Cómo aprender diseño gráfico (con pasos)

Los conocimientos de diseño gráfico crean los estilos visuales que definen las marcas e impulsan las conexiones con los consumidores. Aprender los fundamentos del diseño gráfico puede convertirle en un candidato a un puesto de trabajo más atractivo, ayudarle a hacer crecer su negocio o servirle de pasatiempo artístico. Si estás interesado en aprender sobre esta actividad creativa, te vendrá bien saber qué recursos educativos debes consultar. En este artículo, repasamos qué es el diseño gráfico, los pasos que hay que dar para aprenderlo y consejos para desarrollar una carrera en este campo.

15 de los trabajos de diseño gráfico mejor pagados

¿Qué es el diseño gráfico?

El diseño gráfico es un sistema visual de comunicación y representación que ayuda a las personas y a las organizaciones a alcanzar diversos objetivos. Una empresa puede utilizar el diseño gráfico para crear anuncios, un gobierno puede utilizarlo para compartir información crítica o un individuo puede utilizarlo para defender una causa. Los diseñadores gráficos experimentan con diferentes elementos visuales para encontrar la combinación y disposición que mejor comunique su mensaje. Estos elementos incluyen:

  • Tipos de letra: Los diseñadores gráficos crean fuentes originales que transmiten un tono o estado de ánimo.

  • Paletas de colores: Los diseñadores gráficos ajustan las propiedades del color, como el tono y la saturación, para crear paletas que sugieran emociones específicas.

  • Fotografías: Los diseñadores gráficos utilizan y manipulan material fotográfico como base de un diseño o como característica de uno.

  • Ilustraciones: Los diseñadores gráficos suelen incorporar a su trabajo ilustraciones producidas manual o digitalmente.

Cómo aprender diseño gráfico

Estos son los pasos que debes seguir si quieres aprender diseño gráfico:

1. Comenzar a dibujar

Los diseñadores gráficos dedican mucho tiempo a ilustrar los distintos componentes del proyecto. Pueden dibujar en papel con tinta o lápiz y luego transferir su trabajo a un formato digital, o pueden utilizar herramientas electrónicas, como tabletas, para crear imágenes. Afortunadamente, el dibujo es relativamente fácil de empezar a aprender, ya que la mayoría de los materiales son de bajo coste y se puede encontrar una extraordinaria cantidad de material didáctico gratuito en Internet.

Si todavía está en la escuela, tome cualquier clase de arte de estudio que esté disponible. Si no, haz una lista de las habilidades clave que componen la ilustración de calidad y dedica tiempo a practicar cada una de ellas. Estos conceptos fundamentales incluyen la textura, la forma, la línea, el color, el valor y la forma. Para apoyar tu progreso, te puede venir bien seguir una rutina. Considera la posibilidad de reservar 30 minutos al día para practicar, o establece un objetivo, como completar un determinado número de tutoriales en vídeo a la semana. Incluso si tomas clases de arte, la práctica independiente es fundamental.

Relacionado: Habilidades del diseñador gráfico: Definición y ejemplos

2. Aprenda software de diseño gráfico

El software de diseño gráfico es clave para crear un trabajo profesional. Te permite manipular imágenes, experimentar con el color, crear fuentes, combinar elementos y organizar múltiples versiones de tus proyectos. El software estándar de la industria, que antes requería una gran compra única, se ha convertido en un formato de suscripción mucho más asequible que puedes empezar o dejar de usar según lo permita tu presupuesto. Es posible que puedas acceder a estos programas de forma gratuita si tu centro de estudios o empresa ya dispone de ellos. La mayoría de los profesionales utilizan:

  • Adobe Illustrator: Illustrator le permite escalar sus dibujos a las dimensiones que necesite y controlar los detalles precisos de su imagen sin pixelación. Los diseñadores gráficos lo utilizan habitualmente para hacer logotipos, infografías y fuentes.

  • Adobe InDesign: InDesign es útil sobre todo para crear un diseño basado en páginas. Los diseñadores gráficos lo utilizan para hacer carteles, revistas y folletos.

  • Adobe Photoshop: Photoshop permite a los diseñadores gráficos editar y manipular imágenes y hacer gráficos para la web. Funciones como la creación de maquetas, la animación y la edición tridimensional ayudan a los diseñadores gráficos y a sus clientes a visualizar el aspecto de los proyectos en el mundo.

  • Adobe After Effects: Los diseñadores gráficos utilizan After Effects para crear gráficos en movimiento y aplicar otros efectos visuales a vídeos o fotos.

Relacionado: Las 10 mejores alternativas a Adobe Illustrator de 2021

3. Estudiar la teoría del diseño gráfico

Los diseñadores gráficos entienden los principios visuales, artísticos y comunicativos que dictan cómo la gente ve e interpreta las imágenes. La teoría del diseño gráfico les ayuda a tomar decisiones creativas de manera eficiente, alineando cada elemento de un gráfico con su propósito general. Algunos elementos fundamentales de la teoría del diseño gráfico que hay que estudiar son

  • Alineación: Los diseñadores gráficos suelen querer que sus textos y elementos gráficos sigan un sistema organizado de alineación. Los elementos visuales bien alineados facilitan a los espectadores la interpretación del significado del texto y las imágenes.

  • Repetición: Los diseñadores gráficos introducen elementos de diseño que repiten en un solo gráfico o en una serie de ellos, como se ve en las campañas de marca o de marketing. El público confía en la repetición de rasgos distintivos para asociar una imagen con su organización.

  • Contraste: El contraste en propiedades como el color o la escala crea un énfasis visual en los temas que un diseño pretende abordar.

  • Jerarquía: La jerarquía se refiere a la disposición de los elementos de diseño que expresa su importancia relativa. Los espectadores se basan en el diseño jerárquico para entender el mensaje principal de un anuncio, cartel u otro gráfico.

  • Balance: Los diseñadores gráficos equilibran los elementos de un gráfico para crear tensión o armonía. Estos aspectos afectan a lo que siente el espectador cuando mira una imagen y le animan a hacer asociaciones emocionales, como sentirse tranquilo y seguro, o enérgico y excitado.

4. Considerar la educación formal

A medida que tu compromiso con el aprendizaje del diseño gráfico se vuelve más serio, puedes decidir invertir en educación formal. Podrías seguir el diseño gráfico como estudiante de grado. Dependiendo de la oferta de tu institución, podrías especializarte en diseño gráfico, arte de estudio, animación, diseño web o marketing. Si ya te has comprometido con otra especialidad, las asignaturas optativas en estas áreas siguen siendo experiencias valiosas. Si ya tienes una licenciatura, puedes cursar diseño gráfico a nivel de posgrado.

La matrícula de una licenciatura o un máster supone una inversión considerable. Si quieres una formación estructurada pero no puedes matricularte en un programa a tiempo completo, investiga los cursos online. También existen programas de certificación y planes de estudio de alta calidad en línea que se pueden adquirir. La ventaja de estos formatos educativos es que puedes seleccionar cursos que aborden las habilidades que quieres mejorar y evitar gastar dinero en aprender material que ya conoces.

Relacionado: 9 titulaciones para una carrera de diseño gráfico

5. Crear la mayor cantidad de trabajo posible

A medida que tus habilidades se van completando, es importante que tus trabajos más recientes reflejen tus mejores habilidades. Al igual que el aprendizaje del diseño gráfico comienza con la práctica del dibujo, el desarrollo continúa con la práctica de tus habilidades de nivel superior. La creación de un cuerpo de trabajo sustancial también cumple la función crítica de definir tu estilo, ayudándote a reconocer cómo tu perspectiva individual se traduce en un trabajo que ningún otro diseñador gráfico podría hacer.

Consejos para seguir la carrera de diseño gráfico

A continuación se ofrecen varios consejos para seguir la carrera de diseño gráfico:

Ofrezca su conjunto de habilidades

Al principio, te conviene aprovechar cualquier oportunidad que puedas para crear un trabajo que el público pueda ver. Ofrecer tus conocimientos de diseño gráfico como voluntario es una forma estupenda de desarrollar tu cartera, poner en práctica tu talento y aprender de las experiencias basadas en proyectos. Muchas organizaciones y personas confían en los diseñadores gráficos para lograr sus objetivos, entre otros:

  • Organizaciones de estudiantes: Mientras estés en la escuela, podrías ayudar al grupo de teatro de estudiantes a crear carteles o al grupo de activismo medioambiental a crear folletos.

  • Organizaciones sin ánimo de lucro y benéficas: Si hay una causa que te apasiona, puedes contribuir ofreciéndote a diseñar camisetas, infografías o productos.

  • Grupos políticos: Los candidatos y las organizaciones políticas requieren la ayuda de diseñadores gráficos para elaborar materiales de campaña y crear sitios web.

  • Amigos y familiares : Es posible que un amigo o familiar tenga un negocio o un sitio web personal que necesite logotipos, anuncios o textos personalizados.

  • Instituciones locales: Si hay una institución local que te interese, como un museo o un lugar histórico, puedes ofrecer tus conocimientos de diseño gráfico para mejorar su sitio web o crear material informativo.

Organizar la cartera

Una vez que hayas trabajado en unos cuantos proyectos que requieran una conceptualización y una ejecución importantes, puedes organizar tu cartera para atraer a clientes de pago. Esto suele implicar la creación de un sitio web personal que te presente a ti y a tu estilo al público. Puedes explicar brevemente las diferentes campañas o proyectos en los que has participado y compartir tu proceso de diseño. En última instancia, un portafolio exitoso demuestra que puedes tomar los detalles únicos del proyecto de un cliente y representarlos en un lenguaje visual interesante y original.

Seleccione una especialización

Como ocurre con muchas profesiones, los diseñadores gráficos se especializan para atraer a clientes que buscan experiencia para un tipo de proyecto concreto. Revise su cartera e identifique los componentes de su trabajo que parezcan siempre excepcionales. Por ejemplo, puede que destaques en la creación de tipos de letra originales y que ese sea tu principal punto de venta. También puede elegir algunos puntos fuertes para presentarlos a los consumidores. Estas son algunas de las especializaciones que podrías seleccionar:

  • Logos
  • Aplicaciones móviles
  • Infografía
  • Carteles
  • Anuncios
  • Marca
  • Diseños de publicaciones
  • Tapas de libros
  • Páginas web

Relacionado: Guía para conseguir un trabajo en diseño gráfico

Replica el trabajo que admiras

Si estás apostando por una carrera de diseño gráfico, es probable que conozcas a diseñadores cuyo trabajo admiras especialmente. Como ejercicio personal, intenta replicar su trabajo y su estilo. Esto puede introducirte en nuevas técnicas y ayudarte a entender el proceso de pensamiento que llevó a diseños excepcionales. Cuando realices un trabajo remunerado, podrás aplicar esas técnicas recién adquiridas a tus proyectos de forma inventiva.

Piensa ampliamente en tu búsqueda de empleo

Cuando busques un puesto de trabajo a tiempo completo, puedes beneficiarte de considerar trabajos que no sean explícitamente de diseño gráfico. Dependiendo de tu formación académica y profesional, puedes estar cualificado para una serie de trabajos que combinan las habilidades de diseño gráfico con otros talentos. Muchas organizaciones pequeñas asignan tareas de diseño gráfico a su equipo de marketing, por ejemplo. Estos son algunos tipos de trabajos que pueden permitirte ampliar tus conocimientos de diseño gráfico al tiempo que construyes una base para tu carrera en este campo:

  • Marketing: Muchos profesionales del marketing utilizan el diseño gráfico para desarrollar imágenes de marca, campañas publicitarias, sitios web y productos.

  • Desarrollo de productos: Muchos productos son inseparables del diseño gráfico que los acompaña, como los alimentos, las bebidas y los libros. Los consumidores, por ejemplo, suelen saber si un tentempié en un estante de la tienda de comestibles es un alimento saludable o un capricho indulgente con sólo mirar el diseño gráfico de su envase.

  • Diseño de la experiencia del usuario: El diseño gráfico es fundamental para crear experiencias de usuario accesibles y agradables. Los diseñadores gráficos saben cómo presentar las características de un producto para que los usuarios puedan interactuar intuitivamente con ellas y evitar confusiones o frustraciones.

  • Dirección creativa: Los diseñadores gráficos con capacidad de gestión pueden dirigir equipos de otros profesionales creativos, asegurándose de que varios proyectos de diseño incorporan el mismo estilo y los mismos principios de diseño. Por ejemplo, el director creativo de una empresa de videojuegos se asegura de que los gráficos del juego, el material promocional y el sitio web contribuyan a una experiencia visual envolvente.

Ten en cuenta que ninguna de las empresas o productos mencionados en este artículo están afiliados a Indeed.

Te recomendamos

Funciones esenciales de un equipo de marketing

¿Cómo se calcula la tasa de desempleo?

Guía definitiva para la venta de SaaS

10 preguntas y ejemplos de entrevistas de perfil

Método de depreciación de doble saldo decreciente: Una guía sencilla

24 Trabajos que puedes conseguir con un título de gestión empresarial