Cómo renunciar a un trabajo que acaba de empezar

Empezar un nuevo trabajo puede provocar a veces sentimientos de arrepentimiento, y puedes empezar a cuestionarte si realmente es el más adecuado para ti. Si el deseo de dejar el nuevo trabajo se impone, tendrás que hacerlo con respeto y habilidad para no perjudicarte profesionalmente. En este artículo, te damos consejos sobre cómo y cuándo dejar un nuevo trabajo.

Cuándo dejar un trabajo que acabas de empezar

No importa cuál sea la circunstancia, no hay un momento perfecto para dejar un trabajo que acabas de empezar. Cuanto más espere, mejor será para usted profesionalmente. Sin embargo, siempre es preferible avisar a su empleador con al menos dos semanas de antelación de su renuncia para darle tiempo a encontrar un sustituto.

Si estás pensando en dejar un trabajo mientras estás en periodo de formación, hay más posibilidades de que puedas hacer una renuncia inmediata. A continuación se detallan algunas de las consecuencias que podrían producirse:

Entrar en la lista negra

Siempre existe la posibilidad de que un nuevo empleado esté en la lista negra de una empresa e incluso de sus empresas afiliadas por haber renunciado al trabajo que acaba de empezar. Esto significa que no podrá volver a solicitar empleo en esa empresa y posiblemente en empresas asociadas.

Las empresas tienen derecho a incluir a los solicitantes en una lista negra porque a menudo invierten dinero y tiempo en el proceso de contratación, por lo que puede ser una carga financiera que un empleado recién contratado se vaya.

Daño a su propia reputación laboral

Dejar un trabajo recién adquirido puede tener malas implicaciones para tu próxima solicitud de empleo. Hay muchas posibilidades de que su próximo entrevistador le pregunte por qué deja un trabajo que acaba de empezar. Tampoco puede quedar bien en el currículum, ya que los reclutadores pueden suponer que usted hará lo mismo con su empresa.

Además, su renuncia puede dejar una mala impresión en sus colegas. Es probable que su carga de trabajo se distribuya de mala gana entre sus colegas, y es posible que no entiendan sus razones para dimitir rápidamente si vuelve a encontrarse con ellos en un futuro empleo.

Situación financiera difícil

Dejar un trabajo antes de recibir el primer sueldo significa que tendrás que desviar dinero de tus ahorros para pagar tus obligaciones financieras. Es aconsejable buscar primero otro trabajo antes de renunciar, pero si realmente debe dimitir cuanto antes, debe planificarlo a fondo para asegurarse de que deja la empresa con tacto y respeto a su empleador.

Cómo dejar un trabajo que acabas de empezar

A la hora de dejar un trabajo que acabas de empezar, tienes que pensar en cómo aminorar las repercusiones que tendrá en tu vida profesional. Antes de decidirte a dejarlo, tómate un tiempo para reflexionar sobre la situación e imagina qué otros remedios puedes encontrar para mejorar tu situación. Dejar el trabajo debe ser el último recurso. Intenta hablar con tu jefe para cambiar tus responsabilidades o incluso tu horario. Si es algo que todavía puedes soportar, intenta quedarte un poco más y ver si algo cambia.

Sin embargo, si estás realmente descontento con la situación o tus circunstancias te obligan a dejar tu trabajo, entonces deberías empezar a dar los siguientes pasos:

  1. Empezar a buscar trabajo.
  2. Redacte su carta de renuncia.
  3. Presente su dimisión personalmente.
  4. Siga dando lo mejor de sí mismo.
  5. Reflexionar y avanzar.

1. Empezar a buscar trabajo

Estar desempleado puede ser difícil, sobre todo si no tienes otro trabajo preparado, así que lo mejor es buscar un trabajo mientras estés empleado. Los reclutadores entienden que algunos trabajos simplemente no encajan bien, así que asegúrate de estar preparado para responder a las preguntas sobre los motivos por los que dejas tu nuevo trabajo. Prepare una buena respuesta sin decir nada negativo sobre su empresa, ya que podría desanimar a algunos reclutadores.

2. Redactar su carta de dimisión

Tienes que presentar una carta de dimisión cuando dejes tu trabajo para que sea oficial. Cuando escribas tu carta de dimisión, asegúrate de que tiene un tono positivo y profesional. No es necesario que expliques demasiado por qué quieres marcharte, pero si incluyes una razón, asegúrate de que sea aceptable.

Escribe tu carta de dimisión en formato comercial. Eso significa que debes incluir tu información de contacto, la fecha y los datos de la empresa en la parte superior de la página. Utiliza un saludo adecuado y un cumplido final. No olvides tu firma para que la dimisión sea válida.

También tendrá que incluir la fecha efectiva de su renuncia. Lo normal es avisar con al menos dos semanas de antelación cuando se pueda. Sin embargo, se recomienda que preste un mes de servicio antes de la fecha de dimisión para dar a su empleador tiempo suficiente para encontrar un sustituto o distribuir su carga de trabajo entre otros empleados.

Evita decir nada negativo en tu carta, y expresa tu gratitud por la oportunidad que te han dado y tu arrepentimiento por dejar la empresa.

3. Presentar su renuncia personalmente

Asegúrate de presentar tu renuncia personalmente a tu supervisor para mostrarle respeto. Es probable que también tengas que explicar por qué decides renunciar al trabajo. Prepárate, ya que tu supervisor podría pedirte que te quedes sugiriendo soluciones a tus problemas. A las empresas no les gusta malgastar recursos y suelen hacer lo posible para animar a los empleados a quedarse. Antes de hablar con tu supervisor, asegúrate de que estás decidido a marcharte y ten preparada una respuesta.

4. Sigue dando lo mejor de ti

Asegúrate de mantener una buena relación con tus compañeros mientras sigas trabajando en la empresa. Dejar la empresa no significa que ya no debas intentar dar lo mejor de ti en tu trabajo, y que sigas recibiendo un sueldo por tus mejores esfuerzos.

Si te vas con una mala nota, es posible que te pongan en la lista negra, sobre todo si te vas sin previo aviso.

5. Reflexionar y avanzar

Dimitir de un trabajo puede ser a menudo un motivo de reflexión sobre cuáles son tus aspiraciones profesionales y cómo alcanzarlas de forma efectiva. Lo mejor es tomarlo como una experiencia y aprender de ella.

Te recomendamos

Publicidad de respuesta directa: Definición y consejos

¿Qué es el capital en la empresa?

14 Consejos para gestionar a los becarios

¿Qué es una estrategia de recompensa total?

¿Qué formación necesitan los arquitectos?

¿Qué es la gestión del capital humano? Visión general, función y beneficios