Cómo convertirse en un asistente de veterinario

Las clínicas veterinarias deben funcionar como un equipo de asistentes veterinarios, veterinarios y propietarios de mascotas para ofrecer la mejor atención y educación a los animales. Los asistentes veterinarios desempeñan un papel fundamental en la salud y el bienestar de los animales y repercuten directamente en la calidad de los cuidados y la salud en general.

En este artículo, exploramos las distintas responsabilidades que tiene un asistente veterinario y vemos cómo llegar a serlo.

¿Qué hace un asistente de veterinario?

Un asistente veterinario, o ayudante de veterinario, se encarga de los cuidados rutinarios de los animales y de apoyar a los veterinarios y técnicos veterinarios en sus tareas diarias. Los asistentes veterinarios trabajan bajo la supervisión de veterinarios, tecnólogos y técnicos veterinarios. La capacidad de un asistente veterinario para realizar una amplia gama de tareas en apoyo del éxito de una clínica veterinaria o de un centro de atención a los animales ayuda a que la práctica funcione con eficacia. Estos puestos permiten trabajar estrechamente con los animales cuidándolos después de la cirugía, controlando sus constantes vitales y limpiándolos. Los asistentes veterinarios suelen hacer lo siguiente:

  • Limpiar y esterilizar jaulas, perreras y salas de examen y de operaciones
  • Sujetar a los animales de forma segura y humanitaria durante los exámenes y procedimientos
  • Prestar primeros auxilios de emergencia a los animales enfermos o heridos
  • Alimentar, bañar y ejercitar a los animales
  • Recoger muestras para su análisis
  • Mantener las herramientas y equipos esterilizados

Educación para los asistentes veterinarios

Si le interesa el cuidado de los animales, puede considerar la posibilidad de trabajar como asistente veterinario. Los puestos de entrada suelen requerir un diploma de bachillerato o el equivalente al GED. La formación de auxiliar de veterinaria se imparte en varios institutos técnicos, escuelas de formación profesional y colegios comunitarios. Los planes de estudio difieren, pero la formación básica y la base de conocimientos son las mismas. También hay programas en línea para aquellos que buscan una opción de aprendizaje a distancia. La formación y el apoyo en el puesto de trabajo también suelen estar disponibles, con una duración de entre una semana y varios meses, y varía en función de las necesidades y los requisitos de la instalación contratante.

Aunque las certificaciones en la mayoría de las clínicas no son necesarias, la certificación disponible ayuda a diferenciarte de los demás y a demostrar tus conocimientos sobre cría de animales, salud y bienestar y administración de instalaciones. La Asociación Nacional de Técnicos Veterinarios de América (NAVT) ofrece la designación de Asistente Veterinario Aprobado. La designación se obtiene después de completar con éxito un programa aprobado por la NAVTA disponible en muchas escuelas secundarias y centros de aprendizaje para adultos. El examen cronometrado de 150 minutos, abierto a todos los graduados del programa aprobado por la NAVTA, tiene una tarifa de 100 dólares. Los candidatos deben responder correctamente al 75% de las preguntas para aprobar, y se permite un máximo de cinco intentos. Una vez superado el examen, se otorga un certificado acreditativo.

Relacionado: Carta de presentación de asistente de veterinario

Cualidades de los ayudantes de veterinario

Las responsabilidades de un asistente de veterinario son variadas y requieren características únicas para el éxito. Esta función gana una media de 12,79 dólares por hora y tiene una tasa de crecimiento prevista de alrededor del 19%, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Las siguientes cualidades le ayudarán a tener éxito en el cumplimiento de las obligaciones de este trabajo y apoyarán sus calificaciones:

  • Respeto: Demuestra respeto escuchando atentamente a los demás y respondiendo con amabilidad y comprensión de forma útil. Las clínicas veterinarias pueden tratar con propietarios de mascotas preocupados que necesitan un poco de comprensión para superar el proceso de cuidado de sus mascotas. Trabajar junto a otras personas en proximidad también implica comprender plenamente las necesidades y comunicarlas eficazmente.
  • Integridad: Es necesario realizar las tareas de forma correcta y oportuna en este entorno. Especialmente cuando se trata de animales enfermos o heridos, es importante estar al tanto de cualquier cambio. Como en cualquier trabajo, a veces pueden producirse errores y mostrar responsabilidad por ellos puede ayudar al éxito de un paciente y ayudar al animal a curarse.
  • Paciencia: Se puede mostrar paciencia de muchas maneras, pero sobre todo con los animales que no entienden del todo lo que les pasa o dónde están, mostrar compasión por ellos y un cuidado extra es crucial.
  • 2. Ser resiliente: La resiliencia es la capacidad de persistir en diversas circunstancias, y en las clínicas veterinarias, la resiliencia es a menudo la característica que determina el éxito de la recuperación de un animal. Su orientación en el cuidado de un animal permitirá mejorar su entorno.
  • Adaptación: Es la capacidad de seguir trabajando para alcanzar los objetivos aunque cambien los miembros del equipo, los líderes o las circunstancias. Esta flexibilidad garantiza que pueda seguir produciendo un trabajo de calidad de forma coherente y eficiente mientras aprende nuevas habilidades.

Relacionado: Habilidades transferibles: Definiciones y ejemplos

Cómo convertirse en asistente de veterinario

Sigue estos cuatro pasos para convertirte en asistente veterinario o ayudante de veterinario:
1. Obtener un diploma de escuela secundaria o equivalente. Aunque no es un requisito, la mayoría de los empleadores buscan un título de bachillerato o GED. Un título de bachillerato o equivalente indica al empleador que tienes los conocimientos básicos necesarios para comunicarte eficazmente tanto por escrito como oralmente. Además, una base de biología, química, matemáticas y comunicación empresarial ofrecida en la escuela secundaria puede resultar beneficiosa en este puesto, ya que algunos asistentes veterinarios deben llevar algo de contabilidad.
2. Considerar la posibilidad de obtener una certificación. Tu certificación valida tu compromiso con tu función y respalda tus cualificaciones. Constituye una verificación de sus habilidades y conocimientos y le ayudará a diferenciarse de la competencia.
3. Asegúrese un puesto. Existen oportunidades de trabajo en lugares clínicos variados, como perreras, hospitales de animales, peluquerías y laboratorios. Éstos ofrecen la correspondiente formación en el puesto de trabajo y también pueden requerir que un asistente o ayudante realice trabajos de oficina para contestar al teléfono, concertar citas, procesar pagos y pedir suministros. Redactar un currículum de calidad con una carta de presentación completa puede ayudarle a conseguir el puesto deseado.
4. Considere la posibilidad de seguir formándose. Hay muchos apoyos para ayudarte a ampliar tu formación y mejorar tus habilidades en el cuidado de animales. Tal vez quieras obtener un título de asociado, que puede llevarte a avanzar en tu carrera como tecnólogo o técnico veterinario. Estos profesionales realizan diversas tareas de laboratorio y ayudan a diagnosticar a los animales.