Cómo convertirse en diplomático

Los diplomáticos trabajan para mantener buenas relaciones entre su país de origen y otras naciones. Su trabajo consiste en proteger a sus ciudadanos en el extranjero. Para llegar a ser diplomático, hay que tener importantes habilidades, conocimientos de política exterior y experiencia para negociar en diferentes países y culturas.

En este artículo, hablamos de la función de un diplomático y ofrecemos una guía paso a paso sobre cómo puedes convertirte en diplomático.

¿Qué es un director?

Un diplomático es una persona que viaja a diferentes países del mundo para cultivar relaciones internacionales positivas entre el país que representa y el país anfitrión. Un diplomático puede visitar países para fortalecer una relación ya positiva. Sin embargo, un diplomático también puede ser enviado a países en conflicto para gestionar las malas relaciones.

Este trabajo le obliga a reunirse con dirigentes extranjeros y a informar sobre situaciones destacadas. Los diplomáticos cambian de lugar de trabajo con frecuencia. Por ello, tienen que tener una gran capacidad de adaptación al cambio. Los diplomáticos estadounidenses, por ejemplo, tienen más de 270 embajadas o consulados internacionales desde los que pueden trabajar y los cambios en este trabajo son frecuentes.

Relacionado: Cómo convertirse en un funcionario del servicio exterior

¿Qué implica el papel de diplomático?

Puedes esperar que tus dos primeros destinos en el extranjero duren unos dos años cada uno. Durante estos cuatro años, ganará más experiencia y reforzará sus conocimientos de lenguas extranjeras. Después, se habrá ganado el derecho a expresar su preferencia por un puesto diplomático concreto.

El proceso para convertirse en diplomado es riguroso. Tienes que poseer muchas habilidades y tener la experiencia adecuada para convencer a los entrevistadores de que eres el adecuado para el puesto. Además, siempre hay miles de candidatos para un solo puesto de diplomático.

Sin embargo, aunque es un reto llegar a ser diplomático, dominar la política exterior y adquirir experiencia a través de prácticas puede ayudar a tus posibilidades. Además, ser especialista en tu carrera también puede ayudarte a convertirte en diplomático.

Cómo llegar a ser un diplomático estadounidense

Los diplomáticos deben poner los intereses políticos, económicos, culturales y sociales de su país en primer lugar cuando navegan por sus países de acogida. Deben ser ciudadanos estadounidenses y tener entre 20 y 59 años.

A continuación se ofrece una lista de las cosas que normalmente hay que hacer para convertirse en diplomático de Estados Unidos:

1. Prosigue tu formación

Suele ser obligatorio tener un título universitario para poder optar al puesto de diplomático y dominar las relaciones exteriores. Tener una licenciatura o un máster en ciencias políticas, relaciones internacionales, antropología cultural, política exterior, estudios internacionales, ciencias políticas o sociología son buenas opciones.

También es muy útil participar en cualquier actividad extracurricular que pueda reforzar tu carrera, desde el instituto o la universidad. Considera la posibilidad de dedicar tiempo a labores humanitarias, investigar y estar al tanto de los asuntos internacionales, unirte a partidos políticos y asumir funciones de liderazgo.

2. Ganar experiencia

Es importante adquirir experiencia aplicable en relaciones internacionales y conciencia cultural antes de iniciar la carrera de diplomático. La mayoría de los estudiantes elegirán una de estas dos opciones: solicitar unas prácticas relacionadas o elegir un programa de posgrado especializado en relaciones internacionales, política exterior o un campo relacionado que incluya estudios en el extranjero, aprendizaje práctico.

Los estudiantes tienen la opción de solicitar el Programa de Prácticas Pathways o una de las varias prácticas del Departamento de Estado de los Estados Unidos. El Programa de Prácticas Pathways es una práctica remunerada para personas que están matriculadas en una institución educativa y enseña

El Departamento de Estado de EE.UU. ofrece varias prácticas—a menudo no remuneradas—que proporcionan experiencia práctica en política exterior a estudiantes de secundaria, de grado y de posgrado para estudiantes interesados en convertirse en diplomáticos.

En estas prácticas y becas, tendrá la oportunidad de trabajar en las oficinas federales de Washington, D.C., así como en las embajadas y consulados estadounidenses de todo el mundo. También puede tener la oportunidad de trabajar en las oficinas de Washington D.C. Otras prácticas relacionadas incluyen trabajar para las Naciones Unidas, la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), el Banco Mundial, la Organización Internacional para las Migraciones y el Cuerpo de Paz.

3. Elige una especialidad

Antes de inscribirse en el Examen de Oficial del Servicio Exterior (FSOT), debe seleccionar una carrera. Aunque el objetivo de los diplomáticos estadounidenses es comunicar la política de Estados Unidos a los países extranjeros y desarrollar relaciones extranjeras positivas que promuevan nuestros intereses nacionales, existen varias funciones diplomáticas especializadas.

Hay ocasiones en las que el Departamento de Estado de EE.UU. presenta una convocatoria de profesionales en un área específica para gestionar responsabilidades del Servicio Exterior en otros países del mundo. Como especialista en su línea de trabajo, proporcionará a su país importantes servicios técnicos. Estas especialidades incluyen:

Embajador

Esta es la función de mayor rango de un diplomático. Como embajador, debes ser un gran líder y un mejor negociador. Debes saber ser un buen gestor y convertirte en un respetado representante de tu país. Tu principal deber como embajador es coordinar las actividades de los funcionarios del Servicio Exterior que diriges, así como de otros representantes en el país.

Oficial del servicio exterior

Como oficial del Servicio Exterior, recibirás instrucciones del embajador. Tu función es observar lo que ocurre en tu país de acogida, analizarlo e informar al embajador y a los altos funcionarios del gobierno cuando sea necesario.

Agente económico

En este puesto, trabajarás con gobiernos de todo el mundo para garantizar la libertad de Internet. También podrías financiar avances científicos, negociar nuevas leyes comerciales o proteger el medio ambiente.

Oficial de gestión

En este puesto, serás responsable de todas las operaciones que se realicen en el consulado, la embajada o la misión diplomática. Podrás gestionar desde los bienes inmuebles hasta el presupuesto.

Director político

En esta función, su trabajo consistirá en poner al día al embajador sobre los acontecimientos y cambios políticos que se produzcan en el país anfitrión.

Oficial de diplomacia política

En este papel, trabajarás directamente con el público de tu país de acogida a través de las redes sociales, páginas web, programas deportivos y mucho más para crear un entendimiento mutuo de las políticas de tu país.

Oficial consular

En esta función, tu trabajo consistirá en ayudar a los conciudadanos que visiten tu país de acogida. Si tienen problemas con la ley en un país extranjero o han perdido el pasaporte, por ejemplo, tú serás el encargado de ayudar.

Tanto si negocias tratados y acuerdos internacionales, como si ayudas a las organizaciones humanitarias o trabajas en el mantenimiento de vínculos positivos con tu país de acogida, como diplomático debes mantener siempre el interés y las políticas de tu país en primera línea durante tus funciones.

4. Inscríbete y haz el FSOT

Para ayudarte a prepararte, existe un examen de práctica del FSOT que es muy similar al examen real y te ayudará a calibrar tu puntuación y, por tanto, a identificar las áreas que debes mejorar.

4. Presentar un relato personal

Una vez que apruebe el FSOT, se le pedirá que escriba un relato personal como parte del proceso de selección para presentarlo al Panel de Evaluación de Calificaciones (QEP).

5. Haz la entrevista oral: 13 dimensiones de la política exterior

Tendrás una entrevista oral que incluirá ejercicios de role-playing y es una evaluación de un día. Se trata de una entrevista que determinará si demuestras las 13 dimensiones requeridas para convertirte en un exitoso Oficial del Servicio Exterior. Se trata de un conjunto de aptitudes, cualidades personales y habilidades que debes tener para ser aprobado como candidato idóneo para el papel de diplomático. Incluyen:

  • Composición: Debe saber mantener la calma y el aplomo en una situación difícil o estresante. Debe pensar con rapidez y adaptarse a los cambios sin esfuerzo, manteniendo siempre el autocontrol.
  • Adaptabilidad cultural: Comunicarse bien con personas de distintas culturas con diferentes creencias y valores políticos te ayudará en esta función. Un diplomático debe mostrar respeto y ser capaz de adaptarse a diferentes entornos.
  • Experiencia y motivación: También tendrá que demostrar que su historial laboral anterior le ha proporcionado las habilidades necesarias para convertirse en un diplomático de éxito. Además, deberás aportar una buena razón por la que quieres ser diplomático.
  • Integración y análisis de la información: Una memoria aguda y saber sacar partido de diferentes fuentes, datos y análisis pueden convertirte en un diplomático más eficaz. También debe recordar detalles importantes durante las reuniones sin tener que escribir notas.
  • Iniciativa y liderazgo: Los diplomados deben ser responsables y centrarse en lo que hay que hacer. También serán un motivador para los demás y proporcionarán dirección y opiniones cuando sea necesario.
  • Juicio: Hay que saber evaluar una situación y comprender lo que es apropiado o práctico en ese momento.
  • Objetividad/integridad: Trabajar con un grupo diverso de personas en situaciones importantes requiere que seas siempre justo y honesto. Debes presentar los temas sin ser subjetivo y nunca ser discriminatorio o engañoso.
  • La comunicación oral: Hay que saber hablar con claridad, de forma concisa siendo persuasivo, profesional y siempre preciso.
  • Planificación y organización: Ser diplomado requiere que establezcas un orden de prioridades adecuado y que planifiques las tareas con eficacia. Debes saber adoptar un enfoque sistemático y aprovechar al máximo los recursos limitados.
  • Ingenio: Ser diplomático es un papel de alto riesgo que requiere que usted sea un solucionador de problemas y proporcione alternativas cuando sea necesario. También tendrá que saber ser flexible en circunstancias imprevistas.
  • Trabajar con otros: Tanto en casa como en el extranjero, debes ser capaz de trabajar con los demás de forma armoniosa y constructiva. Tener una gran capacidad para trabajar en equipo y ser capaz de cultivar relaciones sólidas le ayudará en esta función.
  • Comunicación escrita: Debes tener la capacidad de escribir de forma clara y concisa, sin errores gramaticales en un inglés persuasivo.
  • Análisis cuantitativo: Debe ser capaz de leer, identificar y analizar conjuntos de datos complejos y utilizar las operaciones matemáticas y la resolución de problemas para encontrar patrones y tendencias a partir de estos datos.

6. Obtener la autorización médica y de seguridad

Se le examinará para obtener una autorización médica y de seguridad.

Relacionado: Cómo conseguir una autorización de seguridad

7. Conseguir la aprobación

Su solicitud tendrá que ser aprobada por un Panel de Revisión de Idoneidad que revisará todas las cualificaciones y la idoneidad para el empleo (excepto su historial médico).

8. Entrar en la lista

Si le aprueban, su nombre figurará en una lista—conocida como “El Registro”—con otros candidatos que reúnen los requisitos para ser diplomáticos estadounidenses. El Registro está clasificado por especialidad y ordenado por rango según sus puntuaciones y revisiones anteriores.

Relacionado: Explicación de los puestos de trabajo en el gobierno (y funciones gratificantes a tener en cuenta)