Cómo convertirse en un director: Requisitos de educación y formación

Los directores de cine potencian los elementos artísticos y dramáticos de las películas colaborando con los guionistas, coordinándose con los equipos técnicos, dirigiendo las interpretaciones de los actores y trabajando con los editores en la postproducción. Para ser director, hay que elaborar estrategias y prepararse.

En este artículo, compartiremos lo que hace un director y responderemos a las preguntas más frecuentes sobre cómo convertirse en director de cine.

¿Qué hace un director?

Los directores desempeñan un papel fundamental en la producción de películas. Crean producciones de vídeo, películas y programas de televisión que entretienen al público. Pueden dirigir proyectos como un simple cortometraje, una película instructiva para su municipio sobre un proyecto de gran presupuesto o una película de gran éxito para su estreno en todo el país.

Los directores de cine también supervisan muchos aspectos creativos de una película y participan en su postproducción, como el diseño de sonido y el montaje. También son responsables de completar los proyectos dentro del tiempo y el presupuesto asignados.

El salario medio de un director

Un director gana un salario medio de 82.692 dólares al año, pero las variaciones salariales pueden depender del tipo de proyecto y del nivel de experiencia. Su ubicación también puede influir en lo que puede esperar ganar en esta carrera.

Cómo llegar a ser director

Además de trabajar en un entorno entretenido, ser director de cine puede ofrecer oportunidades para desarrollar nuevas habilidades, ser mentor de nuevos talentos y explorar emocionantes proyectos cinematográficos. Un director de éxito necesitará fuertes dotes de liderazgo, una visión creativa, una amplia formación y la capacidad de trabajar bien bajo presión. He aquí seis pasos que puede dar para convertirse en director de cine:

  1. Ver películas y aprender de los mejores
  2. Trabajar como equipo en los platós de rodaje.
  3. Escribir guiones.
  4. Asistir a la escuela de cine.
  5. Dirigir un cortometraje.
  6. Construir su red.

1. 2. Ver películas para conocer las mejores prácticas cinematográficas

Visita las salas de cine para empezar a practicar el análisis de películas ajenas. El simple hecho de ver películas permite aprender los elementos básicos de las mismas que provocan reacciones emocionales en el público. Además, ver películas de directores de cine de renombre es una buena manera de entender el lenguaje cinematográfico.

También puedes utilizar Internet como recurso útil para encontrar vídeos que te ayuden a estudiar, analizar y apreciar el medio cinematográfico. Los directores de cine necesitan inspiración para ser buenos en su trabajo, aunque sea obteniéndola de otros directores. Con el tiempo, te convertirás en un excelente evaluador de películas, identificando sus méritos y defectos.

2. 3. Ganar experiencia trabajando con un equipo en platós de cine

Llegar a ser director exige tanto experiencia laboral como formación educativa. Aunque normalmente se requiere una licenciatura como mínimo para convertirse en director, también necesitará experiencia práctica para comprender plenamente lo que se requiere de un director de éxito. Se recomienda encarecidamente que se trabaje en varias funciones en el plató para poder ser director de cine.

Puedes empezar a adquirir esta experiencia trabajando como asistente de directores, editores de películas y directores de fotografía. Aprovechar estas oportunidades desde el terreno para escribir y dirigir películas es una forma alternativa de recibir reconocimiento como potencial director de cine. La formación práctica que recibirás al trabajar en los platós de cine tiene un valor incalculable para tu carrera como director.

Relacionado: ¿Qué es la formación en el trabajo?

3. Escribir guiones

Para llegar a ser director es necesario tener una cartera de películas que hayas dirigido como prueba de tus habilidades. Puedes escribir tu propio guión o colaborar con otra persona. Si optas por escribir el guión tú mismo, contrata la ayuda de un software de guion para cuestiones de formato. Convertirse en director de cine no implica necesariamente que tengas que convertirte en guionista.

Sin embargo, aprender técnicas de guionización puede ayudarte a dirigir películas. Considere la posibilidad de encontrar un mentor que le ayude a aprender los aspectos más importantes de la escritura de guiones eficaz.

Relacionado: Cómo encontrar un mentor

4. Asistir a la escuela de cine

Asistir a una escuela de cine no sólo te proporciona una educación formal, sino que también te enseña la disciplina y las habilidades necesarias para crear una película impactante. Convertirse en un director de éxito requiere dedicación hacia los ensayos, completar las películas en el plazo establecido y utilizar los fondos asignados adecuadamente, todo lo cual se aprende en la escuela de cine.

También tendrás la oportunidad de estudiar diferentes puestos dentro de la industria cinematográfica, lo que será importante en tus futuros trabajos. En concreto, aprenderás cómo comunicarte con el personal y qué esperar de otros puestos como operadores de cámara, directores de fotografía y editores. Al ingresar en una escuela de cine también conocerás a personas que comparten una pasión similar por el cine, lo que puede ayudarte a crear una sólida red de contactos.

5. Dirigir un cortometraje

Convertirse en director de cine tiene que ver más con la experiencia práctica que con las credenciales formales. Puedes empezar con tu teléfono y algunos amigos para familiarizarte con los fundamentos de la dirección. Una vez que tengas más confianza en tus habilidades, puedes ampliar tus parámetros a una producción de mayor presupuesto.

Otro enfoque consiste en escribir tu propio guión y dirigir una película para él. Si adoptas este enfoque, tendrás que hacer primero un storyboard de tu proyecto para visualizar las mejores tomas para contar tu historia.

En segundo lugar, necesitarás una cámara. Puede ser más fácil contratar a un operador de cámara a corto plazo, pero ahorrar para comprar tu propia cámara de alta calidad es la decisión más sabia. Por último, busca actores que estén tan ilusionados con la película como tú. Contratar a los mejores actores te ayudará a mejorar la calidad de la película.

Cada película que realices será un paso más hacia la conversión en director contratado. Por este motivo, haz tantas películas como puedas y reúne las mismas en un carrete de director. Crear un carrete de director es como tener un portafolio que demuestre tus esfuerzos y habilidades en el campo.

6. Construye tu red de contactos

Tener una red fuerte y fiable es esencial en cualquier profesión. Por lo tanto, intenta ampliar tu red de contactos en la industria del cine para incluir a tus amigos, a personas que ya trabajan en la industria del cine y a antiguos compañeros de clase.

Tu red de contactos puede ayudarte a conseguir oportunidades de trabajo, actores, financiación y equipos necesarios para que tu carrera como director tenga éxito. También es importante vivir en un lugar donde la dirección y la producción de películas sean habituales. Por ejemplo, si vives en Estados Unidos, Hollywood puede ser un buen destino.

Relacionado: Consejos para mejorar su desarrollo profesional

Preguntas frecuentes sobre cómo convertirse en director

La carrera de director de cine requiere una cantidad considerable de tiempo y práctica. Antes de seguir esta carrera, puede ser útil conocer las siguientes preguntas frecuentes:

¿Qué requisitos de formación debe tener un director?

Aunque no siempre es necesario, los directores se beneficiarán enormemente de obtener al menos una licenciatura en un campo como el cine. Dentro de un programa de licenciatura como éste, podrás elegir cursos de dirección como edición de películas, cinematografía, escritura de guiones e historia del cine.

Las opciones alternativas de grado en cine incluyen asignaturas de periodismo, interpretación, comunicación y actuación. En un nivel más avanzado, es muy recomendable tener un título de posgrado como un máster en edición de cine y vídeo o un máster en una materia de bellas artes.

¿Puedo convertirme en director sin asistir a la escuela de cine?

Aunque la mayoría de los directores poseen una licenciatura, es posible convertirse en director sin pasar por la escuela de cine. Un director requiere principalmente la capacidad de trabajar con los actores apoyando y nutriendo sus papeles en las películas.

Si decides no asistir a la escuela de cine, puedes trabajar para convertirte en director apuntándote a puestos de estudio, creando tus propias películas y aumentando tu reputación. En última instancia, la experiencia laboral que adquieras es lo que te convierte en un buen director de cine.

Relacionado: Puestos de trabajo que no requieren una titulación

¿Cómo se paga a los directores de cine?

Los directores de cine cobran un sueldo que depende de la función asignada durante la producción de la película. La clasificación laboral de los directores de cine puede incluir títulos como director asociado y director principal. El director principal es el que gana el sueldo más alto, mientras que los demás directores ganan en función de sus títulos oficiales y su experiencia laboral.

Por otra parte, los directores de cine que trabajan en producciones profesionales según las directrices del Gremio de Directores de América reciben un salario basado en el tipo de producción y el número de semanas que pasan en el trabajo. Además, los directores que trabajan en distintas clases de películas cobran sueldos diferentes.

Los directores también ganan mediante acuerdos de porcentaje. Reciben un porcentaje de las ventas en taquilla o parte de los beneficios de toda la película en función de su acuerdo contractual. Un director también puede ganar dinero a través de los derechos de autor, que incluyen los ingresos de las cuotas de las licencias por cable, la venta de entradas para las primeras proyecciones, el dinero de las proyecciones en la televisión tradicional y las ventas de DVD.