Cómo afrontar la pérdida de empleo

Tanto si te han despedido como si no, perder el trabajo puede ser una experiencia estresante emocional y económicamente. Aunque no puedas controlar tu empleo, puedes tomar medidas para ver tu pérdida desde un punto de vista positivo e iniciar la búsqueda de empleo con un nuevo enfoque.

En este artículo, hablamos de cómo afrontar la pérdida de un empleo y proporcionamos consejos para ayudarte a encontrar uno nuevo.

Cómo manejar la pérdida de empleo

Aunque perder un trabajo puede ser una situación estresante y desgarradora, hay varias maneras de ayudarte a sobrellevarla. Cuanto mejor maneje sus emociones y ponga en orden su vida, mejor podrá avanzar en su carrera profesional. Estos son algunos de los pasos que debes seguir para afrontar la pérdida de un trabajo:

1. Reconocer sus emociones.

Es normal experimentar una serie de emociones cuando se pierde el trabajo. Mientras que al principio puede sentirse triste, puede llegar a estar enfadado por haber sido despedido o despedida. También es posible que te sientas emocionado por empezar una nueva carrera y dejar atrás el pasado. Independientemente de lo que sientas, es importante reconocer que tus emociones son normales. Procese estas emociones y recuérdese que está bien sentirlas. Una vez hecho esto, siga adelante y ponga sus miras en su próxima carrera u objetivo profesional.

2. Tenga en cuenta sus finanzas.

Cuando pierda su trabajo, es probable que pierda su principal fuente de ingresos. Uno de los pasos más importantes que hay que dar en esta situación es revisar sus finanzas. Piense en si va a cobrar el paro o si va a recibir una indemnización por despido. Un profesional de recursos humanos de tu antigua empresa debería poder responder a cualquier pregunta relacionada con el desempleo y la indemnización por despido. En función de estas cifras, tendrás que elaborar un presupuesto y ajustar tus gastos en consecuencia. Por ejemplo, si no va a recibir mucha ayuda económica durante este tiempo, considere la posibilidad de reducir las comidas fuera de casa u otras compras innecesarias.

3. No deje que la pérdida del trabajo le defina.

Aunque perder el trabajo puede ser duro, es importante entender que no es un fracaso. Desarrolle su capacidad de recuperación y recuérdese a sí mismo que no se define por su trabajo ni por la decisión de su empresa de dejarle marchar. Piensa en lo lejos que has llegado en tu carrera o en lo mucho que has hecho para alcanzar tus objetivos profesionales hasta ahora. Aunque esto puede parecer un revés, no define su carrera profesional ni su persona.

4. Rodéese del grupo de personas adecuado.

Después de perder su trabajo, es importante rodearse de personas positivas que le ayuden a levantarse durante el momento de necesidad. Aunque quiera pasar tiempo a solas, considere rodearse de un buen grupo de personas como su familia y amigos cercanos. Sea consciente de con quién pasa el tiempo y elija salir con aquellos que le inspiran y apoyan.

Si fue despedido en un grupo de personas, considere reunirse con sus antiguos compañeros de trabajo. Todos podéis proporcionaros motivación y apoyo los unos a los otros mientras os enfrentáis a las mismas emociones, incógnitas y preocupaciones.

5. Manténgase en forma.

Mantenerse en forma es una gran manera de mantener una mentalidad saludable y mejorar tanto su salud emocional como física. Considere la posibilidad de hacer ejercicio y poner en práctica buenas opciones dietéticas. Cuanto mejor se sienta su cuerpo, mejor se sentirá usted en general. Mantenerte en forma te ayudará a despejar la cabeza y te pondrá en la mentalidad adecuada para centrarte en tu futuro empleo.

6. Considera tu próximo paso profesional.

Cuando pierdes un trabajo, es un buen momento para reevaluar tu próximo paso profesional. Piense en sus puestos anteriores y en cuáles le han dado más alegría. Si disfrutó de su último puesto, considere la posibilidad de solicitar una vacante relacionada. Si no lo hizo, busque oportunidades fuera de su sector. Es un buen momento para adquirir experiencia en otro campo. Puede hacerlo ampliando su formación, obteniendo una certificación y mucho más.

7. Piense en cómo avanzar en su carrera.

Si piensa quedarse en el mismo sector para su próximo puesto, piense en formas de dar un impulso adicional a su currículum. Puede ser voluntario, recibir formación, matricularse en una escuela y mucho más. Si espera conseguir un puesto más directivo o avanzado, considere la posibilidad de obtener un máster o un doctorado en su campo. Toda la experiencia que adquiera durante este tiempo puede añadirse a su currículum y a su cartera y aumentará sus posibilidades de conseguir un trabajo en la profesión que haya elegido.

Relacionado: Cómo determinar qué hacer con tu vida

Consejos para iniciar una nueva búsqueda de empleo

Aquí tienes varios consejos que te ayudarán en tu búsqueda de empleo tras una pérdida de trabajo:

Descubre qué quieres en una futura carrera profesional.

Antes de solicitar un nuevo trabajo, es importante que consideres si quieres o no continuar en el mismo sector. Si no ha sido feliz en el pasado, es una gran oportunidad para cambiar de rumbo. Comprender plenamente lo que quieres puede hacer que tu carrera vaya en una mejor dirección.

Mantente centrado.

Aunque puede ser fácil pensar en la pérdida de tu trabajo, asegúrate de mantenerte centrado en el camino que tienes por delante. Piense en lo que tiene que hacer para prepararse para una nueva búsqueda de empleo.

Construya su red de contactos.

Si se queda en el mismo sector, es una buena idea empezar a establecer contactos con colegas que ya conoce. Esto le ayudará a abrir la puerta a nuevas oportunidades de trabajo. Dado que muchos puestos de trabajo no se anuncian, es importante que se ponga en contacto con sus conocidos y les haga saber que está buscando un nuevo puesto.

Cree un plan.

Después de perder su empleo, es importante que planifique cómo va a empezar a buscar trabajo. Considere si puede tomarse un tiempo libre o si debe comenzar su búsqueda de empleo inmediatamente.