Cómo escribir un análisis (con ejemplos y consejos)

Los análisis pueden ser valiosos para tomar decisiones informadas basadas en datos e investigaciones. Redactar un análisis ayuda a conseguir apoyo en torno a una idea concreta. Saber cómo escribir uno es una habilidad valiosa para cualquier carrera. En este artículo, aprenderá qué es un análisis, por qué es importante y consejos sobre cómo escribirlo.

¿Qué es un análisis?

Un análisis es un examen detallado de un tema. Implica realizar una investigación y separar los resultados en temas más pequeños y lógicos para formar conclusiones razonables. Presenta un argumento específico sobre el tema y lo apoya con pruebas. Puedes realizar un análisis para encontrar diferentes soluciones a un desafío en una variedad de situaciones.

¿Por qué es importante el análisis?

Un análisis es importante porque organiza e interpreta los datos, y luego los estructura en información presentable y útil para las aplicaciones del mundo real. Por ejemplo, un análisis de marketing interpreta los patrones de compra, el tamaño del mercado, la demografía y otras variables para desarrollar un plan de marketing específico.

Relacionado: Cómo el análisis de datos puede mejorar la toma de decisiones

Cómo escribir un análisis

Escribir un análisis requiere una estructura particular y componentes clave para crear un argumento convincente. Los siguientes pasos pueden ayudarle a formatear y escribir su análisis:

  1. Elija su argumento.
  2. Defina su tesis.
  3. Escriba la introducción.
  4. Escriba los párrafos del cuerpo.
  5. Añada una conclusión.

1. Elija su argumento

El primer paso es determinar el argumento que vas a exponer. El tema que analices debe ser específico para que puedas presentar un argumento claro y centrado. Este argumento debe adoptar una postura firme para que los lectores entiendan exactamente cuál es tu afirmación.

Ejemplo: "Las empresas deberían ofrecer más oportunidades de trabajo desde casa"

Este enunciado se refiere específicamente a las oportunidades de trabajo desde casa y adopta una postura firme sobre el tema.

2. Defina su tesis

Una vez que tengas tu argumento, puedes empezar a elaborar tu declaración de tesis. El enunciado de la tesis suele ser una frase que resume las afirmaciones que haces en tu análisis. Las afirmaciones deben ser lo suficientemente limitadas como para ajustarse al ámbito de tu argumento. La tesis se basa en el argumento proporcionando afirmaciones específicas que puedes respaldar con pruebas en los párrafos del cuerpo del análisis.

Ejemplo: ” Las empresas deberían ofrecer más oportunidades de trabajo desde casa porque crea un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada, aumenta la productividad y mejora la retención del personal.” Explique el problema;

3. Escribe la introducción

Su introducción es una guía para que su lector comprenda qué información tratará en el análisis y en qué orden. Introduce el tema en términos más amplios en las primeras frases, y luego expón tu tesis.

Ejemplo: "Cada año, más empresas adoptan las jornadas de trabajo desde casa y ven increíbles beneficios. Los estudios han demostrado que es uno de los beneficios laborales más deseados por los empleados y uno de los más ventajosos para los empleadores. Las empresas deberían ofrecer más oportunidades de trabajo desde casa porque crea un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal, aumenta la productividad y mejora la retención del personal"

4. Escriba los párrafos del cuerpo

Una vez que tenga su introducción, ya tiene una guía para el resto de su análisis. Cada componente de su declaración de tesis debe tener su propio párrafo del cuerpo e incluir pruebas para validar cada afirmación. Discute un argumento por párrafo. Cada párrafo comenzará con una frase temática que presente claramente el argumento específico que vas a discutir. Asegúrate de respaldar cada afirmación con pruebas de una fuente fidedigna. Puedes utilizar una revista, un libro o las estadísticas de una fuente online de confianza. Cita tus recursos para dar el crédito adecuado.

5. Añade una conclusión

La conclusión debe incluir una versión reformulada de su declaración de tesis y reiterar sus principales argumentos. Explique las implicaciones más amplias de sus hallazgos y responda a las preguntas restantes que pueda tener su lector.

Ejemplo: Se ha demostrado que trabajar desde casa disminuye el estrés de los empleados, aumenta su productividad y potencia la satisfacción laboral. Muchos empresarios comprenden estos beneficios y han adoptado horarios de trabajo más flexibles. Con los índices de satisfacción más bajos de las últimas dos décadas y el estrés laboral en su punto álgido, es importante que más empresas empiecen a considerar las ventajas de las jornadas de trabajo desde casa"

Análisis vs. resumen

Tanto el análisis como el resumen discuten ideas y facilitan la comprensión de los datos, pero tienen formas muy distintas de utilizar y presentar la información. Estas son las principales diferencias:

Resumen

  • Presenta la información existente de forma más concisa
  • 2. Identifica los puntos principales
  • Expone los hechos de lo que se dijo/hizo
  • Indica lo que se incluyó
  • Reitera pensamientos o contribuciones de otros

Análisis

  • Elige un elemento/área específica para estudiar
  • Examina e interpreta los datos
  • Llega a conclusiones basadas en pruebas
  • Discute la importancia de los elementos
  • Discute cómo se conectan los elementos
  • Puede hablar de las ventajas y desventajas
    Relacionado con esto: Habilidades analíticas: Definiciones y ejemplos

Consejos para escribir un análisis

Los siguientes consejos te ayudarán a escribir un análisis razonable y crítico:

  • Sea explícito.
  • Sé imparcial.
  • Analiza todas las pruebas.
  • Haz un mapa mental.

Sea explícito

Hay muchas maneras de interpretar las pruebas, así que es crucial que todas las pruebas se conecten explícitamente con tu argumento. Para cada prueba, incluye una o dos frases con tu propia interpretación de cómo la información se relaciona con tu argumento. Aporta más información si la prueba es especialmente significativa.

Ser equilibrado

Un análisis debe tener en cuenta todos los hechos y presentar juicios razonables. Si encuentras información que rebate tu postura, analízala y luego utiliza pruebas sólidas para demostrar que tu argumento sigue siendo creíble. Utiliza frases como "Esta evidencia sugiere…" o "Muchos están de acuerdo en que…" para mantener un análisis crítico y creíble.

Relacionado: 10 Habilidades esenciales de pensamiento crítico (y cómo mejorarlas)

2. Analizar todas las pruebas

Todas las pruebas aportan algún nivel de relevancia. Analice siempre cada una de las pruebas que presente en su análisis, incluso si éstas contradicen su argumento. Reconocer los datos que pueden no apoyar plenamente su tesis puede ayudarle a elaborar un argumento eficaz contra ella.

Haz un mapa mental

Es útil hacer una lluvia de ideas y crear un esquema antes de escribir para recoger y conectar sus pensamientos. Intente dibujar un mapa mental, comenzando con una burbuja de tema central. Escribe ideas más pequeñas relacionadas con el tema alrededor del exterior, y luego conecta las burbujas más pequeñas si hay patrones claros o ideas relacionadas. A medida que vayas conectando ideas, irán surgiendo temas. Esto puede ayudarte a acotar el tema y crear una tesis.

Te recomendamos

Cómo Calcular la Renta Disponible

¿Qué es el endurecimiento del sistema? (Más tipos y guía práctica)

4 Actividades de liderazgo para potenciar a su equipo

Cómo involucrar a las partes interesadas del proyecto

Cómo crear y mejorar su presencia online

¿Qué es la gestión de compras? Elementos, beneficios y estrategias