Cómo convertirse en un abogado laboralista

Los abogados pueden elegir trabajar en una variedad de industrias fascinantes mientras representan a sus clientes en una variedad de situaciones. Hay muchas especialidades entre las que elegir, incluyendo el derecho laboral. Estos abogados proporcionan un asesoramiento crucial para los empresarios y los empleados en el ámbito del derecho laboral. Si quieres convertirte en abogado laboralista, aquí tienes unos cuantos pasos fundamentales que puedes dar. Puede tener la oportunidad de trabajar en una interesante carrera como abogado laboralista.

En este artículo, explicamos qué es el derecho laboral, a qué se dedican los abogados laboralistas y resumimos ocho pasos que puedes dar en tu camino para convertirte en uno.

¿Qué es un abogado laboralista?

Un abogado laboralista es un profesional del derecho especializado en asesorar a los clientes en cuestiones relacionadas con el trabajo. Los abogados laboralistas representan a los empresarios y a los empleados por igual para garantizar un trato justo para todos en el lugar de trabajo, aunque pueden centrar su trabajo en la representación de una parte sobre otra. En general, la responsabilidad de un abogado laboralista es ayudar a sus clientes a cumplir una serie de leyes laborales que sirven de protección en el lugar de trabajo.

Es importante señalar que, aunque los abogados laboralistas trabajan con casos relacionados con el trabajo, no son lo mismo que los abogados laboralistas. Más bien, los abogados laboralistas son aquellos que se especializan en mediar en las relaciones entre los empleados sindicalizados, sus sindicatos y sus empleadores. Comparativamente, los abogados laborales sirven en un contexto mucho más amplio para ayudar a mantener las directrices legales para asuntos dentro del entorno laboral general.

Relacionado: 15 tipos de carreras de Derecho que puedes seguir

¿Qué hace un abogado laboralista?

Los abogados laboralistas, al igual que muchos abogados, asesoran a sus clientes en una gran variedad de cuestiones. Ayudan a los empresarios y a los empleados a llegar a una solución a través de métodos como la negociación colectiva. Dependiendo de las necesidades de sus clientes, los abogados laboralistas pueden representar a sus clientes en disputas sobre cualquiera de los siguientes asuntos:

  • Seguridad en el trabajo
  • Derechos de privacidad
  • Asuntos contractuales
  • Negociación
  • Normas salariales y de compensación
  • Beneficios para los empleados
  • Procedimientos de solicitud
  • Procedimientos disciplinarios
  • Procedimientos de contratación
  • Compensación a los trabajadores
  • Terminación del empleo
  • Discriminación
  • Acoso
  • Normas sobre las horas extraordinarias

Mientras trabajan en la resolución de estos asuntos, los abogados laboralistas tienen muchas responsabilidades. Por lo general, revisan los contratos de trabajo, orientan a los clientes sobre sus derechos, recomiendan vías de acción legal, median en las soluciones entre empleados y empleadores y representan a sus clientes ante los tribunales civiles en los juicios, si procede. Suelen realizar este tipo de mediación en nombre de un cliente empleado que busca hacer valer sus derechos legales durante un conflicto laboral.

En los casos en los que los abogados laboralistas representan a un empleador, normalmente lo hacen proporcionando asesoramiento preventivo. Esto significa que pueden asesorar a los empleadores en la comprensión de la ley de empleo para que puedan fomentar un lugar de trabajo seguro y que cumpla con la ley. Los abogados laboralistas pueden ayudar a los empleados a redactar políticas y procedimientos en el lugar de trabajo que cumplan con la normativa laboral federal, estatal y local, con el fin de mitigar futuras discrepancias. Este tipo de trabajo preventivo puede ayudar a minimizar los conflictos en el lugar de trabajo y proteger a los empleados de sufrir problemas legales.

Relacionado: PREGUNTAS FRECUENTES: ¿Cómo sé si quiero ser abogado?

Cómo convertirse en abogado laboralista

Aunque el recorrido legal de cada persona será diferente en función de sus experiencias específicas, hay algunos pasos fundamentales que puedes dar para convertirte en abogado laboralista. He aquí cómo puede convertirse en abogado laboralista en ocho pasos:

1. Obtenga su título universitario

El primer paso para convertirse en abogado laboralista es obtener un título universitario en la disciplina que elija. Es necesario tener una licenciatura como requisito básico al solicitar el ingreso en la facultad de Derecho. Aunque no hay una especialidad o camino obligatorio para los estudiantes de grado con aspiraciones a la facultad de Derecho, puede ser beneficioso elegir una especialidad que te ayude a construir tus conocimientos en el campo legal.

Aún más, mientras estés matriculado como estudiante universitario, debes buscar oportunidades extracurriculares como prácticas o becas que puedan darte experiencia jurídica. Puedes encontrar este tipo de oportunidades en bufetes de abogados, clínicas jurídicas y oficinas gubernamentales. Este tipo de experiencia puede suponer una ventaja a la hora de solicitar plaza en la facultad de Derecho en el último año de carrera.

2. Hacer el LSAT

En tu último año de universidad, tendrás que solicitar el ingreso en la facultad de Derecho. El primer paso para solicitar el ingreso en la facultad de Derecho es realizar el examen de admisión a la facultad de Derecho (LSAT), que se ofrece cuatro veces al año: Junio, septiembre, diciembre y febrero. Dado que debes presentar tus solicitudes en el otoño de tu último año para calificar para la admisión en el siguiente año escolar, debes considerar tomar el LSAT en junio antes de tu último año o en septiembre para calificar.

Es importante estudiar con diligencia para preparar el LSAT. La puntuación obtenida en el examen será un indicador clave de su competencia cuando los comités de admisión revisen sus materiales de solicitud. De hecho, muchas escuelas son explícitas sobre la puntuación mínima que aceptarán de los candidatos. Por lo tanto, antes de hacer el examen, querrás establecer objetivos relacionados con la puntuación para asegurarte de que tienes una oportunidad de asistir a la escuela de tu elección.

Además, muchos aspirantes a las facultades de Derecho realizan cursos de preparación para el LSAT o forman grupos de estudio con sus compañeros para asegurarse de que van a destacar en el examen. Existen muchos materiales y procedimientos de preparación para el examen que ayudan a los aspirantes a las facultades de derecho a obtener una puntuación alta. Si no alcanza su objetivo de puntuación en su primer intento, puede volver a realizar el LSAT para obtener una puntuación más alta.

3. Aplicar a la escuela de derecho

Después de hacer el LSAT y lograr su objetivo de puntuación, debe reunir sus materiales de solicitud y registrarse en el Servicio de Ensamblaje de Credenciales (CAS). Casi todas las facultades de Derecho utilizan el CAS para sus procedimientos de solicitud. Para completar sus solicitudes, es posible que tenga que recopilar los siguientes materiales:

  • Cartas de recomendación
  • Declaración personal
  • Anexo
  • Transcripción
  • Resultados del LSAT
  • Currículum vitae (CV)
  • Examen de competencia en inglés para candidatos internacionales

Una vez que haya recopilado estos materiales, puede cargarlos en el CAS y solicitarlos a las escuelas que haya seleccionado. Suele ser una buena medida solicitar a varias escuelas a la vez, ya que puede aumentar tus posibilidades de admisión. Antes de presentar las solicitudes, asegúrate de que has seleccionado escuelas que tienen opciones de programación que pueden ayudarte a alcanzar tu sueño de convertirte en abogado laboralista. Además, querrá considerar factores importantes como el costo y la ubicación de la escuela, que pueden ayudarle a reducir sus opciones en general.

4. Tómate en serio tus objetivos

Una vez que seas admitido como estudiante de derecho y aceptes una oferta, debes elaborar un plan deliberado para aprovechar al máximo tu tiempo en la escuela. La carrera de Derecho suele durar tres años y, a lo largo de ese tiempo, tendrás muchas oportunidades de reforzar tu cartera de habilidades y experiencia. La facultad de Derecho es una oportunidad profesional muy enfocada que te preparará para una carrera especializada. Por lo tanto, querrás fijarte objetivos y tomártelos en serio— para convertirte en un alumno aventajado, puedes unirte a un grupo de estudio, obtener un alto rendimiento en los exámenes y buscar oportunidades para adquirir experiencia en el mundo real.

En tu primer año, probablemente tomarás clases básicas que te ayudarán a construir los conocimientos fundamentales que todos los abogados necesitan para tener éxito. Durante el segundo y tercer año, tendrás la oportunidad de tomar clases optativas específicas que te ayudarán a construir tu conjunto de conocimientos en torno a campos específicos del derecho, incluyendo el derecho laboral. Puedes considerar tomar clases que cubran una variedad de temas relacionados con el empleo.

En tu tercer año en la facultad de Derecho, tendrás la oportunidad de presentarte al Multistate Professional Responsibility Examination (MPRE), que es obligatorio para casi todos los abogados en ejercicio. Es una buena idea hacer el MPRE durante tu tercer año para que puedas concentrarte en estudiar para el examen de abogacía después de la graduación.

Relacionado: Cómo convertirse en abogado en su línea de tiempo

5. Construir su red y su currículum

Mientras estés en la facultad de Derecho, debes centrarte en crear una red de colegas, profesores y compañeros del ámbito jurídico que te ayuden a integrarte en él. Independientemente del tipo de derecho que practiquen, estas conexiones pueden ser útiles en el futuro cuando busques oportunidades de trabajo legal o de co-asesoramiento especializado.

Además, durante tu tiempo como estudiante de derecho, debes buscar deliberadamente oportunidades para adquirir experiencia práctica en el campo del derecho laboral. Puedes unirte a clubes de estudiantes, asociaciones profesionales y revistas de derecho que se centren en el derecho laboral.

Además, es importante que busques experiencias tangibles, como las prácticas, que te den la oportunidad de trabajar junto a un abogado o un juez en activo. Estas prácticas no sólo ofrecen a menudo la oportunidad de obtener créditos del curso, sino que también te dan la oportunidad de trabajar de primera mano en el ámbito jurídico. También puedes realizar este tipo de trabajo en clínicas jurídicas, pasantías judiciales y cursos prácticos. Estas experiencias te ayudarán a mejorar tu currículum, ampliar tu red de contactos y perfeccionar tus habilidades. En determinadas situaciones, estas experiencias podrían incluso dar lugar a oportunidades de empleo tras la graduación.

6. Graduado de la escuela de derecho

Después de completar tres años de estudios, prácticas y contactos, podrás acceder a la facultad de Derecho. Muchos estudiantes de derecho intentan asegurarse oportunidades de trabajo antes de graduarse para tener un empleo inmediato. Si bien esto es una prioridad para muchos estudiantes de derecho, muchas de las oportunidades de trabajo que puedes conseguir antes de graduarte en la facultad de derecho estarán supeditadas a que apruebes el examen del colegio de abogados, que te habilitará para ejercer en tu estado. Por lo tanto, también es importante que te centres en estudiar meticulosamente para el examen del colegio de abogados a medida que te acercas a la graduación y después.

7. Aprobar el examen de abogacía

Como ya se ha dicho, aprobar el examen de abogacía es un paso fundamental para convertirse en abogado laboralista. El examen, de dos a tres días de duración, pondrá a prueba tus aptitudes para ejercer la abogacía en tu estado, independientemente de tu especialidad. Al igual que en el caso del LSAT, puedes considerar la posibilidad de realizar cursos de preparación para el examen o formar un grupo de estudio para practicar para el examen del colegio de abogados.

Muchos candidatos estudian a tiempo completo entre la graduación y la fecha de su examen. Es importante tener en cuenta que muchos de los que se presentan al examen de abogacía no aprueban en su primer intento. Por lo tanto, pueden volver a hacer el examen con la esperanza de convertirse en abogados certificados.

8. Encontrar una oportunidad para practicar el derecho laboral

Una vez que apruebe el examen del colegio de abogados, estará habilitado para ejercer la abogacía en su estado. A partir de aquí, deberás buscar oportunidades para ejercer la abogacía laboral si no has conseguido un trabajo antes de graduarte. Aunque hay muchas tácticas que pueden ayudarte a encontrar un trabajo, intenta aprovechar los recursos que tu alma mater ofrece a los recién graduados.

Para buscar oportunidades de trabajo, puedes unirte a una organización profesional que puede albergar listas de trabajo específicas para sus miembros. Además, las facultades de Derecho suelen coordinarse con los bufetes locales para ofrecer entrevistas en el campus a los estudiantes recién licenciados, lo que puede darte la oportunidad de presentarte a posibles empleadores. Si estas estrategias no funcionan, siempre puedes buscar una oportunidad en Internet o concertar tus propias entrevistas informativas en despachos locales para conocer mejor el mercado laboral actual.

Relacionado: Cómo convertirse en abogado

¿Cuál es el salario medio de los abogados laboralistas?

Los salarios de los abogados laboralistas pueden variar en función de la ubicación, el puesto y otros factores específicos de la situación. A pesar de ello, el salario medio nacional de los abogados laboralistas es de 118.948 dólares al año, con prestaciones comunes como seguro médico y tiempo libre remunerado. Aunque algunos abogados laboralistas ganan sueldos más altos, esta cifra es la media. Además, cabe destacar que, según la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos (BLS), el empleo de los abogados se mantendrá estable durante los próximos 10 años, con una perspectiva de aumento del empleo del 4%.

Relacionado: Perspectivas profesionales y retos para los abogados

¿Qué habilidades necesitan los abogados laboralistas?

Para tener éxito en su campo, los abogados laboralistas deben poseer una serie de habilidades específicas y una base sólida de conocimientos en su campo. Estos son algunos ejemplos de las habilidades que puedes desarrollar en tu camino para convertirte en abogado laboralista:

  • Habilidades de comunicación
  • Habilidades analíticas
  • Capacidad de investigación
  • Creatividad
  • Sentencia
  • Persistencia
  • Flexibilidad
  • Responsabilidad personal
  • Gestión del tiempo
  • Habilidades empresariales