Cómo calcular el gasto neto de capital (con consejos)

Los inversores pueden evaluar el gasto de capital neto para predecir el valor futuro de su inversión, mientras que los contables o propietarios de empresas pueden evaluarlo para garantizar la exactitud de su contabilidad. Al averiguar si el gasto de capital neto es útil en su negocio, puede obtener información adicional.

Gasto de capital neto = valor final del inmovilizado neto – valor inicial del inmovilizado neto + gasto de amortización del año en curso

En este artículo, se explica cómo aplicar la fórmula para calcular el gasto neto de capital, dónde encontrar los valores de los activos fijos y qué puede decir esta cifra.

Relacionado: Todo lo que debe saber sobre las cuentas de resultados

¿Qué es el gasto de capital neto?

El gasto de capital, o CapEx, es el dinero que una empresa gasta en nuevos elementos de capital, como equipos, vehículos y fábricas. Los contables o los inversores pueden calcular los gastos de capital netos de una empresa durante un periodo de tiempo para evaluar los resultados de la empresa. Los siguientes son ejemplos de cómo se pueden interpretar los gastos netos de capital:

Lo que puede indicar un gran gasto de capital neto

Las empresas en fase de crecimiento o expansión pueden tener un gran gasto de capital neto, ya que compran los equipos e instalaciones que necesitan para realizar su trabajo. Un gran gasto de capital neto también puede indicar que una empresa está inmovilizando grandes cantidades de su efectivo en activos, lo que puede dificultar otros movimientos financieros. Comparar el gasto de capital neto con el flujo de caja puede ser útil si la cifra de gasto de capital neto es alta.

Lo que puede indicar un pequeño gasto de capital neto

Un gasto de capital neto pequeño puede indicar que una empresa no está creciendo o no está creciendo rápidamente, ya que puede satisfacer sus necesidades de equipamiento e instalaciones con lo que ya tiene. Si el gasto neto de capital de una empresa es negativo, puede indicar que su propiedad se ha depreciado por una cantidad de dinero mayor que la que la empresa ha gastado en nuevos equipos, lo que supone una pérdida que puede afectar a la salud general de la empresa.

Relacionado: Presupuestos de capital: Definición, importancia y diferentes métodos

Cómo calcular el gasto de capital neto

Calcular el gasto neto de capital puede ser relativamente sencillo una vez que localice los valores clave de los estados financieros de la empresa. Estos son los pasos que puede seguir para aplicar la fórmula del gasto de capital neto:

1. Encuentre los valores iniciales y finales de los activos fijos netos

Los activos fijos netos son elementos físicos que posee la empresa, a veces denominados PP&E, que significa propiedad, planta y equipo. Los estados financieros de la empresa suelen incluir los totales de los activos fijos netos al principio y al final del año.

Ejemplo: Donuts on Delvine Drive está calculando su gasto de capital neto. Tienen una pequeña propiedad, equipo de cocina comercial y algunos muebles de comedor, y compraron un pequeño camión de reparto durante el año. El valor inicial de estos activos fijos netos para su ejercicio es de 100.000 dólares, y el valor final es de 130.000 dólares.

Relacionado: Cómo calcular los gastos de capital

2. Calcular el gasto de depreciación del año

El gasto de depreciación es el dinero que la empresa pierde por el desgaste normal de sus equipos. Es importante tenerlo en cuenta al calcular el gasto neto de capital porque contribuye al valor final de los activos fijos, pero no indica que la empresa haya gastado realmente dinero. Por lo general, puede encontrar el gasto de depreciación en la cuenta de resultados.

Ejemplo: El estado de resultados de Donuts on Delvine Drive indica que su propiedad y equipo se depreció en $20,000 durante el año fiscal.

Relacionado: Depreciación en la cuenta de resultados: Definición y ejemplos

3. Introduce en la fórmula los valores netos de los activos fijos y los gastos de depreciación

Por último, introduzca cada componente en la fórmula del gasto de capital neto para obtener el resultado. Dado que se trata de un cálculo sencillo, puede optar por calcularlo automáticamente vinculando la fórmula de gasto de capital neto a sus documentos de activos fijos netos y depreciación dentro del sistema de contabilidad de su empresa. Esta es la fórmula:

Gasto neto de capital = valor final de los activos fijos netos – valor inicial de los activos fijos netos + gasto de depreciación del año en curso

Ejemplo: Donuts on Delvine Drive calcula sus gastos netos de capital insertando sus valores en la ecuación:

Gasto de capital neto = 130.000 dólares – 100.000 dólares + 20.000 dólares = 50.000 dólares

Relacionado: Flujo de caja patrimonial: definición, fórmula y ejemplo

Consejos para calcular el gasto neto de capital

A continuación se ofrecen algunos consejos para calcular el gasto neto de capital:

Integrar el gasto de capital neto en su estrategia financiera

Dado que el gasto de capital neto vincula los activos financieros de la empresa, es importante pensar en él cuando su empresa está creando su estrategia financiera y sus presupuestos periódicos. Esto puede permitirle realizar las compras que necesite sin quedarse sin recursos para otros gastos como la nómina o el alquiler. Abordar el gasto de capital con una perspectiva estratégica también puede ayudarle a tomar decisiones que sean la inversión correcta a largo plazo para su empresa, en lugar de gastar dinero en soluciones rápidas.

Considerar la vida útil de los artículos comprados

Los gastos de capital son inversiones de la empresa, mientras que los artículos con vidas útiles más cortas son gastos. Los artículos con una vida útil inferior a un año pueden no ser relevantes para el cálculo de los gastos de capital, ya que su depreciación sería del 100% y anularían su propio coste de compra. Estos artículos podrían encajar mejor como gastos en la cuenta de resultados que en el cálculo del gasto de capital neto.

Considere la industria

Algunas industrias requieren más inversión de capital, ya que utilizan equipos físicos más caros. Las empresas que fabrican bienes o prestan servicios de utilidad o comunicación tienen más probabilidades de tener un mayor gasto de capital neto, ya que utilizan muchas herramientas, maquinaria y terrenos para realizar su trabajo. A la hora de interpretar el gasto neto de capital de una empresa, puede ser útil comparar el gasto neto de capital de sus competidores para ver si se sitúa en los estándares de la industria o en torno a ellos para empresas de su tamaño.

Comparar el flujo de caja con los gastos de capital

Si una organización tiene unos gastos de capital elevados pero también un flujo de caja alto, puede indicar que la empresa está manteniendo su propio crecimiento aportando suficientes ingresos para cubrir las compras. Una organización con un flujo de caja bajo y unos gastos de capital elevados puede estar luchando por obtener beneficios, si sus ventas e ingresos no financian totalmente las mejoras de sus equipos. Una empresa con un ratio inferior a 1, con mayores gastos que flujo de caja, puede estar pidiendo dinero prestado. Las empresas pueden pasar por diferentes ratios de flujo de caja a gastos de capital a medida que pasan por diferentes etapas de crecimiento.

Distingue entre gastos de explotación y gastos de capital

Los gastos de capital son inversiones, mientras que los gastos de explotación se producen regularmente para la empresa. Por ejemplo, mientras que la compra de un edificio sería un gasto de capital, el pago de los servicios públicos de ese edificio sería un gasto de explotación. A veces, los gastos de explotación y los gastos de capital tienen normas fiscales diferentes, por lo que es importante saber en qué categoría entran sus gastos.