Cómo dejar un trabajo que acabas de empezar por una oferta mejor

¿Por qué consideraría una oferta mejor después de empezar un nuevo trabajo?

Después de trabajar en un nuevo empleo durante unas semanas, probablemente tenga una buena idea de cómo funciona la empresa, cuáles son sus responsabilidades y cómo encaja en su equipo. Es posible que reciba una oferta que se ajuste mejor a su carrera que el nuevo trabajo. Estas son algunas de las razones por las que podría considerar una oferta mejor si acaba de empezar un trabajo:

  • Mayor salario: Una de las razones más comunes para aceptar una nueva oferta es un mejor salario. Si la oferta incluye un salario superior al que puede esperar ganar en su nuevo trabajo, es una razón válida para marcharse.
  • Más oportunidades de progreso: Tan importante como un salario más alto es la oportunidad de crecer en una empresa. Es posible que quiera aceptar una oferta de trabajo si encuentra que la estructura organizativa de su empresa actual no ofrece mucho espacio para el crecimiento.
  • Mejor cultura empresarial: A menudo sólo se puede aprender más sobre la cultura de una empresa cuando se empieza a trabajar en ella. Si el entorno no coincide con su estilo de trabajo y su personalidad, suele ser mejor aceptar la oferta.
  • Se ajusta a más cualificaciones: En algunos casos, el trabajo que ha aceptado puede no tener las mismas responsabilidades que se anunciaban. Considere la posibilidad de aceptar una nueva oferta si cree que el trabajo se ajusta mejor a sus cualificaciones.

Relacionado: Todo sobre la competencia cultural y la cultura del lugar de trabajo

Cómo dejar un trabajo que acaba de empezar por una oferta mejor

Para sentirse plenamente seguro de su decisión de dejar un trabajo que acaba de empezar, hay que evaluar algunas variables. Ten en cuenta los siguientes pasos a la hora de dejar un trabajo que acabas de empezar por una oferta mejor.

1. Compara y contrasta tus trabajos.

Considera las similitudes y diferencias entre tu trabajo actual y la nueva oferta de trabajo. Reflexiona sobre los beneficios de dejar tu trabajo para empezar el nuevo. Comparar y contrastar los trabajos te proporciona claridad en tu decisión profesional. Si reconoces que es mucho más ventajoso empezar un nuevo trabajo, te sentirás más tranquilo al dejarlo.

2. Evalúa tus objetivos profesionales.

Probablemente tienes una serie de objetivos profesionales que guían tus decisiones profesionales. Considere si puede alcanzar estos objetivos en su trabajo actual o si tendrá oportunidades de progreso similares o mejores en el nuevo puesto. Lo ideal es que sólo acepte una nueva oferta de trabajo si puede crecer y prosperar en ella.

3. Reflexione sobre las necesidades personales.

Aunque el salario es una de las principales consideraciones que debe tener en cuenta a la hora de decidir si acepta un nuevo trabajo, sus necesidades personales también son importantes. Considere lo que necesita en relación con su vida personal, como un buen equilibrio entre la vida laboral y la personal o buenos beneficios. Analiza cada trabajo para determinar cuál se adapta mejor a estas necesidades. En algunos casos, los excelentes beneficios o la conciliación de la vida laboral y personal podrían superar el salario, así que compare cuidadosamente todos los aspectos de cada trabajo.

4. Obtenga la perspectiva de los demás.

Si no está seguro o le preocupa el cambio de trabajo, obtenga la perspectiva de sus amigos y familiares. Acepte sus opiniones y preocupaciones sobre este asunto. Aunque crea que ya ha tomado su decisión, la reafirmación de los demás le ayudará a seguir adelante con su elección.

Relacionado: Qué hacer cuando se siente frustrado en el trabajo

5. Investigue la oportunidad de trabajo.

Investigar la oportunidad de trabajo significa certificar que la oportunidad es fiable y que la empresa es legítima. Cuando investigas la oportunidad de trabajo, abordas cualquier pregunta que puedas tener investigando a fondo la empresa. Asegúrate de que sólo dejas el trabajo si la oportunidad laboral es oficial. Considera la posibilidad de establecer contactos con los empleados actuales de la posible empresa y hazles preguntas sobre su experiencia. También puede consultar los comentarios de los empleados en Internet para ver más opiniones.

6. Elija el momento adecuado.

Escoja el momento adecuado para comunicar a su actual empresario su decisión. Cuando eliges el momento adecuado, reconoces que tu noticia puede ser difícil de escuchar y muestras respeto a tu jefe. Comparte tu decisión sobre el empleo en privado y con la persona adecuada, como un supervisor. Cuando des la noticia, asegúrate de que tienes tiempo suficiente para explicar tu decisión y responder a cualquier pregunta que puedan tener.

7. Sé honesto con tu empresario.

Cuando hables con tu supervisor, sé honesto sobre el motivo de tu marcha. Esto no sólo proporcionará claridad sobre su decisión, sino que también podría animarles a realizar cambios en su empresa. Por ejemplo, si crees que el equilibrio entre el trabajo y la vida personal estaba muy sesgado, comparte esta información. En el futuro, podría beneficiar a otros empleados de la empresa.

Relacionado: Guía completa para la integridad en el lugar de trabajo

8. Mantener buenas relaciones.

Mantener buenas relaciones requiere que seas cortés y considerado cuando dejes a tu empresario. Aunque haya estado con el empresario durante poco tiempo, es posible que quiera volver en el futuro, y es posible que le proporcionen referencias positivas. Siempre es una buena idea ampliar su red profesional, y puede hacerlo con antiguos empleados.

Mantenga buenas relaciones hablando bien de la empresa. Sea respetuoso y agradecido por la oportunidad, y asegúrese de despedirse de las personas importantes de la empresa, como los gerentes y las personas que le formaron.

9. Establézcase en el nuevo puesto de trabajo.

Establézcase en el nuevo puesto de trabajo conociendo a otros empleados y abordando el proceso de incorporación con entusiasmo. Cuando te estableces, creas conexiones en la nueva empresa. Esto hace que el comienzo de su nuevo trabajo sea más fácil porque ya está familiarizado con otros empleados y con parte de la cultura de la empresa.