Cómo convertirse en un funcionario de prisiones

Los funcionarios de prisiones mantienen el orden en los centros de detención, velando por la seguridad de los reclusos y de otros presos. Quienes se convierten en funcionarios de prisiones tienen a su disposición un trabajo gratificante que les supone un reto y les da la oportunidad de influir positivamente en el sistema judicial. En este artículo explicamos qué hace un funcionario de prisiones, cómo llegar a serlo y qué habilidades se requieren para el trabajo.

¿Qué es un funcionario de prisiones?

Los funcionarios de prisiones son profesionales de las fuerzas de seguridad que supervisan a las personas detenidas que están a la espera de juicio o que están en la cárcel o prisión. Vigilan a los reclusos, patrullan los centros penitenciarios y garantizan la seguridad de todas las personas en un centro penitenciario. Dentro del campo de los funcionarios de prisiones hay puestos afines, entre ellos:

  • Agente de libertad condicional
  • Alguacil
  • Guardia de seguridad
  • Agente penitenciario federal
  • Agente penitenciario del Estado

Relacionado: Cómo convertirse en alguacil

¿Qué hace un funcionario de prisiones?

Los funcionarios de prisiones velan por su propia seguridad, la de sus colegas y la de los reclusos que supervisan. Trabajan con delincuentes encarcelados en cárceles, prisiones, centros de detención de menores, centros de reinserción social y otras instalaciones relacionadas en una variedad de situaciones, desde el transporte de personas a las audiencias judiciales por delitos menores hasta el trabajo con reclusos condenados a cadena perpetua o condenados a muerte. Es un trabajo que exige estar siempre alerta y requiere tomar decisiones rápidas y seguir procedimientos en situaciones potencialmente críticas.

Las principales funciones de un consultor son las siguientes

  • Hacer cumplir las normas de la cárcel o prisión y mantener el orden.
  • Supervisar la actividad de los reclusos.
  • Registrar las celdas y los reclusos en busca de contrabando.
  • Inspeccionar las instalaciones para que cumplan las normas de seguridad y protección.
  • Escoltar y transportar a los reclusos.
  • Informar sobre el comportamiento de los reclusos.
  • Ayudar en el asesoramiento de delincuentes.

Habilidades para un director de obra

Estas son algunas de las habilidades y rasgos que puedes necesitar para esta función:

  • Fuerza física: Los funcionarios de prisiones pueden tener que sujetar a los reclusos y responder a una serie de situaciones físicamente difíciles.
  • Buena capacidad de observación: Estos profesionales necesitan observar con agudeza los acontecimientos y evaluar rápidamente el comportamiento para minimizar o prevenir situaciones de peligro. Un funcionario de prisiones a menudo necesita discernir una conducta sospechosa o amenazante de un comportamiento inocente.
  • Habilidades interpersonales, de negociación y de comunicación: Los funcionarios de prisiones transmiten instrucciones y órdenes entre los reclusos y sus compañeros para solicitar determinados comportamientos, desescalar situaciones y evitar conflictos.
  • Buen juicio y agudeza mental: Para proporcionar un entorno seguro, los funcionarios de prisiones deben seguir los procedimientos y protocolos adecuados y ejercer su autoridad para evitar situaciones peligrosas.
  • 1. Autodisciplina y fuerza emocional: La capacidad de controlar las reacciones en situaciones de gran tensión es importante. Los reclusos pueden enemistarse con los funcionarios de prisiones, por lo que deben mantener la compostura y la disciplina en todo momento.

Requisitos para ser funcionario de prisiones

Estos son algunos de los requisitos más comunes para convertirse en un oficial de correcciones:

  • 3. Educación Los colegios comunitarios y las escuelas de formación profesional son adecuados para aquellos que quieran convertirse en funcionarios de prisiones lo antes posible sin tener que asistir a una academia de formación formal.
  • Formación: Una academia de formación es la vía estándar para convertirse en funcionario de prisiones. También puedes ser un estudiante que paga la matrícula y busca oportunidades de trabajo después de asistir a la academia.
  • Certificaciones: Programas como el de Oficial Correccional Certificado (CCO) pueden ser necesarios para avanzar en esta carrera. Algunas certificaciones disponibles son la American Correctional Association, la National Sheriffs' Association y la American Jail Association.
  • Avance en línea: Las certificaciones y los programas de grado asociado, de licenciatura y de máster disponibles en línea ofrecen la flexibilidad necesaria para seguir trabajando mientras se avanza en la carrera de funcionario de prisiones y de justicia penal.

Cómo llegar a ser director de obra

Para iniciar una carrera como funcionario de prisiones, considere seguir estos pasos:

1. Cumplir los requisitos mínimos

Éstas pueden ser diferentes para los puestos federales que para los estatales y locales. Asegúrese de investigar los requisitos exactos de su estado, que normalmente puede encontrar en los sitios web de los departamentos penitenciarios. La mayoría de los requisitos incluyen ser ciudadano de Estados Unidos sin condenas penales, tener un permiso de conducir válido y tener al menos 20 años.

2. Conseguir un título o experiencia

Para la mayoría de los puestos de asesor local sólo es necesario tener un diploma de secundaria. Los candidatos con un título o algo de estudios universitarios suelen ganar un salario más alto, tienen más posibilidades de ascenso y pueden optar a más oportunidades.

Los centros penitenciarios federales exigen una titulación o experiencia laboral relevante, pero la preferencia por los antecedentes militares o policiales es común y a menudo sustituye a la titulación.

3. Solicitar un puesto y aprobar el examen de acceso

El proceso de solicitud para convertirse en funcionario de prisiones suele incluir una prueba de resistencia física, la superación de una verificación de antecedentes y un examen médico y la realización de una prueba escrita y un examen psicológico antes de ser entrevistado.

4. Completar la formación en una academia homologada

La formación de los funcionarios de prisiones puede durar desde unas pocas semanas hasta varios meses, dependiendo del puesto o del empleador. Suele incluir formación sobre armas de fuego, formación sobre procedimientos (como control de disturbios, técnicas de contención y transporte de reclusos), formación sobre aptitud física básica, formación jurídica y formación sobre rehabilitación. También suele haber formación en el puesto de trabajo tras completar la academia.

5. Convertirse en oficial jurado

Los funcionarios de prisiones juran su cargo tras finalizar su formación. Aunque puede variar de un estado a otro, el juramento suele ser tanto una declaración jurada por escrito como verbal.

6. Avanzar y formarse

Cuanta más experiencia adquiera en este campo, más oportunidades tendrá de progresar como funcionario de prisiones. Asegúrese de aprovechar todas las oportunidades para aprender nuevas habilidades o profundizar en ellas, o tome cursos de actualización en materia de armas de fuego y entrenamiento de defensa, por ejemplo. La obtención de títulos, credenciales o certificaciones adicionales puede conducir a una mayor remuneración, ascensos o puestos de dirección. También puede optar por especializarse en determinadas áreas, como dirigir un equipo de respuesta táctica o antidisturbios o estudiar métodos de asesoramiento psicológico.

Relacionado: 15 trabajos que puedes conseguir con un título de justicia penal

Consejos para trabajar como funcionario de prisiones

Aquí tienes más consejos para triunfar en la carrera de funcionario de prisiones:

  • Mira, escucha y aprende. Observe siempre su entorno, escuche lo que ocurre y siga aprendiendo para evitar la complacencia.
  • Sé firme, justo y coherente. Mostrar compasión y seguir siendo autoritario al mismo tiempo.
  • Ser activo. Continúe con la aptitud física personal requerida para esta línea de trabajo.
  • Estar atento. Conozca sus puntos débiles y esté dispuesto a aceptar los consejos de sus colegas.
  • Reconocer la fatiga correctiva. Encuentre formas de gestionar el estrés, cultivar un clima de trabajo positivo y aumentar su satisfacción laboral para evitar el agotamiento.

Preguntas frecuentes sobre las funciones de los funcionarios de prisiones

Aquí tienes las respuestas a las preguntas más habituales sobre las carreras de agente penitenciario:

¿Cuál es el salario medio de un funcionario de prisiones?

Según Indeed Salaries, los funcionarios de prisiones ganan una media de 35.429 dólares al año. Los salarios pueden variar según el empleador, la ubicación geográfica, la educación y la experiencia.

¿Cómo son los primeros meses cuando te contratan como agente penitenciario?

Muchos funcionarios de prisiones recién contratados pueden esperar un periodo de prueba de 12 meses después de conseguir un puesto de trabajo para asegurarse de que entienden los deberes, las políticas y los procedimientos de la función. También puede esperar una cantidad moderada de formación en el puesto de trabajo.

¿Cuántas horas trabajan los funcionarios de prisiones?

Los funcionarios de prisiones suelen trabajar a tiempo completo y en turnos rotativos para proporcionar seguridad las 24 horas del día en una cárcel o prisión. También es típico trabajar horas extras, días festivos, noches y fines de semana.