¿Qué es el liderazgo de coaching? (y cuándo utilizar este estilo)

Los estilos de liderazgo dictan la forma en que los empleados alcanzan sus objetivos y encuentran satisfacción en sus carreras. De los muchos estilos que utilizan los directivos, el liderazgo de coaching se ha hecho cada vez más popular. En este artículo, hablaremos del liderazgo de coaching, de cómo convertirse en un fuerte líder de coaching, de los beneficios e inconvenientes de este estilo de liderazgo en particular y de cómo se compara con otros estilos de gestión.

¿Qué es el coaching de liderazgo?

El liderazgo de coaching es un estilo que implica reconocer los puntos fuertes, los puntos débiles y las motivaciones de los miembros del equipo para ayudar a cada individuo a mejorar. Es uno de los cuatro principales estilos de liderazgo que los directivos utilizan para motivar a los empleados y alcanzar el éxito.

Definido por Paul Hershey y Kenneth Blanchard en la década de 1960, el liderazgo del coaching es muy común en el lugar de trabajo actual porque su naturaleza positiva promueve el desarrollo de nuevas habilidades, revisa los objetivos de la empresa y fomenta una cultura empresarial de confianza. Los líderes que ejercen el coaching suelen ser vistos como valiosos mentores.

Relacionado: 20 cualidades de liderazgo que hacen a un gran líder

Cómo ser un líder de coaching

Saber por dónde empezar le ayuda a determinar qué hacer a continuación. Empiece con un conocimiento sólido de los hábitos de trabajo y la productividad actuales de su equipo, y luego cree un plan para entrenarlos de forma que se aborden los problemas y se enseñen los procesos adecuados. Siga estos pasos para convertirse en un líder de coaching con éxito:

1. Determinar las áreas de interés

Dedique tiempo a sentarse con sus empleados y hacerles preguntas abiertas que revelen los detalles de cualquier problema. De este modo, estarás preparado para mantener conversaciones de coaching productivas. Hablar con ellos personalmente también le ayuda a entender sus perspectivas y su forma de pensar. Por ejemplo, algunas personas abordan el trabajo con actitudes y objetivos diferentes. Cuando se tiene un conocimiento sólido de las distintas personalidades, se ayuda a dar forma a la estrategia.

2. Equilibrar los elogios y las críticas

Es importante, como entrenador, proporcionar comentarios útiles para que los empleados sepan cómo mejorar y qué deben seguir haciendo. Es inteligente comenzar una crítica describiendo lo que un individuo hizo bien. Cuando se comienza una conversación con una nota positiva, se guía la transición hacia la crítica constructiva.

Al dar su opinión, debe hablar de una manera que se sienta genuina y compasiva. Pregunte cómo prefieren recibir el reconocimiento, ya que a algunas personas no les gusta ser el centro de atención, mientras que a otras les encantan los elogios públicos.

3. Considere la posibilidad de realizar sesiones individuales

Los empleados pueden sentirse más cómodos hablando y aprendiendo de usted cuando disponen de tiempo individual. Ofréceles esta oportunidad para medir el nivel de interés.

4. Investigar el liderazgo del pensamiento

Aprender a ser un excelente mentor requiere tiempo e investigación. Si está comprometido con la causa, debe buscar toda la información posible para mejorar sus habilidades de coaching. Puedes descubrir nuevas técnicas y tendencias a través de talleres profesionales, libros de negocios, tutoriales en línea y mucho más.

Establezca una red de contactos con otros profesionales para ver si están dispuestos a compartir con usted sus experiencias de coaching. Los líderes de éxito aprenden a través de la prueba y el error y es probable que tengan consejos y trucos que han aprendido a lo largo de los años y que podrían beneficiarle.

Relacionado: 10 formas de crear comportamientos de liderazgo eficaces

5. Dedica tiempo a la reflexión y a la preparación

Al final del día, dedique tiempo a analizar sus esfuerzos de coaching. Hágase preguntas sobre el proceso general y evalúe las respuestas que recibió durante sus momentos de enseñanza. Si ha aprendido algo, anótelo para no olvidarlo después. Reflexione sobre los retos y las formas de mejorarlos. Considere la posibilidad de enviar una encuesta anónima para conocer la opinión de sus empleados sobre su liderazgo en el coaching.

Relacionado: Su guía para una carrera de coaching ejecutivo

6. Conectar con los empleados

El coworking requiere un alto nivel de confianza. Si tus empleados no sienten que los respetas, se sentirán protegidos y dudarán en escuchar tus consejos. Establezca una conexión sólida con ellos mediante interacciones positivas. Mantenga su comentario profesional y de apoyo.

7. Seguimiento de las tareas designadas

Una vez que haya establecido la confianza y haya enseñado a los miembros de su equipo a rendir bien, haga un seguimiento de sus esfuerzos para que rindan cuentas. Considere la posibilidad de programar reuniones periódicas de seguimiento para que los empleados comprendan que se espera que pongan en práctica lo que usted les enseña. Piense en las formas de recompensar a los empleados en función de su rendimiento para motivarlos a hacerlo bien.

8. Vivir una vida con propósito

Incluso cuando no esté en el trabajo, debe esforzarse por tener interacciones significativas con las personas que puedan estar observando su ejemplo. Los líderes de éxito con un estilo de coaching no apagan su mentalidad cuando se van a casa.

9. Entrenamiento en el momento

La vida está llena de momentos de enseñanza que surgen cuando menos te lo esperas. Cuando se toma el tiempo de enseñar a alguien un proceso complejo o definir un concepto difícil, le está proporcionando un valioso conocimiento que mejorará su experiencia laboral. Prepárese para reconocer estos momentos y practique la paciencia mientras los demás aprenden algo nuevo.

Relacionado: Habilidades de coaching esenciales para un liderazgo sólido

Preguntas frecuentes sobre el liderazgo del coaching

Aquí hay respuestas a las preguntas más frecuentes sobre cómo ser un líder de coaching:

¿Cuáles son los beneficios del liderazgo del coaching?

El liderazgo del coaching proporciona muchos beneficios, entre ellos:

  • Liderazgo continuo
  • Aumento de la productividad laboral
  • Pensamiento libre
  • Cultura de trabajo positiva
  • Empoderamiento
  • Mejorar la comunicación
  • Mejora del rendimiento
  • Mayor conciencia de sí mismo

Por encima de todo, el liderazgo del coaching proporciona a los empleados los conocimientos que necesitan para desarrollar todo su potencial. Y cuando se sienten seguros de sus capacidades y de sus líderes, se reduce la rotación de personal.

Relacionado: Cómo convertirse en coach (con 5 beneficios del coaching de directivos para los empleados

3. ¿Cuáles son los retos del liderazgo del coaching?

Aunque el liderazgo del coaching presenta muchas ventajas para los empresarios, este estilo de enseñanza presenta algunos retos. Algunos de ellos son:

  • Empleados poco dispuestos o complacientes
  • Líderes no cualificados que carecen de habilidades de coaching
  • Diferencias de opinión
  • Falta de tiempo de enseñanza
  • Prioridades en el tiempo

Entender cómo abordar retos como estos es clave para que el estilo de liderazgo de coaching funcione. Además, ayuda a reconocer que las cosas no siempre salen como se planean.

¿En qué se diferencia el liderazgo de coaching de otros estilos?

El liderazgo de coaching se diferencia de otros estilos en que se basa en una asociación de colaboración centrada en la consecución de objetivos. Se ha convertido en el estilo de liderazgo preferido por muchas empresas que buscan mejorar la satisfacción de los empleados y la cultura de la empresa. El coaching se considera a menudo como una inversión en el talento porque emplea la educación y eleva la moral general.

Otros estilos de liderazgo tienen objetivos diferentes. Por ejemplo:

  • El liderazgo autocrático o directivo se basa en el poder y la autoridad. Toda la toma de decisiones depende de una persona concreta que no pide opiniones a los miembros del equipo. Implica una supervisión estricta y órdenes directas.
  • El liderazgo democrático sigue valores similares a los del liderazgo del coaching. Los líderes aceptan la participación en la toma de decisiones y a menudo moderan las discusiones de grupo.
  • El liderazgo «laissez-faire» deja la responsabilidad total a los empleados sin orientación. Los líderes evitan en gran medida dirigir a los empleados y dejan que el destino del grupo, incluido cualquier conflicto, sea manejado por el equipo.

Relacionado: Estilos y teorías de liderazgo

Te recomendamos

Formación para directores de programas: Definición y tipos

Marketing vs. RRPP: Diferencias y 10 tipos de carreras

Qué es el punto de vista en primera persona y cuándo es la opción correcta

¿Qué es un plan estratégico de una página?

Guía de etiqueta empresarial

¿Qué es un plan de rendimiento? Con Plantilla y Ejemplo