Cómo convertirse en un desarrollador de aplicaciones

El mercado laboral de los desarrolladores de aplicaciones móviles se está calentando a medida que los dispositivos inteligentes se vuelven más sofisticados. Los equipos técnicos o de gestión de proyectos confían en ellos para satisfacer las necesidades de los clientes. Por su alto potencial de ingresos, sus favorables perspectivas profesionales y su implicación con la tecnología de vanguardia, muchos desarrolladores de aplicaciones encuentran su profesión muy satisfactoria.

En este artículo, aprenderás qué hace un desarrollador de aplicaciones y cómo llegar a serlo.

¿Qué hace un desarrollador de aplicaciones?

Los desarrolladores de aplicaciones trabajan en el diseño e implementación de aplicaciones para dispositivos móviles. Esto puede incluir tanto aplicaciones de utilidad como aplicaciones de juegos para móviles. Aunque algunos desarrolladores trabajan solos, muchos proyectos de desarrollo de aplicaciones comerciales son realizados por equipos de desarrolladores y a menudo implican el trabajo con departamentos adicionales, como escritores, artistas y diseñadores gráficos.

Relacionado: Habilidades técnicas: Definiciones y ejemplos

Cómo convertirse en desarrollador de aplicaciones

No hay una única manera de convertirse en desarrollador de aplicaciones. Sin embargo, puedes tomar medidas para asegurarte de que estás lo más cualificado posible. Si estás interesado en una carrera de desarrollo de aplicaciones, sigue estos pasos.

  1. Decidir cómo quiere desarrollarse.
  2. Hacer una lluvia de ideas.
  3. Considerar las opciones de beneficio si se persigue el desarrollo independiente.
  4. Aprender a codificar.
  5. Obtener certificaciones.
  6. Diversifique sus habilidades de codificación.
  7. Crea tu currículum de desarrollador de aplicaciones.
  8. Solicitar puestos de desarrollador de aplicaciones.

1. Decida cómo quiere desarrollarse

Antes de iniciarse en el desarrollo de aplicaciones, hay que determinar cómo se quiere enfocar la carrera. La vía tradicional para trabajar en el desarrollo de aplicaciones es encontrar trabajo en una empresa de desarrollo. Cuando trabajes para una empresa, tendrás que presentarte y demostrar tu valía, y entonces es probable que se te asignen elementos específicos de la construcción de la aplicación en los que trabajar a lo largo del proceso de desarrollo. A medida que avances en esta carrera, podrías encontrar más oportunidades para asumir más roles de liderazgo.

2. Haz una lluvia de ideas

Si estás empezando a desarrollar tu propia aplicación, hay consideraciones adicionales que debes tener en cuenta. La primera cuestión a tener en cuenta es cuál será tu aplicación. Tanto si quieres crear el próximo gran juego como si tienes una idea de lo que crees que puede ser una aplicación funcional de gran éxito, es importante que primero tengas una idea sólida que puedas desarrollar con el tiempo hasta convertirla en una aplicación completa.

La mejor manera de idear un producto que otros quieran utilizar es crear una aplicación que usted quiera usar, así que considere los tipos de juegos a los que le gusta jugar o los problemas de su vida que necesitan mejores soluciones. Una vez que hayas encontrado la idea que tenga más potencial o te resulte más interesante, es el momento de avanzar en el proceso de desarrollo.

3. Considere las opciones de beneficios si persigue el desarrollo independiente

La mayor desventaja del desarrollo independiente de aplicaciones, en contraposición a trabajar como empleado o contratista para una empresa, es que tendrás que aportar los fondos tú mismo. Hay muchas opciones para financiar un proyecto de desarrollo, cada una con sus propios pros y contras, por lo que para encontrar la opción adecuada tendrás que evaluar tu situación actual y encontrar una solución que te funcione. Entre los posibles métodos para generar ingresos con su proyecto se encuentran:

  • Desarrollar su aplicación con vistas a la venta comercial una vez terminada: Si construyes una aplicación con éxito, este puede ser un modelo muy lucrativo, pero significa que no recibes un pago por tu trabajo hasta que el proyecto haya sido completado.
  • Servicios de crowdfunding: Un proyecto financiado con éxito supone una inyección instantánea de efectivo en sus cuentas. Esto elimina parte de la incertidumbre del desarrollo independiente, ya que recibes el dinero por adelantado cuando termina tu campaña de financiación.
  • Opciones de financiación del patrón: Son similares al crowdfunding, pero en lugar de una suma global al principio, tus mecenas se comprometen con una donación fija, ya sea mensual o por cada actualización. Esta puede ser una buena forma de conseguir apoyo financiero para tu proyecto, sobre todo si te sientes cómodo compartiendo las construcciones en curso con los mecenas.
  • Desarrollar una aplicación gratuita o freemium: Esto puede aportar ingresos sin requerir ninguna contribución financiera de los usuarios. Las plataformas de aplicaciones modernas permiten integrar fácilmente los anuncios que entregan pequeñas cantidades de dinero por cada vista de los anuncios por parte de los usuarios, mientras que los juegos freemium son gratuitos pero ofrecen ventajas en el juego para los jugadores que están dispuestos a pagar pequeñas transacciones.

4. Aprender a codificar

El paso más importante para convertirse en desarrollador de aplicaciones es aprender a codificar. Aunque hay plataformas de desarrollo que se pueden utilizar para crear aplicaciones básicas al estilo «arrastrar y soltar», cualquier aplicación profesional requerirá que se sepa codificar. Incluso cuando se construye en una plataforma, la codificación permite personalizar la aplicación y añadir funciones no incluidas en el motor de construcción visual. A la hora de aprender a codificar, por lo general se puede optar por dos vías: matricularse en clases en una universidad o autodidactas mediante el uso de cursos de codificación en línea.

Hay muchos cursos online eficaces, tanto gratuitos como de pago, que pueden enseñarte todo lo que necesitas saber para tener éxito como desarrollador de aplicaciones. Esta puede ser la opción más rentable, sobre todo si se dedica al desarrollo independiente. Sólo tienes que elegir tu lenguaje de programación preferido y empezar a aprender en tu propio horario.

5. Conseguir certificaciones

Una de las formas más eficaces para que un desarrollador de aplicaciones destaque sus cualificaciones es obtener certificaciones de codificación. Las certificaciones de codificación suelen requerir que el solicitante apruebe un examen. Aunque todos los currículos se benefician de la inclusión de una o más certificaciones de codificación, la obtención de certificaciones es especialmente importante si se opta por la educación independiente. De forma similar a un título, estas certificaciones verificarán tus conocimientos de codificación.

6. Diversifica tus habilidades de codificación

Hay muchas opciones de lenguaje cuando se aprende a programar. La mejor manera de posicionarse para el éxito en la programación es dominar varios lenguajes, ya que esto amplía sus opciones a la hora de buscar trabajo. Los lenguajes de codificación más populares para el desarrollo de aplicaciones son:

  • Java
  • C#
  • Objective-C
  • C++
  • Rápido
  • Kotlin

7. Crea tu currículum de desarrollador de aplicaciones

El desarrollo de aplicaciones es un campo competitivo, por lo que los codificadores que buscan empleo en un estudio de desarrollo deben hacer todo lo posible para destacar como un candidato excepcional. Un currículum convincente es una de las mejores maneras de causar una buena impresión, ya que es lo primero que un posible empleador verá de ti. Para empezar, enumera tus mejores habilidades de codificación, así como las responsabilidades y funciones de tus trabajos anteriores que podrían ser útiles como codificador.

Relacionado: Cómo hacer un currículum (con ejemplos)

8. Solicitar puestos de desarrollador de aplicaciones

Una vez que tengas tu currículum base, debes guardarlo como un archivo propio, y luego crear una nueva copia del mismo cuando solicites cada trabajo. Antes de enviar su currículum y su carta de presentación a los posibles empleadores, vuelva a leer el anuncio de empleo, tomando nota de las habilidades y responsabilidades citadas específicamente en el listado. Los empleadores buscarán habilidades similares en tu currículum, así que lo mejor es destacar el mayor número posible de ellas en las que tengas experiencia.