Guía: Cómo convertirse en un fotógrafo de bienes raíces

Los fotógrafos pueden trabajar en diversos sectores, según sus intereses y objetivos profesionales. Algunos se dedican a las bellas artes y exponen sus obras, mientras que otros utilizan sus imágenes con fines más prácticos. Los fotógrafos inmobiliarios son un ejemplo de esta categoría.

En este artículo, explicamos qué es un fotógrafo inmobiliario, describimos qué hacen los fotógrafos inmobiliarios, ofrecemos las ventajas de trabajar como fotógrafo inmobiliario, enumeramos los pasos para convertirse en fotógrafo inmobiliario y ofrecemos consejos para los aspirantes a fotógrafo.

32 carreras de fotografía

¿Qué es un fotógrafo inmobiliario?

Un fotógrafo inmobiliario es un fotógrafo profesional que toma fotos de propiedades para mostrarlas en el mercado inmobiliario. Algunos fotógrafos inmobiliarios se especializan en propiedades residenciales, mientras que otros trabajan principalmente en el espacio comercial. Muchos fotógrafos inmobiliarios hacen ambas cosas.

Relacionado: Las 50 mejores ideas de pequeños negocios para usted

¿Qué hacen los fotógrafos inmobiliarios?

Los fotógrafos inmobiliarios realizan una gran variedad de tareas en su línea de trabajo. Algunas de sus responsabilidades laborales más comunes son:

  • Reunirse con los clientes: Los fotógrafos inmobiliarios suelen reunirse con clientes potenciales antes de firmar un contrato para asegurarse de que su estilo fotográfico se ajusta a las necesidades del cliente.
  • Construir relaciones: Muchos fotógrafos inmobiliarios establecen relaciones con agentes inmobiliarios para ayudar a encontrar clientes para su trabajo.
  • Planificar rodajes: La mayoría de los fotógrafos inmobiliarios visitan el lugar antes de fotografiar para planificar las tomas que harán y determinar el equipo que necesitarán.
  • Haciendo fotos: Después de la planificación, los fotógrafos inmobiliarios toman fotos de todas las diferentes habitaciones y ángulos exteriores de la propiedad.
  • Edición de imágenes: Los fotógrafos inmobiliarios también editan sus imágenes para asegurarse de que la iluminación es brillante y el espacio de la habitación o los ángulos del edificio son fáciles de ver.

Relacionado: Cómo iniciar un negocio de fotografía

Beneficios de trabajar como fotógrafo inmobiliario

La fotografía inmobiliaria proporciona una serie de beneficios a los fotógrafos que se dedican a ella. Considere algunas de estas ventajas profesionales:

  • Consistencia: A diferencia de otras áreas de la fotografía, como las bodas o los retratos escolares, la fotografía inmobiliaria no es estacional. Deberías tener trabajo estable todo el año.
  • Asunto: Fotografiar edificios puede ser mucho más fácil que fotografiar personas. Una vez que se han puesto en escena, el único factor incoherente con el que te encuentras es el cambio de luz, lo que te da mucho tiempo para conseguir la toma correcta.
  • Libertad: Puedes trabajar para una empresa o para ti mismo como fotógrafo inmobiliario, lo que te da muchas opciones en cuanto a horarios y supervisión para satisfacer mejor las necesidades de tu estilo de vida.
  • Especialización: Algunos fotógrafos inmobiliarios se especializan en grandes propiedades comerciales, mientras que otros trabajan principalmente con propietarios independientes. Tienes la posibilidad de especializarte en la toma de fotografías de determinados tipos de inmuebles para comercializar mejor tu base de clientes.

Relacionado: Habilidades de fotógrafo: Definiciones y ejemplos

Cómo convertirse en fotógrafo inmobiliario

Si estás interesado en una carrera de fotografía inmobiliaria, sigue estos pasos para empezar:

1. Invierte en equipo

Existe una amplia gama de cámaras, objetivos y opciones de iluminación que pueden utilizar los fotógrafos. Para la fotografía inmobiliaria, son vitales un buen trípode resistente y una cámara con un objetivo gran angular. Investiga qué equipo funcionará mejor para tus objetivos de fotografía inmobiliaria e invierte en esas piezas.

2. Ge las herramientas de edición adecuadas

Una vez que haya terminado su sesión de fotos, es casi seguro que tendrá que editar algunas, si no todas, las imágenes. Consigue un software de edición fotográfica que te resulte cómodo de usar o que estés dispuesto a aprender a utilizar. Las herramientas de edición adecuadas pueden marcar la diferencia a la hora de crear imágenes de alta calidad y nivel profesional.

3. Perfecciona tus habilidades

Una vez que tengas la cámara, el objetivo y el software de edición adecuados, dedica algún tiempo a practicar la fotografía inmobiliaria antes de buscar clientes. Pregunta a amigos y familiares si puedes ir a fotografiar sus casas para perfeccionar tus habilidades. También puedes preguntar a las empresas locales si puedes fotografiar sus edificios si te interesa la fotografía inmobiliaria comercial.

4. Establecer una cartera

A medida que tu trabajo mejore y alcance un nivel profesional, desarrolla un portafolio de fotografía inmobiliaria que muestre tus habilidades en una variedad de áreas. You'll utilizar esta cartera para las entrevistas de trabajo si you're la esperanza de trabajar para una empresa de fotografía inmobiliaria establecida o como ejemplos para mostrar a los clientes potenciales como usted comienza su propio negocio.

5. Comercialice su negocio

Aunque algunos fotógrafos inmobiliarios trabajan para una empresa de fotografía inmobiliaria o incluso para una agencia inmobiliaria, la mayoría trabajan por su cuenta como autónomos. Si usted está planeando unirse a esta última categoría, entonces establezca una presencia en línea para comercializar eficazmente su negocio de fotografía inmobiliaria a los clientes potenciales.

6. Construir una base de clientes

Haz crecer tu base de clientes estableciendo contactos con agentes inmobiliarios locales y pidiendo referencias a antiguos clientes. Sigue actualizando tu cartera y busca oportunidades para conocer a posibles clientes.

Relacionado: ¿Cuánto ganan los fotógrafos?

Consejos para los aspirantes a fotógrafos inmobiliarios

Utiliza estos consejos para establecerte como fotógrafo inmobiliario:

  • Sigue las tendencias. Conozca las tendencias del mercado inmobiliario en cada momento. Tus clientes querrán que destaques cualquier aspecto de su casa o propiedad que se ajuste a estas tendencias, por lo que debes prepararte con antelación para tomar esas imágenes.
  • Probar diferentes objetivos. Los objetivos gran angular suelen ser los más adecuados para la fotografía inmobiliaria, ya que permiten captar la mayor parte de una habitación. Sin embargo, puede haber situaciones en las que tenga sentido utilizar un objetivo diferente. Prueba varios objetivos durante una sesión fotográfica para conseguir la mejor toma posible.
  • Piensa en la puesta en escena. Muchos de tus clientes pueden poner en escena su casa para que la fotografíes. Sin embargo, su puesta en escena puede reflejar el modo en que utilizan el espacio en lugar de resaltar las mejores características de la habitación. Colabora con el cliente en la reorganización de los muebles o la decoración para captar la mejor imagen posible del espacio.
  • Encuentra un nicho. Busca una toma, un ángulo o una perspectiva que te diferencie de otros fotógrafos inmobiliarios. Encontrar un nicho puede ayudarte a atraer nuevos clientes.
  • Saber lo que se vende. Seguramente sabrás más de lo que ayuda a vender las casas que tus clientes. Aconséjeles sobre la puesta en escena, la elección de la imagen y otros factores que usted sabe que son atractivos para los compradores de viviendas y que ayudarán a sus clientes a vender su casa.
  • Busca un compañero. Considere la posibilidad de asociarse con un camarógrafo u operador de drones para ampliar su negocio. Muchos de sus clientes apreciarán la oportunidad de utilizar no sólo imágenes fijas sino también vídeo para ayudarles a vender sus casas.