Cómo beneficiarse de los programas de tutoría

Tener un mentor puede impulsar los resultados de tu carrera y mejorar tu satisfacción laboral en general. Muchas personas no saben dónde buscar un mentor, por lo que tener una forma de encontrar un mentor que esté dispuesto puede marcar una gran diferencia. Algunas empresas han puesto en marcha programas de tutoría para sus empleados, proporcionando acceso directo a profesionales con experiencia que quieren servir de mentores para la siguiente generación. En este artículo, hablaremos de cómo iniciar un programa de mentores que beneficie a los empleados.

¿Qué son los programas de tutoría?

Los programas de tutoría ponen en contacto a personas que desean adquirir más experiencia con profesionales experimentados para ofrecerles oportunidades de aprender y desarrollar habilidades que les ayuden a avanzar en sus carreras. Los programas de tutoría suelen estar disponibles a través de colegios y universidades, y de organizaciones que fomentan el crecimiento y el desarrollo profesional. Ambas personas implicadas en una relación mentor-protector suelen beneficiarse, ya que comparten sus objetivos y valores de forma solidaria y respetuosa.

Cuando una empresa invierte en un programa de tutoría para sus empleados, esa organización está mostrando su compromiso con aquellos que quieren aprender y mejorar sus habilidades. Un programa exitoso puede crear más oportunidades de éxito entre individuos de todos los niveles de habilidad y edades. Los empleados principiantes pueden aprender mucho de los que se encuentran en niveles más altos de sus carreras, pero ese aprendizaje no se detiene en el protégé. Los mentores a menudo descubren que pueden aprender de aquellos a los que prestan servicios de tutoría, especialmente cuando trabajan con personas de diferentes generaciones.

Implementar un programa de tutoría puede hacer que una empresa sea más atractiva para los reclutas, ya que es un beneficio único que no está disponible en todas partes. El establecimiento de este programa también puede proporcionar beneficios adicionales, tales como

  • Desarrollar oportunidades para ascender a los empleados y ayudarles a avanzar en sus carreras
  • Establecer relaciones sólidas entre los empleados de distintos niveles de cualificación
  • Dar la oportunidad a un empleado cualificado de compartir su experiencia y conocimientos con otra persona
  • Explorar diferentes habilidades, destrezas y posibilidades de carrera
  • Romper los estereotipos entre los empleados de nivel básico y los de nivel superior

Relacionado: Los 10 principales objetivos de desarrollo profesional

Cómo iniciar programas de tutoría

A la hora de establecer un programa de tutoría para empleados, puedes seguir estos pasos para aumentar tus posibilidades de éxito.

  1. Identificar el objetivo del programa.
  2. Determinar quién utilizará el programa.
  3. Establecer objetivos de tutoría.
  4. Decidir un modelo de tutoría.
  5. Solicite el apoyo de posibles mentores.
  6. Establezca un sistema de comunicación.
  7. Difundir el programa.

1. Identificar el objetivo del programa

El primer paso para crear un programa de mentores exitoso es identificar el objetivo. Este objetivo dependerá de las metas de la organización, así como de los niveles de los empleados que lo utilizarán. Por ejemplo, una empresa que se centra en ofrecer oportunidades a los veteranos militares podría tener como objetivo conectar a los veteranos de las mismas ramas del ejército o que lucharon en las mismas batallas. En la mayoría de los casos, el objetivo general de un programa de tutoría es fomentar el desarrollo y el crecimiento profesional. Limitar el objetivo para satisfacer las necesidades de su organización específica puede hacer que el programa sea más beneficioso para quienes lo aprovechan.

2. Determine quién utilizará el programa

Después de definir su objetivo, el siguiente paso es esbozar qué empleados de la organización tienen más probabilidades de utilizar este recurso. Los que quieren trabajar con un mentor suelen ser empleados de nivel inferior que sienten pasión por su trabajo y buscan oportunidades para avanzar en sus carreras. Los empleados que utilicen el programa probablemente se sentirán implicados en su trabajo, así como en la empresa y sus objetivos. Elabore una lista de personas que usted dirige y que probablemente estén interesadas en establecer una relación con un mentor que pueda compartir sus experiencias y fomentar el crecimiento profesional.

3. Establecer los objetivos de la tutoría

Su programa de tutoría debe tener objetivos definidos a los que pueda dar seguimiento fácilmente. Por ejemplo, puede establecer el objetivo de que, en el primer año del programa, pueda ayudar a establecer seis relaciones mentor-protector dentro de la organización. Sus objetivos específicos dependerán del tamaño de la organización y de cuántos mentores dispuestos tenga, pero es importante crear objetivos que pueda seguir controlando para determinar el éxito del programa.

4. 7. Decidir un modelo de tutoría

Muchos programas de tutoría utilizan un modelo individual, pero ésta no es la única opción disponible. También puedes crear un programa que fomente la tutoría en grupo, en el que un mentor trabaja con un grupo de personas que quieren aprender y desarrollar una determinada habilidad. La tutoría autodirigida es otro modelo que podría considerar, que permite a los individuos empezar a buscar un mentor por su cuenta en lugar de ser emparejados por un gestor del programa. Si su organización se enorgullece de contratar a personas motivadas y con iniciativa propia, un programa de tutoría autodirigida puede alinearse con ese aspecto de la cultura.

La tutoría entre iguales también puede beneficiar a los empleados, ya que pueden aprender unos de otros, en lugar de trabajar con alguien que está más avanzado en su carrera. Incluso puede establecer un modelo combinado que incorpore varios estilos para proporcionar una experiencia más eficaz a cada individuo.

Relacionado: 9 preguntas que debe hacer a su mentor

5. Solicitar el apoyo de posibles mentores

Para que un programa de tutoría tenga éxito debe contar con mentores dispuestos, por lo que el siguiente paso del proceso es solicitar el apoyo de aquellos que, dentro de la organización, pueden compartir lo que han aprendido con los demás. Los mentores suelen ser profesionales de alto nivel que se han abierto camino en sus carreras y han desarrollado diversas habilidades y capacidades. Un buen mentor también debe tener buenas habilidades de comunicación, tener tiempo para dedicar a sus protegidos y ser capaz de enseñar sus habilidades a otros. Puedes solicitar este apoyo por correo electrónico o concertar una reunión con quienes crees que serían buenos mentores.

6. Establezca un sistema de comunicación

Los mentores necesitan una forma fácil de comunicarse con las personas con las que trabajan, por lo que es importante establecer un sistema de comunicación ágil y eficaz para todos los participantes en el programa. Algunas empresas utilizan el correo electrónico para comunicarse, mientras que otras utilizan programas de software que permiten a las personas solicitar apoyo, establecer reuniones y enviar información de seguimiento.

Relacionado: 20 formas de empezar un correo electrónico

7. Difundir el programa

El último paso en el desarrollo de un programa de tutoría para una organización es asegurarse de que todo el mundo lo conozca y pueda aprovechar el recurso. Envíe un correo electrónico a toda la empresa, coloque folletos en las zonas de descanso de los empleados y hable con ellos en persona sobre la oportunidad para asegurarse de que todos reciben la información. A medida que la gente se inscriba para trabajar con los mentores, puede solicitar comentarios para seguir mejorando el programa y asegurarse de que satisface las necesidades de quienes lo utilizarán.

Te recomendamos

¿Qué es el flujo de caja operativo?

Entender qué es una hipótesis nula

Conozca a su cliente (KYC): Definición, importancia y requisitos de cumplimiento

Cartas de agradecimiento a los empleados: Cómo escribirlas (con plantilla y ejemplos)

Cómo Calcular la Diferencia Porcentual

Cómo crear un balance general en 5 sencillos pasos