Cómo Calcular el Interés Compuesto (con las Ventajas y Desventajas del Compuesto)

El término interés compuesto es uno de los términos financieros más difíciles de entender, especialmente cuando se trata de inversiones o deudas. Es importante comprender los fundamentos del interés compuesto, sobre todo si quiere hacer crecer sus ahorros o pagar sus préstamos. Hay varios factores que determinan si le beneficia.

En este artículo, aprenderá cómo funciona el interés compuesto, cómo calcularlo y cuándo es y no es ventajoso para sus objetivos financieros.

¿Qué es el interés compuesto?

El crecimiento exponencial del dinero sin hacer ningún depósito adicional se llama interés compuesto. El interés compuesto se refiere a los intereses obtenidos sobre un dinero que ya ha generado intereses. He aquí un ejemplo que le ayudará a entenderlo:

Comienzas con un depósito de 100 dólares. El banco le paga un 5% de interés anual por su depósito.

Al final del primer año usted ganaría 5 dólares y ahora tendría 105 dólares en su cuenta. Aquí es donde entra en juego la capitalización. Su depósito ya ha ganado intereses, y ahora, durante el próximo año, ganará un 5% de intereses sobre el nuevo saldo de su cuenta de 105 dólares.

Este efecto compuesto continuará cada año, con un 5% de intereses ganados sobre el saldo creciente de su cuenta.

El interés compuesto funciona de la misma manera en el caso de los préstamos, pero en lugar de aumentar su depósito, el interés se aplica a la cantidad de dinero que ha tomado prestada y a los intereses que se acumulan sobre esa cantidad. Por eso es importante obtener préstamos y tarjetas de crédito con tipos de interés bajos.

Cómo calcular el interés compuesto

Las calculadoras en línea funcionan bien para realizar cálculos rápidos, pero si prefieres hacer las cuentas tú mismo, aquí tienes la fórmula para calcular el interés compuesto para inversiones y préstamos:

A = P (1+r/n) ^ (nt)

A = la cantidad futura

P = el importe del depósito o préstamo inicial (inversión principal)

r = el tipo de interés representado como un decimal

n = el número de veces que se componen los intereses al año

t = el número de años en que se acumula el dinero

Ejemplo 1: Pides un préstamo de 2.000 $, que se compone mensualmente del 4,5% durante 5 años. Quiere saber cuánto dinero habrá pagado al final de los 5 años.

A = 2.000 (1 + .045/12) ^ (12 x 5)

A = 2,000 (1.00375) ^ (60)

A = 2,000 (1.25179)

A = 2,503.59

Al final de los 5 años de devolución del préstamo, habrás acumulado 505,59 dólares de intereses que también tendrás que devolver.

El mismo cálculo se utiliza para los intereses devengados por las inversiones.

Ejemplo 2: Esta vez depositas 2.000 $ en una cuenta de ahorro y tu banco compone tu cuenta anualmente al 6%. Quieres saber cuánto crecerá tu cuenta después de 2 años sin hacer ningún depósito o retiro adicional.

Año 1:

A = 2.000 (1 + .06/1) ^ (1 x 1)

A = 2,000 (1.06) ^ (1)

A = 2,000 (1.06)

A = 2,120

Año 2:

A = 2.120 (1 + .06/1) ^ (1 x 1)

A = 2,120 (1.06) ^ (1)

A = 2,120 (1.06)

A = 2,247.20

2,247.2 – 2120 = 127.2

El primer año su cuenta acumulará 120 dólares de intereses, con lo que el total será de 2.120 dólares. El segundo año, el tipo de interés del 6% se aplicará al nuevo saldo de su cuenta de 2.120 $, y acumulará 127,20 $, es decir, 7,20 $ más de intereses que el año anterior.

La «Regla del 72»

Además del cálculo del interés compuesto, puede utilizar la regla del 72, para determinar cuándo se duplicará su inversión. La ecuación sólo funciona con la capitalización anual y es (72 / i), donde i = el tipo de interés.

Ejemplo 1: Si su inversión tiene un tipo de interés anual del 6%, entonces 72/6 = 12. Su inversión inicial se duplicará en 12 años debido al interés compuesto.

Ejemplo 2: Si su inversión tiene una tasa de interés anual del 4%, entonces 76/4 = 18. Su inversión inicial se duplicará en 18 años por el interés compuesto.

¿Qué es un período compuesto?

Un periodo de capitalización es el número de veces al año que se capitaliza el tipo de interés. En el caso de la capitalización anual, el tipo de interés se capitaliza una vez, por lo que hay un período. En el caso de la capitalización mensual, el tipo de interés se divide por 12 para los 12 «períodos» del año, y se compone por esta cantidad al mes. Algunos bancos pueden componer diariamente, trimestralmente y semestralmente. Consulte a su banco para saber con qué frecuencia compone los intereses su cuenta.

Ventajas e inconvenientes de la capitalización

El interés compuesto tiene muchas ventajas, sobre todo para hacer crecer tus cuentas e inversiones. También hay algunas desventajas del interés compuesto cuando se aplica a los préstamos y a las tarjetas de crédito. He aquí cómo las variables del interés compuesto pueden afectar a su dinero.

  • Frecuencia
  • Períodos
  • Tipo de interés
  • Depósitos y retiros
  • Importe principal

Frecuencia

Los periodos de capitalización más frecuentes, como el diario y el mensual, tendrán un mayor efecto sobre la inversión principal. En el caso de las cuentas de ahorro, la capitalización diaria tiene resultados espectaculares a medida que pasa el tiempo, ayudándole a hacer crecer su dinero sin tener que hacer depósitos adicionales.

A la hora de pedir dinero prestado, lo mejor es encontrar un préstamo o una tarjeta de crédito con un periodo de capitalización anual para minimizar la cantidad de intereses que tendrá que devolver.

Tiempo

Cuanto más tiempo se componga un importe principal, más dinero se acumulará. Esto es especialmente beneficioso para las inversiones y le da un incentivo para dejar que su dinero crezca. Pero esto es una desventaja para el dinero prestado, por lo que los préstamos de menor duración, como un préstamo de 36 meses en lugar de 72, pueden ayudar a reducir la acumulación de intereses.

Tipo de interés

El tipo de interés es el tipo de interés al que se componen los intereses principales y los posteriores. En el caso de las inversiones, un tipo de interés más alto significa un crecimiento más rápido de la cuenta. También significa más intereses a devolver cuando se aplica a un préstamo. Cuando busques préstamos y tarjetas de crédito, intenta encontrar el tipo de interés más bajo posible.

Es importante tener en cuenta que a veces el interés compuesto de una tasa más baja, durante un largo período de tiempo, puede tener un saldo más alto que una cuenta con una tasa de interés más alta durante un período más corto. Puede utilizar la fórmula del interés compuesto para determinar cómo afectarán los diferentes tipos de interés y la duración de los períodos a su importe final.

Depósitos y retiros

Dejar que su dinero crezca sin hacer retiros es ideal para que el interés compuesto funcione. Si retira las ganancias esto disminuirá el efecto compuesto.

Por otro lado, depositar ganancias adicionales aumenta la cantidad de dinero a la que se aplican los intereses, lo que ayudará a que la cuenta crezca más rápido.