Cómo convertirse en asesor académico

Como asesor académico puedes ayudar a los estudiantes a alcanzar su potencial académico y a encontrar carreras adecuadas en las que puedan destacar. Conocer lo que implica este trabajo puede ayudarte a decidir si este es el camino correcto para ti.

En este artículo, definimos el papel de un asesor académico, enumeramos los pasos para convertirse en un asesor académico y le damos una mayor visión de esta carrera en general.

Aprende a ser orientador

¿Qué es un asesor académico?

Los asesores académicos orientan a los estudiantes que quieren saber qué hacer con su carrera académica o profesional. Al trabajar en una institución privada o pública, básicamente ayudan a los estudiantes a evaluar sus opciones y planes educativos y profesionales. Mientras que algunos asesores académicos ayudan a los estudiantes de secundaria, otros orientan a los estudiantes universitarios. A continuación, se describen los asesores académicos tanto de secundaria como de universidad:

Asesores académicos de la escuela secundaria

Los asesores académicos de los institutos ayudan a los estudiantes adolescentes cuando se acercan a su graduación en el instituto. Determinan sus intereses, se aseguran de que cumplen los requisitos de graduación y les ayudan a conseguir la aceptación en una institución de educación superior o a planificar su carrera tras la graduación.

Asesores académicos universitarios o postsecundarios

Los asesores académicos universitarios o postsecundarios orientan a los estudiantes de distintos grupos de edad. Les ayudan a matricularse en las clases correctas, a elegir la especialidad adecuada, a trasladarse a otras universidades, a evaluar sus opciones profesionales y a encontrar perspectivas de empleo. Los asesores académicos universitarios o postsecundarios también asesoran a los estudiantes sobre su vida profesional y social. Por ejemplo, pueden ayudarles a superar la ansiedad ante los exámenes, a adquirir independencia y a gestionar sus prioridades.

Relacionarse: 9 tipos de trabajos de asesoramiento a tener en cuenta

¿Qué hace un asesor académico?

Tanto si eres un asesor académico de instituto como un asesor académico de universidad, normalmente tienes el mismo conjunto de responsabilidades. Ambos tipos de asesores académicos proporcionan asistencia y ayudan a los estudiantes a alcanzar su potencial académico. Estas son algunas de las tareas de un asesor académico, tanto si trabaja para un instituto como para una universidad:

  • Reunirse con los estudiantes para determinar sus intereses, habilidades y posibles opciones profesionales o académicas y ayudarles a evaluar sus opciones y planes académicos o profesionales.
  • Establecer y construir relaciones profesionales con los estudiantes para comprender mejor sus intereses, objetivos y necesidades académicas.
  • Hablar con los estudiantes sobre las universidades y ayudarles a rellenar y enviar sus solicitudes de universidad o de trabajo.
  • Ofrezca redes y tutoría para ayudar a los estudiantes a alcanzar sus objetivos académicos.
  • Supervisar el progreso académico de un estudiante' y proporcionarle orientación para ayudarle a alcanzar sus objetivos más fácilmente.
  • Revisar las puntuaciones de las pruebas estandarizadas de los estudiantes, los expedientes académicos y los requisitos previos del programa para determinar si los estudiantes cumplen los requisitos de elegibilidad para ciertos programas o clases académicas.
  • Orientar sobre las clases que deben tomarse en cada periodo académico y asegurarse de que cumplen los requisitos para graduarse.
  • Mantenga una agenda para gestionar las citas y reuniones de los estudiantes.
  • Determina cómo se transfieren los créditos entre escuelas.
  • Mantenga registros precisos del trabajo de los estudiantes y de sus interacciones con ellos.
  • Representar a su escuela ante futuros estudiantes.
  • Mantener buenas relaciones con los compañeros, incluyendo asesores, varios colegios y departamentos académicos.
  • Remitir a los estudiantes a miembros del personal especializado para cuestiones como el asesoramiento o la asistencia financiera.
  • Ayudar a los estudiantes con la inscripción en los cursos, las solicitudes universitarias y las solicitudes de empleo.
  • Organiza talleres profesionales para informar, inspirar y presentar oportunidades a los estudiantes que están evaluando sus futuras opciones profesionales.

Cómo convertirse en asesor académico

Ahora que sabes lo que implica el papel de un asesor académico, empieza a planificar tu futura carrera. Saber cómo seguir esta carrera puede ayudarte a encontrar un mayor éxito en este campo. Sigue estos pasos para convertirte en asesor académico:

1. Determina dónde quieres trabajar

Antes de cursar los estudios necesarios para ser asesor académico, determina si quieres ser asesor académico de universidad o de instituto. Aunque los asesores académicos de universidad y de instituto tienen los mismos requisitos, saber qué tipo de asesor quieres ser puede ayudarte a orientar tus estudios y tu experiencia laboral hacia el camino que quieres seguir. Por ejemplo, si quieres convertirte en asesor académico de instituto, puedes decidir adquirir experiencia relevante trabajando en un instituto, en lugar de en una universidad.

2. Obtener una licenciatura's

Si quieres ser asesor académico, necesitas al menos una licenciatura. Obtén una licenciatura en un campo relevante como la educación o el asesoramiento.

3. Adquirir experiencia relevante

Aunque muchas ofertas de trabajo no especifican una disciplina concreta cuando se trata de una licenciatura, a menudo exigen que los estudiantes tengan experiencia en asesoramiento para destacar en su papel de asesor académico. Mientras estés en la universidad, considera la posibilidad de trabajar en la oficina de asesoramiento o de admisiones de tu universidad. Esto te permitirá ganar experiencia en el trabajo mientras completas tu educación, y por lo tanto, te ayudará a conseguir tu primer trabajo después de graduarte.

Si decides cursar un máster, muchos programas de posgrado ofrecen formación en el puesto de trabajo a través de prácticas y experiencia de campo relevante en escuelas locales. Esta experiencia te permitirá trabajar junto a los estudiantes y ofrecerles el mismo apoyo que les darías como asesor académico de pleno derecho.

4. Obtener la licencia

En algunos casos, es posible que necesites una licencia de enseñanza para convertirte en asesor académico. Muchos puestos también requieren una licencia de asesoramiento de su estado. Si necesitas obtener una licencia, el National Board for Certified Counselors ofrece una prueba de credenciales para ayudarte con el proceso. Es posible que también tenga que pasar una comprobación de antecedentes penales y de su estado.

5. Obtén un máster' s

Si queremos mejorar nuestras posibilidades de conseguir un ascenso o un aumento de sueldo, considere la posibilidad de cursar un máster. Aunque no todas las universidades exigen un máster, algunas lo hacen. Considera si este título avanzado merece la pena para tu carrera. Tener este título avanzado puede ayudarte a destacar frente a otros candidatos a un puesto de trabajo, puede ayudarte a mejorar tus habilidades y a mantener actualizados tus conocimientos en este campo.

Relacionado: Cómo convertirse en orientador

Salario medio de un asesor académico

Los asesores académicos ganan un salario medio nacional de 41.101 dólares al año. Ten en cuenta que esta cifra varía en función de tu lugar de residencia, tu nivel de experiencia y el tipo de institución para la que trabajas. En términos de experiencia, por ejemplo, los asesores académicos senior ganan un salario medio nacional de 41.336 dólares al año. En comparación, los asesores universitarios ganan un salario medio nacional de 39.696 dólares al año.

Habilidades necesarias para ser asesor académico

Para convertirse en asesor académico, no sólo necesita tener un título, sino también tener las habilidades adecuadas para ayudarle a realizar bien su trabajo. Cuantas más habilidades relevantes tenga, más cumplirá con las calificaciones para el trabajo que solicita y más posibilidades tendrá de ser contratado. Estas son las habilidades que debes tener como asesor académico:

  • Empatía: Como asesor académico, es importante entender de dónde vienen tus estudiantes. Entender sus sentimientos y opiniones puede ayudarte a aconsejarles mejor sobre su futuro y sus planes para llegar a él.
  • Habilidades de resolución de problemas: A la hora de ayudar a los estudiantes a planificar su futuro académico o profesional, resulta útil que los asesores académicos sepan cómo afrontar situaciones inesperadas. Por ejemplo, si un estudiante necesita un curso obligatorio que no está disponible un semestre, los asesores académicos pueden utilizar sus habilidades de resolución de problemas para diseñar un plan que les ayude a cumplir ese requisito antes de la graduación.
  • Ingenio: Cuando los asesores académicos ofrecen orientación a los estudiantes, ayuda que no sólo tengan los recursos adecuados para señalarlos, sino también que sepan cómo utilizarlos. Ser ingenioso ayuda a encontrar formas rápidas e inteligentes de ayudar a los estudiantes a alcanzar sus objetivos académicos y profesionales.
  • Organización: Como asesor académico, te reúnes con varios estudiantes a lo largo del año escolar. Por lo tanto, es importante mantener tus archivos y registros organizados para recordar mejor a cada estudiante y su situación particular. Mantener su escritorio organizado también puede ayudarle a trabajar de forma más eficiente y a encontrar el papeleo u otros artículos relacionados con el trabajo con mayor facilidad.
  • Atención al detalle: Tanto si ayudas a un estudiante a solicitar una plaza en la universidad como si lo haces en un puesto de trabajo, debes prestar atención a los distintos plazos y requisitos. Prestar una buena atención a los detalles te asegura ayudarles a cumplir sus objetivos con mayor éxito.
  • Conocimientos de informática: Dado que muchas solicitudes de empleo y de estudios universitarios están en Internet, es importante tener conocimientos informáticos actualizados. Tus conocimientos informáticos también te ayudarán a mantenerte en contacto con los estudiantes, las universidades y tus colegas a través del correo electrónico.
  • Habilidades de comunicación: Como asesor académico, necesitas habilidades de comunicación tanto orales como escritas. Dado que interactúas con los estudiantes y con tus colegas a diario, saber cómo comunicarte eficazmente por escrito y a través de tus palabras verbales garantiza que ambas partes entiendan lo que dice el otro.

¿Cuál es la diferencia entre un asesor académico y un consejero?

Mientras que un consejero se especializa en el asesoramiento, los asesores académicos ayudan a los estudiantes en su planificación académica o profesional futura. Los consejeros escolares suelen trabajar en centros de enseñanza primaria o secundaria y ofrecen apoyo académico y psicológico. En cambio, los asesores académicos se centran en ayudar a los estudiantes a planificar su futuro académico y en asegurarse de que tienen las habilidades y los requisitos necesarios para tener éxito en la disciplina que han elegido. Por tanto, los asesores académicos rara vez se centran en el aspecto de asesoramiento de su trabajo. Sin embargo, pueden remitir a los estudiantes a un consejero en función de sus necesidades particulares.

Además, aunque tienes tu propio conjunto de responsabilidades en lo que respecta a la relación con tu consejero y asesor académico, tienes un mayor grado de responsabilidades con este último. Por ejemplo, mientras que los consejeros ofrecen una dirección autorizada, los asesores académicos esperan que no sólo busques su orientación, sino que también tomes tus propias decisiones mientras te dedicas a tus estudios y a tus objetivos académicos.