Cómo convertirse en un abogado de impuestos

Para combinar las carreras de finanzas y derecho, puede considerar la posibilidad de convertirse en abogado fiscalista. Las personas que desempeñan esta función tienen un alto nivel de conocimientos en derecho fiscal y ayudan a sus clientes a resolver problemas fiscales legales. Para convertirse en abogado fiscal, hay que invertir varios años en educación y formación.

En este artículo, describimos todo lo que implica esta lucrativa carrera y explicamos cómo convertirse en abogado fiscal.

Abogado vs. Procurador: ¿Cuáles son las diferencias?

¿Qué es un abogado fiscal?

Un abogado fiscal es un profesional del derecho especializado en derecho fiscal. Ayudan a los clientes a resolver sus situaciones fiscales particulares. Además de representarle en los tribunales, un abogado fiscal puede ayudar a las personas y a las empresas a tomar mejores decisiones fiscales que les ayuden a prevenir cualquier problema relacionado con los impuestos. También pueden asesorar a las personas sobre cómo aumentar sus beneficios fiscales mediante exenciones, créditos y deducciones. Estos profesionales del derecho suelen trabajar en bufetes de abogados o en los equipos jurídicos de las empresas.

Relacionado: Perspectivas profesionales y retos para los abogados

¿Qué hace un abogado fiscal?

Un abogado fiscal es responsable de las siguientes tareas:

  • Representar a su cliente en casos judiciales relativos a disputas legales relacionadas con los impuestos.
  • Investigar las leyes fiscales para ofrecer a sus clientes el mejor asesoramiento jurídico.
  • Ayudar a los clientes a resolver problemas legales relacionados con los impuestos, como impuestos atrasados, embargos de propiedades, embargos de cuentas, declaraciones no presentadas y embargos de salarios.
  • Negociar compromisos relacionados con los impuestos con el IRS en nombre de sus clientes.
  • Proporcionar orientación sobre cómo estructurar la compra y venta de un negocio, examinando las deudas, el pasivo, las finanzas y los activos del vendedor.
  • Redactar documentos legales, como disposiciones contractuales, acuerdos de LLC y cartas a la Hacienda Pública.
  • Ayudar a los clientes en la planificación de su patrimonio, asesorándoles en asuntos relacionados con testamentos y fideicomisos.

Relacionado: 15 tipos de carreras de Derecho que puedes seguir

Cómo convertirse en abogado fiscalista

Sigue estos pasos para convertirte en abogado fiscalista:

1. Obtener una licenciatura's

Antes de solicitar el ingreso en la facultad de derecho, es necesario obtener una licenciatura. Aunque las facultades de derecho no tienen ningún requisito sobre la especialidad que elijas, puede ser una buena idea prepararte para una carrera en derecho fiscal eligiendo un área de estudio relevante. Considere la posibilidad de estudiar ciencias políticas, finanzas o contabilidad. Cuando elijas los cursos universitarios, trata de encontrar aquellos que cubran las leyes fiscales, las normas tributarias y la contabilidad.

2. Preparar la carrera de Derecho

Durante tu programa de licenciatura, puedes empezar a prepararte para la escuela de derecho. Demuestra a las facultades de Derecho que eres un aspirante muy completo elaborando tu currículum a lo largo de la universidad. Para ello, puedes unirte a organizaciones estudiantiles relacionadas con el derecho o hacer prácticas en bufetes de abogados. Incluso puede haber oportunidades de voluntariado que puedan impulsar tu solicitud de ingreso en la facultad de Derecho.

También puedes aprovechar tu tiempo como estudiante de grado para empezar a estudiar para el Test de Admisión a la Facultad de Derecho (LSAT). Considera la posibilidad de inscribirte en un curso de preparación para el LSAT o de trabajar con un libro de ejercicios para el LSAT. También puedes ver si puedes hacer un examen de práctica para prepararte para el examen real.

3. Haz el LSAT

Sacar una buena nota en el LSAT puede mejorar tus posibilidades de entrar en la facultad de Derecho. Este examen pone a prueba tu razonamiento analítico, tu capacidad de lectura y tu pensamiento crítico. Este examen se compone de una serie de desafiantes preguntas de opción múltiple. La mayoría de las personas hacen el LSAT en el verano de su tercer año o en el otoño de su último año. Es importante que te des el tiempo suficiente para recibir los resultados de tu examen, de modo que puedas presentarlos junto con tu solicitud de ingreso a la facultad de derecho.

4. Asistir a la escuela de derecho

Para convertirse en abogado fiscal, debe obtener el título de Juris Doctor (J.D.) en una facultad de derecho acreditada. La mayoría de los programas de la escuela de derecho a tiempo completo duran tres años. Durante el primer año de la escuela de derecho, aprenderás todo lo relacionado con las materias básicas de derecho. Durante el segundo y tercer año, empezarás a participar en cursos optativos, prácticas y clínicas. Dependiendo de tu programa, podrás concentrarte en el derecho fiscal, que es importante si quieres convertirte en abogado fiscal.

Puedes considerar la posibilidad de encontrar una facultad de derecho que ofrezca programas conjuntos de doctorado y maestría en derecho (LLM) en fiscalidad para prepararte para esta carrera. Aunque estos programas tienden a durar un poco más que los programas típicos de las facultades de derecho, pueden ayudarte a obtener un conocimiento más amplio y una mayor experiencia en derecho fiscal. También puedes optar por cursar tu LLM después de terminar la carrera de Derecho. Algunos de estos programas también pueden requerir que completes una pasantía con el IRS, que es una experiencia invaluable cuando te preparas para esta carrera.

5. Aprobar el examen del colegio de abogados

Antes de ejercer como abogado fiscal en su estado, debe aprobar su examen de abogacía. Aunque el examen del colegio de abogados de cada estado puede variar, puedes anticipar varios días de exámenes que incluyen preguntas de opción múltiple y preguntas de ensayo. Aunque la facultad de derecho puede prepararte para este importante examen, también puedes inscribirte en cursos de preparación para el examen de abogacía para mejorar tus posibilidades de ser admitido en el colegio de abogados de tu estado.

Relacionado: 6 posibles preguntas de la entrevista sobre los impuestos

6. Solicitar puestos de trabajo

Ahora que puedes ejercer legalmente como abogado fiscalista, es hora de empezar a encontrar tu primer trabajo después de la carrera de Derecho. Busca puestos en organismos gubernamentales, bufetes de abogados o empresas privadas. Cuando busques un trabajo, considera asistir a algunos eventos de networking o ferias de empleo para explorar tus opciones. Crear conexiones con otros profesionales del derecho puede ayudarte a abrirte a más oportunidades de trabajo.

Relacionado: 33 preguntas para entrevistas en bufetes de abogados y cómo responderlas

Las mejores habilidades de un abogado fiscalista

Estas son algunas de las habilidades importantes que deben tener los abogados fiscalistas:

  • Atención: Las leyes fiscales implican muchas y complejas regulaciones, normas y lagunas. Si eres una persona atenta y detallista, puedes asegurarte de que estás dando un asesoramiento legal preciso y actualizado.
  • Inteligencia: La legislación fiscal puede ser bastante compleja, por lo que es importante que quienes sigan esta carrera aprendan con rapidez. Además de ser inteligente por naturaleza, hay que ser estudioso y estar comprometido con el aprendizaje.
  • Motivación: Algunos casos requieren mucho tiempo y esfuerzo. Los abogados fiscalistas tienen que encontrar la manera de mantenerse motivados y comprometidos con los casos y clientes a largo plazo.
  • Resolución de problemas: Los abogados fiscalistas deben tener una gran capacidad de resolución de problemas para encontrar soluciones legales a los problemas fiscales de sus clientes. Además de resolver problemas, su trabajo consiste en asesorar para evitar que se produzcan estas situaciones legales.