Cómo dominar las habilidades en 9 pasos

Acumular habilidades es una parte importante del crecimiento profesional. Si quieres pasar al siguiente nivel de tu carrera, es importante que te centres en mejorar ciertas habilidades o capacidades. Si te conviertes en un maestro en una determinada habilidad, estás demostrando a los empleadores que tienes las cualificaciones adecuadas para un puesto de alto nivel. En este artículo, explicamos la importancia de desarrollar tus habilidades y compartimos cómo dominarlas en varios pasos.

¿Qué son las habilidades? (con consejos para mejorarlas)

¿Qué significa dominar las habilidades?

Cuando se domina una habilidad, significa que se tiene un nivel avanzado o experto en una determinada tarea o actividad. Como maestro de una habilidad concreta, puede realizar esta tarea sin pedir ayuda. De hecho, es posible que estés tan versado en esta habilidad que puedas transmitir conocimientos e instrucciones sobre ella a otras personas. Dominar una habilidad requiere mucho tiempo, esfuerzo e intención. Si te centras en el desarrollo de una habilidad específica, puedes ampliar tu conjunto de habilidades y mejorar tus capacidades profesionales.

Relacionado: 15 nuevas habilidades que debes aprender para avanzar en tu carrera

¿Por qué es importante el dominio de las habilidades?

Dominar las habilidades es importante por las siguientes razones:

  • 1. Avance de la carrera profesional: A medida que desarrolles más habilidades, podrás estar cualificado para puestos de mayor nivel. Puede ser útil dominar las habilidades que son relevantes para la carrera que quieres.
  • Confianza en uno mismo: Cuando eres bueno en una tarea concreta, esto puede aumentar tu autoestima y tu confianza general. En lugar de pedir ayuda, por fin puedes ser la persona que tiene todas las respuestas.
  • Satisfacción personal: Dominar una nueva habilidad puede ser un esfuerzo emocionante. Ahora puede hacer algo que siempre ha aspirado a hacer.

Relacionado: 12 principales habilidades laborales para cualquier industria: Habilidades transferibles que necesitas

7. Cómo dominar una habilidad

Siga estos pasos para dominar una habilidad:

1. Sé intencionado

A la hora de elegir una habilidad para dominar, sea intencional en su decisión. Elija una habilidad que pueda tener un impacto positivo en su carrera. Piensa en lo que puede ser beneficioso de esta habilidad y por qué quieres invertir tu energía en dominarla. Aunque puedes considerar dominar una habilidad nueva, recuerda que también puedes elegir una habilidad que domines.

Relacionado: Cómo desarrollar tus habilidades para avanzar en tu carrera

2. Establece tus propios objetivos

Utilizar el método SMART a la hora de establecer tus objetivos puede ayudarte a crear unos más realistas. SMART son las siglas en inglés de específico, medible, alcanzable, relevante y limitado en el tiempo. Seguir estos parámetros puede ayudarte a desarrollar mejores objetivos que te ayuden a trabajar para dominar tu habilidad.

3. Considere los posibles retos

Cuando planifique cómo va a dominar su habilidad, piense en las posibles barreras que podrían interponerse en su camino. Piense en las formas de evitar o superar esos obstáculos. Si planificas con antelación, podrás encontrar soluciones a cualquier problema que se te presente.

Relacionado: Relacionado: 6 importantes habilidades laborales que puedes aprender en el trabajo (y cómo aprenderlas)

4. Empezar de a poco

Empieza con objetivos más pequeños y, con el tiempo, ve subiendo hasta los más grandes. Por ejemplo, si quieres dominar la habilidad de hablar en público, tu primer objetivo podría ser hablar delante de tu equipo. Con el tiempo, cuando te sientas más cómodo y alcances ese objetivo, tu meta mayor podría ser hablar delante de toda la empresa. Si empiezas con algo pequeño, puedes aprender los fundamentos de tu habilidad y luego empezar a intentar tareas más avanzadas.

5. Encuentre formas de mantenerse motivado

Dominar una nueva habilidad es emocionante y a la vez un reto. Por eso es tan importante encontrar formas de motivarse. Intentar disfrutar del proceso es un gran motivador. También puedes crear un sistema de recompensas para ti mismo o utilizar afirmaciones diarias para recordarte el resultado final.

6. Involucrar a otros

En lugar de pasar por este proceso en solitario, pide a un amigo o a un compañero de trabajo cercano que te haga responsable. Pídeles que comprueben regularmente tus progresos para que te acuerdes de mantener tu compromiso con tus objetivos. Incluso puedes encontrar a alguien que también quiera desarrollar una determinada habilidad y crear un sistema de compañeros con ellos. Animaros mutuamente a seguir con vuestros objetivos puede ayudaros a ambos a sentiros motivados y centrados. Además, trabajar en una habilidad con otra persona puede hacer que el proceso sea más agradable.

7. Buscar ayuda externa

Considere la posibilidad de pedir a alguien con la habilidad que desea que le ayude en el proceso. Si es un alumno práctico, pregúntele si puede dedicar algo de tiempo a enseñarle una parte de la habilidad. Además de recurrir a tu red personal, hay otros recursos que puedes utilizar para dominar una habilidad. Leer artículos en línea, ver vídeos de tutoriales o participar en foros en línea puede ser bastante útil.

Incluso puede considerar la posibilidad de inscribirse en un curso que le enseñe una habilidad concreta. Averigua si puedes pedir a tu empresa que te reembolse el importe del curso si crees que esa habilidad puede ayudarte a hacer mejor tu trabajo. Puede que incluso le permitan realizar un curso online durante el horario de trabajo, dependiendo de su política de desarrollo profesional.

8. Ser el profesor

Una forma de dominar una habilidad es intentar enseñarla a otros. Además de demostrar que conoces bien esa habilidad, enseñar requiere que pienses en el proceso de una forma nueva. A la hora de determinar cómo instruir a los demás, es posible que tengas que investigar y practicar más, lo que también puede ayudarte a mejorar tú mismo en esa habilidad.

9. Crezca a partir de sus errores

Al aprender una nueva habilidad, permítase cometer errores. Es una parte esencial del proceso de aprendizaje. Mientras trabajas para solucionar un error, reflexiona sobre por qué lo has cometido en primer lugar. Esto puede ayudarte a darte cuenta de lo que tienes que hacer mejor la próxima vez que practiques tu habilidad.

Te recomendamos

Cómo escribir un informe de negocios

Habilidades del Dentista: Definición y Ejemplos

23 Consejos para la contratación de personal

Los mejores consejos para entender el flujo de caja neto (con ejemplos)

Metáforas y símiles: Diferencias y ejemplos

10 estrategias de marketing para hacer crecer su negocio