Cómo aumentar la confianza en sí mismo en 7 pasos

Tener confianza en uno mismo puede ayudarle a causar una impresión positiva en el lugar de trabajo, ya sea con su entrevistador, supervisor, compañeros de trabajo u otras personas con las que interactúe a lo largo de su jornada laboral.

En este artículo, analizaremos por qué la confianza en uno mismo es importante para tu carrera y te daremos ejemplos de cómo desarrollar esta cualidad.

¿Por qué es importante la autoestima?

La confianza en uno mismo te prepara para dar lo mejor de ti en las entrevistas y, posteriormente, en el trabajo. Cuando te enfrentas a una entrevista con confianza en tus habilidades y personalidad, te centras menos en compararte con otros candidatos y pones más énfasis en responder a las preguntas con eficacia y en dar respuestas preparadas. Con la confianza en ti mismo, puedes demostrar mejor tu capacidad para realizar tareas y alcanzar objetivos en el trabajo.

Estos son algunos de los principales beneficios de la autoconfianza:

  • Mejora la capacidad de resolver problemas y pensar en soluciones.
  • Mejora la comunicación con los supervisores y los compañeros.
  • Ayuda a superar los obstáculos y desafíos del lugar de trabajo.
  • Mejora tu rendimiento laboral en general.

Relacionado: 21 consejos para entrevistas de trabajo: Cómo causar una gran impresión

Cómo desarrollar la confianza en uno mismo

Construir la confianza en uno mismo requiere reflexionar sobre la autopercepción y desarrollar hábitos que promuevan una imagen positiva de uno mismo. He aquí algunas formas de construir este rasgo:

1. Centrarse en uno mismo

Aunque compita con otros candidatos por las oportunidades de trabajo, es importante que se centre en las cualidades y experiencias que aporta al lugar de trabajo y evite compararse con los demás.

Considere la posibilidad de enumerar todas sus cualidades positivas, experiencias únicas y habilidades valiosas. Reconocer tu individualidad puede ayudarte a ver las ventajas de tus experiencias y perspectivas particulares.

Además, identifique los objetivos que desea alcanzar en su carrera y en sus funciones actuales o futuras. Cuando te prepares para una entrevista, empieces un nuevo trabajo o completes tus tareas diarias, utiliza esos objetivos para recordar lo que quieres conseguir.

2. Ten en cuenta los logros anteriores

Identifica los objetivos que ya has conseguido y los que estás cerca de alcanzar.

Para los objetivos a largo plazo, haz una lista de los pasos que tienes que dar para alcanzarlos y de los que ya has dado. Estos recordatorios pueden ayudarte a crear confianza al reconocer tu duro trabajo hasta el momento.

Relacionado: La autoconfianza en el trabajo: Por qué es importante y cómo mejorarla

3. Desarrolle una imagen positiva de sí mismo

La creación de una imagen positiva de ti mismo suele empezar por ajustar tu mentalidad y limitar las comparaciones con los demás. Empieza a construir una imagen positiva de ti mismo imaginándote como la persona que quieres ser. Por ejemplo, visualícese en el puesto para el que se entrevista, con un conjunto de habilidades que le inspiran confianza.

Una vez que haya creado una imagen positiva de sí mismo, considere la posibilidad de realizar actividades de autoafirmación. La autoafirmación consiste en decirse a sí mismo frases positivas y edificantes para desafiar cualquier pensamiento negativo que pueda tener en su mente.

Por ejemplo, si está nervioso por una entrevista, recuérdese a sí mismo las habilidades y logros que aportará al puesto. En el lugar de trabajo, si acepta un nuevo proyecto o solicita un ascenso, puede utilizar frases de autoafirmación como “Estoy cualificado” o “Soy una persona de éxito”

Relacionado: Pregunta de la entrevista: ¿Cómo te describirías a ti mismo? (Con ejemplos)

4. Enfrentarse a los posibles temores

Enfréntate a tus posibles miedos reflexionando sobre lo que podría disuadirte de alcanzar tu potencial. Por ejemplo, si le preocupa ser capaz de responder a todas las preguntas del entrevistador, practique las respuestas con un amigo o un familiar. Si le pone nervioso conocer a gente nueva en su lugar de trabajo, procure presentarse de forma proactiva a personas que no conoce.

5. Priorizar el autocuidado

Acostúmbrese a hacer ejercicio, a seguir una dieta sana y equilibrada y a dormir lo suficiente. Dedique tiempo a hacer algo que le guste cada día, como retomar una vieja afición o empezar una nueva. Considera también la posibilidad de encontrar formas de practicar el autocuidado mientras estás en el trabajo, estirando en tu escritorio y haciendo breves descansos a lo largo del día.

Además de mantener una buena salud mental y física, también debe dar prioridad a su salud social. Pasar una noche con buenos amigos o ir a cenar con la familia puede reforzar las habilidades interpersonales que podrían ayudarle a trabajar mejor con sus colegas. También puede hacer un esfuerzo por invitar a sus compañeros de trabajo a reuniones sociales para mejorar sus relaciones laborales.

Relacionado: 16 ejercicios para aumentar tu confianza en ti mismo

6. Repensar el rechazo

El rechazo a veces forma parte del proceso de la entrevista, pero ajustar su visión del rechazo puede ayudarle a tener confianza al abordar futuras entrevistas. Si no le ofrecen un trabajo, intente centrarse en los aspectos en los que destacó en la entrevista. Tal vez tuviste una postura segura y respondiste a una pregunta difícil de forma reflexiva. También puede ver este «no» como una oportunidad de aprendizaje para entender mejor cómo puede mejorar sus habilidades en las entrevistas. Considera la posibilidad de ponerte en contacto con el responsable de la contratación para agradecerle su tiempo y su consideración, así como para pedirle una opinión constructiva.

Además, tenga en cuenta que el rechazo no suele ser personal en un entorno laboral. A veces, no consigues el trabajo porque el candidato contratado tenía más experiencia o habilidades relevantes. experiencia o carácter.

Relacionado: Cómo parecer seguro en una entrevista

7. Rodéese de positividad

Parte de la construcción y el mantenimiento de un nivel de confianza en uno mismo consiste en cambiar la mentalidad. Al centrarte en las cosas positivas, desde el autocuidado hasta los logros del pasado, estás reformulando la forma en que te percibes a ti mismo. Otro elemento importante en este cambio de perspectiva es rodearse de mensajes positivos y de personas que le animen y apoyen.

Por ejemplo, si tiene un compañero de trabajo que siempre está dispuesto a ofrecer consejo o a ayudar en proyectos difíciles, este tipo de actitud positiva puede hacerle sentir que no se enfrenta solo a sus retos. De hecho, el mero hecho de tener a alguien en tu vida que te ofrezca palabras de ánimo y te recuerde lo mucho que ya has conseguido puede ser la inspiración para seguir avanzando con confianza.