Aprenda a escribir un guión

Un guión es un elemento esencial de cualquier película, programa de televisión u obra de teatro de éxito. Escribir un guión implica una combinación de procesos de escritura, requisitos de la industria y creatividad individual. Entender cada uno de esos componentes y sus pasos necesarios le ayudará a escribir un guión de éxito. En este artículo describimos qué es un guión y cómo escribirlo en ocho pasos.

Qué es un guión

Un guion, a veces denominado guión, es el esquema escrito de un programa de televisión, una película, una obra de teatro o incluso un videojuego. Puede ser una pieza original o una adaptación de un guión existente. Los guionistas presentan sus guiones a productores, agentes y/o ejecutivos de empresas que deciden si quieren producirlos. Si es seleccionado, el guion sirve entonces para guiar el proceso de ensayo y producción de los actores, directores creativos, asistentes de producción y todos los demás implicados.

Un guión incluye el escenario, el género, los personajes y la trama de la historia. La trama representa el contenido de la historia e incluye todos los diálogos, acciones, movimientos y emociones de los personajes. Los guionistas también pueden incluir orientaciones sobre la forma en que un personaje pronuncia una línea concreta, conocidas como paréntesis, o indicaciones sobre dónde va un personaje cuando no aparece en la escena, conocidas como extensión. También pueden incluirse encabezamientos como el número de la escena, la transición o el subtítulo para ayudar al lector a comprender el cuadro completo de la historia.

Cómo escribir un guión

Escribir un guión es un proceso creativo que incluye una combinación de componentes técnicos y de expresión personal. Estos ocho pasos describen cómo escribir correctamente un guión:

1. Cree el concepto de su historia

El primer paso es crear el concepto de la historia. Se trata básicamente de la gran idea a partir de la cual se hará una lluvia de ideas y se desarrollarán todos los demás elementos. El concepto es amplio y puede resumirse en una sola frase. Por ejemplo: "Dos hermanas se quedan varadas en una isla desierta y trabajan para encontrar el camino de vuelta a casa" Para crear el concepto, los escritores pueden inspirarse en acontecimientos actuales, en otras historias o en sus propias vidas. Este paso es importante porque el concepto es lo que vende el guión a un guionista o productor potencial y lo que un productor comercializará a la audiencia potencial.

2. Lluvia de ideas específicas

El siguiente paso es el creativo, durante el cual los escritores realizan una lluvia de ideas sobre los distintos elementos de la historia que darán vida a su concepto: escenario, personajes, trama y demás. Los escritores consideran que se trata de un proceso de recopilación, en el que tratan de reunir el mayor número posible de ideas que luego reducirán para dar forma al producto final. El proceso de brainstorming puede ser bastante largo, ya que los escritores quieren asegurarse de tener una visión totalmente pensada antes de desarrollar la trama y el diálogo. Algunos escritores optan por escribir en lugares concretos, como una cabaña o la playa, para estimular el proceso creativo.

3. Realice una investigación de antecedentes

La investigación de los antecedentes puede contribuir a los procesos de planificación que siguen a la lluvia de ideas. Por ejemplo, la investigación de las normas culturales del lugar geográfico que elijas como escenario te ayudará a tomar decisiones sobre el diálogo con los personajes y la trama. Investigar los acontecimientos históricos ocurridos en la época en la que se desarrolla la historia te ayudará a garantizar que la trama elegida sea creíble y se base en un contexto auténtico. A algunos escritores les gusta viajar a diferentes lugares como parte de su investigación, mientras que otros la realizan a distancia leyendo artículos o libros.

Relacionado: Cómo desarrollar habilidades de pensamiento creativo en 5 pasos

4. Desarrollar los personajes

La mayoría de las historias incluyen uno o más personajes centrales, conocidos como protagonistas, y al menos un antagonista opuesto. El protagonista suele ser un héroe o líder que defiende una buena causa. Los antagonistas suelen ser villanos que se oponen a la buena obra del protagonista. Para escribir un buen guión es necesario que los personajes tengan profundidad y que lleven al público a un viaje emocional. Los personajes deben evolucionar a lo largo del guión de forma que sean diferentes al final de la historia de lo que eran al principio. A menudo, estas evoluciones se producen como resultado de la trama o el conflicto central de la historia.

5. Crear un borrador de la trama

Al preparar un guión, los guionistas suelen empezar la sección de la trama con un logline, seguido de un esquema de la trama. El esbozo es un resumen de los principales acontecimientos de la trama. El esquema que sigue proporciona la estructura y el flujo general del resumen del logline. A grandes rasgos, el esquema de la trama se organiza en secciones de preparación, conflicto y resolución, con una pausa entre cada una de ellas. A partir de ahí, los escritores identifican los acontecimientos principales de cada sección. Al igual que en la fase de lluvia de ideas, el primer borrador de la trama puede incluir más acontecimientos de los que acabe teniendo en la versión final.

6. Rellenar los detalles de la trama

En este paso, los escritores rellenan el esquema de la trama con diálogos, imágenes y detalles del movimiento. Esto incluye cosas como la postura o el tono de voz de un personaje, detalles del conflicto central y el orden de los acontecimientos. También hay que decidir qué se va a transmitir con el diálogo y qué con las imágenes y la comunicación no verbal. Este paso da vida a la trama, durante el cual los escritores visualizan la historia tal y como la verá el público. Para mantener el interés del público, los guionistas se aseguran de que cada elemento de la trama tenga un propósito y dure sólo lo necesario para llevar a los personajes a una nueva escena.

7. Editar y revisar el borrador

Los escritores suelen tomarse un breve descanso antes de editar su primer borrador. Esto les permite abordar el proceso de edición con una mente fresca y nueva energía. Cuando editan, los escritores piensan en el panorama general de cómo cada elemento de la historia da vida a su concepto y cómo cada pequeño detalle encaja en el panorama general. El proceso de edición puede realizarse en varias rondas y puede incluir a otros editores además del escritor. Todo, desde la elección de palabras hasta los acontecimientos principales, se evalúa y puede modificarse durante el proceso de edición.

8. Siga todas las directrices técnicas

La industria del entretenimiento exige que los guionistas sigan un formato estándar para la disposición técnica del guión. El objetivo es estandarizar la longitud de los guiones, y las actuaciones correspondientes, de manera que una página siempre se traduzca en un minuto de contenido, y la mayoría de los guiones oscilan entre los 90 y los 120 minutos. Los requisitos técnicos específicos incluyen un tipo y tamaño de letra estándar, el tamaño de los márgenes, el tipo de papel, los títulos y los números de página. Muchos guionistas utilizan programas informáticos de escritura de guiones que llevan incorporados estos requisitos de formato para poder centrar su esfuerzo en el contenido y no en el estilo.

Te recomendamos

20 fuentes HTML y CSS seguras para la web

Cómo escribir un correo electrónico a Recursos Humanos (con plantillas y ejemplos)

Cómo crear un anuncio de nueva contratación

El sector bancario: Definición, tendencias y términos clave

Redundancia en los negocios: Causas, pasos, términos y consejos

Tipos de teorías de enfermería: Conceptos, niveles y usos