyo alto contraste suavizaba el severo diseño del traje Chanel de lana tejida (falda y chaqueta de punto).

La Casa Chanel también presentó bolsos de cuero con cadenas doradas o cadenas de metal y cuero, que permitían llevar el bolso al hombro o en la mano. El bolso de cuero acolchado se presentó al público en febrero de 1955. En la casa, la versión numérica de la fecha de lanzamiento «2.55» para esa línea de bolsos se convirtió en el “apelativo” interno para ese modelo de bolso de cuero acolchado.

A lo largo de la década de 1950, el sentido del estilo de Chanel continuó imperturbable; la incursión inicial de la firma en la parfumerie masculina, Pour Monsieur fue una exitosa eau de toilette para hombres. Chanel y su colección de primavera recibieron el Oscar de la Moda en los Premios de la Moda de 1957 en Dallas. Pierre Wertheimer compró la participación del 20% de Bader en Parfums Chanel, lo que aumentó el porcentaje de Wertheimer al 90%.

Más tarde, en 1965, el hijo de Pierre, Jacques Wertheimer, asumió la dirección de su padre en la parfumerie. Sobre la pasada relación comercial, entre Pierre Wertheimer y Coco Chanel, la abogada de Chanel, Chambrun dijo que había sido «una relación basada en la pasión de un hombre de negocios, a pesar de sus extraviados sentimientos de explotación. . . [así] cuando Pierre regresó a París, lleno de orgullo y emoción [después de que uno de sus caballos ganara el Derby inglés de 1956]. Se precipitó hacia Coco, esperando felicitaciones y elogios. Pero ella se negó a besarle. Estuvo resentida con él toda su vida».

Coco Chanel murió el 10 de enero de 1971, a la edad de 87 años. En el momento de su muerte seguía diseñando. Por ejemplo, en el periodo (1966-1969), diseñó los uniformes de las azafatas de Olympic Airways, el diseñador que la siguió fue Pierre Cardin. En aquella época, Olympic Airways era una aerolínea de lujo, propiedad del magnate del transporte Aristóteles Onassis. Tras su muerte, la dirección de la compañía pasó a manos de Yvonne Dudel, Jean Cazaubon y Philippe Guibourge.

Después de un tiempo, Jacques Wertheimer compró la participación mayoritaria de la Casa Chanel. Los críticos afirmaron que durante su liderazgo, nunca prestó mucha atención a la empresa, ya que estaba más interesado en la cría de caballos. En 1974, la Casa Chanel lanzó el eau de toilette Cristalle, diseñada en vida de Coco Chanel. En 1978 se lanzó la primera línea de prêt-à-porter que no era de alta costura y se distribuyó a nivel mundial los accesorios.

Alain Wertheimer, hijo de Jacques Wertheimer, asumió el control de Chanel S.A. en 1974. En Estados Unidos, el nº 5 de Chanel no se vendía bien. Alain renovó las ventas de Chanel Nº5 reduciendo el número de puntos de venta de la fragancia de 18.000 a 12.000. Retiró el perfume de los estantes de las farmacias e invirtió millones de dólares en publicidad para los cosméticos de Chanel. De este modo, se consiguió una mayor sensación de escasez y exclusividad para el número 5, y las ventas volvieron a subir a medida que aumentaba la demanda de la fragancia.[6] Recurrió a personajes famosos para promocionar el perfume, desde Marilyn Monroe hasta Audrey Tautou. Buscando un diseñador que pudiera llevar la marca a nuevas cotas, convenció a Karl Lagerfeld para que terminara su contrato con la casa de moda Chloé.

*Información de Forbes.com y Wikipedia.org

**Vídeo publicado en YouTube por «CHANEL»

Más empresas:


¿Las conoces?

Ross Stores Ross Dress For LessTdkSberbankExxonmobilSumitomo CorpTeck Resources