Cómo crear una estrategia de desarrollo empresarial en 8 pasos

Los equipos que trabajan en el desarrollo del negocio pueden ayudar a comprender los objetivos a largo plazo de la empresa y ayudarles a alcanzarlos. Si trabajas en ventas o marketing, desarrollar una estrategia de desarrollo empresarial puede ser útil para encontrar nuevos clientes y oportunidades de crecimiento.

En este artículo, definimos una estrategia de desarrollo comercial, explicamos su importancia y ofrecemos ocho pasos para crear esta estrategia.

Cómo definir una estrategia empresarial

¿Qué es una estrategia de desarrollo empresarial?

Una estrategia de desarrollo empresarial es un plan para desarrollar una empresa. Describe cómo se expandirá una empresa. Una estrategia de expansión empresarial suele centrarse en la adquisición de nuevos clientes, lo que ayuda a una empresa a crecer. Las estrategias de expansión empresarial varían en su alcance, pero suelen consistir en funciones de ventas y marketing, ya que estos profesionales desempeñan un papel crucial en el establecimiento de conexiones con clientes potenciales que podrían generar más negocios e ingresos.

Las empresas utilizan diferentes métodos en sus estrategias de desarrollo para identificar y conectar con clientes potenciales. Algunos de estos métodos son:

Red de contactos

En el desarrollo de negocios, la creación de redes es el proceso de establecer relaciones comerciales con clientes potenciales, también conocidos como clientes potenciales. Puede establecer estas relaciones mediante la creación de redes en eventos empresariales en la comunidad o a través de asociaciones profesionales. También puede establecer una red de contactos con clientes potenciales de forma digital, por ejemplo, a través de las redes sociales. La creación de redes puede ser un método eficaz para conocer clientes potenciales y convertirlos en clientes.

Relacionado: ¿Qué es el networking empresarial? Con consejos para tener éxito

Referencias

Las referencias se producen cuando un cliente existente recomienda su empresa a otro cliente. Aunque esto suele ocurrir de forma orgánica, también puede utilizar las referencias de forma estratégica animando a sus clientes actuales a hablar a otros de su empresa. Por ejemplo, puede poner en marcha un programa de recomendación que ofrezca incentivos o descuentos tanto para el cliente existente como para la persona a la que recomiendan.

Publicidad

La publicidad es una promoción pagada que comunica un mensaje clave sobre los productos o servicios de una empresa. Puede incluir la colocación de anuncios en los medios de comunicación tradicionales, como los periódicos y las cadenas de televisión, o el uso de la publicidad digital, como los anuncios dirigidos en las redes sociales. La publicidad puede ayudarle a llegar a más clientes potenciales y convencerles de que utilicen los productos o servicios de su empresa.

Alcance

La divulgación implica ponerse en contacto con los clientes potenciales de varias maneras, incluyendo llamadas telefónicas, correo directo y campañas de correo electrónico. Para atraer a nuevos clientes, puede utilizar el contacto entrante o saliente. En el caso de la divulgación saliente, se busca directamente a los posibles clientes, por ejemplo, colocando anuncios digitales en las plataformas de las redes sociales. En el caso de la captación, se contacta con los clientes después de que hayan conocido el producto o servicio de la empresa. Por ejemplo, puede enviar correos electrónicos a personas que ya están suscritas al blog de la empresa. Cualquiera de los dos tipos de difusión puede ayudarle a conseguir más clientes.

Marketing de contenidos

Este método es un tipo de marketing que implica la creación de contenido original para demostrar la experiencia de una empresa en un área. El marketing de contenidos incluye tradicionalmente contenidos como libros, artículos o eventos públicos, pero se ha ampliado para incluir también formas digitales, como entradas de blog, podcasts, vídeos y otros medios digitales. Esta estrategia puede ayudarle a llegar a nuevas audiencias y a mostrar su negocio de forma positiva.

Relacionado: Fundamentos del marketing de contenidos: Qué es el marketing de contenidos y cómo hacerlo

¿Por qué es importante una estrategia de desarrollo empresarial?

Una estrategia de desarrollo empresarial cumple una función importante para muchas empresas porque ayuda a identificar los objetivos a largo plazo y a establecer métodos de actuación para alcanzarlos. También puede ser útil para mantener a todos los miembros de un equipo u organización trabajando hacia los mismos objetivos. El desarrollo de una estrategia tiene otras ventajas, como por ejemplo

  • Aumentar la transparencia: Una estrategia de desarrollo empresarial puede aumentar la transparencia asegurándose de que todos los miembros del equipo entienden el objetivo y su papel en la consecución del mismo.
  • 2. Desarrollar relaciones de calidad: Una estrategia de desarrollo comercial puede conducir a relaciones de mayor calidad con los clientes potenciales al ayudar a comprender sus deseos y expectativas.
  • Impulsar los ingresos: Una estrategia de desarrollo comercial puede ayudar a adquirir nuevos clientes, lo que puede aumentar los ingresos de la empresa.

Relacionado: Cómo crear habilidades de desarrollo comercial

Cómo crear una estrategia de desarrollo empresarial

He aquí ocho pasos para crear una estrategia de desarrollo comercial eficaz para conseguir nuevos clientes:

1. Definir la audiencia

En este primer paso, defina el público objetivo al que quiere llegar con una estrategia de desarrollo empresarial. En lugar de incluir a todos los posibles clientes en esta audiencia, limite el enfoque a las personas que tienen más probabilidades de convertirse en clientes. Puede determinar este público analizando a los clientes actuales y eligiendo datos demográficos específicos, como la edad o el nivel de ingresos, a los que dirigirse. Definir el público objetivo puede darle una mejor comprensión de cómo llegar a esos posibles clientes.

2. Realice un estudio de mercado

Ahora que conoce al público objetivo, realice un estudio de mercado para determinar sus patrones de compra y sus expectativas. Puede hacerlo mediante encuestas, grupos de discusión o búsquedas en línea. Al comprender sus necesidades, podrá mostrar a los posibles clientes cómo puede beneficiarles el producto o servicio de su empresa. En este paso, también puede investigar a los competidores del sector para saber qué ofrecen a los clientes. Esta investigación puede ayudarle a orientar sus objetivos para la estrategia de desarrollo empresarial.

3. Identifique sus puntos fuertes

Es importante entender los puntos fuertes de los productos o servicios de su empresa para poder utilizar esta información en su estrategia de desarrollo empresarial. Dependiendo del negocio, puede tener en cuenta factores como el coste, la facilidad de uso, la ubicación, el servicio al cliente y la reputación. Conocer estos puntos fuertes puede ayudarle a entender cómo llegar a los clientes potenciales y comercializar los productos o servicios de la empresa con eficacia.

4. Establezca objetivos SMART

Una vez que conozca mejor a los clientes potenciales y los principales puntos fuertes de su empresa, estará listo para desarrollar los objetivos de una estrategia de desarrollo empresarial. En este paso, puede ser útil utilizar el método SMART. Este acrónimo significa específico, medible, alcanzable, relevante y con plazos. Cada uno de estos factores puede ayudarte a establecer objetivos claros y procesables y a establecer un estándar para medir el éxito.

Relacionado: Cómo escribir objetivos SMART (con ejemplos)

5. Elegir un método

Ahora que tiene objetivos específicos para el desarrollo del negocio, es el momento de elegir un método para alcanzar esos objetivos. Puede optar por seleccionar un método para mantener el alcance limitado, o puede utilizar una combinación de métodos para llegar a más clientes potenciales y comprometerse con ellos. Consulte a menudo sus objetivos para asegurarse de que elige las estrategias que mejor funcionan. Por ejemplo, si su objetivo es aumentar las ventas en un 10% en el plazo de un año, puede elegir una combinación de publicidad, divulgación y marketing de contenidos para llegar al mayor número de clientes potenciales.

6. Determinar las tácticas específicas

Considere las formas específicas en que puede alcanzar los objetivos utilizando el método que ha establecido en la estrategia de desarrollo empresarial. Estas tácticas son una parte importante de la estrategia porque describen cómo pueden trabajar todos los miembros del equipo para alcanzar esos objetivos. Asegúrese de que las tácticas que elija estén en consonancia con su público objetivo, sus puntos fuertes y la estrategia elegida. Algunos ejemplos de tácticas para una estrategia de desarrollo empresarial son las campañas de correo electrónico, la publicidad impresa, el correo directo, las publicaciones en el blog o las ferias comerciales.

7. Registre el plan

Cuando haya determinado los objetivos y métodos de la estrategia de desarrollo empresarial, registre el plan en un documento que pueda compartir con los miembros del equipo y otras personas de la empresa. Divida el documento en secciones para describir el público objetivo, los objetivos y los métodos. Si tiene previsto compartir el documento con los ejecutivos de la empresa o los accionistas, resulta útil incluir un resumen ejecutivo al principio del documento en el que pueda ofrecer una visión general del plan. Esta sección debe resumir los puntos principales y proporcionar una comprensión general de la estrategia.

8. Controla los impactos

Como paso final, decida cómo puede supervisar los impactos de la estrategia de desarrollo empresarial. Esto puede ayudar a entender la eficacia de la estrategia y permitirle hacer cambios en el plan si es necesario. Por ejemplo, si su objetivo es generar más referencias de los clientes existentes, puede crear una hoja de cálculo para hacer un seguimiento de esta cifra cada día. Comparta los impactos de la estrategia con los miembros del equipo para mantenerlos motivados para trabajar hacia los objetivos.