¿Qué es el comercio social? Más beneficios y consejos para participar en él de forma eficaz

Los consumidores y las marcas pueden conectar a nivel personal a través del comercio social. Cualquier empresa que venda productos o servicios directamente a los consumidores puede beneficiarse del uso del comercio social como método de venta. Si estás pensando en utilizar el social commerce en tu estrategia empresarial, quizá quieras entender un poco mejor el concepto y las ventajas que puede aportar a tu organización.

En este artículo, explicamos qué es el comercio social, los beneficios de su aplicación y consejos útiles para participar en el comercio social con éxito.

¿Qué es el comercio electrónico? Definición, tipos e importancia

¿Qué es el comercio social?

La compra y venta de bienes y servicios a través de las redes sociales se conoce como comercio social. Los consumidores pueden comprar y adquirir productos de fabricantes y vendedores individuales directamente en los sitios de medios sociales con el comercio social. El comercio social comenzó a principios de la década de 2000 con contenidos de marketing de comercio electrónico generados por los usuarios, como avales, reseñas y respuestas a preguntas sobre productos, pero sus funciones se han ampliado con el tiempo. Para los consumidores, el comercio social ha sido una parte importante del modo en que se relacionan con las marcas y realizan sus compras en la última década.

Con el comercio social, las marcas pueden fusionar sus esfuerzos de marketing en redes sociales con funciones que promueven las compras dentro de la aplicación. Esto permite a las marcas conectar con usuarios específicos dentro de su público objetivo que pueden servir como prospectos favorables para las ventas directas. A partir de aquí, las marcas pueden ofrecer a los usuarios opciones de compra personalizadas, procesos de pago con un solo clic, promociones, regalos o un acuerdo de marketing de influenciadores. Estos esfuerzos suelen fomentar la fidelidad a la marca, las referencias orgánicas entre los consumidores, los contenidos publicitarios enviados por los usuarios y las reseñas positivas que pueden permitir a las marcas crecer con rapidez.

Relacionado: ¿Qué es el marketing en redes sociales?

Beneficios del comercio social

El empleo de estrategias de comercio social dentro de un modelo de negocio tiene varios beneficios. Aunque la mayoría de los comercios minoristas contemporáneos ya albergan sitios web y aplicaciones de comercio electrónico para que los consumidores adquieran bienes y servicios, la incorporación de modalidades de comercio social puede ayudar a las empresas a experimentar diversas ventajas. A continuación se explican algunas de esas ventajas:

Compromiso del consumidor

En comparación con los procesos tradicionales de comercio electrónico, en los que la experiencia de compra tiene lugar en un sitio web externo o en una aplicación de la marca, el comercio social suele ser una experiencia muy interactiva en la que los consumidores pueden consultar a otros usuarios a los que siguen para tomar decisiones de compra. Este tipo de interacción permite a los usuarios imitar la experiencia social de comprar en una tienda física—pueden leer los testimonios de otros compradores que adquirieron un determinado producto, mostrar sus compras, hacer recomendaciones a sus seguidores, felicitar a otros usuarios— las compras e interactuar con las marcas a nivel personal. Cada una de estas actividades puede llevar a aumentar el compromiso del consumidor con la marca de una empresa.

Relacionado: 10 de las mejores empresas de comercio electrónico

Beneficio

Las modalidades de comercio social se han vuelto más lucrativas que otras actividades de venta electrónica desde su popularización. La convergencia de factores como el aumento del compromiso, las condiciones óptimas de comercialización, las experiencias de compra racionalizadas, las preferencias de los consumidores y otros factores contribuyen a la rentabilidad del comercio social. Para la mayoría de las marcas, los beneficios pueden aumentar cuando presentan a los consumidores directamente los productos en lugar de dirigirlos hacia un sitio web externo mediante tácticas de marketing. Además, dado que muchos consumidores investigan los productos que compran utilizando las plataformas de los medios sociales, cuando se les presenta la opción de comprar los mismos productos directamente en la misma plataforma, pueden participar con más frecuencia en las actividades de compra.

Marketing optimizado

Las plataformas de medios sociales pueden proporcionar a las marcas una cantidad significativa de datos de consumidores y usuarios. Utilizando estos datos, una marca puede descifrar qué tipo de productos buscan los usuarios, quiénes son los usuarios a nivel individual, los anuncios que les atraen y mucho más. El desarrollo de un conocimiento profundo de estos atributos de los consumidores puede ayudar a las marcas a dirigirse más eficazmente a las audiencias—especialmente a los consumidores que tienen más probabilidades de realizar compras. Con esto, el comercio social permite a las marcas perfeccionar sus estrategias de marketing y optimizarlas para el compromiso del consumidor.

Relacionado: 20 diferentes carreras de comercio electrónico a considerar

Simplifica la experiencia de compra

Uno de los beneficios más significativos de introducir el comercio social en un modelo de negocio es la experiencia de compra simplificada que los consumidores pueden disfrutar a través de él. Dado que un número cada vez mayor de consumidores busca artículos y compra a través de sus teléfonos móviles, fomentar una experiencia de compra sin esfuerzo puede marcar una gran diferencia en las ventas de un negocio.

Cuando los usuarios tienen que hacer clic en enlaces externos, examinar los productos en sitios web que no están adaptados a los dispositivos móviles y comprar independientemente de otros consumidores, es menos probable que se comprometan con una marca o tomen decisiones de compra. En cambio, si los consumidores tienen acceso directo a los productos, a los testimonios generados por los usuarios y a los procesos de compra rápidos a través de aplicaciones sociales móviles integradas, pueden disfrutar de una experiencia de compra perfecta.

Aumentar la popularidad

A medida que la tecnología se integra más en nuestras actividades cotidianas como sociedad, varios consumidores han empezado a preferir las actividades de comercio social a las experiencias de comercio electrónico y venta física. Esto es especialmente cierto para los grupos demográficos más jóvenes, como los millennials (nacidos de 1981 a 1996) o la generación Z (nacidos de 1997 a 2015), que son muy activos en las plataformas de medios sociales. Por lo tanto, al modernizar su enfoque de comercio electrónico mediante la oferta de modalidades de comercio social, las marcas pueden apelar a estos grupos demográficos y a las preferencias potenciales de sus consumidores objetivo.

Relacionado: 10 tipos de redes sociales para promocionar su marca

Capacidad para recoger opiniones

El comercio social puede permitir a las marcas recoger las opiniones de los consumidores en tiempo real y a un nivel granular. Como se ha mencionado anteriormente, las marcas pueden recopilar una cantidad considerable de datos de los consumidores a través de las redes sociales, y los comentarios que los consumidores ofrecen a las marcas son sólo un componente de estos datos. En las redes sociales, las marcas pueden solicitar comentarios a través de encuestas, sondeos y otras funciones que permiten a los consumidores dar su opinión sobre los productos y servicios. A partir de aquí, las marcas pueden utilizar estos datos para informar sobre el futuro desarrollo de productos, el inventario y el marketing que mejor se ajuste a las preferencias de los consumidores.

Relacionado: Comercio minorista vs. comercio electrónico: ¿Qué deberías elegir?

Consejos para realizar un comercio social eficaz

Aunque participar en el comercio social puede parecer una empresa importante tanto para los empresarios como para los empleados, hay varios pasos que puede dar para introducir esta modalidad de forma eficaz. A continuación se ofrecen algunos consejos para ayudarle a participar en el comercio social con éxito:

  • Identifique a su público objetivo: Cuando lances tus esfuerzos de comercio social y empieces a recopilar datos sobre los consumidores, aprovecha esas cifras para identificar a tu público objetivo. Cuando sepa qué usuarios tienen más probabilidades de relacionarse con su marca o de comprar sus productos, podrá adaptar sus esfuerzos de forma eficaz.

  • Comprometerse directamente con los consumidores: Al estar alojado en las redes sociales, el comercio social permite un nivel de interacción con los consumidores que de otro modo sería imposible a través del simple comercio electrónico y la venta física. Al solicitar comentarios, responder a preguntas, publicar actualizaciones periódicas y mucho más, puede aumentar los seguidores de su marca y mejorar la fidelidad de sus consumidores.

  • Preste atención a los comentarios: Cuando solicite la opinión de sus consumidores y usuarios de las redes sociales, aproveche esta información. Puede optar por implementar cambios en sus productos, servicios y operaciones que se adhieran a las preferencias de los consumidores. Esto puede ayudar a impulsar el compromiso, las ventas y otras actividades que pueden tener un impacto en los resultados de la empresa.

  • Mida el éxito de su marca en todas las plataformas: Hay una gran variedad de plataformas de medios sociales entre las que elegir a la hora de poner en marcha una infraestructura de comercio social. Puede ser útil medir el éxito de su marca en todas las plataformas para evaluar cuáles generan más participación, contactos de ventas, comentarios y más. Una vez que identifique la mejor plataforma para su marca, puede centrar sus esfuerzos en ella.

  • Ofrezca productos asequibles: Aunque el tipo de productos que su marca ofrece a través del comercio social puede variar enormemente, es una buena idea ofrecer únicamente productos que tengan un precio de venta. Esto se debe a que los consumidores son más propensos a realizar compras impulsivas dentro de las aplicaciones de medios sociales en artículos de menor precio—la compra de artículos de lujo normalmente implica mucha más investigación y esfuerzo por parte del consumidor.