11 pasos para ser más decisivo en el trabajo (con consejos)

Todos los aspectos de la vida incluyen la toma de decisiones, desde qué comer o vestir hasta cómo abordar las relaciones profesionales y las elecciones de carrera. Ser consciente de tus propios métodos de toma de decisiones puede ayudarte a tomarlas de forma más estratégica y rápida y a conectar tus elecciones con tus prioridades. Una buena capacidad de decisión puede ayudarle a alcanzar sus objetivos y a ganarse el respeto de las personas con las que trabaja. En este artículo, analizamos cómo ser más decisivo en el trabajo en 11 pasos.

¿Por qué es importante ser decisivo en el trabajo?

Es importante ser decisivo en el trabajo para demostrar profesionalidad y cualidades de liderazgo. La mayoría de las ocupaciones implican la toma de decisiones frecuentes, desde cuánta atención dedicar a cada tarea hasta la gestión de otro personal y la priorización de clientes. Cuando puedes tomar buenas decisiones, tus compañeros y supervisores pueden confiar en ti para trabajar de forma independiente y ser fiable en situaciones de gran presión. Al agilizar y practicar su proceso de toma de decisiones, puede hacer que su departamento sea más eficiente, y podrá dedicar más tiempo a otras partes de su trabajo que le gustan.

Relacionado: Habilidades para la toma de decisiones: Definición y ejemplos

Cómo ser más decisivo en el trabajo

Aquí tienes 11 pasos para practicar la toma de decisiones y aplicar esas habilidades en el trabajo:

1. Piensa en por qué dudas

En primer lugar, entienda por qué es reacio a tomar decisiones y, a continuación, desarrolle estrategias para superar esa reticencia. Por ejemplo, si tu función implica decisiones importantes y te sientes inexperto, puedes aprender cómo otros tomaron decisiones similares. Si duda por las consecuencias negativas de una decisión anterior, trabaje para procesar ese acontecimiento y reconozca que cada decisión es una nueva oportunidad de éxito.

Relacionado: 8 Pasos Para Superar El Fracaso (Con Consejos Para Aumentar La Resiliencia)

2. Estar abierto al cambio

Si estás desarrollando una nueva estrategia o patrón para ser decisivo, es importante que estés abierto a nuevas formas de hacer las cosas. A medida que mejore su capacidad de decisión, es posible que se encuentre en nuevas situaciones o que asuma mayores responsabilidades. Estar abierto a nuevos resultados y consecuencias puede ayudarle a adaptarse más fácilmente a tomar más decisiones y a ver cómo cambia su entorno.

3. Establezca objetivos concretos

Piensa en por qué quieres adquirir habilidades para la toma de decisiones y, a continuación, establece objetivos para medir tu propio progreso y éxito. Puede ser tan sencillo como proponerse tardar menos tiempo en decidir su pedido de comida en la charcutería. Si está asumiendo un nuevo papel en el trabajo, piense en cosas específicas que pretende hacer después de una semana, un mes o un trimestre. Si quiere tener un mayor control de una situación actual, prevea lo que sería el éxito y establezca objetivos graduales para conseguirlo.

A partir de estos objetivos, puedes crear una estrategia o plan por escrito, que incluya cómo vas a contrarrestar cualquier duda o miedo y cómo tus habilidades para tomar decisiones pueden ayudarte a mejorar en otras áreas de la vida. Tener una estrategia desarrollada puede ayudarte a ver tu propio progreso.

Relacionado: Cómo establecer y alcanzar objetivos profesionales (más 10 ejemplos)

4. Encuentra un modelo de toma de decisiones

Un modelo a seguir puede facilitar el aprendizaje de una nueva habilidad, así que puede elegir a alguien a quien emular. Puede tener en cuenta a compañeros de trabajo o mentores profesionales que hayan tenido éxito en su carrera, a un líder de su sector o a un innovador de la fuerza de trabajo moderna. Piensa en lo que esta persona prioriza y en los conocimientos que podrían ayudarla a sentirse preparada a la hora de tomar decisiones. Si se trata de alguien que conoces, puedes organizar una reunión para conocer su perspectiva y sus consejos.

5. Prepárate

Cuando sabes que se acerca una decisión, es posible prepararse de antemano investigando tus opciones. Conocer las posibilidades puede aumentar tu seguridad en caso de que la situación cambie o el plazo llegue antes de lo que esperabas. Pensar en las decisiones importantes con antelación también puede darte tiempo para buscar las perspectivas de los demás, lo que es especialmente importante si tomas decisiones que afectan a su trabajo, su entorno o sus opciones.

6. Practica la evaluación de opciones

Para desarrollar su capacidad de decisión, puede ser útil practicar el pensamiento estratégico de las decisiones. Empieza con una decisión que no tenga fecha límite e intenta hacer una lista mental o en papel de las ventajas y desventajas de cada opción. A medida que refuerces esta habilidad, puede que descubras que puedes entender los pros y los contras más rápidamente.

7. Dedique menos tiempo a las pequeñas decisiones

Antes de invertir mucho tiempo en una decisión, considere su importancia. En el caso de las decisiones pequeñas, intente elegir una opción rápidamente en lugar de meditarla, ya que lo que está en juego puede ser menor. Dedicar más tiempo a las decisiones importantes, como la elección de un trabajo o de una vida, puede ser beneficioso, pero las consecuencias de la elección de un menú suelen ser menos graves que las decisiones sobre qué trabajo aceptar o qué carrera seguir.

8. Evaluar los resultados de las decisiones

Después de tomar una decisión, evalúa si ha sido la correcta. Puedes tener en cuenta las consecuencias personales, las consecuencias para el negocio y el equipo y las oportunidades posteriores que te ha proporcionado tu elección. Piensa en cómo has enfocado la decisión y, si crees que has tomado una decisión incorrecta, haz un plan sobre lo que vas a hacer de forma diferente la próxima vez.

9. Sé optimista después

Ser optimista puede ser una buena forma de recompensarse por tomar decisiones y aceptar los resultados. Para aplicar tu optimismo de forma práctica, considera cada uno de los posibles resultados, y luego piensa en un resultado positivo. Incluso un resultado negativo puede ser útil para ti, ya que te da información para tomar mejores decisiones en el futuro.

Relacionado: Cómo ser optimista (más los beneficios del optimismo)

10. Perdónate a ti mismo

A medida que trabaje para alcanzar sus objetivos, reconozca que el progreso implica contratiempos, y perdónese por las decisiones que haya tomado en el pasado. Asegúrate de asumir la responsabilidad si estas decisiones afectan a otros. Después de analizar lo que ha funcionado y lo que no, deje atrás sus decisiones anteriores y pase a sus siguientes objetivos.

11. Acepta los límites de tu control y conocimiento

Mientras aprendes a tomar decisiones, reconoce que quizá nunca tengas toda la información que necesitas para tomar una decisión perfecta. Ser proactivo en cuanto a las decisiones en el lugar de trabajo puede ser beneficioso, pero sigues trabajando con tus clientes, compañeros de trabajo y otros departamentos de la empresa. Las decisiones de los demás y los factores externos pueden influir o contrarrestar los efectos de tus decisiones. Aprender a tomar decisiones es un proceso más que una única elección, por lo que es importante poner en contexto tus elecciones y seguir trabajando para mejorarlas.

Consejos para ser decisivo

Aquí tienes algunos consejos para ser resolutivo en el trabajo:

  • Manténgase considerado: Recuerde tener en cuenta a los demás a la hora de tomar decisiones, y trabaje para aumentar las opciones y la autonomía de sus compañeros en su trabajo diario.

  • Aumente su capacidad de decisión: Tomar buenas decisiones es una de las mejores maneras de convertirse en un líder respetado en su lugar de trabajo. El aprendizaje de otras habilidades de liderazgo puede ayudarle a dar un uso más amplio a su capacidad de toma de decisiones.

  • Evaluar los consejos: Cuando busques modelos de conducta y hables con otros sobre tus decisiones profesionales, asegúrate de pensar en sus motivaciones y experiencias antes de seguir sus consejos.

  • Anota tus elecciones: Si su trabajo tiene ciertas rutinas estacionales o anuales, puede ser útil tomar notas sobre sus procesos de toma de decisiones y los resultados, para poder aprovechar los errores y éxitos de años anteriores' y de temporadas' en lugar de empezar desde el principio cada vez.

Te recomendamos

La clave para escribir un discurso con éxito

Cómo decirle a tu jefe que tienes demasiado trabajo

Tendencias empresariales populares de los próximos 10 años

Convertirse en flebotomista: ¿Qué es y cuánto tiempo lleva?

11 Estrategias de aprendizaje cinestésico para el desarrollo profesional

4 Componentes del sistema de información de marketing y cómo funcionan