Cómo escribir un párrafo introductorio en 5 pasos (con ejemplos)

El párrafo introductorio suele ser la parte más importante de un documento porque el lector decide en ese momento si quiere seguir leyendo. Cada documento que escribas necesita un párrafo introductorio para informar, persuadir o explicar eficazmente un determinado tema. Si tienes que escribir informes, propuestas, memorandos u otros documentos empresariales o académicos, es esencial que aprendas a escribir párrafos introductorios.

En este artículo, explicamos por qué es importante un párrafo de introducción y cómo escribirlo, y ofrecemos ejemplos buenos y malos de párrafos de introducción.

¿Por qué es importante un párrafo de introducción?

Los párrafos introductorios son importantes en varios tipos de documentos empresariales. Los párrafos introductorios establecen un tema y un marco para todo el documento, despiertan el interés del lector y le dan la opción de seguir leyendo o no. El párrafo introductorio desempeña estas importantes funciones para un documento:

  • Capta la atención del lector con información atractiva e interesante
  • Plantea una pregunta importante
  • Resume información breve y relevante sobre el punto principal del documento
  • Prepara a tus lectores para lo que viene a continuación

Cómo escribir un párrafo de presentación

  1. Ten en cuenta la pregunta a la que quieres responder.
  2. Atraer la atención del lector.
  3. Proporcione información de fondo relevante.
  4. Escriba la introducción en último lugar.
  5. Evite los clichés.
  6. Convenza al lector de que su información merece la pena ser leída.

1. Considere la pregunta a la que intenta responder

Es importante que acote las ideas y el tema resumiendo toda la información que desea proporcionar en una sola pregunta. No es necesario plantear una pregunta en su párrafo de introducción para que considere qué pregunta está tratando de responder al escribir este documento. Esto te ayudará a ordenar tus ideas y te permitirá acotar el tema y los puntos principales, lo que te permitirá escribir un párrafo introductorio claro y conciso.

Por ejemplo, si está escribiendo un informe en el que resume los progresos de su empresa o departamento, su pregunta puede ser del tipo "cómo la empresa ABC ha creado más ventas e ingresos en X año?"

2. Atraer la atención del lector

El objetivo de una introducción es conseguir que tu lector siga leyendo. La mejor manera de hacerlo es empezar con una introducción que sea amplia, mantenerse en el tema y reducirlo en su tesis utilizando un flujo lógico de ideas. Más adelante puedes aportar detalles de fondo. La forma de atraer al lector depende del propósito o el contexto del documento. Es importante que tengas en cuenta a tu público antes de elegir un elemento que llame la atención. A continuación, te presentamos algunas formas de atraer al lector:

  • Proporcionar información o estadísticas sorprendentes.
  • Utilice una anécdota.
  • Incluya información resumida específica.
  • Conecte con el lector utilizando detalles, imágenes y otra información sensorial.
  • Plantea una pregunta intrigante.

3. Proporcionar información de fondo relevante

Proporcionar información de fondo que sea interesante ofrece a los lectores ideas clave de lo que tratará el informe, ensayo o trabajo. La introducción no tiene por qué contener información que se repetirá palabra por palabra en los párrafos siguientes. El objetivo es proporcionar datos, respuestas o pruebas concretas en los párrafos siguientes en lugar de en la introducción.

Por ejemplo, "La empresa ABC ha aumentado las ventas de forma significativa este año gracias a los nuevos sistemas puestos en marcha por x departamento y gracias al trabajo extra realizado por todos nuestros dedicados empleados". Esta frase de ejemplo no indica a los lectores las cifras exactas del aumento de las ventas y tampoco les dice exactamente cómo se ha conseguido. Se limita a introducir información de fondo relevante con más información a continuación.

4. Escriba su introducción en último lugar

También puede considerar escribir su introducción al final si no está seguro de cómo introducir su información. Si escribes primero todo el documento, es posible que tengas más claro el tema y el propósito de tu documento, lo que te dará una mejor idea de cómo resumir la información de fondo para atraer a tus lectores. Una vez que escriba algunos o todos los párrafos, es posible que se convierta en un experto en su tema y se sienta más seguro a la hora de relacionar una introducción con el resto del texto.

5. Evite los clichés

Ciertas introducciones que se utilizan con demasiada frecuencia se han convertido rápidamente en un cliché. Es mejor evitar este tipo de introducciones cliché:

  • Definiciones: Introducciones que comienzan con una definición como "La empresa ABC es una compañía de zapatos que vende bonitos zapatos a grandes precios." O "Las botellas de plástico son botellas construidas para almacenar varios tipos de líquido y son convenientes para llevarlas a todas partes."
  • Replantear una pregunta: Se trata de un enunciado que plantea exactamente la pregunta que le han formulado y que suele carecer de sustancia e información relevante. Por ejemplo: "La empresa ABC vendió más zapatos y creó ingresos este año."
  • La introducción «a lo largo de la historia»: Esta introducción no proporciona información de fondo y es demasiado amplia. Por ejemplo: "A lo largo de la historia, desde que la empresa ABC comenzó hace 100 años hemos tenido ventas constantes, pero ahora tenemos más ventas"

6. Convenza al lector de que su información merece ser leída

El público al que te diriges debe terminar de leer tu párrafo de introducción y creer que el resto de la información que has proporcionado tiene algún tipo de relevancia para ellos, su trabajo o sus vidas. La mejor manera de convencer a tus lectores para que sigan leyendo es proporcionarles información con un punto de vista único. Si les hace pensar en el tema y en el motivo por el que usted tiene una determinada posición al respecto, será más probable que sigan leyendo.

Ejemplos de párrafos de introducción

Aquí tienes algunos ejemplos de párrafos de introducción que te ayudarán en tu proceso de redacción, ya que al leer los ejemplos que aparecen a continuación te darás cuenta de lo que debes y no debes hacer:

Buen ejemplo de introducción

Hemos superado obstáculos insuperables para superar las cifras de ventas del año pasado. La empresa ABC ha aumentado las ventas de forma significativa este año gracias a los excelentes sistemas nuevos puestos en marcha por el departamento X, que han ayudado a cada empleado a superar nuestros objetivos y expectativas. Como equipo, hemos trabajado X cantidad de horas a la semana, asistido a X cantidad de formación y colaborado en X proyectos de campaña para mantener la empresa ABC abierta y próspera. El siguiente informe ofrece detalles concisos sobre lo que hemos logrado y cómo podemos seguir alcanzando la grandeza en los próximos años.

Ejemplo de una mala introducción

La empresa ABC lleva vendiendo zapatos desde el inicio del negocio en 1919 y últimamente hemos trabajado mucho para alcanzar y superar nuestros objetivos. Recuerdo haber estado estresado el año anterior mientras trataba de decidir cómo íbamos a solucionar nuestros problemas y aumentar nuestras ventas e ingresos. Todos los empleados deberían estar orgullosos de cómo hemos terminado este año fiscal. Ya no tenemos problemas para alcanzar los objetivos de ventas como en el pasado. Nuestra nueva forma de ejecutar nuestro trabajo nos hace más eficientes que nunca. En este informe se incluyen cifras sobre nuestro reciente crecimiento y detalles sobre cómo nuestros esfuerzos han dado sus frutos con las ventas de zapatos y la racionalización de las operaciones.

Te recomendamos

Una guía para la comunicación de ventas

Uso de la fórmula del coste del capital

7 Estrategias efectivas de adquisición de clientes

Las claves de las reclamaciones de los clientes

25 carreras universitarias más populares

Cómo conseguir un certificado de técnico médico en 6 pasos