Cómo convertirse en un entrenador corporativo

Muchas organizaciones se esfuerzan por mantener a sus empleados informados sobre la evolución del sector, las estrategias y las habilidades a medida que se desarrollan en sus carreras. Es habitual que los formadores corporativos ofrezcan a los empleados una buena formación. Los formadores corporativos son como profesores, pero en un entorno empresarial, y requieren una formación o experiencia específica para hacer bien su trabajo.

En este artículo, explicamos qué es un formador corporativo, describimos sus responsabilidades laborales, proporcionamos su salario medio, destacamos los pasos a seguir para convertirse en formador corporativo, ilustramos el entorno de trabajo de un formador corporativo y respondemos a las preguntas más frecuentes sobre cómo convertirse en formador corporativo.

Relacionado: ¿Qué es un sistema de gestión del aprendizaje?

¿Qué es un formador de empresas?

Un formador corporativo es un profesor que trabaja en un entorno corporativo para proporcionar educación y formación a los empleados. Todas las industrias utilizan formadores corporativos para asegurarse de que los empleados tienen las habilidades y los conocimientos necesarios para completar sus trabajos. Algunos formadores corporativos trabajan exclusivamente para una empresa, lo que es habitual en las grandes corporaciones, mientras que otros trabajan para una consultora que ofrece sus servicios a muchas empresas. Por último, algunos formadores corporativos trabajan de forma independiente como autónomos. Los formadores corporativos suelen ser expertos tanto en su campo como en prácticas de educación y formación.

Relacionado con lo anterior: 40 trabajos alternativos para profesores que quieren un cambio de carrera

¿Qué hace un formador de empresa?

Los formadores corporativos pueden tener diversas responsabilidades en función de las características de su puesto y de para quién trabajen. Entre las tareas habituales de formación corporativa se encuentran:

  • Desarrollar planes de estudio
  • Enseñar contenidos y habilidades
  • Trabajar con la dirección para desarrollar el trabajo del curso
  • Impartir cursos de desarrollo profesional
  • Supervisar la eficacia de la formación
  • Encontrar oportunidades adicionales de desarrollo profesional para los empleados interesados
  • Dirigir orientaciones
  • Identificar y adquirir programas de formación eficaces
  • Informar sobre la eficacia de la formación a la dirección y a las partes interesadas

Relacionado: Los 10 trabajos mejor pagados para profesores jubilados

Salario medio de un formador de empresa

Los formadores corporativos ganan, de media, 55.569 dólares al año de salario. La mayoría de los formadores corporativos reciben ventajas y beneficios adicionales como parte de su paquete de compensación, incluyendo seguro médico y dental, tiempo libre pagado, opciones sobre acciones y reembolso del teléfono móvil.

Cómo convertirse en un entrenador de empresa

Hay varias formas de entrar en el campo de la formación empresarial. Algunas personas saben que quieren trabajar como formadores corporativos antes de empezar su carrera y toman las medidas educativas adecuadas para empezar a trabajar inmediatamente en este campo. Otros se incorporan a la formación corporativa después de haber desempeñado otros trabajos. Si está interesado en convertirse en formador corporativo, siga estos pasos:

1. Identifica tu sector ideal

Antes de tomar cualquier decisión educativa o profesional, considera qué habilidades y cualificaciones tienes o te gustaría desarrollar. Esto te ayudará a identificar el sector ideal en el que podrías trabajar como formador de empresa. Algunos formadores trabajan en diversos campos empresariales, como las finanzas, el cumplimiento normativo y los recursos humanos, mientras que otros se centran en un área específica.

2. Investigar sobre el puesto

Aprende todo lo que puedas sobre el campo y la industria en la que te gustaría trabajar como formador de empresas. Dado que las responsabilidades del trabajo de un formador corporativo van más allá de impartir instrucción e incluyen también tareas como el desarrollo de planes de estudio, la colaboración con las partes interesadas y la revisión de las sesiones de formación para comprobar su eficacia, puede ser útil para los futuros formadores corporativos trabajar en la adquisición de todas las habilidades necesarias para el trabajo antes de buscar puestos.

3. Obtener una licenciatura

Casi todos los formadores de empresas tienen como mínimo una licenciatura, mientras que algunos tienen títulos de postgrado. Considere la posibilidad de obtener una licenciatura en un campo relacionado con la educación y la formación o con el área empresarial en la que espera convertirse en formador. Las licenciaturas más comunes para los formadores de empresa son las de recursos humanos, administración de empresas, gestión de organizaciones, psicología educativa y educación.

4. Trabajar en recursos humanos o educación

Si estás interesado en pasar a un puesto de formador de empresa desde un campo diferente, querrás asegurarte de que tienes o puedes desarrollar las habilidades necesarias para desempeñar el trabajo. Lo más fácil es que las personas que ya trabajan en educación o recursos humanos hagan la transición al campo de la formación corporativa, ya que hay una cantidad considerable de solapamiento entre esas funciones, pero cualquier persona con experiencia en un campo empresarial puede encontrar formación y dar ese paso en su carrera.

5. Desarrollar habilidades para hablar en público

Una de las habilidades más importantes para un formador de empresa es hablar en público. La mayoría de los formadores trabajan con grupos grandes y deben ser capaces de comunicarse con claridad con varias personas a la vez. Considere la posibilidad de realizar cursos de oratoria, de trabajar como voluntario en una organización que requiera hablar en público o de unirse a un club dedicado a practicar y perfeccionar las habilidades de oratoria.

6. Seleccione un entorno de trabajo

Considera el entorno en el que más te gustaría trabajar. Algunas empresas, sobre todo las grandes, contratan a formadores internos que gestionan las orientaciones, el desarrollo profesional y otras sesiones de formación para todos los empleados. Otros formadores corporativos trabajan para empresas de consultoría que las empresas contratan para realizar la formación de sus empleados. Por último, algunos formadores corporativos trabajan por su cuenta como autónomos. Las empresas contratan a formadores corporativos autónomos de forma muy parecida a como lo hacen las empresas de consultoría.

7. Completar la certificación

Considere la posibilidad de obtener un certificado en formación empresarial. Aunque no es un requisito para el campo, puede ayudarle a diferenciarse de otros candidatos. Tres de los principales organismos certificadores son la Sociedad Americana de Formación y Desarrollo, la Sociedad Internacional para la Mejora del Rendimiento y la Asociación para el Desarrollo del Talento.

8. Solicita puestos de trabajo

Solicita puestos de trabajo en el sector y el entorno laboral que hayas elegido. Considera la posibilidad de ponerte en contacto directamente con las empresas, además de buscar anuncios de empleo en Internet o buscar información sobre puestos vacantes en tu red profesional.

9. Buscar el desarrollo profesional

Una vez que haya conseguido un puesto como formador de empresa, debe esforzarse por continuar su propio desarrollo profesional. Busque oportunidades de formación para estar al día de los avances en el campo de la educación y la formación, además de su sector específico.

Entorno laboral para formadores de empresa

La mayoría de los formadores corporativos trabajan en las sedes de las empresas o en otros entornos similares a las oficinas. Los formadores internos que trabajan para una empresa concreta suelen acudir a la misma oficina todos los días para realizar su trabajo. Los formadores consultores y los formadores autónomos pueden trabajar localmente para varias empresas de su ciudad o zona, o pueden viajar mucho para visitar empresas de todo el país o del mundo.

Preguntas frecuentes sobre los formadores de empresa

Las personas interesadas en el campo de la formación empresarial suelen tener preguntas sobre aspectos del puesto. Revise estas respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la formación corporativa para saber más sobre el papel:

¿Cuáles son las aptitudes más importantes que deben tener los instructores de empresa?

Los formadores corporativos deben tener ciertas habilidades para desempeñar mejor su trabajo. Algunas de las habilidades más buscadas para los formadores corporativos son:

  • Hablar en público
  • Organización
  • Colaboración
  • Habilidades analíticas
  • Paciencia
  • Flexibilidad
  • Diseño instructivo
  • Observación
  • Resolución de problemas

¿Cuáles son las perspectivas profesionales de los formadores de empresa?

La Oficina de Estadísticas Laborales prevé que el campo de los especialistas en formación y desarrollo crecerá un 9% hasta 2028, lo que es más rápido que la media de todas las ocupaciones. Dado que este campo se está expandiendo y los formadores corporativos cualificados están en demanda, los datos sugieren que la formación corporativa es un movimiento profesional inteligente para las personas interesadas y cualificadas.

¿Cuáles son las preguntas más habituales en las entrevistas a los formadores de empresa?

Cuando se entrevista para un puesto, los aspirantes a la formación corporativa pueden anticiparse a algunas preguntas específicas sobre su educación, experiencia y metodología. Es posible que se encuentre con algunas preguntas como éstas en su próxima entrevista:

  • ¿Cómo trataría a un empleado que se mostrara irrespetuoso durante su sesión de formación?
  • ¿Qué software de aprendizaje en línea prefiere?
  • Cuénteme cómo se prepara un nuevo plan de estudios.

¿Cuáles son las industrias más comunes en las que trabajan los instructores corporativos?

Todas las industrias, aunque no todas las empresas, utilizan formadores para desarrollar las habilidades y conocimientos de sus empleados. Aparte de la formación específica para el puesto, los tipos de formación general más solicitados son:

  • Ética empresarial
  • Desarrollo del liderazgo
  • Atención al cliente
  • Comunicación
  • Persuasión o influencia
  • Resolución de conflictos
  • Gestión del tiempo
  • Productividad
  • Inteligencia emocional
  • Psicología de grupo
  • Habilidades de presentación

Considere la posibilidad de desarrollar su conocimiento de estas habilidades específicas para prepararse mejor para un papel como formador corporativo.