Cómo ser un mejor gerente en 8 pasos

Para dirigir eficazmente a su equipo, debe poseer una serie de cualidades. Equilibrar el bienestar de su grupo con los objetivos de la empresa es una de las tareas más difíciles para los directivos. Para convertirse en un líder y gestor superior, debe desarrollar estas cualidades a lo largo de su carrera.

En este artículo, compartimos lo que hace un directivo, cómo es un buen directivo y cómo convertirse en uno mejor.

Relacionado: Cómo ser un buen gestor

¿Qué hace un gerente?

Las siguientes tareas son responsabilidad de un gestor:

  • Supervisar un equipo o departamento dentro de una empresa u organización
  • Asegurarse de que un determinado proyecto se completa correctamente y a tiempo
  • Actuar como enlace entre su equipo y la dirección de la empresa
  • Crear una visión para su equipo que se alinee con la declaración de la misión de la empresa
  • Trabajar para que las operaciones diarias sean más eficientes y se adapten a los objetivos de la empresa
  • Hacer un seguimiento de los progresos de su equipo y anotar las áreas de mejora.
  • Modelar las expectativas y comportamientos profesionales ante su equipo
  • Contratación y formación de nuevos empleados
  • Trabajar directamente con clientes o consumidores

Relacionado: Cómo convertirse en gerente

Cualidades de un buen gestor

Algunas de las cualidades más comunes que conforman a un buen jefe son:

Consciente del presupuesto

La capacidad de controlar los gastos del departamento y de mantener el presupuesto del equipo es esencial. Como gestor, debe ser capaz de utilizar hojas de cálculo para hacer un seguimiento de los gastos, crear facturas para los clientes, calcular el gasto de los proyectos y asegurarse de que su equipo utiliza recursos rentables.

Comunicación eficaz

Un buen directivo se comunica regularmente con su equipo para conocer sus opiniones y actitudes respecto a los proyectos, las nuevas asignaciones de trabajo y cualquier otra cosa relacionada con el lugar de trabajo.

Normas éticas

Un buen directivo siempre actúa con ética, incluso cuando no es conveniente. Su trabajo consiste en dar un buen ejemplo a los miembros de su equipo. Un buen gestor se comporta adecuadamente y corrige cualquier comportamiento poco profesional que vea.

Orientado a los objetivos

Su equipo necesita un líder que les guíe hacia los objetivos y la visión de la empresa. Los buenos directivos también se marcan objetivos personales e inspiran a su equipo a crear sus propios objetivos profesionales. Concéntrese en ayudar a su equipo a alcanzar el éxito y ayude a cada miembro del equipo a crecer en su función.

Liderazgo

Los directivos deben ser capaces de ofrecer apoyo, orientación y consejo a sus equipos. Sus habilidades de liderazgo le ayudan a supervisar que su equipo hace lo que se supone que debe hacer. También debe tener estrategias para motivar a su equipo y ayudarles a mantener una actitud positiva en el trabajo.

Relacionado: Estilos de dirección: Visión general y ejemplos

Cómo ser un mejor jefe

La gestión eficaz es una habilidad aprendida que puedes seguir desarrollando a lo largo de tu carrera como directivo. He aquí algunas formas de trabajar para convertirse en un mejor gestor:

  1. Aprenda a inspirar a los demás
  2. Encuentre técnicas de motivación
  3. Practica la escucha activa.
  4. Apoye la colaboración y el trabajo en equipo
  5. Dar y recibir opiniones.
  6. Trabaja en la autorreflexión.
  7. Establece objetivos S.M.A.R.T.
  8. Ofrece apoyo y orientación.

1. 7. Aprende a inspirar a los demás

Inspire a su equipo conociendo bien a cada empleado. Ayúdeles a desarrollar sus propios objetivos y valores fundamentales. A continuación, mientras trabajan para alcanzar sus objetivos, cree confianza con cada empleado ofreciéndole comentarios positivos y apoyo. Déles ideas sobre cómo pueden mejorar su trabajo y crecer en su función.

Relacionado: Cómo practicar el liderazgo inspirador

2. Encuentre técnicas de motivación

La motivación es una forma de ayudar a tu equipo a sentirse más productivo y satisfecho con su trabajo. He aquí algunas técnicas de motivación que puedes utilizar como directivo:

  • Mantén la comunicación abierta.
  • Ofrezca una retroalimentación positiva.
  • Implantar un sistema de recompensas.
  • Dé a su equipo libertad con sus proyectos.
  • Crea un entorno de trabajo positivo.
  • Apoye las oportunidades de desarrollo profesional.

Relacionado: Las mejores formas de motivar a su equipo

3. Practique la escucha activa

Al escuchar y responder a su equipo, puede fortalecer sus relaciones con ellos y ayudarles a sentirse más satisfechos con su trabajo. Conviértase en un mejor oyente reservando tiempo para hablar con cada empleado. Haz que se sientan cómodos para plantear cualquier pregunta o preocupación contigo. Una vez que hayan terminado de hablar, aborda sus preguntas o pensad en soluciones juntos.

4. Apoyar la colaboración y el trabajo en equipo

Facilite un entorno de trabajo colaborativo fomentando el trabajo en equipo entre los miembros de su plantilla. Una forma de hacerlo es mediante actividades de creación de equipos. Por ejemplo, puede planificar una comida de equipo mensual o una actividad después del trabajo. Otra idea es hacer que las reuniones de equipo sean más personales.

En cada reunión, pida a cada empleado que responda a una pregunta. Por ejemplo, una pregunta podría ser ¿Cuál es tu comida favorita? o ¿Cuál es tu lugar favorito? Este tipo de preguntas desenfadadas pueden ayudar a que todos se conozcan un poco mejor.

5. Dar y recibir feedback

Ayude a los empleados a saber cómo lo están haciendo dándoles feedback regularmente. Establezca un momento para realizar revisiones del rendimiento de los empleados en el que pueda hablar de sus logros, objetivos y áreas de mejora. Conviértase en un mejor gestor pidiendo también a su equipo que le dé su opinión.

Una buena manera de hacerlo es hacer que todos rellenen una encuesta anónima, para que se sientan cómodos compartiendo sus verdaderos pensamientos y sentimientos. Después de recibir los comentarios, crea un plan para mejorar las áreas que tu equipo ha destacado.

6. Trabaja en la autorreflexión

A pesar de la apretada agenda, es importante dedicar un momento a la autorreflexión. Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Me gustaría tenerme a mí mismo como gerente?
  • ¿Soy un buen comunicador?
  • ¿Cómo puedo hacer que mi equipo se sienta más cómodo?
  • ¿Cómo puedo demostrar a mi equipo que valoro su esfuerzo?
  • ¿Qué podría hacer para dar un mejor ejemplo?
  • ¿Estoy tomando decisiones inteligentes como gestor?

7. Establezca objetivos SMART

Establecer objetivos para ti y para tu equipo es una parte importante de ser un buen gestor. Cuando establezca objetivos, utilice el método SMART:

  • Específicos: Elija un objetivo limitado para una planificación más eficaz.
  • Medible: Identifique los parámetros que utilizará para evaluar su progreso.
  • Alcanzable: Asegúrese de que su objetivo es realista.
  • Relevante: Su objetivo debe centrarse en los valores y expectativas de su departamento.
  • Con límite de tiempo: Establece una fecha de finalización que te ayude a priorizar este objetivo.

8. Ofrezca apoyo y orientación

Mantenga una comunicación abierta con su equipo y, cuando presente un nuevo proyecto, intente aportar claridad sobre sus expectativas. Haz saber a tu equipo que puede acudir a ti con cualquier pregunta. Crea recursos que tu equipo pueda consultar. Trabaja para que los procesos sean más ágiles y sencillos.