Cómo escribir y dar formato a un libro blanco

Los libros blancos pueden ser un activo valioso para las empresas, ya que aumentan la confianza y la credibilidad, además de proporcionar a los lectores valiosas soluciones a los problemas. Sin embargo, esta útil herramienta de marketing debe estar bien escrita y respaldada por una amplia investigación para ofrecer el máximo valor a los lectores. En este artículo, analizamos qué es un libro blanco y cómo escribir uno convincente para su empresa.

¿Qué es un libro blanco?

Los libros blancos son piezas de contenido técnico en profundidad que están respaldadas por una investigación extensa y original obtenida a través de fuentes fiables. Este tipo de contenido suele incluir varias tablas, cuadros y gráficos para representar visualmente los datos tratados en el libro blanco. Debido a la profundidad y el tono de los libros blancos, a menudo se consideran autorizados y se utilizan para promover el liderazgo de pensamiento dentro de una industria.

Las empresas que más utilizan los libros blancos son las empresas B2B, las consultoras y las organizaciones financieras. Sin embargo, cualquier empresa que quiera mejorar su autoridad dentro de su sector puede redactar y publicar un libro blanco. Los libros blancos suelen utilizarse en el mundo empresarial para presentar investigaciones relacionadas con un sector, promover las ventajas de un producto y detallar la postura de una empresa sobre un tema concreto.

Relacionado: ¿Qué es un libro blanco? Definición, usos y buenas prácticas

Cómo escribir una carta blanca

Siga estos pasos para preparar y redactar un libro blanco para su empresa:

1. Elegir el tema adecuado

Hay varios factores que intervienen en la elección del tema adecuado para su libro blanco. Estos factores incluyen la audiencia a la que desea llegar, el problema para el que presentará una solución y la experiencia que su empresa tiene dentro de su industria. Tómese el tiempo de considerar todos estos factores para asegurarse de que escribe un libro blanco que sea relevante, valioso y que apoye su objetivo final.

2. Realice una investigación

Los libros blancos requieren una amplia investigación antes de ser publicados y tomados en serio dentro de una industria. Puede utilizar información de fuentes autorizadas, como recursos de la industria, sitios gubernamentales, documentos internos y referencias en línea. Cite las fuentes de las que ha obtenido la información. Aunque no hay un número fijo de citas requeridas, los lectores suelen considerar que los libros blancos con más referencias citadas son más fiables y autorizados.

Relacionado: Tipos de métodos de investigación

3. Comparar con los competidores

Para asegurarse de que no está escribiendo un libro blanco que responda a un problema que ya ha sido abordado en otro libro blanco, debe tomarse el tiempo de leer libros blancos que ya han sido escritos. Puede investigar los libros blancos relacionados con el tema que ha elegido y ver si estos libros han resuelto a fondo el problema que quiere abordar o si hay lagunas de conocimiento que pueda llenar con su propio libro blanco.

Asegurarse de que no hay otros libros blancos similares al suyo puede evitar que su libro blanco sea redundante y que, en cambio, se vea como una contribución novedosa al sector.

Relacionado: Cómo realizar una investigación sobre la competencia

4. Organiza tus datos

Un gran número de ideas, fuentes, contenidos y datos entran en la redacción de un libro blanco. Sin una organización adecuada, puede resultar abrumador y se corre el riesgo de olvidarse de incluir información importante. El uso de una herramienta como un mapa mental puede ayudarle a organizar mejor sus datos y garantizar que se incluyan en su libro blanco de la forma más eficaz y valiosa.

Relacionado: 5 pasos para una buena redacción comercial (con consejos)

5. Formatee su escrito

La mayoría de los libros blancos siguen un formato estándar que facilita su lectura. Utilice el siguiente formato cuando escriba su libro blanco:

  • Título: El título debe ir en primer lugar y debe expresar claramente lo que el lector puede esperar aprender de su libro blanco. El título también debe ser llamativo y animar a los lectores a querer leer su libro blanco.
  • Resumen: Un resumen es un breve fragmento de lo que tratará su libro blanco.
  • El planteamiento del problema: El planteamiento del problema es el lugar en el que expondrá el problema que se abordará en su libro blanco.
  • Antecedentes: La sección de antecedentes de tu carta blanca debe mostrar información que explique los antecedentes relacionados con el problema.
  • Solución: El componente de la solución es donde presentas tus hallazgos y resuelves el problema que has presentado previamente.
  • Conclusión: La conclusión es donde resumirás la información discutida en tu libro blanco así como reiterarás tu solución.
  • Referencias: Deberás citar todas las fuentes utilizadas a lo largo de tu libro blanco en una sección de recursos al final del documento.

6. Escribir la introducción

Debe incluir una introducción en su libro blanco que atraiga a los lectores, así como discutir los puntos principales que incluirá su documento. Su introducción debe mencionar el problema que aborda su libro blanco, los puntos clave que cubrirá su documento y los beneficios que experimentará el lector al leer su documento.

7. Rellene las secciones restantes

Una vez que haya escrito la introducción, puede continuar escribiendo su libro blanco rellenando los componentes mencionados en el primer paso de esta sección. Asegúrese de seguir el mapa mental o el esquema que creó en la fase de preparación para no perder la concentración al escribir su libro blanco.

8. Editar y corregir

Una vez que haya completado su libro blanco, edite y corrija para garantizar la máxima precisión. Puede pedir a un editor o escritor profesional que revise su borrador, o puede editar el documento usted mismo. Asegúrese de corregir no sólo la ortografía y la gramática, sino también el contenido.

9. Promover su libro blanco

Una vez que haya completado su libro blanco, debe promocionar su documento para asegurarse de que los lectores lo encuentren. Los lugares más habituales para promocionar un libro blanco son las publicaciones en blogs, las plataformas de medios sociales, las páginas de aterrizaje y las páginas web. Determine dónde se promocionará más adecuadamente su libro blanco y, a continuación, publíquelo.

Relacionado: Fundamentos del marketing de contenidos: Qué es el marketing de contenidos y cómo hacerlo

Consejos para escribir un libro blanco

Los siguientes son consejos que debe tener en cuenta a la hora de redactar un libro blanco para su empresa:

  • Mantenga un tono profesional en su informe para asegurarse de que transmite autoridad.
  • Asegúrate de que todas las afirmaciones que hagas en tu libro blanco estén respaldadas por una fuente de confianza.
  • Incluya datos siempre que sea posible para potenciar el poder de su libro blanco.
  • Centrarse en un solo tema en lugar de presentar y discutir múltiples temas.
  • Atraiga a los lectores describiendo el beneficio que recibirán al leer su informe.
  • Intente que el lenguaje de su libro blanco sea lo más fácil de entender posible.

Relacionado: Guía completa de los libros blancos

Te recomendamos

Cómo Calcular el Inventario Final: Beneficio Bruto, Comercio y Trabajo en Proceso

La importancia del compromiso de los clientes (y 18 formas de comprometerse)

8 Tipos de campañas de marketing para impulsar el negocio

P&R: ¿Es el inventario un activo?

¿Cuánto dura la carrera de enfermería? Cronología de los títulos

Economía 101: Cómo calcular el coste medio