Cómo convertirse en un alguacil

El papel de alguacil puede ser una profesión gratificante. Los agentes judiciales desempeñan un papel crucial en el sistema judicial y la justicia penal, manteniendo el orden. Te explicamos cómo ser agente judicial, qué hacen y respondemos a las preguntas más frecuentes.

¿Qué hace un alguacil?

Un agente judicial es un funcionario jurídico uniformado encargado de velar por el cumplimiento de las órdenes judiciales y de gestionar los bienes del tribunal. Suelen situarse en la parte delantera o trasera de la sala para poder ver con claridad toda la sala durante los procedimientos judiciales.

Los alguaciles también son conocidos como sheriffs, marshals o funcionarios judiciales, dependiendo de su lugar de trabajo. Sus funciones son prácticamente las mismas, independientemente del título que reciban.

Los alguaciles llevan a cabo una serie de tareas tanto dentro como fuera del juzgado. Algunas de sus responsabilidades son:

  • Mantener la seguridad de los tribunales
  • Proporcionar información relevante a las personas que la necesitan antes de que el juez entre en la sala
  • Llamar al orden cuando el juez entra en la sala
  • Anunciar el nombre del juez al entrar en la sala
  • Leer las normas y reglamentos especiales que puedan aplicarse a las operaciones de la sala durante el día
  • Asegurarse de que nadie se acerque al juez una vez sentado
  • Cumplir órdenes de desahucio, demandas civiles, embargos y confiscaciones de bienes
  • Trasladar a los reclusos hacia y desde la sala del tribunal
  • Mantener las disposiciones de la sala
  • Preparar formularios de bonos

Salario medio

El salario medio de un agente judicial varía en cada estado y se basa en la educación, las habilidades y la experiencia. Sin embargo, el salario medio nacional de un agente judicial en Estados Unidos es de 16,04 dólares por hora.

1. Cómo convertirse en agente judicial

Para ser agente judicial, normalmente hay que tener al menos 21 años y cumplir los requisitos de formación. Algunos estados aceptan candidatos de 18 años. Si quieres convertirte en agente judicial, sigue estos pasos:

  1. Obtenga un diploma de secundaria.
  2. Solicita un trabajo de alguacil
  3. Sométase a una comprobación de antecedentes.
  4. Formación completa en el puesto de trabajo

1. Obtener un diploma de bachillerato

El requisito básico para conseguir un trabajo como agente judicial es un diploma de secundaria o su equivalente. Puedes considerar la posibilidad de obtener un título de asociado o de licenciado en justicia penal para mejorar tus calificaciones, pero la mayoría de los empleadores ofrecerán empleo a los candidatos con sólo un diploma de escuela secundaria.

Un título universitario también puede darle la oportunidad de ascender a un puesto de trabajo más alto en el sector o cambiar a un campo relacionado que requiera una cualificación de grado.

2. Solicita un trabajo de agente judicial

Presenta tu solicitud a través de la página web de tu gobierno local para convertirte en agente judicial. Una vez presentada la solicitud, tendrás que escribir y aprobar el examen de la administración pública.

3. Someterse a una verificación de antecedentes

Una vez que haya redactado y superado el examen de la Administración Pública, tendrá que someterse a una serie de pruebas. Estas pruebas pueden incluir una comprobación de antecedentes, una prueba de resistencia física y un control de drogas. Las pruebas determinarán su idoneidad para el trabajo y si tiene las distintas aptitudes requeridas para el puesto.

4. Completar la formación en el puesto de trabajo

Tras superar la serie de pruebas, podrá ser entrevistado y contratado si consigue convencer al entrevistador de su idoneidad para el puesto. Una vez contratado como agente judicial, se le expondrá a diversos tipos de formación en el puesto de trabajo, y deberá trabajar bajo la supervisión de un profesional que lleve muchos años en la profesión.

Algunos estados exigen que los agentes judiciales completen su formación en la academia de policía, porque los agentes judiciales forman parte del sistema judicial. La formación de los agentes judiciales en una academia de policía suele durar varios meses, pero la duración varía en cada estado. Los alumnos de la academia de policía suelen recibir formación en temas como la autoprotección, las políticas establecidas, la formación en primeros auxilios y los procesos de seguridad.