Cómo disculparse por un error en el ámbito profesional (con ejemplos)

Tanto los conflictos como los errores son habituales en muchos lugares de trabajo. Para volver a tener la misma relación laboral que antes tenías con tus compañeros de trabajo, puede ser necesario que te disculpes por tus errores o por ciertas acciones. Aunque estés en un entorno profesional, el acto de ofrecer una disculpa puede ayudarte a mostrar tu reconocimiento de un problema y tus intentos de corregirlo.

En este artículo, explicamos por qué es importante pedir disculpas y qué puede ocurrir si no te disculpas en el trabajo, describimos cómo puedes disculparte por tus errores profesionales, ofrecemos algunos ejemplos de disculpas por correo electrónico y en persona y compartimos algunos consejos para disculparse de forma eficaz en el trabajo.

¿Por qué es importante pedir disculpas?

Es posible que se encuentre en una situación en el trabajo que justifique una disculpa de su parte a otra persona, como por ejemplo si llega tarde al trabajo, no cumple un plazo importante o muestra un comportamiento poco característico. Es importante que te disculpes por tus acciones por varias razones, entre ellas:

  • Demuestra que reconoce sus acciones. Además de mostrar que reconoces tu parte en una situación, también reconoces cómo tus acciones podrían haber afectado a aquellos con los que trabajas. Por ejemplo, si te disculpas por tu retraso, estás reconociendo que has llegado tarde al trabajo, pero también estás mostrando a tus compañeros que entiendes que tu llegada tarde al trabajo puede afectar directamente a los proyectos en los que trabajáis juntos.
  • Las disculpas ayudan a reconstruir la confianza. Ciertas acciones pueden romper la confianza entre compañeros de trabajo, pero su disculpa puede ayudar a mejorar la situación y a que su compañero vuelva a confiar en usted. Cuando los compañeros confían en los demás, suelen ser más productivos, creativos, orientados al equipo y colaboradores, lo que ayuda a mejorar todo el lugar de trabajo.
  • Pedir disculpas puede disminuir el estrés en el lugar de trabajo. Si saber que has molestado a otra persona te ha causado estrés, disculparte puede aliviar cualquier sentimiento negativo. Especialmente si su compañero de trabajo o su jefe aceptan sus sinceras disculpas, puede sentirse más seguro de que puede continuar su relación laboral tal y como era antes del incidente. Pedir disculpas puede aliviar los conflictos y garantizar un entorno de trabajo productivo.
  • Mejora la comunicación. Cuando uno' es capaz de disculparse con los demás en el lugar de trabajo, es probable que la comunicación mejore. Todas las partes pueden entenderse mejor y estar más abiertas a comunicarse sobre futuros problemas.

¿Qué puede pasar si no te disculpas?

Las disculpas son importantes porque sin ellas pueden ocurrir algunas cosas, entre ellas:

  • Relaciones deficientes: Si hay una mala acción en la oficina que no se disculpa, puede dañar una relación de trabajo existente o impedir que se forme una. Sin embargo, ofrecer una disculpa puede fortalecer aún más una relación, permitiéndote trabajar de forma cohesionada con tus compañeros y jefes.
  • Limitaciones de la carrera profesional: No disculparse por sus errores puede afectar a sus oportunidades profesionales, ya que la dirección puede tener dificultades para recomendarle para ascensos o incluso para traslados laterales a otro departamento. Pedir disculpas demuestra que reconoces tus errores y que quieres hacer un esfuerzo sincero para corregirlos y evitar que se repitan. La acción de disculparse muestra a su equipo directivo que puede asumir responsabilidades y trabajar bien con los demás.
  • Impresiones erróneas: Es posible que las personas con las que trabajas tengan una impresión incorrecta de ti si no te disculpas por acciones que han afectado a otra persona. Sin embargo, si expresas tu remordimiento por algo que has hecho, una disculpa puede aumentar la impresión que un compañero de trabajo tiene de ti y hacer que esté más contento y emocionado de trabajar contigo.

Relacionado: Cómo reaccionar ante los errores en el trabajo

Cómo disculparse por un error en el trabajo

Siga estos pasos para ofrecer una disculpa efectiva a alguien con quien trabaja:

1. Pedir disculpas poco después del incidente

Una disculpa que se presente poco después de un incidente puede hacer saber a la otra parte que lamenta sus acciones y, con suerte, puede ayudar a continuar su relación laboral sin más incidencias. Sin embargo, a veces puede ser mejor esperar un poco más para emitir una disculpa, como en el caso de una escalada mayor. Evalúe la situación y vea si todas las partes implicadas estarían mejor si tuvieran el espacio y la oportunidad de procesar la situación antes de decidir cuándo pedir disculpas.

2. Decide cómo te vas a disculpar

El motivo por el que te disculpas puede determinar si es más apropiado disculparse en persona o si basta con un correo electrónico o un método alternativo. En el caso de transgresiones de mayor envergadura, como la ausencia de una reunión importante con un cliente, considera la posibilidad de disculparte con tu socio de proyecto en persona. Sin embargo, si te disculpas por haber llegado un poco tarde una vez, es probable que sea apropiado disculparse por correo electrónico. Considere la posibilidad de enviar una nota rápida de disculpa para que su jefe sepa que reconoce su error y que está decidido a evitar que se repita.

3. Diríjase a su destinatario por su nombre

Es respetuoso dirigirse a la persona con la que te disculpas por su nombre, ya sea un compañero de trabajo, un jefe, un cliente o un consumidor. Esto añade sinceridad a lo que dices. Si te diriges a ellos por su nombre, les demuestras que estás considerando cómo tus acciones les afectaron directa y personalmente.

4. Discúlpate con sinceridad

Si no es sincero con sus disculpas, puede ser mejor entablar una conversación abierta con la otra persona sobre la situación. Esto puede ayudar a que ambos se entiendan mejor, y puede que descubras que la situación merece una disculpa por tu parte después de todo. Una disculpa poco sincera puede dar una impresión equivocada a la otra persona, lo que puede dañar su relación laboral.

Sin embargo, intenta reflexionar sobre la situación y considerar los sentimientos de la otra persona. Piensa si son válidos y cómo tus acciones pueden haberle afectado inadvertidamente a él o a su trabajo. Si puedes reconocer tu parte en la situación, tal vez puedas ofrecer una disculpa sincera después de pensarlo un poco.

Relacionado: Cómo tratar a los demás con respeto en el trabajo

5. Valide lo que siente la otra persona

Es importante validar los sentimientos de la otra persona. Aunque no entiendas su posición exacta en el asunto, reconocer sus sentimientos y formular tu disculpa de forma que le demuestres que crees que sus sentimientos son válidos puede marcar una gran diferencia. Si es posible, incluye sus sentimientos en tu disculpa. Por ejemplo, puedes decir: «Comprendo perfectamente que mis acciones te hayan decepcionado»

6. Admita su responsabilidad

Como parte de su disculpa, asuma la responsabilidad de sus acciones. Abstente de poner excusas, aunque las creas válidas. Aunque quieras dar explicaciones para que la otra parte entienda cómo se ha producido la situación, asegúrate también de que sepa que eres consciente y lamentas cómo tus acciones han afectado a los demás.

Antes de proporcionar una justificación, considera si tu razonamiento supondrá una diferencia positiva en tu relación profesional, o si al explicarlo puedes evitar situaciones similares en el futuro. Si es así, estudia cómo puedes incluir estos detalles sin que parezca que te estás inventando excusas o que estás a la defensiva.

7. Explique cómo corregirá el error

Para causar el mayor impacto posible con tu disculpa, ten un plan sobre cómo vas a corregir el error. Esto demuestra que has pensado en la forma de corregir las cosas. También puedes compartir tus intenciones de no permitir que se repita el mismo error, aunque es importante que seas realista con esta promesa. Por ejemplo, puede que no sea realista decirle a tu jefe que no volverás a llegar tarde. Puede haber situaciones totalmente ajenas a tu voluntad que contribuyan a la impuntualidad.

8. Mantenga sus promesas

Una vez que hayas compartido cómo vas a corregir el problema, mantén tus promesas. No cumplir con tu palabra puede anular los beneficios positivos de tu disculpa y también hacer más difícil que la otra persona confíe en ti. Si haces todo lo que prometiste, reitera tu sinceridad y demuestra que estás comprometido con una relación profesional cohesionada.

Relacionado: Pasos para manejar las críticas en el trabajo

Ejemplos de disculpas profesionales

Aquí tienes algunos ejemplos de disculpas que te pueden servir de guía si tienes que ofrecer una disculpa profesional:

Ejemplo de disculpa en persona

Puedes optar por una disculpa en persona si tus acciones han sido de mayor envergadura y han causado un efecto más perjudicial en el lugar de trabajo. Considere esta disculpa la próxima vez que quiera disculparse con alguien en persona:

Hola, Janet. Quería pasarme por tu mesa para disculparme por mi comportamiento de ayer. Permití erróneamente que mis frustraciones personales de fuera del trabajo afectaran a mi forma de dirigirme a los demás. Fue un comportamiento inaceptable que lamento sinceramente. Te aprecio y respeto como colega, y quiero seguir teniendo una buena relación de trabajo. Sé que mis acciones marcaron el tono de la reunión e hirieron tus sentimientos.

Prometo que esto no volverá a ocurrir porque yo' estoy creando inmediatamente un equilibrio positivo entre la vida laboral y la personal para asegurarme de ello. Espero que acepte mis disculpas y que pueda seguir confiando en mí como compañero de trabajo. ¿Hay algo adicional que pueda hacer para compensarte?

Ejemplo de un correo electrónico de disculpa laboral

Es aceptable enviar un correo electrónico de disculpa a alguien por transgresiones menores o cuando no puedes reunirte en persona. Considere este ejemplo de disculpa por correo electrónico:

«Asunto: Mi disculpa

Querido Brandon

Le envío este correo electrónico porque quiero pedirle disculpas por no haber cumplido el plazo de entrega de nuestro proyecto conjunto. Entiendo que esto es frustrante, y asumo toda la responsabilidad por el retraso en la entrega del proyecto. También le he hecho saber al Sr. Jones que es culpa mía que nos hayamos pasado de la fecha de entrega, ya que sé que usted no podía terminar su trabajo hasta que yo hiciera el mío.

Por favor, sepa que me comprometo a evitar que esto vuelva a suceder. Le prometo que me tomaré en serio mis responsabilidades y que me esforzaré por completar mi parte de nuestros futuros proyectos antes de la fecha de entrega. Además, si tengo problemas con cualquier expectativa, incluida la fecha de entrega, lo trataré con usted y con el Sr. Jones lo antes posible para que podamos hacer los ajustes necesarios antes de que se convierta en un problema.

Te valoro como compañero de equipo y espero que podamos superar este incidente. Estoy abierto a cualquier comentario que pueda tener para mí.

Atentamente,

Melanie Malone»

Relacionado: Barreras de comunicación comunes (con ejemplos)

Consejos para pedir disculpas en el trabajo

Estos son algunos consejos que puedes utilizar cuando te disculpes con alguien en el trabajo:

  • Presta especial atención a tu lenguaje corporal. Aunque tus palabras sean sinceras, tu lenguaje corporal puede enviar un mensaje diferente. Evita cruzar los brazos y asegúrate de mirar a la otra persona a los ojos si te disculpas en persona. Una postura relajada, pero profesional, puede hacer que la otra persona sepa que estás involucrado en la conversación y que hablas en serio.
  • Utilice las palabras «Lo siento» o «Me disculpo». Considere la posibilidad de utilizar estas palabras exactas para que la otra persona sepa el propósito de su comunicación. Evite decir cosas como, «No era mi intención faltar a la reunión» y en su lugar utilice, «Me disculpo sinceramente por faltar a la reunión»;
  • Discúlpese en privado. Si puedes, busca un espacio privado donde puedas disculparte con la otra persona. Piensa en una sala de conferencias o una oficina vacía, o salid juntos a dar un paseo. La privacidad ayuda a eliminar las distracciones para que puedas mantener un diálogo abierto sobre la situación y ofrecer tus disculpas sin interrupciones.
  • Concéntrese en sus propias acciones. Incluso si tus acciones son en respuesta a las de otra persona, es mejor que te centres sólo en tus propios errores al emitir una disculpa. Intenta evitar declaraciones que puedan parecer que culpas a otra persona por la situación.