Cómo crear líderes (con consejos)

Seleccionar a los empleados actuales para que se conviertan en líderes puede ahorrarle tiempo y recursos durante un proceso de contratación externa. Durante el proceso de convertirse en líder, es importante entender cómo detectar el potencial y animar a los profesionales a perfeccionar sus habilidades de liderazgo.

En este artículo, reconocemos qué son los líderes y por qué son importantes, y hablamos de cómo crear líderes entre los empleados de su empresa.

¿Qué es un líder?

Una persona que encarna la misión de una organización y motiva a sus colegas para que actúen se conoce como líder. En los entornos profesionales, los líderes pueden ser supervisores o gerentes, o pueden ser miembros del equipo que se ofrecen como voluntarios para ayudar a los demás y organizar eventos. Aprendiendo a gestionar un grupo de compañeros y a idear técnicas para mejorar la eficacia de la empresa, los empleados pueden convertirse en líderes.

Relacionado: Preguntas y respuestas: ¿Qué es el liderazgo?

¿Por qué son importantes los líderes?

Los líderes son importantes en una organización porque pueden proporcionar dirección en el lugar de trabajo. Otras actividades beneficiosas que practican son:

  • Crear un entorno profesional agradable: Un liderazgo eficaz puede influir directamente en el ambiente de trabajo. Los empleados a los que les gustan sus jefes pueden disfrutar viniendo a trabajar, y los líderes que priorizan la positividad pueden levantar la moral entre los miembros de su equipo, estableciendo un entorno agradable.

  • Establecer las expectativas de trabajo: Los líderes son los profesionales que establecen las normas de trabajo. Si las normas son elevadas, es probable que los empleados se esfuercen por realizar un trabajo de calidad, lo que contribuye al éxito de la empresa. Los líderes ilustran su visión y demuestran el valor del trabajo.

  • Motivar a los empleados para que den lo mejor de sí mismos: También es responsabilidad del líder supervisar el rendimiento de los miembros de su equipo. Los líderes fuertes pueden reconocer el esfuerzo de sus empleados y animarles a seguir creciendo profesionalmente.

  • Resolución de conflictos en el lugar de trabajo: Cuando los compañeros de trabajo no están de acuerdo con un tema relacionado con el trabajo, los líderes pueden escuchar ambas perspectivas y crear una solución que mantenga relaciones positivas en el lugar de trabajo y fomente la confianza entre los miembros del equipo.

  • Promover los objetivos de la organización: La promoción de los objetivos de la organización permite a los empleados comprender el propósito de su trabajo. Una vez establecidas las expectativas, los líderes pueden recordar a su personal la importancia de la productividad.

¿Quién es responsable de crear líderes?

Cuando se anima a un empleado a tomar el mando en un entorno profesional, hay tres partes que tienen la responsabilidad:

Otros líderes de la organización

Los empleados que ya desempeñan funciones directivas son los que identifican la necesidad de nuevos líderes. Tienen autoridad para diseñar programas de liderazgo, que pueden incluir el uso de recursos financieros, y supervisan el proceso de desarrollo del liderazgo. Los líderes de la organización también pueden poseer conocimientos de primera mano sobre la gestión de un equipo, y pueden orientar a los empleados que quieren liderar.

Relacionado: Los mejores programas de formación de líderes

Personal de nivel inicial

Aunque no tengan el mismo rango organizativo que sus supervisores, los miembros del personal de nivel básico pueden influir en la creación de liderazgo. Su respuesta al nuevo liderazgo puede determinar si un líder potencial tiene éxito a la hora de mantener la autoridad y gestionar a los demás. Es su responsabilidad proporcionar retroalimentación al candidato y corresponder a los intentos del candidato de construir relaciones en el lugar de trabajo.

Los propios líderes potenciales

Es esencial que los futuros líderes reconozcan su propio potencial y se sientan capacitados para desempeñar un nuevo papel. Si un directivo y un compañero de trabajo expresan la capacidad de un empleado para liderar, éste tiene que dar su consentimiento al proceso de creación antes de que pueda comenzar. Su voluntad de superar los retos y desarrollar sus habilidades de liderazgo puede hacer que tenga éxito.

Cómo crear líderes

Siga estos pasos para reconocer a los directivos potenciales dentro de su organización y proporcione a los empleados las habilidades necesarias para ocupar puestos de liderazgo:

1. Identifique a los empleados con cualidades de liderazgo

El primer paso para crear un líder es encontrar un profesional con potencial de liderazgo. Supervise el comportamiento de sus empleados en el lugar de trabajo para determinar si tienen lo necesario para dirigir un equipo de sus compañeros. Algunos ejemplos de cualidades de liderazgo son:

  • Actitud positiva: Los empleados que promueven la positividad en el lugar de trabajo pueden motivar a sus compañeros y animarles a responder bien a los retos y cambios organizativos.

  • Disposición a ayudar a los demás: Una función directiva puede requerir que los empleados formen a personal nuevo o ayuden a los miembros del equipo a completar un proyecto. Es necesario que los líderes potenciales tengan paciencia y el deseo de ayudar a sus colegas a tener éxito.

  • Habilidades de comunicación sólidas: Los candidatos con habilidades interpersonales y de oratoria impactantes pueden ser líderes eficaces. La comunicación permite a los empleados establecer relaciones con su personal y fijar las expectativas de trabajo.

  • Solución de problemas: Evalúe cómo reaccionan los empleados ante situaciones difíciles. Si mantienen la calma y trabajan para idear soluciones a los problemas, entonces pueden tener potencial de liderazgo.

  • Potente capacidad de organización: Considere la posibilidad de seleccionar a un candidato que mantenga un espacio de trabajo organizado y gestione su tiempo de forma eficaz. Las funciones de liderazgo pueden requerir una responsabilidad adicional, por lo que ser organizado puede ayudar a los empleados a cumplir los plazos de trabajo y alcanzar los objetivos de la empresa.

Relacionado: El concepto de liderazgo explicado: Cultivar un liderazgo eficaz

2. Ofrezca oportunidades de liderazgo

Una vez que haya identificado a un candidato a directivo, puede darle la oportunidad de practicar sus habilidades técnicas y sociales. Las oportunidades de liderazgo pueden consistir en realizar una presentación para un cliente o dirigir un ejercicio de creación de equipos. Cree una ocasión que requiera que el candidato interactúe con los miembros de su equipo. Puedes observar cómo captan y mantienen el interés de sus compañeros y explican las instrucciones. Tome notas exhaustivas de su actuación para poder seguir su progreso.

Relacionado: Guía para la formación de directivos

3. Hacer una crítica constructiva

Las críticas constructivas informan a su líder potencial de dónde puede mejorar. Considera la posibilidad de programar una reunión privada con ellos para hablar de su rendimiento durante las oportunidades de liderazgo. Recomiende formas de fortalecer sus habilidades y ofrezca elogios por las tareas que hayan completado bien. Los comentarios y las recompensas constantes pueden evitar que el candidato repita los errores, y usted puede medir lo bien que responde a las críticas, lo que puede indicar su potencial para convertirse en líder.

4. Asignar mentores a los posibles líderes

Con su amplia experiencia laboral y sus conocimientos, los mentores pueden ofrecer orientación a los futuros líderes. Busque un mentor que haya ocupado un puesto de liderazgo en el mismo sector que el candidato. Por ejemplo, si está moldeando a un líder en la industria tecnológica, puede ser útil asignarle un mentor que trabaje como gerente de desarrollo de software.

5. Anímate constantemente

Convertirse en líder puede ser un reto y requerir ajustes, por lo que es importante un estímulo positivo constante. Recuerde al futuro líder sus puntos fuertes y asegúrele que puede superar los retos a lo largo del proceso de aprendizaje.

Consejos para crear líderes

Los siguientes consejos proporcionan información adicional sobre la creación de líderes:

Entrevistar a los miembros del personal

Durante las fases preliminares del desarrollo del liderazgo, contemple la posibilidad de entrevistar a empleados del mismo departamento que su líder potencial. Conozca el estilo de trabajo del candidato y cómo lo perciben sus compañeros de trabajo, lo que puede informarle de si los miembros del personal pueden confiar en el candidato para un puesto de liderazgo. Estos son ejemplos de preguntas que podría hacer:

  • ¿Le gusta trabajar con este compañero?
  • Describe una ocasión en la que este compañero de trabajo te haya ayudado en una tarea.
  • ¿Cómo responde este colaborador a los retos?
  • ¿Confiarías a este compañero de trabajo tus preocupaciones laborales?
  • ¿Cree que este compañero de trabajo sería un buen líder?

Dar prioridad a las habilidades blandas

Las habilidades blandas, como la comunicación y la resolución de problemas, pueden ser indicios más fuertes del potencial de liderazgo que las habilidades técnicas. Cuando seleccione a un candidato para que se convierta en un líder, céntrese más en su forma de interactuar con los demás que en su capacidad para desempeñarse bien en sus especialidades.

Relacionado: Habilidades blandas en el lugar de trabajo

Colaborar con los gestores

Recluta a los directivos de tu empresa para que te ayuden en el proceso de creación de liderazgo. Quizá puedan sugerirle posibles líderes en sus divisiones, o puedan ayudarle a evaluar el rendimiento del candidato que haya elegido. Contar con múltiples perspectivas puede permitirle identificar rasgos que inicialmente podría haber pasado por alto y ayudarle a asegurarse de que está enseñando los ideales correctos.