Cómo convertirse en un arqueólogo: Requisitos de Educación y Pasos

La historia de la humanidad puede ser investigada y desenterrada por los arqueólogos, que aportan un importante valor a las comunidades y las economías. Estos profesionales buscan patrones y tratan de comprender por qué y cómo ha cambiado el comportamiento humano. La arqueología puede ser gratificante para quienes sienten pasión por ella, aunque convertirse en arqueólogo requiere una importante educación, formación y perseverancia.

En este artículo, exploramos cómo llegar a ser arqueólogo y a qué se dedica uno.

¿Qué hace un arqueólogo?

Un arqueólogo es un profesional que realiza excavaciones y estudia restos y fósiles con el fin de comprender mejor las civilizaciones del pasado. Estos científicos sociales pueden encontrar y preservar artefactos como ruinas antiguas y son responsables de muchos de los artefactos existentes en la actualidad. Los arqueólogos utilizan sus hallazgos para interpretar y explicar los comportamientos de los seres humanos en el pasado y para comprender mejor la evolución de las especies vivas.

Como arqueólogo, es posible que:

  • Inspeccionar el terreno o utilizar satélites para encontrar yacimientos arqueológicos
  • Realizar estudios de superficie para examinar una zona determinada
  • Evaluar la importancia de un sitio y completar un informe para entregarlo a la Oficina Estatal de Conservación Histórica
  • Planificar y ejecutar proyectos de investigación relacionados con la respuesta a preguntas sobre la actividad humana
  • Registrar datos y registros de lo encontrado en un sitio de investigación
  • Analizar datos y formar conclusiones sobre patrones de comportamiento, cultura y otros aspectos de la vida humana
  • Presentar los resultados y las conclusiones a grupos de personas y organizaciones

Tipos de arqueólogos

Hay varios campos diferentes de la arqueología en los que puede especializarse. El campo que elija determinará el tipo de arqueólogo que será. A continuación se enumeran los tipos más comunes de arqueólogos que ejercen hoy en día:

Arqueólogos subacuáticos

Este tipo de arqueólogo estudia los restos subacuáticos y las pruebas de naufragios, ciudades enterradas bajo el agua y otros yacimientos subacuáticos. Además de los fundamentos más comunes de la arqueología, un arqueólogo subacuático debe conocer las técnicas específicas necesarias para realizar exploraciones subacuáticas. Este campo también puede denominarse arqueología marina o marítima.

Etnoarqueólogos

Los etnoarqueólogos se dedican principalmente a descubrir pistas y conocimientos que exploren la etnografía, es decir, los hábitos y costumbres de las personas y las culturas. Un etnoarqueólogo puede estudiar una cultura antigua en una región concreta comparándola con la forma de vida de los habitantes modernos de esa zona. Este tipo de arqueología suele implicar el examen de grupos de individuos actuales y la utilización de los hallazgos para deducir cómo vivían las culturas antiguas.

Arqueólogos ambientales

Estos arqueólogos se centran en el estudio de la relación entre el entorno natural y los antiguos grupos humanos. Por ejemplo, un arqueólogo medioambiental puede tratar de determinar los animales y plantas que estaban presentes durante un periodo de tiempo concreto y cómo los pueblos de esa época los incorporaron a sus vidas. Existen tres subsecciones dentro de la arqueología medioambiental: geoarqueología, zooarqueología y arqueobotánica.

Arqueólogos de aviación

Este tipo de especialista en arqueología explora restos históricos relacionados con la aviación, como restos de aviones, pistas de aterrizaje abandonadas y armamento aéreo. Utilizando la información encontrada en estas exploraciones, los arqueólogos de la aviación forman teorías y explican los comportamientos y acontecimientos del pasado en relación con la aviación.

Arqueólogos industriales

Un arqueólogo industrial se especializa en la exploración y el descubrimiento de artefactos y subproductos industriales del pasado. Utilizan esta información para deducir cómo producían los bienes las culturas anteriores y las industrias que estaban presentes durante determinados periodos de tiempo. Este tipo de arqueología también trabaja para explorar las materias primas utilizadas durante un determinado periodo de tiempo, así como el grado de avance tecnológico de una determinada cultura.

Arqueólogos históricos

Los arqueólogos históricos estudian tanto los artefactos como las pruebas escritas relativas a un periodo concreto de la historia. Este sector de la arqueología trabaja para descubrir diversos aspectos del pasado, como oficios, industrias e historias culturales.

Relacionado: 10 trabajos populares de licenciado en historia

Arboricultores clásicos

Este tipo de arqueólogo se centra en la historia relacionada únicamente con Roma y Grecia. Estudian las civilizaciones antiguas en estas áreas y cómo estas civilizaciones impactaron en otras culturas en esa área, así como en todo el mundo.

Requisitos educativos para los arqueólogos

Casi todos los puestos de entrada en la arqueología exigen una licenciatura en antropología o en un campo relacionado. La mayoría de los arqueólogos obtienen un máster o un doctorado en un área específica de estudio arqueológico. La Society for American Archaeology recomienda que los aspirantes a arqueólogos sigan un programa de grado que ofrezca oportunidades de trabajo de campo y laboratorios arqueológicos.

Relacionado: La guía del recién licenciado para la búsqueda de empleo

Cómo convertirse en arqueólogo

A continuación se indican los pasos que deberá seguir para convertirse en un arqueólogo en ejercicio:

  1. Obtén un título de grado’s
  2. Participar en una pasantía/trabajo de campo
  3. Obtener un título de maestría’s
  4. Considerar un doctorado
  5. Buscar empleo

1. Conseguir una licenciatura's

El primer paso para los aspirantes a arqueólogos es completar un programa de licenciatura en antropología o un campo relacionado, como la historia o la geografía. Muchos programas de licenciatura en arqueología ofrecen a los estudiantes experiencia práctica a través de clases de laboratorio y programas de trabajo de campo.

2. Participar en una pasantía

Muchos arqueólogos en ciernes optan por participar en un programa de prácticas durante o después de completar un programa de licenciatura. Las prácticas proporcionan la experiencia de trabajo de campo necesaria para muchos trabajos de arqueología. Entre los lugares más comunes que pueden ofrecer prácticas arqueológicas se encuentran los museos, las agencias gubernamentales y las organizaciones arqueológicas.

3. Obtener un título de máster

Aunque los puestos de arqueólogo de nivel inicial sólo requieren una licenciatura, la mayoría de los demás trabajos de arqueología exigen un máster. Los títulos de máster permiten a los estudiantes desarrollar más las habilidades técnicas necesarias para trabajar como arqueólogos, así como elegir el campo de la arqueología en el que desean centrarse. Los másteres más comunes que se ofrecen para esta profesión incluyen programas de antropología y arqueología.

4. Considere la posibilidad de un doctorado

Si desea trabajar como profesor de arqueología en una universidad o dirigir proyectos arqueológicos de alto nivel, es probable que deba tener un doctorado en arqueología o un campo relacionado. Los doctorados suelen durar entre dos y tres años, además de varios meses de investigación de campo relacionada con una disertación.

5. Buscar empleo

Dependiendo del tipo de arqueólogo que quieras ser y del lugar en el que quieras trabajar, puedes empezar a buscar empleo después de recibir tu título de grado o de máster. Encontrar un trabajo de arqueólogo tan pronto como sea posible es importante para adquirir la experiencia que le permitirá avanzar en su carrera. Entre los puestos de trabajo de nivel inicial para arqueólogos se encuentran los técnicos de excavación de yacimientos, los asistentes de investigación y los técnicos de laboratorio arqueológico.